Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Para que nadie toque al dólar

en Columnistas/Influencers4P por

El presidente Moreno ha sorprendido este lunes 8 de febrero con un Proyecto de Ley Económico Urgente que desvanece cualquier intento de los finalistas de atentar contra la dolarización.

Uno de los ejes de la propuesta es alejarse del modelo hiperpresidencialista de Correa para el manejo de la Economía. Por ello, dispone que tanto los miembros de la Junta de Política y Regulación Financiera como los directores del Banco Central, sean elegidos por la Asamblea Nacional y no impuestos por el Poder Ejecutivo. Además, estas personas no podrán haber estado afiliadas a ningún partido o movimiento político en los últimos doce meses, no podrán tener conflictos de interés y tendrán que tener una experiencia profesional de por lo menos diez años en funciones relevantes en el ámbito monetario y/o financiero.

Otro de los cambios trascendentes es independizar y fortalecer al Banco Central, que desde hace unos años ha estado cooptado por la Junta (es decir los Ministros de Estado). Lo declara como un ente autónomo y responsable, que aplicará su propia normativa, dándole permiso para ejecutar todos los actos, contratos y operaciones en el Ecuador y en el exterior, que sean necesarios para que cumpla su objetivo.

Y aquí viene la parte más importante, se declara que el objetivo del Central será fomentar y mantener un sistema monetario establece y administrar su balance de tal manera que se preserve la dolarización. En tal sentido, se prohíbe expresamente que el Estado obligue a cualquier persona a recibir una moneda distinta del dólar de los Estados Unidos.

Para impedir que los políticos usen sus reservas, la norma prohíbe que este Banco proporcione financiamiento directo o indirecto al gobierno, a los GADs o a las instituciones de propiedad pública. Se le impide también realizar inversiones y comprar acciones o valores de empresas privadas o públicas.

Con el propósito de dar solidez y credibilidad a este Banco que guarda los dineros de todas las entidades públicas y un porcentaje del dinero de los depositantes de las entidades financieras privadas, se crean cuatro sistemas de respaldo. Así, la Reserva Internacional, que había estado vacía en los años del correato, queda destinada a cubrir el 100% del encaje, los TBCs, las especies monetarias acuñadas por el Central, los depósitos de la CFN, del BIESS y otras entidades financieras públicas, entre otros pasivos.

Adicionalmente, este Banco responsable con sus utilidades tendrá que cubrir las pérdidas de años anteriores y formar un fondo de reserva hasta que cubra al 500% su capital pagado. Solamente cuando ese valor esté solventado, transferirá el remanente al Presupuesto General del Estado.

En materia de control, se obliga a que el Banco transparente su balance y lo presente cada año a la Asamblea Nacional, lo adecúe a normas de contabilidad internacionalmente reconocidas y contrate anualmente auditores externos independientes de reconocida experiencia.

Si Lenín logra que esta norma se apruebe, llegue quien llegue a reemplazarlo, tendrá que respetar el dólar y estará impedido de utilizar a su capricho los fondos que permiten a esta moneda funcionar.

Bárbara Terán es abogada y catedrática universitaria. 

7 Comments

  1. El 7mo. párrafo dice: «con sus utilidades tendrá que cubrir las pérdidas de años anteriores y formar un fondo de reserva hasta que cubra al 500% su capital pagado. Solamente cuando ese valor esté solventado, transferirá el remanente al Presupuesto General del Estado». Pero tambien dice que no podrá financiar o invertir….Entonces de donde provendrán las utilidades??

  2. Los correístas y economistas esbirros ya están catalogando a este proyecto como «Ley de privatización del BCE». Se nota su desesperación por perder plata que no es suya.

  3. Estoy de acuerdo con Ud Bárbara.Antes que los populistas le metan mano al Banco Central y empiecen a repartir dinero que no es de ellos y luego se proclaman bondadosos y sabios en economía y al final del día quieren que seamos iguales en pobreza y miseria como nuestros hermanos venezolanos.A mis parientes y amigos,que no tienen trabajo,les estoy instruyendo que se preparen para salir a la calle a vender : frutas,chicles,maduro con queso {no droga} y agua de cualquier cosa para curar el covid 19 y embarazos no deseados.Y si la situación empeora, tengan listo un bolso con los trapitos viejos y listo para salir rumbo a Chile o Uruguay.

  4. Los abogados tienen un lema: «En Derecho las cosas se deshacen como se hacen».

    Entonces, en caso de que dicha ley sea aprobada, el próximo gobierno la podrá derogar. Solo es cuestión de conseguir los votos en la asamblea, y la firma del presidente.

    Pero dudo mucho que la actual asamblea apruebe «de urgencia» una ley para blindar a la dolarización. Primero, porque no tienen ninguna legitimidad. Segundo, porque son intrínsecamente inútiles. Tercero, porque ya están de salida.

    Y cuarto, en el supuesto de que la asamblea actual sufra una transformación mágica y se dedique a trabajar… ¿no habrá algún otro asuntito más urgente?

    Por ejemplo, ¿una ley para ayudar a las familias a afrontar el desempleo masivo, la delincuencia, el colapso de la educación, la violencia doméstica, el deterioro de la salud mental?

    ¿O alguna iniciativa para regularizar a los migrantes venezolanos, como lo acaba de hacer Colombia?

    ¿O conseguir vacunas?

  5. Sin la menor duda, de ser aprobada esta normativa legal, se evitará que cualquier gobierno populista e irresponsable ponga en riesgo a la “institución” que más confianza genera en el Ecuador: el dólar de los Estados Unidos de América.

    Esta ley constituye un elemento fundamental para el fortalecimiento, solidez y estabilidad del sistema financiero nacional.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba