Gamestop: la implosión de Wall Street

en Columnistas/Influencers4P por

Una nueva generación de autoproclamados “inversores degenerados”, coordinó su actuación en la Bolsa de Nueva York mediante la red social Reddit, logrando que fondos de inversión sólidos y tradicionales pierdan en un día más de 1.600 millones de dólares, en la negociación de las acciones de una poco relevante compañía: GameStop.

Esta minorista que vende videojuegos en varios centros comerciales de Estados Unidos, presentó pérdidas de más de USD $790 millones de dólares en 2019, y expertos financieros estimaron que en el 2020 terminaría peor. Por tanto, algunos inversionistas tradicionales decidieron abrir con ellas posiciones en corto, es decir apostándole a una mayor pérdida de valor de esas acciones.

La operatividad de esta forma de especulación es la siguiente: los inversionistas toman prestado de un bróker (le pagan una especie de alquiler) las acciones sobre las que quieren negociar. Luego proponen al mercado una operación de venta de esas acciones, obligándose a recomprarlas en determinado plazo. El precio de venta se conoce, pero el precio de la recompra es incierto, porque será el de mercado al vencimiento del plazo. La ganancia para el inversionista está en la diferencia del valor de venta versus el valor de recompra.

Lo que ocurrió en este caso fue que el día de la venta, las acciones tenían un precio de USD $17 y los especuladores esperaban tener que recomprarlas a unos USD $8. Sin embargo, la comunidad cibernética que comparte consejos y estrategias en la red social Rebbit dentro del grupo “Wall Street Bets”, que tiene casi dos millones de personas, se organizó y decidió aplastar la apuesta de los inversionistas tradicionales comprando masivamente acciones de GameStop. Con lo cual, en lugar de bajar de valor como habían pronosticado ocurriría, subieron, llegando actualmente cada una a valer USD $350. Esta es la cifra en que tienen que ser recompradas, generando cuantiosas pérdidas (aproximadamente USD $5.000 millones) a los originadores de la posición, y jugosas a quienes las compraron y luego las tendrán que vender a un precio mucho mayor.

Es evidente que las decisiones de los nuevos inversores no se corresponden con el desempeño de la compañía cuyo precio por acción aumentó veinte veces en una semana sin mérito alguno. Sin embargo, también es indiscutible el efecto desestabilizador del sistema bursátil que han protagonizado por el hecho de actuar coordinadamente.

Wall Street reaccionó prohibiendo más compras de las acciones de GameStop para evitar que siga subiendo su precio.

Tanto la maniobra de los inversores aficionados como la decisión de los reguladores de impedir las compras, han enfrentado abiertamente a estos grupos. Poniéndose de manifiesto que existen dos tendencias capitalistas que se disputan el protagonismo en la Bolsa de Nueva York: las nuevas generaciones que irrumpen bruscamente en el juego con el objetivo de que los que habitualmente ganan, pierdan. Y quienes defienden la lógica financiera de la Bolsa y buscan defenderse de la amenaza de quienes han irrumpido en el mercado financiero con prácticas masivas desconocidas hasta ahora.

Los políticos han ofrecido estudiar con urgencia lo ocurrido esta semana y proponer los cambios necesarios para que todos puedan participar sin hacerse daño.

Está por verse si logra sobrevivir el mercado de valores o si será otra de las instituciones del Estado Moderno que está siendo implosionada y cuyo futuro es incierto.

Bárbara Terán es abogada y catedrática universitaria.

3 Comments

  1. Esto es un gran ejemplo de como el poder del mercado es más potente incluso que cualquier gobierno controlador. Una de las posibles razones por las que también se cerró la compra de acciones fue debido a la cámara de compensación llamada DTCC (la cual debido a todas las regulaciones se ha vuelto un monopolio) pidió un depósito muy alto incluso por encima de lo establecido por la ley como garantía para la adquisición de las acciones por parte de los demandantes, esto provocó que incluso los brokers más grandes decidieran prohibir la compra de acciones de gamestop por un tiempo hasta que el precio se desinfle o poder adquirir el capital suficiente para usarlo como garantía. Esto sería claramente un intento de control del mercado pero no mediante fijaciones y regulaciones estatales más bien mediante un conglomerado privado. Lo correcto sería que en vez de regular más el sistema se libere para que se creen más cámaras de compensación en caso de que una de ellas se quiera pasar de lista. Yo espero que el resultado de la investigación no termine siendo parte del panfleto del control estatal.

  2. Aunque no pertenezco al grupo de “inversores degenerados» si soy un inversor a pequeña escala de Wall Street y me di cuenta del juego «sucio» de ciertas empresas que no están sólidamente respaldadas.En este juego de las finanzas hay verdaderos «monstruos»;basta revisar los videos del crack de 1929. En este juego de las finanzas hay que tener conocimientos básicos y olfato para entrar en ese mundo.

  3. A la final habrá una «corrección» de mercado y sobrevivirán los expectadores, que se resistan a entrar en la carnicería. No hay implosión, el juego se mantiene. Lo único novedoso es el nuevo actor, un «fondo flash» (término propio, calcado de flashmob) formado por las masas. Pero como no tiene organicidad, empezarán a vender para cosechar ganancias, y las acciones caerán nuevamente a su precio real. Esa es la «corrección». Habrá muertos, heridos y desaparecidos (metafóricamente) como en cualquier batalla. Algunos descubrirán su vocación y seguirán en el juego más formalmente. El mundo y la bolsa seguirán.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*