Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Ahora los amigos de Yaku Pérez fabulan

en Conexiones4P/Elenfoque por

La más reciente y novedosa  tesis para explicar la actual pugna por pasar a la segunda vuelta electoral, es aquella que dice que existe un acuerdo “bajo la mesa” entre Rafael Correa, Jaime Nebot y Guillermo Lasso para marginar a Yaku Pérez.  Según esta teoría, el ex presidente, que vive en Bélgica, y los dos figuras de la derecha se han puesto de acuerdo secretamente para bloquear en el Consejo Nacional Electoral y en el Tribunal Contencioso Electoral las posibilidades de Pérez para pasar a segunda vuelta y así disputar la Presidencia con Andrés Arauz.

La tesis circula en medios y en redes. La desarrollaron largamente el martes 9 de marzo en Radio Democracia Juan Cuvi y Napoleón Saltos, dos viejos militantes de los llamados movimientos sociales y que ahora trabajan por la candidatura de Yaku Pérez. Una semana antes, el histórico socialista Diego Delgado, articuló la misma idea en radio Águila.

Según Juan Cuvi, hay un «acuerdo bajo la mesa entre estos tres políticos que «están confabulando para, de alguna manera, legitimar este proceso irregular».  Solo queda saber, dice,  «cuáles son los términos» de dicho acuerdo. Cuando el periodista Francisco Rocha, le preguntó si hay evidencias para confirmar la tesis del acuerdo, Cuvi aseguró que basta ver cómo coinciden las declaraciones de los candidatos Arauz y Lasso que niegan el fraude y se consideran ya finalistas. Esa es la prueba madre de la existencia acuerdo. Sin embargo, para él, el acuerdo es «burdo y grosero como para que la sociedad la pase por alto».

Napoleón Saltos  razona casi idénticamente.  Según él, existe una «especie de pacto de intereses entre el correísmo y la derecha para llegar a una democracia fracturada». Según Saltos, los poderes «tradicionales» están cerrando el paso a los sectores y corrientes emergentes que se han «expresado, no en la institucionalidad sino en las calles”. Diego Delgado dice, por su lado, que la existencia del pacto entre Correa, Lasso y Nebot se comprueba en unas declaraciones de Lasso en las que confiesa haber dado una contribución de 50 mil dólares para la campaña de Correa, quien fue hasta su casa para pedir una ayuda económica para su campaña. Y Delgado concluye que «Guillermo Lasso representa al correísmo sin Correa».

La tesis de Cuvi, Saltos y Delgado tiene algunos problemas, nada menores. Para comenzar: para que pueda ser verosímil, Lasso tendría que estar comprometido a perder las elecciones por tercera vez consecutiva. Es decir, estar dispuesto a perder en la segunda vuelta, lo cual luce como algo por demás absurdo. Si la idea es que se haya acordado todo para que la carrera final sea disputada entre Arauz y Lasso, para dejar de lado la candidatura de Pérez, era necesario que Lasso se hubiere comprometido a perder. ¿Lasso ayuda a hacer trampa para perder? Los creadores de la tesis no hablan sobre aquello.

Cuvi, Saltos y Delgado fallan al sentido común y, sobre todo, a la evidencia histórica. ¿A cambio de qué o para qué Lasso habría decidido llegar a un acuerdo según el cual él debe perder frente al correísmo? Suponer aquello implica ignorar la historia: Lasso ha sido dos veces finalista en elecciones con el correísmo y ésta sería la tercera si se confirman los datos electorales. En las tres ocasiones ha invertido un buen pedazo de su fortuna y en esta última incluso ha decidido participar batallando con sus limitaciones físicas. ¿Qué gana con el acuerdo? ¿Para qué o a cambio de qué lo haría? El candidato de CREO dejó la banca para dedicarse a la política, puso en riesgo su integridad física y la de su esposa en un ataque del correísmo en el Atahualpa, se ha expuesto a que lo llamen banquero ladrón y lo acusen, a pesar de lo que dijo Eduardo Valencia, de ser responsable de la crisis económica de 1999… Así y todo en la mente de los creadores de la hipótesis del acuerdo bajo la mesa, Lasso acordó secretamente ahora con Correa a perder.  Diego Delgado, de su lado, concluye muy a la ligera que su aporte a la primera campaña de Correa es la demostración de que Lasso está amangualado con Correa. Bajo el supuesto de Delgado ¿también lo estuvo en las dos elecciones anteriores? En el razonamiento de este socialista, algo que ocurrió en el 2006 sigue vigente, ignorando todo lo que ha ocurrido desde entonces. Ignorando que toda la carrera política de Lasso, desde hace 11 años, se ha hecho precisamente enfrentando al correísmo.

La afiebrada idea de que Correa, Lasso y Nebot llegaron a un entendimiento también necesita, para ser medianamente creíble, que el candidato de CREO haya apostado a tener 13 puntos menos que Arauz en la primera vuelta (8 puntos menos que en las últimas elecciones), porque de lo contrario hubiera arruinado lo pactado. Además, de establecer que para Lasso un eventual gobierno de Yaku Pérez sería un fenómeno mucho más amenazador que el propio correísmo, lo cual no parece tener ni lógica ni sentido común. ¿Es acaso Pérez una posibilidad mucho más catastrófica que la del regreso del correísmo? ¿En serio Cuvi, Saltos y Delgado creen que Lasso prefiere el triunfo de Arauz y el regreso de Correa a un gobierno de Pérez? Parecen olvidar, además, que antes de la primera vuelta, Lasso anunció que votará por Pérez en caso de que él pase a la segunda vuelta.

La tesis del acuerdo bajo la mesa suena a una fábula que, por más bonita  y atractiva que pueda aparecer, tiene el problema de que no  no es verosímil. Un crimen para ser perfecto, tiene que tener todas las coartadas controladas y, en este caso, resulta inexplicable que uno de los tres protagonistas del supuesto acuerdo esté dispuesto a pegarse un tiro en la nuca. Además que eche por la borda su historia y sus aspiraciones personales. Ahora, lo anotado para Lasso no forzosamente funciona para Jaime Nebot.

Una tesis como esta, sobre el supuesto acuerdo entre Correa, Lasso y Nebot, no aporta en absoluto a la comprensión de las circunstancias en que se halla el país. Lo cuestionable es que la hagan cuadros políticos de los cuales no se esperan fábulas absurdas que, más que explicar, exacerban prejuicios y lecturas primarias.

Foto: FM Mundo y Plan V

18 Comments

  1. realmente aveces hay que recurrir a palabra llanas, esta gente habla hueva…., siempre buscando enemigos, siempre en busca de complots, siempre mirando el error en los ajenos, siempre victimas. Esta posición más se parece a la del Mashi que siempre andaba buscando enemigos y molinos,,, al fin y al cabo pachacutick fue en su momento aliado de Atraca País,, le aprendieron biennn.

  2. Efectivamente no sé que nota está leyendo Cecilia, creo que se le chispoteó. En cuanto a la ridícula tesis de Cuvi, Saltos y Delgado , estaría bien para que organicen una representación trateal de los 3 chiflados. Por favor señores de la prensa no den tribuna para que cualquier personaje se presente a exponer barbaridades sin ningún sustento.

  3. Realmente una fábula , o mejor , » cuento Chino » , que ni este trio de iluminados se lo creen . Si pretenden algún día llegar a ser poder , lo primero que deben enarbolar es la verdad , y Uds lo que han esgrimido en esta ocasión es una gran mentira !!!!!!!!

  4. Muy buena respuesta a Cecilia Jose, pues así están de despistados, efectivamente yo también leía a Cuvi, lo dejaré de hacer, sus entrevistas eran buenas sin prejuicios, de Saltos el sociólogo, qué se puede esperar, su trajinar político no le ha llevado a nada sino a la confusión, era correista? bueno a Diego lo respeto pero tiene sus fantasías, deberá escribir un libro de ficción. Cómo dijo un desacreditado e político, “sueños de perro” sigan fantaseando pero no confundan, identifíquense como lo que son y, los periodistas deben tener cuidado con estos sujetos, si no pueden contradecirles chi altura y hechos, mejor no los entrevisten, que se pierdan en la historia. Yaku el Trump ecuatoriano, debut y despedida

  5. Lo cierto es que Yaku Perez con toda esta cantidad de estupideces ha dejado de ser un posible futuro Presidente del Ecuador. El pais ha podido ver quien se esconde tras esa mascara de politiquero barato. Si alguna vez pretende volver a ser candidato, tengalo por seguro que a duras penas llegara a un 5% si no es menos. Tuvo la oportunidad de ganarse el corazón y confianza del país, pero pudo mas su ego, su delirio de grandeza y su ambicion de poder.

  6. En cambio, desde otro punto de vista, el entente parece ser entre Pachacutic, Conaie y los del Cinturón. Como Arauz está arriba en los porcentajes obtenidos, estos que no «son aliados» (que también «no se vieron» uno al lado del otro en el relajo de octubre ppdo.), simulando una neutralidad idéntica a los de la ID, les dan la mano para que el susodicho llegue a la gloria. Y una vez en ella (en la gloria), piensan que este les dará un aletazo para también saborearla, que se les hace «agua la boca» desde hace rato.

  7. Permitanme usar una palabra del pueblo: he escuchado y visto huevadas, pero este trio se lleva un Oscar con su fantasía. Y yo que extrañaba la columna de Cuvi en El Comercio los sábados, me siento decepcionado. De don Napoleón no espero mas. De mi Dr. Delgado, Jesús y Dios su verborrea…!. Estas payasadas degradan más la política… Que pena (y que chiste…)

    • Los políticos de Izquierda ideológicamente piensan igual: sometimiento del individuo al.estado. En la práctica unos han demostrado ser corruptos y otros aspiran a serlo.
      Cuvi, Yaku y creo que Delgado, fueron correistas a su tiempo. Hoy quieren probar con otro de los suyos, con la esperanza de que no los excluya del poder. Si tabular y mentir les ayuda, así lo harán.

  8. Deberían dedicarse a la literatura de ficción política. Género inventado que se favorecería con los sueños de perros de un montón de manipuladores que deambulan por las radios del país

  9. No sé qué tanto se teoriza y se defiende unos resultados tan dudosos. Los fanáticos de Lasso deberían ser los primeros en exigir que se abran las urnas y se reconteen los votos para «demostrar» que realmente ganó. Si así fuera, a lo mejor hasta le apoyáramos. LO UNICO QUE SE PIDE ES TRANSPARENTAR EL PROCESO, nada más.

  10. Cucú y Saltos no saben cómo justificar la labilidad de Pérez que siempre hablo de principios , de honestidad y de ética y cayo a la “primera “ tentación

  11. Acuerdo entre Nebot y Correa? Puede ser. Hay razones para la sospecha. Sobre todo, da la impresion de que Correa y su mafia saben algo de Nebot que le tienen amedrentado hasta los h…..

    Acuerdo entre Lasso y Correa? Solo al Don Napo y al Don Diego se les puede ocurrir. Pero ya que aparecieron ellos tambien en el escenario, si alguna vez pense que Yaku era una opcion para el futuro politico del pais, el Don Diego la acaba de embarrar. No sabia que Yaku y el son aliados politicos. «Dime con quien andas y te dire quien eres». Solo falta que Yaku tambien sea ex-AVC.

  12. En la actualidad es precisamente de los «cuadros políticos» de quienes debemos esperar fábulas absurdas y delirios de persecución. No me sorprende entonces las mamufadas que estos tipos han dicho.

  13. Pero si acá la única fuente que muestran los politiqueros del Yaku es la fuente a la que se le hecha monedas para que cumpla deseos. De hecho, mucho les encanta jugar al Lotto, tirar un intento a ver si tienen suerte de que les salga el premio gordo. La mentalidad Lotto ya la mostraron al tirar actas (o según ellos «evidencia del fraude») con la esperanza de que les salga alguna con irregularidad y ahora con un relato barato y flojo que de nuevo depende simplemente de que un milagro lo haga realidad. Parece que estamos jugando de nuevo con las típicas tácticas de los politiqueros de manual para convencer (o convencerse a ellos) de que han ganado y si no lo han hecho es por una conspiración muy conveniente en contra de ellos. Sí me dejó algo inquieto lo implícito de que una vuelta al correismo puede ser medio mejor a una presidencia de Yaku. Creo que con lo de eco-correistas no me equivoco.

Responder a GESPIN Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba