El agua-commodity: un concepto que preocupa

en Columnistas/Influencers4P por

Durante años, la preocupación por la escasez de agua derivada de los eventos climáticos extremos ha sido la base de las discusiones sobre cambio climático en muchos países y varias reuniones internacionales. Esto ha llevado a hablar de conceptos nuevos, como el agua virtual por ejemplo, para explicar el valor del agua en la producción de cualquier bien agrícola.

Sin embargo las sequías que han experimentado muchos país, han puesto de manifiesto la necesidad de establecer una estrategia para invertir en sistemas de provisión segura. Hay varios casos. El caso del estado de California en Estados Unidos cuya sequía comenzó en el año 2000, con 376 semanas consecutivas sin lluvias, y en el 2014 afectó al 58.41 % de su territorio. El caso de Australia que experimentó sus peores sequías desde el 2003 hasta el 2012, y que se mantiene en muchas partes de su territorio. Así como el caso de Chile, cuya sequía afecta en algún grado al 72% de su superficie, con altos riesgos de desertificación en zonas donde vive el 38% de su población. Esto es síntoma de una nueva realidad mundial que se acelera: la reducción del agua debido al cambio climático.

Frente a esto muchos países y grupos empresariales comienzan a preguntarse en la manera de atraer inversión al sistema de provisión de agua para uso humano y agricultura e invertir en innovación para tratamiento y reutilización. Uno de estos grupos es CME, que por primera vez esta semana lanza contratos de futuro atados al precio spot del agua. Estos contratos permitirán a los inversionistas y agricultores comprar el agua por puja en el mercado.

Estos contratos están atados al mercado de agua de USD 1.1 billones de California a través de este nuevo mercado de futuros que se lanza ligado al Nasdaq Veles California Water Index, el cual establece un precio referencial bajo el código en tablero NQH20 en la Bolsa del Chicago.

Así el agua queda establecida como un commodity igual que el oro, el aceite, o los granos. Sin embargo, el agua a diferencia de los otros commodities no puede ser entregada ni trasladada al lugar de compra.  Este es un mecanismo para establecer un precio público para generar oportunidades de inversión en esta industria, donde los precios del agua se han incrementado y el recurso ha sido notoriamente escaso. Se trata de un mecanismo que pretende atraer la atención de inversionistas.

Según un estudio de IBM el precio global del agua se ha incrementado entre el  2008 al 2013 en un 16.6% medido en dólares americanos, por ejemplo 9.4% en Londres y 50% Singapur. Esto habla de lo difícil que está resultando para las ciudades desarrolladas abastecerse de agua y mantener los costos anteriores, y de ahí la oportunidad de inversión.

Sin embargo este anuncio trae consigo varias preguntas. Como el hecho de que el agua para los Estados debe tener un valor acorde con el costo de gestión y provisión, la cotización en bolsa la coloca dentro de un rango de commodities del mercado. Lo que podría llevarla con el tiempo a la privatización de facto.

Por ahora, el relator de Naciones Unidas sobre el derecho al agua potable, levanta una alerta sobre la posibilidad de que este sistema pueda ser violatorio a los derechos humanos básicos, sobre los cuales los Estados tienen la obligación de proveer.  Y reacciona negativamente sobre el hecho de ponerle un valor de mercado a un elemento que está ligado estrechamente a todos los medios de subsistencia humana.

Sus promotores explican que se trata de un sistema para alinear la oferta y la demanda, y para mejorar los sistemas de gestión y provisión del recurso para que los agricultores puedan manejar mejor sus variaciones de precio y abastecimiento.

Sin embargo, el sistema tiene que ser cuidadosamente observado para garantizar a todos el acceso al agua, y para que este mecanismo no reemplace el rol de los Estados en su gestión y provisión universal asignándola de acuerdo a la capacidad de pago.

María Amparo Albán es abogada y catedrática universitaria.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*