Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El frenesí sexual de Correa es por votos

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Si se revisan los datos de Google Trends se descubre que, al menos en los últimos seis meses, los ecuatorianos nunca habían hecho la búsqueda de la palabra hedonismo o hedonista, tantas veces como lo hicieron a partir de la mañana del jueves 4 de febrero. Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, el hedonismo es la «teoría que establece el placer como fin y fundamento de la vida» o una «actitud vital basada en la búsqueda de placer».

El curioso fenómeno se produjo luego de que el ex presidente Rafael Correa apareció en el programa que tienen montado dos medios que trabajan activa y militantemente para promocionar las candidaturas correístas: Pichincha Universal de la Prefectura de Pichincha y Radio La Calle. Ahí Correa, sin que los tres periodistas que hicieron de cheerleaders le preguntaran, habló de un tema que ya había mencionado un poco antes en su cuenta de Twitter: el de la posición de Yaku Pérez sobre la despenalización del aborto en caso de violación. «Yaku Pérez es un hombre malo, un mitómano, maneja una banda de garroteros», dijo el ex presidente como introducción en su ataque a Pérez.  Luego sostuvo que el candidato de Pachakutik está de acuerdo, según él, con el aborto hasta los 3 o 4 meses como en Holanda y Francia. «No es aborto por violación, es aborto por hedonismo. Me quedé en cinta porque me dediqué sin cuidado a una actividad frenética sexual, entonces a los 3 o 4 meses puedo quitarme el hijo»: Correa se refirió así a una declaración de Pérez en la que dijo ser partidario de despenalizar el aborto por violación pero en la que, muy al contrario de lo que aseguró el ex presidente, nunca dijo estar de acuerdo en que ese aborto sea a los 3 ó 4 meses.

Antes, Correa había puesto en su cuenta de Twitter un mensaje con un video donde aparece Pérez dando su declaración en un entrevista en Radio Democracia. Ahí se escucha decir claramente al candidato de Pachakutik que cree que se debe despenalizar el aborto en caso de violación «hasta» los tres meses, pero no a partir de ese momento.  «Para terminar con la mendicidad infantil hay que acabar con la vida de los niños antes de nacer: Yaku Pérez Guartambel. ¡Qué vergüenza¡», escribió Correa.

Aunque en redes el asunto cayó muy mal porque es impresentable reducir el tema del aborto por violación a un asunto de hedonismo, es evidente que Correa hizo una apuesta electoral al introducir el tema del aborto. Él sabe que su posición y doctrina ultra conservadora no es bien vista entre ciertos sectores que generan conversación en redes sociales, especialmente en Twitter, pero en cambio es consciente de que su tesis sobre el aborto es electoralmente rentable. Por eso, lo hizo precisamente el día en que se cierra la campaña, luego de haber mantenido silencio sobre ese tema durante años.

Si hubiera querido golpear a Pérez, como se comentó en ciertos círculos porque supuestamente el de Pachakutik va segundo en las encuestas, Correa se hubiera quedado con las acusaciones a Pérez de que es una mala persona, como dijo, o que vendió el paro de octubre de 2019, como sostuvo sin esconder su frustración por no haber podido cuajar el golpe de Estado. «Si no hubiera sido por gente por Pérez que protegieron a Moreno quizá ya tuviéramos otro gobierno».

Correa sabe que en un país donde las mayorías son ultraconservadoras como él, es electoralmente más rentable estar en contra del aborto. Lo supo desde la Constituyente cuando intentó sin éxito introducir el nombre de Dios en el primer artículo de la Constitución y bloqueó cualquier intento por despenalizar el aborto. Lo supo también el  2013 cuando pidió una sanción para sus asambleístas Paola Pabón, Soledad Buendía, María Alejandra Vicuña, Blanca Argüello y María Augusta Calle quienes quisieron eliminar del Código Integral Penal la sanción al aborto por violación. «Después de un año no excluyo pedir la revocatoria para determinadas asambleístas que han mostrado cinismo terrible, falta de lealtad total y falta de aprecio para el presidente de la República… A mi hermana Pierina Correa se le separó de AP por criticar públicamente al ministro del Deporte, José Francisco Cevallos, y me parece correcto, pero esto es mucho más grave..». Poco después las cinco asambleístas corrieran a disculparse por lo que habían hecho y así calmar la ira del caudillo.

La decisión de Correa de hablar del tema del aborto fue pésimamente recibida en redes. En realidad, una avalancha de críticas se le vinieron desde las cuentas feministas y de los sectores más progresistas en el tema de derechos. «¡Me niego a reducir a broma una realidad tan lacerante! ¿Qué hedonismo, cuál actividad frenética sexual? Hablamos de miles de niñas abusadas por personas en las que ellas confiaban y creían, hablamos de incesto, de embarazos y maternidades forzadas», decía por ejemplo la activista Sybel Martínez.

La apuesta electoral de Correa es peligrosa: él no asume el tema como un político responsable; es decir, entender problemas como el del aborto o el embarazo adolescente como un asunto de salud pública, sino como la consecuencia de una conducta irresponsable que debe ser reprimida. Si para el Correa de la Constituyente el origen de su razonamiento en este tema estaba en ciertos principios de la religión, ahora parece ser el de ciertos extravíos morales como la calentura sexual o la promiscuidad. Con su mensaje, lanzado en un escenario electoral, está afirmando que el aborto por violación o por cualquier otro motivo, únicamente se explica por la mala conducta de los jóvenes y no por tantos otros motivos sociales o por la falta de educación sexual. Finalmente no le importa: todo para él se resume en sumar otro puñado de votos.

Foto: captura de la entrevista a Correa

5 Comments

  1. Así es irse en contra de los más indefensos es una acción vil, aberrante, pero lamentablemente la sociedad está tan podrida que ya no sabe diferenciar lo bueno de lo malo, están a la inversa.

  2. Rafa,cada vez que lee 4pelagatos,se «arrecha» y no sabe la hora de regresar al Ecuador y mandarlos a guardar pero, ese gusto no se va a dar porque, él será quien irá a cana.Hay que preguntar a BALDA todas las «huevadas» que hacían en Carondelet.

  3. El aborto es idéntico a Correa: violento, irracional, indigno de una sociedad civilizada que aplica el fascismo en contra del más débil para resolver una variedad de problemas que DEBEN tener soluciones más humanas, y más acorde con cada caso. Seguir a un caudillo violento o matar al más débil para esconder un problema son actuaciones igual de dañinas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba