Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Xavier Lasso, el mal hermano

en Conexiones4P/Elenfoque por

Qué mala pata tiene Xavier Lasso. Un documento de la comisión que investigó la crisis Económica Financiera (1998-1999) conformada en 2007 por Rafael Correa y presidida por Eduardo Valencia, lo delata en forma inmisericorde. En ese documento, en el cual se transcribe la intervención ante esa comisión de Guillermo Lasso, el 29 de Mayo de 2007, Xavier Lasso pide permiso a Eduardo Valencia para intervenir. ¿Y qué dice? Dos cosas, en particular: que si su hermano, Guillermo, “hubiese cometido algo incorrecto (…) yo estaría como un topo enterrado no sé a cuántos metros de profundidad pasando la vergüenza”. Y que le propuso “mil veces” que se pongan una radio, y que su hermano banquero le dijo que no podía ser radiodifusor porque precisamente era banquero. Y que esa negativa, “hasta resentimiento” pudo haberle suscitado porque él nunca hubiera tenido el dinero de ponerse por su cuenta una radio…

En claro, Xavier Lasso dice que, tras escuchar en vivo y en directo a los comisionados puestos por Rafael Correa, sabe que su hermano nada tuvo que ver con el feriado bancario. Pues bien: en un video del 28 de febrero el mismo Xavier Lasso dice a sus compas del correísmo que es una trampa ponerse a hablar de la ropa y los zapatos rojos de Guillermo Lasso y no de su vinculación al feriado bancario o al gobierno de Lucio Gutiérrez que, si se entiende bien, es peor, a sus ojos, que el Chapo Guzmán…

Así Xavier Lasso sabe desde mayo de 2007, porque lo oyó por parte de una persona tan honorable como fue el economista Eduardo Valencia, que su hermano nada tuvo que ver con el feriado bancario. Pero ha privilegiado la narrativa mentirosa, montada por el correísmo para dañar políticamente a su hermano. No solo prefiere esa versión. La promociona. ¿Cómo se llama eso? ¿Qué tipo de persona es hoy Xavier Lasso, tras haberse convertido al correísmo y ser uno de sus fanáticos más recalcitrantes?

Su caso, lejos de ser exclusivo, es emblemático. Él condensa el carácter destructivo de una ideología que cabe, en su caso, en una máxima: aquel que no es capaz de odiar a su hermano y ayudar a arrastrarlo públicamente, no es digno de la Revolución Ciudadana. Xavier Lasso recuerda las mejores épocas del estalinismo. Hace 43 años, en 1978, una historiadora francesa, Jeannine Verdès-Leroux, publicó un estudio monumental, de casi 600 páginas, sobre lo que hicieron los intelectuales comunistas en Francia con aquellos que no lo fueron. Todo hicieron, incluidas las peores abyecciones, como la destrucción de sus mejores amigos y su asesinato simbólico, porque estaban “Al servicio del partido”. Así se titula ese clásico.

Todo lo que hizo Alianza País (y todo lo que ha hecho Xavier Lasso, incluso contra su propio hermano) está allí estudiado. La obediencia servil a un líder. La fabricación de una verdad para ser impuesta. La aparición de un aparato propagandístico dedicado a desaparecer hechos y reemplazarlos por una hojarasca de palabras. La formación de una vanguardia predestinada (aquellos de “manos limpias, mentes lúcidas y corazones ardientes”). La sacralización de sus ritos. La superioridad o terrorismo moral. La infalibilidad del aparato político. La actitud sumisa y abdicante por parte de los miembros de la secta. Su autoglorificación que solo compite con su gusto por la victimización. Su odio visceral por todo aquello y todos aquellos que cuestionan su visión global. La creación de un clima tóxico e invivible en el cual sus víctimas están prisioneras; mal si se defienden, peor si no lo hacen…

Los correístas, y Xavier Lasso con ellos, se creen originales. Solo son un remake de una historia cruel y absurda de sectas que canjean la política por la fe, cometen o defienden actos criminales, persiguen a sus conciudadanos, promocionan mentiras, huyen de la realidad porque los lemas les bastan. Y arruinan sus países. En ese camino de conversos sin remedio, no vacilan en perseguir a sus propios hermanos o a sus amigos por lealtad al líder y al aparato transformado en familia. En mafia.
Xavier Lasso es un genuino producto de esa esquizofrenia.

Foto: El Telégrafo.

33 Comments

  1. Felicitaciones Jose, una reflexión profunda y veraz de lo que los seres humanos replicamos con
    nuestra actitud:
    ¡¡Valores o Antivalores!!
    ¡¡Que tristeza!! como dice aquella frase:
    Si así son los hermanos, para que los enemigos
    Las personas entablan amistad con otras personas, por intereses comunes, que lamentable Xavier Lasso muy parecido a Correa.

  2. Xavier Lasso, dicen de él que es un intelectual, pero en la vida mejor es ser una persona sencilla, honesta consigo mismo y muy solidario con los demás, mas aun con nuestra propia familia, que en todo momento nos necesitamos. Fuera de casa es fácil encontrarnos con muchos «Caines», que tratan de dañarnos o perjudicarnos. Mal este hermano llamado Xavier, con su intelecto lleno de envidia y bajeza humana. Me solidarizo con la familia Lasso.

  3. Qué lástima! Xavier Lasso era un comunicador tan inteligente y decente. Para lo que ha quedado, defensor de politicuchos de cuarta. Tristemente hay muchos como él,
    y no parece que tengan remedio. Definitivamente el correísmo destruye y envilece todo lo que toca

  4. Guillermo, solo tiene que saltar esa pared (XL) y seguir adelante con su misión. Este, recibirá lo que se merece, en esta misma vida.

  5. Cómo le negó el negocio de la radio, parece que hoy , le afloran los resentimientos contra su hermano Guillermo . Todo seguidor de Correa responde a este perfil: almas resentidas , envidiosas, y que no vacilan en ir contra su propia familia para quedar bien con sus superiores . Algún Correista procede distinto ?

  6. De todo esto, lo que me hace pensar de Xavier Lasso a màs de borrego, debe tener mucho que ocultar dentro de la frase: «manos limpias corazones ardientes», es probable que asì como su patron tiene cuentas con la sociedad y el Ecuador, algo necesita Xavier Lasso que mantenga de èl tambièn oculto.
    Esas acciones podridas dan lugar a pensar que ninguno de los del grupo Correa es salvado. Todos corruptos.

  7. ser el cain de la familia es un titulo que dignifica a todas la villanas capacidades para echar abajo, no solo a Guillermo, sino a toda una familia, javier tendra que poner su cara frente a sus hijos y nietos, cual seran sus justificaciones??, ser correista pense que no pasaba de un fanatico que queriendo defender lo que no se puede y responder lo mismo que el feriado, que febres cordero, que la prensa, que los medio hegemonicos, que las carreteras que..en fin cualquier cosa con tal de distraer la atencion de los villanos que no contentos con todo lo que se han ganado dolosamente pretender regresar a recuperar el futuro, llevar a la miseria a todo un pais…

  8. El antiguo testamento nos habla de Caín y Abel, el primero por envidia mata al segundo sin meditar que tienen la misma sangre, que los dos tuvieron la misma madre que los engendro, por supuesto que ninguna persona es igual por mas hermanos que sean, pero lo que no es correcto que por fanatismo, se dejen influenciar de tal manera que pierden el sentido, la razón se vuelven gente sin sentimientos, que nos le importa atacar a su hermano por defender lo indefendible, mente obnubilada y corazón lleno de odio, Si no ama a su hermano, no ama a sus semejantes, no ama a su patria, no ama a su pueblo, de esta gente no podemos esperar nada

  9. En general, concuerdo casi plenamente con tu análisis. Lo que no comparto es cuando dices que las «…sectas (correísmo en este caso) que canjean la política por la fe». Considero que lo correcto debería ser las «…sectas que canjean la política por el fanatismo». La fe no es ciega, el fanatismo si. Sería lamentable para mi que no te hiciera esta crítica, porque me convertiría en un fanático tuyo, en un consumidor, sin criterio, de todo lo que vos planteas.

  10. La pandemia de los malos hermanos:
    Ratael y su Fabrico, fabricio,
    Moreno y su hermano inapapers;
    Guillermo y su Xavier

    Este último es la cereza del pastel de la ignominia.

  11. Muy acertado análisis. No conozco personalmente al señor Xavier Lasso, pero debe ser muy mala persona para referirse de esa manera a su hermano, además mintiendo descaradamente. Solamente el fanatismo irracional y la obsecuencia con el caudillo Correa pueden explicar tamaño despropósito.

  12. Tomando las palabras de Sara, «Basta que sea correista». Lo mismo paso en los albores de la revolucion cubaba, cuando algunos hijos, por volverse «revolucionarios», formaron parte de las comitivas de estatizacion de bienes y dirigian la expropiacion de bienes a sus propios padres (total, quien mejor para conocer todo lo que tiene y no tiene un padre). Curiosamente, conozco varios casos que, pasado el tiempo, tuvieron que ir a buscar a los mismos padres a quienes les expropiaron los bienes para que les ayuden hasta con comida. Uno de mis conocidos, fue a Miami a visitar a su padre casi moribundo, para pedirle perdon y, obviamente, recibir algo de ayuda economica, porque en Cuba no tenia ni comida. Su arrepentimiento no fue suficiente para subsanar lo que hizo a sus padres.

    • Estimado, la desgracia no es para Guillermo. La desgracia es para Xavier Lasso, el tener un hermano de tantas virtudes y honestidad que le es imposible emularlo, y por tanto sólo atina en su mediocridad a querer rebajarlo a su miserable nivel.

  13. Al adagio «podemos elegir a nuestros amigos, más no a nuestros familiares», sumaría este: mientras más conozco al ser humano, más quiero a mi perro».
    Es una lastima que Guillermo tenga un Cain en su familia; este otro Lasso, es un auténtico canalla, un miserable que por odio a su hermano se ha convertido en un lameculo de un delincuente.
    Termino con este pensamiento propio: «hay gente que se arrastra a los pies de los corruptos porque para eso han nacido y es es su destino».

  14. ! Que interesante reflexión la que plantea José Hernández en este artículo!
    Permite entender dentro de la esquizofrenia correista y de la distorcionada idea de «lealtad» al líder, la actuación de Javier Lasso en la infame descalificación que hace de su hermano.

  15. Increíble el extremo al que conduce la » fidelidad » a un partido , caudillo o ideología , por mas que los mismos sean un gran fraude . Y el caso de Xavier Lasso es patético : mentir y traicionar a su hermano por su fidelidad a un bodrio , no tiene nombre . Como bien se señala , este Sr cabría perfectamente en los registros de las huestes estalinistas , recordadas por su brutalidad y crueldad , contra todo aquel que osara pensar diferente que el déspota y asesino José Stalin .

  16. Caín el personaje bíblico le queda corto para calificar a Xavier Lasso. Este ciudadano es un ser ruín y despreciable que odia a su hermano públicamente solo por defender a una secta corrupta como es el correísmo. Tener un hermano así es mejor no tenerlo.

  17. Creo que la palabra correcta para este mal hermano es miserable, la envidia y la imposibilidad intelectual de llegar a la talla de Guillermo Lasso le carcomen hasta sus huesos, tuvo el oportunismo de convertirse en correista echando al lodo todos los valores que aparentemente los tenía; olvidándose de sus ancestros, gente, honesta y trabajadora pasa a ser un ruin cuestionador de su hermano, quien con su nobleza que le caracteriza le ha ignorado por completo.
    Lamentable que este tipo de personajes cuya actuación en lo político y en lo moral resulta bajo todo punto de vista reprochable destilen odio contra sus propia familia, por la simple tentación de tentación de poder.

  18. Muy bueno el artículo de José Hernández sobre la actuación de Javier Lasso. Es preciso y Urgente que estás verdades lleguen a quienes no leen ( la gran mayoría, incluidos jóvenes universitarios, me consta), con mensajes didácticos, si es posible gráficos, a fin de desmontar estas mentiras que tienen tatuadas en sus mentes. Felicitaciones. Me sumo a gran parte de los comentarios.

  19. No todos los dedos de la mano son iguales, tristeza que Lasso quien trabajo & los 14 años para ayudar a sus 10 hermanos huérfanos sea aborrecido por un hermano ingrato y envidioso porque no ha logrado el éxito que Guillermo tiene. Basta que sea correista se le daño el corazón.

  20. Hace años fui como invitado en un viaje de tren a la estación Cotopaxi, descanso y vuelta a Quito. Precioso.
    Iba lleno el vagón.
    Entre los pasajeros me llamo la atención un tipo vestido como dandy, impecable. Lo acompañaba quien debía ser su esposa, que trataba de llamar su atención al paisaje, sin éxito.
    El tipo estaba pendiente de Jamil Mahuad, que también iba en el vagón con su hija. Adivinaba que quería el alcalde y se anticipaba. Su actitud de atenta paso a servil, poco faltaba para que con la lengua limpie el piso y el asiento que el alcalde ocupaba.
    Pregunté quién era el sumiso, pues Javier Lasso.

  21. Demás está decir, por las propias evidencias que el origen de tal ENVIDIA radica en que no tenía ni para comprar chancletas (y rojas el color que mas quisiera) talvez estando cerca vio desde adentro como se puede llegar a ser más adinerado (no rico) que un banquero a través de «la política» y es lo que lo mueve a defender lo indefendible. De paso y de carambola aunque lo escucho en su cara y del propio Sr Lasso. Yaku no tendrá los mismos fines que el ñaño Malasso y repite miles de veces la misma mentira. Lástima por ellos, que la verdad la vivimos y la conocimos millones de ecuatorianos y sabemos quien es quien. A través de las redes sociales precisamente ( redes) solo atraparán a los pocos que no los conozcan o compartan similares intereses. La verdad siempre sale a la luz. Bien por quienes amamos y vivimos en el Ecuador.

  22. ¡Qué vileza! Es deprimente ver cómo hay individuos que se arrastran en el fango por servir a su amo. Desacreditar a su hermano vinculándole con el feriado bancario cuando sabe que no es verdad.

  23. Excelente artículo, realmente ya hacía falta un análisis dedicado al mal hermano de Guillermo Lasso. Realmente es una vergüenza vender a tu familia por tan poco y a un sujeto tan miserable como Rafael Correa y encima venderlo por un motivo falso, canallesco y servil a una ideología empobrecedora, sectaria y autoritaria como la que profesan los correístas. Realmente nunca comprendí del todo el comportamiento de las sectas políticas. Al menos en las religiosas ganabas el paraíso, que se gana en las políticas? Parece que se pierde todo y no hay ninguna oportunidad ni en la otra vida. Creo que la gente ha bajado sus expectativas de a quien agradar, pasamos de Dios quien se supone que creó el universo a un delincuente miserable amigo de narcodictadores asesinos que habla muy fluidamente de la «solidaridad» a mano armada mediante el estado.

    • Lo que ha ganado Xavier Lasso con el correísmo es unas palmaditas en el lomo, como se las da a un perro fiel. Por ahí le lanzaron unas migajas y algún hueso, porque a Xavier Lasso, Correa y sus áulicos, nunca le han dado algún protagonismo digno de resaltar.

  24. En situaciones similares alguien diría, que el progenitor estará en su tumba revolcándose de rabia ante la infamia de su hijo. Sí, no es posible imaginar racionalmente José, que, a los lazos consanguíneos y sagrados, se hayan impuesto el interes servil, la sumisión humillante y el fanatismo radical de un intelectualoide, para desprestigiar al hermano candidato, en favor de un títere improvisado.
    Este BORREGO representante de una doctrina política funesta, que arrasó el país durante una malograda década, imponiendo el autoritarismo, la mentira, el cinismo y la corrupción fungió en su tiempo, de portavoz erudito y lacayo preferido del caudillo prófugo. Así fue…En fin.. ante la vergüenza pública, pensándolo bien, creo que los disparates de Xavier Lasso contra su hermano, son positivos para la campaña de segunda vuelta; así mismo, será un bumerán que sin duda privará en el futuro inmediato al aleve traidor, de volver a disfrutar, gozar del poder y vivir a costa del Estado; es visto que, es otro vago a quien tuvimos que mantenerlo con el dinero del pueblo y que a la hora de la verdad, resultó un corrupto intelectual. Saludos.

  25. Muy acertado el artículo de José Hernández, aunque me parece que bastante generoso con Xavier Lasso.

    Me pregunto ¿cómo podrá ver a la cara a sus hijas?

    Es de suponer que los valores de los seres humanos de los adquiere en el hogar. Sus hijas Julia, Carmen, Elisa y sus nietos, en qué clase de valores las formó?

    Siempre supe que Xavier Lasso era un tipo «especial», pero jamás me imaginé que llevaba un miserable Caín en el alma.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba