¿Qué pasa si gana Guillermo Lasso?

en Info por

La primera conclusión de un eventual triunfo de Guillermo Lasso está escrita: la ley del péndulo habría funcionado en Ecuador tras 14 años de gobierno de Alianza País. Se puede naturalmente argüir que Lenín Moreno quebró el modelo instalado por Rafael Correa. Y es verdad. Pero si bien rompió con su ex líder, no lo hizo con el correísmo. Por eso con Lasso se llevaría a cabo la transición que debía haber hecho Lenín Moreno si tras la separación de Correa, no se hubiera pasmado políticamente.

En lo personal, un gobierno de Lasso sería el triunfo de una apuesta que hizo en su oficina de banquero y que ha ido construyendo, en forma sistemática, desde 2011. Lasso ha fraguado su camino sin deber nada a ningún partido ni líder político: inauguró Fundación Ecuador destinada a pensar en temas públicos, levantó el partido CREO y se hizo político: pasó de una oficina lujosa a recorrer el país y de un pensamiento gremial a una visión política que ha ido imponiéndose poco a poco, incluso (aunque en un bajo porcentaje) sobre sus creencias religiosas. Que son muy ancladas y retardatarias.

Si ganara Lasso, buena parte de las elites, que no le han otorgado fortaleza alguna, tendrían que recoger velas. De él han dicho que no tiene carisma, que es curuchupa, que no convoca… Y mientras lo han dicho, curiosamente Lasso fue tuvo 22,68% en su primera campaña en 2013, fue finalista en la elección del 2017 (con ruido de fraude de Moreno), y está entre los favoritos en esta elección. Esto mientras Otto Sonnenholzner no corrió y Jaime Nebot prefirió retirarse, por las razones que fueren. Si ganara Lasso probaría que el país, acostumbrado al populismo, privilegió su perfil sobrio y su discurso desprovisto de regalos populistas. En este sentido, si Lasso ganara se podría entender que el país da un paso en dirección de un ejercicio ajeno hasta ahora: el pragmatismo político. Encarar la realidad y no correr tras ficciones populistas.

Si Lasso ganara -porque en este ejercicio se trata de verlo sentado en Carondelet, como ya ocurrió con Yaku Pérez y Andrés Arauz-, significaría que el país refrenda el camino que, en parte y forzado por las circunstancias, emprendió el gobierno Moreno. El acuerdo con el FMI se mantendría, lo mismo que la renegociación de la deuda. Con Lasso no peligraría en absoluto la dolarización y todos los esfuerzos estarían concentrados en generar condiciones para que baje el riesgo país y llegue inversión extranjera. Incluso bancos privados para dinamizar la competencia y bajar así las tasas de interés.

Lasso fue claro en la entrevista con Carlos Vera al decir que no concibe el desarrollo económico sin justicia social. Esa es la principal conclusión que saca de la pandemia: hacer que el Estado facilite la inversión, la producción y el empleo y asuma su papel para regular el mercado y proteger a los más vulnerables. En este punto, el candidato de CREO ha dado pasos que desarman en buena medida las críticas tradicionales hechas al centro derecha sobre su falta de compromiso con las políticas sociales.

Si Lasso gana, los problemas no se suscitarían por incompetencia en lo económico o su supuesta insensibilidad en lo social. El mayor problema que se avizora es político. Porque su triunfo dejaría sin aliento al correísmo que, sin el Ejecutivo, repetiría la estrategia desestabilizadora desplegada durante el gobierno de Lenín Moreno. Leonidas Iza y Jaime Vargas prestarían su concurso; para eso han intercambiado gentilezas de lado y lado. Un problema de Lasso en el gobierno es correr contra el tiempo. Porque tendría que crear un sinnúmero de paliativos sociales mientras las políticas estructurales hacen efecto. Y ese lapso es el mayor aliado de los golpistas.

Si Lasso ganara requeriría una enorme capacidad política. Que podría menguarse desde el primer día si sus aliados, empezando por el PSC, no aquilatan el momento crítico que vive la democracia en el país. Capacidad política para explicar y tomar decisiones, soldar voluntades dispersas en la Asamblea y en la sociedad y sostener una gobernabilidad que, además de la crisis y  de un contexto social explosivo, se verá amenazada por golpistas confesos actuando y aupados desde Bélgica.

Foto: Facebook GLasso.

¿Qué pasa si gana el correísta Arauz?

¿Qué pasa si gana Yaku Pérez?

 

28 Comments

  1. Créditos a 1% de interés y 30 años plazo o regalar semillas constituyen propuestas del manual populista. Sería beneficioso que contextualicen adecuadamente su afirmación.

  2. Lasso es la opción para dirigir el país , y será elegido Presidente del Ecuador . Tiene muchos atributos para conducirnos , con el esfuerzo y compromiso de todos , hacia el progreso que necesitamos . Y lo más importante , es una persona HONESTA , que luchará contra este terrible azote que nos aqueja .

  3. Panas, creo que de todos los candidatos es la mejor opción. Nosotros necesitamos un gobierno con transparencia y que nos saque de la crisis en la que nos hundieron los correistas, ¡ya es hora!

  4. Que pasa si no gana Lasso, puede ser la pregunta complementaria. Lasso es un tipo serio auto formado, que no insulta a sus adversarios, no es un mozalbete de esquina como Correa o un mocoso improvisado como Arauz, es un hombre de familia, que es el núcleo de la sociedad. Ha generado riqueza para sí mismo con esfuerzo propio, dinero ya lo tiene, lo lógico es que genere también riqueza para el país. Si no gana le tendremos en la puerta al correismo, al madurismo, al chavismo, al castrismo cuyos lideres han llevado a la miseria a sus países. Confiemos en que los ecuatorianos esta vez no seamos ingenuos y nos alejemos del camino a Venezuela y votemo por el trabajo, la honestidad y la prosperidad

    • LINDO DESEO DE QUE EL PUEBLO DECIDA CON SABIDURÍA, PARA MÍ ES INGENUIDAD, AL CRISTO LO CRUCIFICARON,,,NO CREO EN MILAGROS, SÁLVESE QUIÉN PUEDA.

  5. La mejor opción es Guillermo Lasso para recuperar a nuestro País de todos los desastres de los malos Gobiernos anteriores.
    Espero y confío que los votantes hayan madurado y reflexionado votar correctamente pensando en el bien común.

  6. El problema de Lasso es y siempre sera la oposición que crearan una campaña de desinformación contra el, recuerdan incluso como en campaña de lasso en 2017, como habia pura propaganda del feriado bancario?
    Tambien todos los zurdos que en su retorcida idea del mundo ven el mundo asi, Derecha= malvado/ Izquierda = Bien
    Solo hay que recordar como los sectores reaccionaron a la eliminación de subsidios que a la final el mantenerlos solo empeoro la crisis, incluso ahora veo en redes notiocias falsas incluso de que mexico esta comprando vacuna a precio de 4 dolares a diferencia de Ecuador y un monton de gente creyendo estas mentiras.
    Lasso necesitara todas las alianzas posibles para eliminar todas estas celulas del correismo de desinformacion, porque incluso si pierden estos seguiran enemistando a los Ecuatorianos con tal de regresar al poder para seguir robando
    La desventaja de Lasso es los enemigos que tiene que seran como una gangrena para su gobierno y la muy facil manipulación de la gente que daran por veridico todas las cosas que circularan por redes, el gobierno de Lasso necesita como prioridad el acabar con estas redes para al menos perdurar su periodo

  7. Si gana Lasso lo peor será la oposición política, porque cuando la izquierda no está en el poder se dedica a hacer la vida imposible al gobierno. Ya verán como recorren todos los programas de TV y radio buscando la más mínima costura para escandalizar, rasgarse las vestiduras y provocar permanentemente la violencia, el caos, el desorden. Necesitamos una derecha valiente, que siempre bajo la ley, ponga orden y haga respetar la decisión democrática por la libertad y el progreso. Una derecha que no se acobarde ni se deje apantallar como ya ha pasado lamentablemente en otros lugares como Argentina, Chile, Colombia.

  8. Con Lasso en la presidencia, por fin veríamos a todos los corruptos correistas EN LA CARCEL, porque muchos están haciéndose el quite todavía y gozando de sus fortunas mal habidas.

  9. Sin duda Lasso es la mejor apuesta para que se concreten todos los casos anticorrupción del correismo y el gobierno se vuelve eficiente.

    • Nada pasa. Lasso representa exactamente la continuidad directa del proyecto extractivista de Correo y Moreno, más destrucción ambiental y más dependencia externa con todas sus consecuencias.

  10. Tenemos la oportunidad de decidir quién será nuestro próximo mandatario y, mejor aun, erradicar con el correísmo de una vez por todas. Con Lasso llega el cambio que necesitamos, con un gobierno anticorrupción que tiene bien marcados los valores.

  11. Lasso es el hombre en estas elecciones 2021.. Confiando en sus palabras, tambien pienso que es el mas experimentado y preparado para que Ecuador empiece a salir poco a poco de la crisis socioeconómica que nos apreta para peor con esta pandemia global. Espero que no sea traicionado ni que él abuse del poder, en caso de ganar. Del éxito de su gestión, que ojalá sea pródiga en obras y que impulse un resurgimiento de la acividad agrícola, comercial, constructiva y profesional, depende que el péndulo se que bailando del centro a la derecha, caso contrario volveremos a tener a los robolucionarios y quien sabe por cuantos años mas. Los sectores productivo y comercial son claves para sostener la dolarización funcionando óptimamente, deberá crear e impulsar politicas de fortalecimiento para beneficio de todos los actores. Hay que evitar al máximo los manejos intermedios entre la producción y la venta, para que los productos ofertados no lleguen con costo muy alto al consumidor. MUY IMPORTANTE es que se lo respalde con el voto a favor de sus listas de asambleistas.

  12. Preguntan a los candidatos, que soluciones ofrecen para remediar la crisis fiscal, cuando sean gobierno, a pesar que todos sabemos que no hay respuesta que pueda ser una panacea. arreglar el desastre significarán largos años de austeridad, planes de recuperación económica bien manejados, corrección de las distorsiones que sufre la economía dolarizada, un plan efectivo de pago de la deuda y una verdadera propuesta de negociación. El nuevo Presidente deberá en lo posible evitar nuevo endeudamiento, tendrá que desprenderse de activos productivos que le sirvan para pagar obligaciones, evitar la aprobación de presupuestos con déficit, intentar el pago a china con dinero, no con petróleo. Insistir en la continuidad de poner en marcha políticas públicas consistentes y de largo alcance, que abarquen varias administraciones y para ello llegar a consensos mínimos.

  13. Estoy confiado en que Lasso va a ganar. Por eso, mas bien, le pido que se rodee de personas eticas, capaces y con ganas de trabajar por el pais. Mire lo que paso a Macri en Argentina y evite a toda costa caer en situaciones parecidas.

    Si no gana Lasso (es decir, si vienen Arauz o Perez), hay que preparar maletas y no esperar lo de Venezuela, o prepararse para a toda costa evitar la debacle que viene con estos dos individuos.

  14. Que chucha! Guillermo será el próximo presidente, guste o no les guste a los rovolucionarios rateros. Estamos cansados de tanto farsantes.

  15. Si Lasso gana se vienen momentos de recuperación, alivio y ojalá consolidación para los demócratas del país pero también muchos momentos de gran preocupación por el declarado golpismo de los correistas y de los indigenistas. Será lo más parecido a viajar en un submarino rodeado de minas explosivas durante al menos 3 años.
    Lo importante es que Lasso sea conciente desde el primer minuto de su mandato de que no tiene nada asegurado con nadie y que debe actuar con rapidez y eficacia para no darle capacidad de reacción a la segura oposición desestabilizadora de Correa, Arauz, Iza, Vargas y los oportunistas que se apunten. De ahí la importancia que Lasso sepa rodearse de un equipo lo más preparado posible, con ética y sobretodo alineado a su línea de pensamiento y acción sin caer en autoritarismos.
    Pese a que Lasso es la única opción con posibilidades para recuperar muchas libertades y mantenerlas durante al menos 4 años, preocupa que muchos de los que hoy lo respaldan caigan en la tentación (por cálculos políticos) de volverse en sus principales opositores radicales, por eso es importante que la mayoría del pueblo tenga la madurez suficiente para respaldar los aciertos de su gobierno pero también dentro del marco constitucional y legal señalen a tiempo sus errores sin caer en la salida fácil de la protesta callejera, los paros y la desestabilización a la endeble democracia que nos dejan Moreno y su hoy prófugo predecesor que lo puso en el poder.

  16. Si Lasso hubiera ganado en 2017, habría enfrentado la misma arremetida golpista o, quizás hasta peor que la que enfrentará hoy, aunque esta vez comandada desde Bélgica, si gana en 2021.
    Sus aliados no son fiables así que el problema de la dichosa gobernabilidad seguirá siendo motivo de preocupación.

    En fin, como el mismo Lasso diría, “Dios sabe cómo hace las cosas”

    Ahora a votar todos y que Dios reparta suerte al atribulado y quebrado Ecuador y brinde claridad y sensatez al electorado ecuatoriano tan dado a caer en la tentación populista.

    Gracias a los Pelagatos por resumirnos lo que pasará en caso gane cualquiera de los tres candidatos más opcionados.

  17. Por lo descrito es claro que nuestro país tendría mejores posibilidades con Lasso y esta simple probabilidad es suficiente para descartar al resto de candidatos.

  18. Todos los ciudadanos debemos votar por Lasso, porque habrá estabilidad económica y la dolarización se mantendrá, porque es un ciudadanao que sin tener tanto cartón universitario, tiene experiencia y madurez emocional.

    Las mentes lúcidas, resultaron un fiasco y mejor no comentar sobre las manos limpias.

    El estado ecuatoriano será manejado con solvencia y decisión por un estadista, que tiene claro como salir de la crisis institucional y sin descuidar las políticas sociales. El ejemplo más grande de su accionar, es el Banco del Barrio, con prestamos a micro empresarios en cada cantón de nuestro país.
    De nosotros depende, no caer en las garras de noveleros sin escrúpulos, que nos ofrecen $1000 por familia.

    • Yo votaré por el Sr. Lasso. Se que ganará. Sin embargo hay que tener cuidado con la conformación de la asamblea, por que, salvo excepciones, no tengo ninguna duda que se replicara una asamblea de discapacitados e incompetentes. Basta escuchar sus declaraciónes…

  19. Solo si se sienta en Carondelet con mayoria parlamentaria, podra implementar sus planes de gobierno. Caso contrario el desgaste politico sera tremendo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*