Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Y Yaku Pérez se ahogó en una gota de agua

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Yaku Pérez tiene un problema: sufre de lo que los gringos llaman «wishful thinking». Es decir, sus convicciones se basan en ideas que le son agradables, en lugar de la evidencia, la racionalidad o la realidad.

Precisamente por eso metió la pata el 11 de diciembre cuando en una concentración dijo que el Ecuador podría exportar agua en lugar de petróleo. Pérez hizo esta afirmación porque, durante esos días, circuló la noticia de que en Wall Street se estaban transando futuros de agua y él, en su forma de ver las cosas, pensó que ahí estaba la solución para el país y, sobre todo, la fórmula que demostraría la validez de su doctrina política y de sus ofertas electorales.

Si Pérez hubiera hecho los deberes y hubiera leído bien lo que traían los medios no habría dicho lo que dijo. En realidad, la noticia hablaba de que se estaba haciendo compras en títulos futuros sobre acceso de agua en California (un estado de los EEUU donde el agua es escasa)  y no, como él creyó, que se estaba poniendo precio al agua propiamente dicha. «Así como ahora estamos exportando barriles de petróleo, que además es contaminante, tenemos la posibilidad de exportar barriles de agua», dijo todo emocionado Pérez al grupo de seguidores que lo escuchaban en Yantzaza, provincia de Zamora Chinchipe.

La afirmación de Pérez se convirtió en otra fuente de bromas y críticas en redes sociales  y de algo que sus nuevos asesores estaban tratando de evitar: los temidos memes, de los que Pérez ha sido protagonista. En efecto, al poco tiempo de la concentración se multiplicaron los chistes, los ataques sobre todo desde las redes correístas y, también, los memes.

«En un país donde hay sectores que sufren de escasez de agua y otros no tienen acceso a agua potable, Yaku propone exportar barriles de AGUA. No conquista el mundo porque no quiere», se le burló la asambleísta correísta Marcela Aguiñaga en un tuit mientras el medio virulentamente correísta Ruta Krítica puso lo siguiente: «¿Exportar barriles de agua? ¿Se entiende? ¿Los defensores del agua y la naturaleza ahora los convierten en mercancía la pura esencial del capitalismo? ¿#Yacu demostró su esencia ideológica y ya sabemos a qué tipo de transnacionales atiende y sirve? Que los indígenas lo juzguen»

En realidad, la falsa idea de que el agua ha empezado a cotizarse en el mercado de Wall Street debe haber operado como una bendición en la lógica de Pérez, al legitimar su doctrina, su lucha de años y su plan de gobierno. Como Pérez no ha sido capaz de presentar una alternativa real y creíble a su propuesta de acabar con la explotación de los recursos mineros, la idea de que el agua -nombre que adoptó cuando se cambió de Carlos a Yaku- le debe haber sonado como música celestial en sus oídos.

Dentro del «wishful thinking» de Pérez también operó la lógica tercermundista de la persona educada en un país petrolero. Si la exportación petrolera se mide en barriles, lo mismo debe ocurrir con el agua. La extrapolación fue inmediata y torpemente literal.

Yaku Pérez pudo haber estado extraviado en el tema que tocó en Yantzaza pero, sin embargo, no está completamente perdido en lo que tiene que ver la importancia estratégica del agua. En realidad, el tema del agua, como recurso natural con un valor determinante, no es algo nuevo ni exclusivamente suyo. Desde hace ya muchas  décadas el tema de las posibles guerras en el mundo por tener acceso al agua se ha venido ventilando en círculos académicos muy serios y prestigiosos.  En 2003 ya apareció el libro de Michael Klare sobre el valor estratégico del agua, que incluso podría terminar siendo un valor de intercambio. Según la tesis de Klare, las guerras ya no se harán por temas ideológicos o para conquistar más tierras sino por tener acceso al agua. En ese sentido, Yaku Pérez tiene pistas válidas sobre en lo que podría devenir el tema del agua.

Sin embargo, esa idea sobre la importancia estratégica y económica del agua, Pérez la extrapoló apresuradamente a partir de una noticia que no tenía ninguna relación con lo que él creyó. Incluso, el candidato de Pachakutik cuando vio que algunos medios se burlaban de él, puso un mensaje en twitter adjuntando un video del diario El Tiempo de Bogotá sobre la noticia de Wall Street.  O no lo miró con detenimiento, o no lo entendió o simplemente le jugó otra mala pasada su «wishful thinking»: el video tampoco hablaba de transacciones mercantiles sobre el agua.

En realidad, la noticia que Pérez debe haber visto y que inspiró su discurso se refería a los precios de los futuros del agua que se derivan del índice Nasdaq Veles California Water. Se trata de un indicador que sigue el precio en el comercio de derechos de agua (derechos a desviar agua de fuentes naturales) en los mercados de agua más grandes de California. “Esto siempre ha funcionado de manera informal en todos los lugares del mundo con sistema de riego, también en España”: lo dijo un experto español al diario El País sobre el tema. “Un regante A le dice al B, este mes no voy a regar, te cedo mis derechos a cambio de una compensación”. Pero de ahí a vender agua ya sea en barriles, garrafas o botellas había una distancia enorme.

Yaku Pérez necesita probar sus tesis políticas y sus ofertas y para ello recurre a cualquier noticia o hecho que le suene bonito. La idea de que se había comenzado a vender agua en lugar de minerales era perfecta, pero no era cierta. No importa: metió la pata, otra vez, para beneplácito de los aficionados a los memes.

Ilustración 4P.

12 Comments

  1. Estimado Señor Pallares, me parece que lo dicho por Yaku Pérez ha sido una vez más sacado de contexto. A mi modo de ver, él trato de proyectar una valoración de lo que nos espera si no cuidamos este recurso tan importante como el agua. Habló de exportar agua en barriles como se hace con el petróleo de una manera hipotética, por eso llamó a cuidar el agua, a sembrar el agua y la vida, pero lo tergiversaron. Es lamentable lo ocurrido.

  2. Estos presidenciables son unos aturdidos que no les funciona ni el sentido común; si no tuvieron la iniciativa de elevar su nivel cultural a tiempo, al menos consulte a su asesor «más leído» y no hable web… Y este señor quiere «dar firmado que va a estar en la segunda vuelta». ¿Tan seguro está de ello? ¿Esto le habrá prometido su peluche? O a lo mejor le resulta porque cada vez aumentan los que se encantan con peluches; no maduran. Cuando estén en Venezuela 2 abrirán los ojos.

  3. Dentro de la corriente del wishfull thinking, podríamos exportar a Yacu, para que deje de decirr tonterías, fruto de su mentalidad incipiente. Pero podríamos aprovechar su idea, para exportar por vía aérea el agua que riega nuestros campos y que él tanto luchó por proteger en sus orígenes, evitando que la minería contamines las fuentes. Por qué no exportar las nubes, que son la fuente en que se concentra el vapor de agua, antes que caiga, se contamine o cobre peso, con un sistema de arrastre aéreo, con la ayuda de Elon Musk y hacer que caiga en California en época de sequía. Vender las nubes en los mercados de futuro y cotizar el agua y el flete.

  4. Admirado y absorto, Leo las estúpideces de este pseudo indígena, al que se le hace agüita la boca por imaginarse que puede vender agua de nuestras fuentes naturales.A parte de ambicioso, es un ignorante supino, qué trata de convencer otros más ignorantes que él para qué lo sigan y acompañen en su campaña política. La triste realidad de nuestro pueblo, soportando a farsantes de toda calaña y clase. Y pensar que hay gente tonta qué cree en estos retontos.

  5. Ya no llama la atención, en este país cualquier ignorante se cree presidenciable y no les espanta si sacan un 1% de votos, siempre seguirán participando candidatos de última.

  6. Es increíble que un abogado como este ciudadano esté tan corto de conocimiento.

    Sin duda no quiere admitir que está perdido, muy poco de interés nacional, peor aún de información internacional.

    Me sorprende que de los tantos presidenciables, solo unos pocos, contados con los dedos de mi mano, tienen conocimiento general, más el resto tienen prontuarios, si no son ladrones son falsificadores, es admirable como se defienden, caras duras sinverguenzas, acostumbrados a vivir del cuento, basta de ignorantes seudos políticos.

    Personalmente no tengo nada contra los indígenas, pero los indios sapos, go to shit.

    Así que presidenciable, manténgase en el canto, hace un buen dúo, Yaku-Leo.

  7. Yaku Sacha (Carlos Arnulfo) se ha convertido en uno de los políticos más “memeables” –destronando a Alvarito-, por la manera folclórica y pintoresca de hacer campaña. Ha salido en calzoncillos abrazando un osito blanco, tiene un accidente en moto por no saber manejar y no usar casco, defiende el consumo de combustibles fósiles subsidiados y se considera ambientalista, dice que el agua vale más que el oro, y como dice una cosa dice otra. Ahora dice: “Así como ahora estamos exportando barriles de petróleo, que además es contaminante, tenemos la posibilidad de exportar barriles de agua”.
    Yaku, hábilmente acomoda lo que se parece a su discurso. Seguramente tiene otro “pajarito chiquitico” como el de Maduro que le dice lo que tiene que hacer.

  8. Es inaudito la estupidez del «Hell’s angel» criollo, ya mismo escucha por alli que el aire de los páramos es pura y limpia, querrá envasarlo en tanques y exportarlo a Nueva Dehli (ciudad con los índices más altos en polución del aire) y se acabó la pobreza en el Ecuador. Por Dios, cuida tu voto!

  9. Las fuentes de agua a las que Perez dice defender han sido devastadas, en gran parte, por los mismos indigenas, a los que el dice representar. La devastacion de las zonas altas de los Andes ecuatorianos para pastizales de vacas provoca sufrimiento, pues cada vez varios rios tienen menos agua. No veo a ningun candidato hablando del mal manejo del agua y la necesidad de cuidar lo poco que queda de sus fuentes.

  10. Muy interesante artículo el del Sr. Pallares y claramente refleja el bajo nivel de educación de la gran mayoría de los candidatos a la presidencia de la república. Sin embargo, hay que también estar atentos con los dizque «educados» como Arauz, quien está convencido de que la gran mayoría de la población son estúpidos, ignorantes y a los cuales, con su odiosa verborrea al puro estilo de Alibaba Correa y sus 40 ladrones, los convencerá de votar por él. Pues se equivoca, el pueblo no va a caer nuevamente en las garras de esa caterva de correístas delincuentes y criminales de poca monta que dejaron al país hundido hasta el cuello. Los ciudadanos del Ecuador, y por más humildes que sean, son gente que delibera y piensa y con seguridad no volverán a equivocarse.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba