Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Todos contra la corrupción

en Columnistas/Influencers4P por

El pasado 9 de diciembre conmemoramos el día internacional contra la corrupción. A propósito de esta fecha, a lo largo de la semana, y mediante varios eventos, la ciudadanía pudo conocer y debatir sobre las graves consecuencias de este flagelo, y su impacto negativo en los ámbitos económico, político y social.

Se puede analizar formas diversas de atacarla, no obstante, su erradicación implica un esfuerzo conjunto. Sin duda, el punto de partida, es tener normas de extinción de dominio que ayuden a dar el marco normativo habilitante a esta gestión. A este respecto, quedará para la historia la demora injustificada que en el Ecuador ha tenido la aprobación de esa ley por parte del legislativo.

A más de las normas, también se necesitan autoridades de control independientes, que desarrollen su trabajo en concordancia con sus principios éticos y que no les tiemble la mano cuando se trate de sancionar al poder.

Contar con jueces probos, es otro de los elementos claves, porque se sabe que la impunidad de los corruptos genera una peligrosa percepción distorsionada de que como no pasa nada, la corrupción puede ser una vía para alcanzar posición social y económica rápidamente y sin esfuerzo. Cuando se tenga una función judicial no solo independiente, sino sobre todo idónea y confiable, se verá cómo la judicialización de los actos de corrupción sigue el curso legal que se espera; entonces, la señal de impunidad desaparece y ya deja de ser un incentivo para delinquir.

El ejercicio de la política también tiene un rol en esta lucha. Transitar hacia la profesionalización del ejercicio de esta actividad; la preparación y renovación de cuadros políticos; contar con mecanismos internos de veto y centrar su militancia en buscar el bien común y no servirse del país, marcaría la diferencia. Porque, el origen de varios actos de corrupción, surge precisamente de la réplica permanente de malas prácticas como la postulación de corruptos, prontuarios y deshonestos, que acaban con la imagen de los partidos y que además compiten electoralmente, con agendas para delinquir.

Y finalmente, en la base de esta pirámide de la lucha contra la corrupción está la ciudadanía. Los hombres y mujeres que diariamente conviven con el lastre que significa hacer un trámite, no contar con servicios públicos eficientes, con un sistema de educación mal atendido, y con los muchos otros problemas que se derivan de tener una función pública contaminada por la corrupción.

No obstante, a  esta base de ciudadanía que sufre los estragos de este mal, corresponde la tarea más importante, la más dura pero así mismo, la más gratificante si le consiguen resultados. Esta tarea es, cambiar la cultura del facilismo, decir no a la coima, respetar las normas básicas de convivencia en orden y respeto. Desde la implementación cotidiana de pequeñas acciones, si se convierten en una práctica diaria, poco a poco, terminarán transformando el país.

La cosa es que, a la larga, vale la pena trabajar  por implantación de valores en la sociedad. Sólo  la comprensión colectiva de que es mejor ser honestos motivará cambios a todo nivel.

Es urgente entonces, trabajar porque el ser honesto se ponga de moda, porque la honestidad criolla se imponga como norma. Ciertamente tomará tiempo, pero si se mira atrás, hacia nuestros ancestros, se descubre que los ecuatorianos por tradición, hemos sido gente que se forja a punta de trabajo honesto. Por lo tanto, si queremos salvar al país  y  ganar a este flagelo, no queda de otra que alinearnos todos contra la corrupción: ¡ manos a la obra!

Ruth Hidalgo es directora de Participación Ciudadana y decana de la Escuela de Ciencias Internacionales de la UDLA. 

4 Comments

  1. La unica manera de acabar con la corrupcion es con el poder politico, el poder ciudadano honesto transparente , tiene que llegar al poder; los corruptos estan en todas las funciones del estado en gran porcentaje , y solo llegando al poder , el poder ciudadano se lograra este cambio estructural en el pais , para terminar con la corrupcion ; es tiempo que la conciencia ciudadano despierte y reaccione , para tener un pais libre prospero y seguro para todos .

  2. ;; La política tiene un rol fundamental en la lucha contra la corrupción por que si no hay la decisión de los gobernantes de apartarse de su egoísmo y ambiciones; el problema cada día que pasa se pone mas difícil de corregir y controlar- Son los políticos del país ,. los que después de ejercer cargos públicos ,pasan a engrosar las filas de la gente rica no son todos hay honrosas acepciones; pero lastimosamente los corruptos son mayoría. Jueces, jefes de policía ,jefes de las aduanas todo o0 casi todo esta corrompido, el poder del dinero del narco esta convirtiendo a la gran mayoría de gobiernos latino americanos en narco gobiernos.

  3. Además de todo, también es importante un estado pequeño con poca burocracia y en general con poco espacios donde los corruptos puedan esconder sus crímenes. Los jueces no solo deben ser probos, deben tener un puesto fijo. No deben ser fácilmente revocados si al corrupto de turno no le gusta lo que dicen y deben estar bien pagados para que no tengan muchas ganas de recibir sobornos. A diferencia de lo que proponen muchos candidatos, los jueces deben ser visibles. También tratar de quitarles la obra pública a los políticos, de ahí roban.

  4. Totalmente de acuerdo con Ud, sólo que le faltó un pequeñísimo detalle: la formación; en efecto, si inculcamos valores a los niños, si desde temprana edad el ser humano aprende a respetar la ley, entender que el robo, la coima, corrupción y la mala práctica en sus quehaceres es algo que denigra a la sociedad, a si mismo y a su familia y su patria, tendremos gente menos proclives al delito, pero acá, este momento, la clase política está podrida, si miramos absortos como padre e hijos forman bandas delictivas disfrazados de políticos, será imposible, por no decir muy difícil erradicar la corrupción.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba