Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Yunda y el correísmo sellan su unión sagrada

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

En el estadio de la Federación de Ligas, al norte de Quito, se celebró una suerte de misa campal en la que, bajo el oficio del alcalde, se santificó la alianza política de Jorge Yunda arrobado por los vítores de la muchedumbre con las fuerzas correístas que, en su afán de volver al poder, apuestan por la maquinaria electoral del Municipio.

Lo que ocurrió en La Ofelia, que se presentó como una sesión más del Concejo Metropolitano, fue un inmenso ritual político en el que Yunda pretendía exorcizar las acusaciones de la Fiscalía con el apoyo del correísmo, a cambio de la puesta a disposición de las facilidades de la Alcaldía para la campaña correísta.

Lo paradójico del espectáculo fue que el punto central de la sesión del Concejo era la aprobación de una resolución en la que se pedía al Gobierno que permita al Municipio importar y administrar las vacunas para el covid, cuando todo esto ocurría en medio de abigarradas multitudes que, en su afán por entrar al estadio, rompieron todas las medidas de distanciamiento social que, se supone, hay que mantener para evitar más contagios. Incluso, el acto se hizo en contra de las recomendaciones de la Intendencia de Pichincha que recordó a los organizadores que estaban prohibidos los actos públicos.

Las vacunas para el covid fue la columna vertebral del acto y, sobre todo, del discurso que lo animaba. Yunda se presentó, con el apoyo de los casi todos los concejales, como el adalid de la salud de los quiteños, como el hombre bueno de extracción humilde y de inmenso corazón que, por salvar la vida de miles de quiteños, ahora está acusado por los perversos sectores de poder alineados con la oligarquía. «Mientras otros miran y felicitan el reality de Masterchef nosotros tenemos que preocuparnos de la vida», exclamó el concejal Luis Reina, jefe del bloque correísta en alusión al tuit del presidente Moreno. «Por eso las ausencias aquí», agregó refiriéndose a las ausencias de los concejales Luz Elena Coloma, Bernardo Abad, Eduardo del Pozo, Juan Manuel Carrión y Omar Cevallos que no fueron en rechazo al espectáculo montado por Yunda.

El discurso, en general, tuvo aristas posicionadas como verdades. Para comenzar, que el gobierno y la derecha no quieren que las vacunas lleguen a las grandes mayorías y que, por eso, ellos estaban reunidos ahí. «Tenemos que traer las vacunas pero para su aplicación no hay que ver la consanguinidad porque seguramente ellos solo miran el color de la sangre», lanzó Reina insinuando seguramente que el gobierno solo entrega las vacunas a los parientes de los funcionarios. La concejal Blanca Paucar llegó a sostener que si Yunda está encauzado por la Fiscalía es porque el gobierno no le quiere dar la oportunidad de que él sea quien administre el proceso de vacunación a favor de los más humildes.  «Ojalá todos estuviéramos a favor de la vida», dijo Gisela Chalá, asimismo en su afán de construir el relato según el cual Yunda y el correísmo son los auténticos representantes de los intereses del pueblo.

La victimización de Yunda no es gratuita: para el correísmo el relato de la persecución política le cae como anillo al dedo y no podía dejar escapar la ocasión. Prácticamente todos los concejales de ese sector hablaron sobre la supuesta persecución. «Abajo esa politiquería de persecución selectiva en contra de la gente que quiere servir a su pueblo. A los progresistas les ponen el pie para que caigan», exclamó el concejal Luis Robles. El correísta Juan Carlos Fiallos fue el que mejor sintetizó el espíritu del matrimonio que estaba consagrándose oficialmente. «El Ecuador se ha desinstitucionalizado y hay que superar la polarización de correísmo vs. anti correísmo. Dejemos la persecución, aquí reina la justicia selectiva que solo ataca ciertos casos. Si el gobierno no puedo con las vacunas, pidamos que nos permitan importarlas».

Cuando el ritual en el estadio de la Federación de Ligas estaba ya en su última parte, circuló la noticia de que el presidente Moreno ordenaría que se permita a los municipios traer vacunas si son capaces de hacer acuerdos con las firmas fabricantes. La noticia cayó como un balde de agua fría, pues todo el discurso de que el gobierno no quería soltar el tema de la vacunación se estaba cayendo. Sin embargo, no faltó quien tratara de recomponerlo todo. La concejal Brith Vaca, quien había presentado la moción para pedir las vacunas al gobierno, inmediatamente dijo que entonces había que organizarse para hacer bien las tareas. «Si lo vamos a hacer, hagámoslo bien. Compremos las que mejor se adapten a nuestra condición genética», dijo insinuando que las vacunas vienen con un mecanismo de diferenciación racial, o algo así.

Al cierre habló Yunda y lo hizo leyendo un texto en el que básicamente decía que, a diferencia de lo ocurrido en otras ciudades, en Quito había habido un excelente trabajo concebido y dirigido por él  que evitó la inmensa cantidad de muertes que hubo en esa ciudad. «No tuvimos esa curva de 40 mil muertos como en otras ciudades», dijo Yunda refiriéndose a Guayaquil sin mencionarla, para luego rematar sosteniendo que cada día que su Municipio no tiene permiso para importar las vacunas, son miles las personas que corren el riesgo de morir.

¿Y de las acusaciones sobre la compra de las pruebas chimbas? Ni una palabra.

Foto: Panas de Jorge Yunda

16 Comments

  1. Nadie le ha dado autorización al alcalde de Quito, para que a nombre del pueblo negocie con el movimiento mas corrupto que conoce nuestra historia Republicana el correismo si lo hace es a titulo personal, Dios les cría y ellos se juntan, que no nos involucre en nombre de las vacunas, esta acción de la salud debe ser manejado por gente transparente, que no politice la salud que sea honesta y que primero administre la ciudad que es para lo que se le eligió

  2. Estamos en un País dónde el que más miente tiene mayor aceptación, el que hace trampa es aplaudido, el más bocón es el más admirado, y por lo contrario el que dice la verdad es vapuleado, el honesto es vejado, y el prudente es satanizado, ese adoctrinamiento nos han dejado los políticos de turno; y costará bastante cambiar ese chip a todos los Ecuatorianos!!!!

  3. este inepto mediocre corrupto Alcalde sus familiares su Fea guamani, son parte de la banda de corrupcion delicuencia crimen terrorismo del profugo Rafael Correa Glass sus Ratarauz….

  4. Este individuo incapaz, ya perdió la vergueza de mostrarse frontalmente como correísta; lo de «cuando existe un divorcio uno no sabe si ir con papá o mamá» fue un cuento, siempre estuvo con papá, sino que, no se atrevía a decirlo. Parece que el triunfo en primera vuelta de Arauz les devolvió la fuerza primigenia, los envalentonó, a Yunda a Jalkh y otros que continuarán emergiendo.

  5. Y sobre la compra de las pruebas chimbas qué? Ya se olvidaron?. Están a la que cae para el ‘lleve’. Si las pruebas fueron chimbas, les autorizan traer vacunas y otra vez intentarán meter gato por liebre, porque para eso si son unos vivísimos.

  6. REPUGNA ver a un populista como Yunda al frente de nuestra ciudad Capital…imaginar que la voluntad de 200 mil personas se impuso por sobre la mayoría de quiteños….asquea ver como la mal llamada «democracia » es usada por una pandilla de avivatos para adueñarse de la ciudad, si el tema de las pruebas le quedo grande al Municipio, como dejarles que usen 20 millones de impuestos para las vacunas….seguro traerán alguna posima China sin ninguna garantía y harán desaparecer ese dinero… Cuanta desvergüenza hay en ese Consejo Municipal….

  7. Quito no avanzará ni un paso, con la presencia de estos funcionarios ROBOLUCIONARIOS, en lugar de prestarse para este circo deben trabajar en beneficio de esta ciudad.

  8. Un espectáculo de segunda categoría el montado en La Ofelia . Si el Sr Yunda quiere justificar la compra irregular de pruebas para detectar el Covid , tendrá que buscar otros argumentos , porque felizmente la época de una Fiscalía cooptada por el correato , ya pasó .

  9. Siempre con el cuento y el circo para la gente más humilde ese «Sr.» Yunda no es más que una rata que lo único que aprendió bien es a hacer negociados. Entre ellos su corporación de telecomunicaciones negociados con las pruebas covid ineficiencia para terminar el metro estará buscando como beneficiarse ahora como traer vacunas chimbas a sobreprecio debe ser. Un inepto que no puede ser Alcalde de la carita de Dios, auxilio quiteños destituyamos a ese sinvergüenza

  10. Es increíble que culpen al gobierno a la derecha a la izquierda así en fin en esta época todo el mundo es culpable menos los fabricantes, simplemente no hay vacunas ni para pobres o ricos excepto Quien vive en Israel, USA o Inglaterra, paciencia yo también califico peto la fila esta larga, un abrazo

  11. Qué más se puede esperar del cínico y su puñado de acólitos. Estos sinvergüenzas deben ser «condecorados» con grillete! en dos semanas veremos cuantos inocentes se contagiaran con el virus solo por la novelería y viveza de Yunda, con ésta reunión política el mismo acaba de firmar la defunción de sus seguidores.

  12. La gente puede morir de hambre, puede morir del coronavirus pero más les importa que no falte el cuento. Los correistas tienen cuento de sobra y para alimentar a todos sus fieles. El cuento de los correistas es el vino y la carne de la religión política esa. En abril veremos a cuántos les encanta el cuento.

  13. Siempre estuvo claro lo de Yunda, este delincuente Correista es otro satrapa miserable. Indigna que estos delincuentes esten gobernando. Lobos vestidos de ovejas.

Responder a Christopher Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba