Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Dos trampas correístas amenazan al Hotel Quito

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

La posibilidad de que una parte del Hotel Quito sea derrocada está nuevamente en discusión desde que se presentó ante el Municipio un proyecto de la empresa China Road and Bridge Corporation para construir ahí un inmenso proyecto inmobiliario. En el debate están, por un lado, quienes creen que hay que defender este bien patrimonial y, por otro, quienes sostienen que en ese espacio de alto valor urbanístico hay que dar paso a la inversión y al desarrollo.

Independientemente del valor histórico y arquitectónico de la construcción de 1959, considerada como una joya del modernismo de la ciudad, la verdad es que el origen de su venta y de posible derrocamiento es, en sí, bastante opaco e irregular. Todo se remonta a 2014 cuando empezaron a aparecer los interesados en vender y en comprar ese bien que, en ese entonces, era del Instituto de Seguridad Social, IESS.

Para que la compra del Hotel Quito haya podido ser atractiva para la China Road and Bridge Corporation, o para cualquier otra empresa interesada en el desarrollo urbanístico, era recomendable quitar al edificio la calidad de bien patrimonial. O al menos quitársela a una parte. Siendo un bien patrimonial, la propiedad apenas servía para la alicaída actividad turística, pero no para aprovechar su estupenda y única locación para desarrollar un proyecto urbanístico. Pero ese problema tenía una solución sencilla y muy al estilo de quienes estaban en el gobierno en ese entonces: cambiar la condición de bien patrimonial.

Fue así que, en un acto del que casi nadie se enteró, el Ministerio de Cultura manejado por el entonces ministro correísta Paco Velasco alteró la ficha patrimonial del edificio en el Instituto de Patrimonio Cultural y generó la ficha IBI-17-01-12-000-000001, en la que se saca al ala sur del edificio de la lista patrimonial. Esto se hizo sin siquiera comunicar la decisión al Municipio de Quito.

En la parte en la que se lee Apart Hotel se pretende hacer la construcción. Se trata del ala sur de la edificación.

Así, la pretendida demolición del edificio del Hotel Quito solo se entiende con el antecedente del irregular cambio de su ficha patrimonial en el 2014. Hasta entonces, el edificio se encontraba protegido en su totalidad, como se señala en la ficha de mayo de 1988, por tratarse de un icono del periodo modernista del Ecuador, al igual que el Palacio Legislativo donde funciona la Asamblea Nacional. Ahora, la idea de la China Road and Bridge Corporation es construir dos torres que, de lo que se sabe, tendrían 36 pisos cada una.

Para justificar el cambio de ficha, el Instituto de Patrimonio Cultural puso argumentos tan pueriles como que al ala sur del edificio no se ve tanto como la norte o que el «valor  simbólico respecto al Hotel Quito que se encuentra en el imaginario colectivo se centran exclusivamente en los  bloques  más  representativos», como el ala norte y el lobby del hotel.  Parecería que en aquel entonces ya estaba presente la idea de construir en ese espacio.

Sin embargo, para alivio de quienes creen que el edificio debe ser protegido en su integridad, como el Colegio de Arquitectos de Pichincha, no todo está dicho: la empresa china aún no puede iniciar la construcción. ¿Por qué? En 2019, el actual Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, INPC, decidió incluir a la edificación completa del Hotel Quito en el inventario de bienes inmuebles protegidos. Con una resolución se dejó sin efecto la opaca modificación de la ficha del 2014, lo que ha provocado la reacción de la empresa China Road and Bridge Corporation. La empresa presentó una reclamación al INPC pidiendo que se derogue la resolución alegando que se ha afectado su seguridad jurídica porque ellos compraron el Hotel Quito con una ficha patrimonial, que permite echar abajo una de las alas del edificio, y ahora no se puede construir ahí.

La historia de la venta, y muy posible demolición del Hotel Quito, no solo tiene la irregularidad del cambio de ficha patrimonial como antecedente. Al menos dos años después del episodio de la ficha se produjo la compra del inmueble por parte de la empresa china y aquello ocurrió en medio de un gran misterio y opacidad. Como lo registró 4P., el entonces presidente del IESS, Richard Espinosa, hizo la venta sin informar a nadie ni siquiera a los miembros del directorio del Biess, a cuyo nombre estaba la propiedad. A pesar de que los miembros del directorio le solicitaron varias veces, como se ve en la nota de 4P., Espinosa los ignoró. No informó de esa venta y no dispuso que el gerente del Biess lo haga. Y no informó ni siquiera a la delegada del Ministro Coordinador de la Política Económica sobre las condiciones de venta de un activo tan importante para el IESS como el Hotel Quito.

La pretendida demolición del ala sur del Hotel Quito es altamente polémica por el significado que tendría su alteración para el patrimonio de la ciudad. Según el Colegio de Arquitectos de Pichincha, CAE-P, el edificio tiene un valor histórico, social y arquitectónico que justifica que su totalidad se encuentre protegida. Para el CAE-P marca un hito: es en gran medida la memoria de la construcción del Quito moderno y, si bien el diseño del hotel es del imperante Estilo Internacional, a escala urbana, se adapta al medio que lo rodea. «Así, el proyecto conversa con el paisaje, generando un ícono que refleja el diálogo entre lo insertado y lo local». Se sabe, además, que en la Comisión de Áreas Históricas y Patrimonio del Municipio existe una férrea oposición a la construcción de las torres.

En resumen, la posible demolición del ala sur del Edificio es polémica por su valor patrimonial y también por la opaca historia reciente del hotel: desde la sospechosa elaboración de una ficha que lo hizo vendible, hasta la venta llena de misterios y dudas.

Foto: Hotel Quito

14 Comments

  1. Richard Thorny vive en Toronto y no creo que regresara a Ecuador, el único presidente de el ÍESS que nunca hizo algo mal así que nada le pueden reclamar

  2. En arquitectura el concepto de bien patrimonial no solo va vinculado a edificaciones antiguas sean estilos clásicos, barrocos, góticos, etc, sino también a la carga simbólica que conllevan, el Hotel Quito tiene todas las virtudes y atributos para merecer
    tal categorización; años 60s.
    Ecuador de Ponce Enríquez, un país pobre,en su expectativa de una histórica cita internacional , consideró ineludible disponer de un alojamiento de stándares de primera línea, por supuesto lo logró, en su categoría intercontinental, fue un hotel impresionante para su época, de los más lujosos y renombrados de Latinoamérica , sería tétrico que una venta entre gallos de media noche deje a semejante y significativo icono de la Capital, en manos del más burdo y grotesco mercantilismo, que pretende desmantelar esta Obra magnifica y monumental que merece mejor destino.
    El país tendrá sus ojos sobre la Municipaludad.

  3. En ésa venta se violentaron todos los procedimientos Legales dentro del IESS, por consiguiente, LA VENTA ES ILEGAL y debe declararse NULA, y el bien inmueble debe volver a manos de su dueño EL IESS.
    Los que cometieron ése delito deben ser procesados, sentenciados y busca los por todo el Mundo y que paguen por lis perjuicios causados.
    Actúen Autoridades por favor. Esto es el colmo en Ecuador.

  4. Si no me equivoco alguna vez saltó que uno de los grandes involucrados en el negociado
    de la venta del Hotel Quito, era el papi del gran planificador correísta ( planificó la destrucción del país, y seguramente se embolsicó jugosos sueldos) Pabel Muñoz. La Fiscalía debe agilitar la investigación de este otro gran atraco al Iess, con el delincuente R.Espinosa a la cabeza y más miembros de la pandilla correísta.Debe investigarse a fondo esta negociación, porque donde están los correístas apesta a latrocinio, a delincuencia,a viveza.Y , todavía quieren volver , claro para continuar con el robo y el asalto a los bienes del país. Otro gran negociado con los chinos donde deben haber recibido jugosas coimas mucha gente de Atraca país.

  5. Solo hay que preguntarnos quienes fuero los concejales correítas, porque en esa fecha, todo le pertenecía al Mashi, que autorizaron quitarlo como bien intocable por patrimonial y echarles en cara con la justicia y las leyes, tan sobornable actitud.

  6. En todas las ciudades del mundo,se proteje el patrimonio y a la par se da luz verde al desarrollo de proyectos en altura .Tomando en cuenta el punto desempleo,que es es el más alto en Quito 30% + – es una buena oportunidad para bajar el desempleo, torres de esa magnitud por lo menos 4 años de trabajo para miles de ecuatorianos.Lo que no apoyo es el derrocamiento del ala sur.Que se construyan esas torres en el parqueadero,sin topar el edificio del hotel y su espacio recreativo.Un ejemplo son las torres del castillo en la 12 de Octubre ,quedo muy bien ese proyecto y generó empleo.

  7. Una y otra vez, qué desastre que ha sido el correísmo.

    Pues que el municipio compre la propiedad y le otorgue en concesión a la Four Seasons Hotels & Resorts.

  8. El dibujo (rendering) del proyecto que se ha hecho público incluye no solo los dos rascacielos mencionados en lugar del ala sur, sino tres (o cuatro). El tercero se levantaría demoliendo el volumen norte del casino. Eso lo muestra el dibujo. Extrañamente, el área del estacionamiento se muestra intocada. Allí, evidentemente aparecerá mágicamente el cuarto rascacielos. Cuatro gatos por liebre.

  9. Por que sera que no hay acto delincuencial y de prepotencia donde no haya un correista? Y aun asi hay quienes van a votar por los mismos, los peores ladrones de la historia de este pais.

  10. La calificación del Hotel Quito como edificación patrimonial me parece sumamente dudosa, estrictamente desde el punto de vista del diseño arquitectónico. Es un romanticismo trasnochado que solamente impide el desarrollo urbanístico. Lo que sí es sumamente grave es la opacidad de la negociación para la venta del inmueble. Surge claramente a la vista que se lo vendió a precio de huevo con la intención oculta de que el promotor inmobiliario se embolsique una jugosa ganancia. Solamente por eso debería anularse la venta y regresar el bien al patrimonio del IESS. Quienes han sido expoliados en este caso son los afiliados, verdaderos propietarios del inmueble.

  11. La resolución del INPC es del año 2020 y la expidió Catalina Tello, actual Directora Ejecutiva del INPC quien en buena hora le sucedió a Joaquin Moscoso, ex funcionario del Ministerio de Cultura y del INPC.
    La Comisión Nacional Anti Corrupcion puso la demanda en la Fiscalia para que se investigue la venta del Hotel Quito y el Comité Pro Mejoras del Barrio La Floresta viene haciendo una lucha desde hace más de 15 años por proteger el patrimonio urbanístico del barrio, conforme la Ordenanza 135 que puso en vigencia el Plan Especial de Ordenamiento Urbano de La Floresta.
    Muy buen artículo. Gracias

  12. Cuando se descubre algo chueco en cualquier área de alguna institución pública, allí estan los correistas.Paco Velasco, un bocon y R.Martínez un lameculos suertudo, viviendo a costillas nuestras en Toronto! Es su ADN, el robo…

  13. Los correístas, primero no tienen respeto por nada, y segundo gozan saltándose todas las normas. Así con ellos nada está a salvo!

    • Correismo en el diccionario ya debería constar como sinónimo de robo. Estos sinvergüenzas lo único que quieren es vendernos a las empresas chinas para llenar sus bolsillos de coimas. Empresas que explotan a sus trabajadores hacen trabajos de pésima calidad en verdad no generan progreso a nuestro país.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba