Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Así se enriqueció Rafael Correa (*)

en Conexiones4P/Elenfoque por

Por OSVALDO HURTADO
Ex presidente de la República

El presidente Rafael Correa no era el gobernante apropiado para liderar una reforma judicial que elevara la moralidad, independencia y calidad de la Justicia, pues, en un juicio que incoó contra una institución bancaria, se había valido de la elevada dignidad que ostentaba para conseguir una sentencia que lo enriqueció indebidamente.

A fines del siglo pasado, el Banco La Previsora, lo había demandado por no haber pagado una pequeña factura de su tarjeta de crédito. Diez años después de haber sido declarada su mora, y cuatro días antes de asumir la presidencia, presentó una demanda por daño moral contra el Banco del Pichincha (adquirente de la cartera en la que constaba dicha obligación), aduciendo que había afectado su honra, al haberle colocado en la Central de Riesgos como deudor moroso. El juez de carrera que se aprestaba a dictar sentencia (Alfredo Grijalva) fue intempestivamente reemplazado por un juez temporal (Fabricio Segovia), que ordenó el pago de los cinco millones de dólares reclamados por Correa. Una vez emitido el fallo dejó el juzgado y fue repuesto el juez principal. Esta cuantiosa indemnización fue reducida a 300 000 dólares por el tribunal de segunda instancia y elevada a 600 000 dólares en el juicio de casación que conoció la Corte Nacional de Justicia.

Fueron graves, manifiestas y escandalosas las irregularidades que acompañaron a este proceso judicial.

Correa no demandó al banco acreedor cuando sufrió el supuesto agravio y esperó a ser elegido presidente para hacerlo. Había aceptado la validez de la deuda impaga, pues la abonó al Banco Pichincha, años después de haber sido notificado con la mora. Para justificar esta voluntaria cancelación alegó que había sido pagada por su secretaria sin su consentimiento, argucia que no pudo probar en el proceso. A las audiencias de un juicio de interés personal acudió acompañado del asesor jurídico de la Presidencia, edecanes, policías y guardaespaldas, con el evidente propósito de intimidar a los jueces. El juez Segovia, que le otorgó la millonaria primera indemnización, fue usado por el Gobierno en otros procesos en los que procedió en forma parecida.

Los magistrados de tercera instancia, que en la Corte Nacional de Justicia duplicaron la indemnización, cambiaron la sentencia apelada, a pesar de que en un juicio de casación el juez no puede modificarla y solo debe pronunciarse sobre su legalidad. Uno de sus autores (Carlos Ramírez), fue seleccionado para integrar la nueva Corte Nacional de Justicia y luego nombrado su presidente. La indemnización de 600 000 dólares que se le otorgó a Correa fue muchísimo más alta que la habitualmente concedida a los perjudicados en casos análogos. El abogado que le patrocinó en el proceso judicial (Galo Chiriboga) posteriormente fue designado fiscal general.

El ya presidente en ejercicio no pagó impuesto a la renta por los 600 000 dólares de la indemnización recibida (valor estimado en 200 000 dólares), aduciendo que había sido eximido de hacerlo por el director del Servicio de Rentas Internas Carlos Marx Carrasco. Cuando a este funcionario los periodistas le pidieron que exhibiera los documentos que acreditaban dicha consulta, y su respuesta, dijo que ambas habían sido hechas verbalmente, a pesar del Código Tributario disponer que tanto las consultas como las contestaciones de la autoridad debían hacerse por escrito. Carrasco, para favorecer al presidente, de cuya autoridad dependía, violó la Ley de Régimen Tributario. El artículo 2 dice que deben pagar impuesto a la renta “los ingresos de fuente ecuatoriana obtenidos a título gratuito o a título oneroso”. En los ingresos exonerados del pago del impuesto a la renta, enumerados en el artículo 9, no constan como exentas las indemnizaciones que los contribuyentes reciban en las demandas por daño moral.

Preguntado por los periodistas sobre el destino que daría a la abultada suma, impúdicamente recibida, Correa dijo: “veremos si la damos a los pobres o compramos la sede de Alianza país”. No hizo lo uno ni lo otro. La usó para comprarse un apartamento en Bruselas por un valor de 331 000 dólares y el saldo, inicialmente depositado en un banco nacional, lo transfirió a un banco extranjero. (Berenberg Bank de Alemania según el diario El Universo). Antes había dicho que quienes enviaban capitales nacionales al exterior eran la “antipatria”, porque al hacerlo estaban “contribuyendo al desarrollo de los (países) explotadores”.

(*) Acápite extraído del tercer capítulo de la tercera parte del libro Dictaduras del siglo XXI: Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, que a principios de marzo publicará Penguin Random House en el sello Debate.

14 Comments

  1. Da pena y asombro enterarse de cómo manejaron el país, a beneficio muy personal y se jactan de ser honestos y honrados hasta la médula..despertemos por favor, el 7F es todo!!..las urnas es nuestro reclamo ciudadano.

  2. Ojalá no volvamos a nuestra época de nuestra versión criolla del rey sol encarnada en la frase: EL ESTADO SOY YO. Votemos pensando en el mal menor.

  3. Una sinvergüencería mas, esto es lo que extrañan, por lo que sueñan con volver al poder para actuar con prepotencia, pasarse las leyes a su antojo, tener gente inmoral a su servicio y hacer dinero a costa del sector privado, como del sector publico para su beneficio y de todos aquellos que son parte de la estructura corrupta, haciendo obras sin estudios previos, que generan sobreprecios y coimas, absorbiendo a todas las entidades del estado para hacer y deshacer a sus anchas, con un títere de candidato que puede ser estudiado, pero no tiene el perfil de mandatario, al estar a la orden de una persona sentenciada y que busca para poder disfrutar del dinero corrupto, se anulen todos los juicios para el y sus compinches

  4. La nueva trama o solución para los correista o más bien conocidos como.sociolisto o robolucion, es llegar al.poder de una u otra manera, con el.fin de destruir todo lo hallado por fiscalia, contraloría tirar al suelo todo los hechos descubiertos de la corrupción, y de esta manera solicitar reivindicación de honra, o pedir indepnisaciones al estado ecuatoriano por varios millones de dólares, encarcelar a personas que declararon ,acusaron, encarcelar .y decir lo de siempre VIVA LA ROBOLUCION CIUDADANA SIGLO 21, un asco de politiqueros los 14 años.

  5. Mi comentario es que Arauz devuelva el dinero robado de las arcas fiscales, cuyo mentor es Correa, porque todo va en dos direcciones, vía de ida: que robo en el aromo, cobro comisiones exageradas al Pichincha, y metió mano o dejo meter mano en proyectos emblemáticos del Ecuador, como la mayoría de hidroeléctricas, carreteras, aeropuertos, Tame, se dejó sobornar por multinacionales extranjeras en millones de dólares. Puso gente en el gobierno, que le cubriera la espalda, incluyendo jueces que le favorecieron, tomó decisiones estupidas como la prohibición de portar armas, encarcelar gente que calificaba de terroristas y no lo eran, desapareció gente, se hizo un drama Queen de cabaret dnd hablaba con tremenda verborrea y de donde sacaba para los sandwiches y colas? Compro los aviones privados para sacar la plata robada al país y llevarlas como inversiones a Europa, donde nadie le hace caso, el tipo no es serio, pura bemba, dejo al país más pobre, la deuda exterior anual por cada ecuatoriano se calculaba en 703 Euros y en el 2018 de 2468 Euros, es decir, robo a través del Estado, en una de las épocas de mayor bonanza económica. Mejor que se quede en el Ático a disfrutar de los billones que robo y no regrese más. Que le expropien todo lo que tenga y que le diga al Arauz que por la ley de extinción del dominio, va a devolver los 7.000 millones

  6. Está comprobado hasta la saciedad que el nauseabundo psicópata del ático no es nada más que un vulgar y contumaz delincuente que nos robó descaradamente BILLONES de dólares durante la negra década robada, cualquier «análisis» sobre el tema solamente consigue mantener vigente a este sinvergüenza malnacido.

    Es hora de que todos los ecuatorianos a quienes les quede algo de dignidad, todos los opinólogos filósofos y todo el periodismo que se respete y considere decente se concentren en encontrar cualquier forma posible de EDUCAR con paciencia y sabiduría a la mayoría de la población ecuatoriana.

    La dura y triste realidad es que traer de regreso al megalómano delincuente constituye un inminente, gravísimo y serio PELIGRO porque simple y llanamente su regreso aseguraría la sepultura del sufrido Ecuador cayendo exactamente en la misma dura y triste miserable realidad de Venezuela.

    Basta de tanto «análisis», todo se reduce a votar por convertir al Ecuador en otra Venezuela o NO, punto final.

  7. Y aun no esta preso… Y quiere regresar «por mas»… El candidato ungido por el caudillo ladron y mentiroso ya anticipo en que «los jueces» lo van a absolver. Ya se imaginaran quienes podrian ser esos jueces.

  8. Vale la pena reiterar la lista de los integrantes titulares de la pandilla para este atraco en particular:

    1. Rafael Vicente Correa Delgado – cabecilla de la banda y beneficiario directo del atraco.
    2. Fabricio Segovia – juez ad-hoc contratado para el efecto.
    3. Carlos Ramírez – futuro presidente de la Corte Nacional de Justicia.
    4. Galo Chiriboga Zambrano – futuro Fiscal General de la Nación.
    5. Carlos Marx Carrasco – director del Servicio de Rentas Internas.

    Todos estos angelitos gozan actualmente de libertad e impunidad, además de mucho dinerito obtenido en este y otros hechos delictivos.

    Prohibido olvidar.

  9. Y ese pago del Impuesto a la Renta caduca? No será posible que el SRI revise este tema y exiga el pago correspondiente del impuesto? Este relato solo profundiza la desazón, impotencia, y molestia de ver como se han robado todo lo que pudieron sin pudor, y tratan de volver para defenderse y robar lo que no alcanzaron.

  10. Y así este corrupto Correa quiere volver, aunque sea haciendo ofrecimientos escandalosos por medio de su maniquí Aráuz, todos estos correistas si vuelven nos convertirán en otra Venezuela y creo que nadie deseará ir a mendigar en los semáforos de Colombia y Perú. ¡Abajo el populismo correista!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba