Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

La Asamblea no puede cambiar el contenido del referendo

en Conexiones4P/Elenfoque por

Más de 300 mil ciudadanos firmaron la propuesta del Comité por la Institucionalización Democrática para someter a referendo tres cambios constitucionales: la eliminación del Cpccs, la bicameralidad de la Asamblea y la independencia de la Fiscalía. ¿Puede la Asamblea desnaturalizar ese proyecto, como ya lo hizo la Comisión de Enmiendas?  Y si lo llegase a modificar, ahora que se lleva a cabo el segundo debate,  ¿tiene algún sentido la democracia directa? Pablo Dávila, presidente del Comité, responde en 4P.

¿Crees que el Pleno de la Asamblea tiene conciencia de que la Comisión de Enmiendas se extrapoló al haber sacado la bicameralidad de la Asamblea del informe para segundo debate -que se inició esta semana- sobre proyecto de Reforma Constitucional presentado por el Comité por la Institucionalización Democrática, que presides?
Tengo la impresión de que sí. En la reunión a la que fuimos invitados el jueves pasado, este fue uno de los temas principales que los representantes del Comité planteamos y creo que quedó claro que, en última instancia, la competencia dentro del trámite de reforma parcial de la Constitución que prevé su artículo 442 se refiere a la intervención del pleno de la Asamblea. Por tanto, la Comisión no podía alterar el contenido esencial de la propuesta.

¿Hay conciencia de que la Asamblea debe tratar el conjunto de la propuesta como la presentó el Comité; es decir, desaparición del Cpccs, bicameralidad de la Asamblea e independencia de la Fiscalía?
No tengo la certeza de que va a ser así, evidentemente. Pero después de la primera reunión creo que ha habido declaraciones de representantes de partidos que están en la Asamblea, reconociendo que la propuesta completa debe ser conocida por el pleno de la Asamblea. De hecho, la misma presidenta de la Comisión de Enmiendas ha dicho que su informe es una recomendación y no es vinculante. Esos elementos de juicio permitirían establecer que la Asamblea reconoce, por lo menos, que el pleno es quien tiene que discutir estos temas y tomar una decisión.

Eso implicaría que está claro que una cosa cosa es un proyecto de reforma constitucional de iniciativa popular y otra de iniciativa legislativa.
Creo que esta es una reflexión adicional. Una cosa es que aceptemos que el pleno de la Asamblea tiene que cumplir un rol en la tramitación de la propuesta de la reforma parcial a la Constitución. Otra cosa es, ¿cuál es el alcance que tiene esa participación en el trámite del pleno de la Asamblea Nacional cuando se trata de una propuesta de iniciativa ciudadana? La posición que tenemos en el Comité por la Institucionalización Democrática es que el Pleno de la Asamblea tiene la obligación de conocer los tres puntos completos. Ese es un derecho de los legisladores que no puede coartar la Comisión. Sin embargo, tiene que resolver sobre esos tres temas privilegiando la participación posterior de la ciudadanía para decidir en referéndum sobre los tres casos que han sido planteados por al menos del 1% de los ecuatorianos que firmaron la propuesta.
La Asamblea puede mejorar el proyecto, puede coadyuvar al éxito de un documento que llegará a referéndum. Pero no puede tergiversar el fondo de la propuesta que viene avalada por la ciudadanía. De lo contrario, ¿qué sentido tiene que los ciudadanos se organicen para promover un proceso de democracia directa cuando los representantes en la Asamblea, tienen la potestad de cambiar el contenido de una propuesta que viene avalada por la gestión ciudadana? Eso no tiene sentido. Por nuestra posición es que la Asamblea debe respetar el contenido de fondo, tramitarlo, discutirlo, mejorarlo pero no modificarlo.

Así no ha procedido la Asamblea. La prueba es lo que hizo la comisión presidida por Elizabeth Cabezas: descuartizó la propuesta y la convirtió en un proyecto que esa comisión mandó al pleno. ¿Es un tema de esa comisión o la ley no está clara?
Finalmente podríamos sentarnos a discutir sobre cuál es el alcance de la atribución que tiene, de acuerdo a la Constitución en su artículo 442, el pleno de la Asamblea. Eso es aceptable. Las normas se prestan a interpretación y por eso, en última instancia, la Corte Constitucional deberá pronunciarse sobre el alcance que tiene el pleno. La Comisión definitivamente no tiene capacidad para modificar la esencia del proyecto. Eso no está en discusión.

¿No debería haber sindéresis entre lo que hizo la Corte Constitucional, lo que hace la Asamblea y, finalmente, el referendo? ¿Cuál es tu interpretación?
De hecho hemos pedido a la Corte Constitucional que haga un seguimiento a su dictamen original. En esencia la Corte emitió un dictamen de carácter formal y definió la vía que tiene que seguirse para reformar la Constitución. Nos dijo: tienen que, para poder plantear las tres reformas, usar el mecanismo de reforma parcial, previsto en el artículo 442. Sin embargo, la Corte nos hizo observaciones de fondo al contenido de nuestra propuesta. El punto es que la Corte tendrá que verificar si la actuación que ha tenido la Asamblea, en el trámite de esta petición de iniciativa ciudadana, respeta el contenido del dictamen. No olvidemos que el proceso tendrá que regresar a la Corte Constitucional para que se pronuncie sobre la constitucionalidad de las preguntas propuestas. Si la Asamblea decide cambiar la esencia de la propuesta y de las preguntas, la Corte tendrá que pronunciarse al respecto y velar porque el artículo 442 se cumpla y eso implica definir cuál es el alcance de lo que la Asamblea puede o no puede en un proceso de iniciativa ciudadana. Por tanto, la actuación que tiene la Asamblea debe ser encaminada a facilitar el pronunciamiento de la ciudadanía sobre esos temas fundamentales.

¿Esta es una prueba enviada a la Asamblea para saber si la ciudadanía puede, como dice la Constitución, ejercer la democracia directa?
Así es. En este caso nos hemos preguntado qué tenemos que hacer para poder iniciar un proceso de reforma constitucional directamente. No nos hemos preguntado cómo debemos hacer el proceso para pedir al presidente que reforme parcialmente la Constitución ni hemos creído pertinente ir donde los legisladores para que inicien un proceso de reforma parcial.
Aquí está entrando en conflicto el mecanismo de participación directa de los ciudadanos que buscan un referendo y que plantean una iniciativa de reforma parcial constitucional, versus lo que puede hacer la Asamblea, dentro de ese trámite de reforma parcial. No tiene sentido ni justificación jurídica, pero tampoco tiene justificación política, que el órgano representativo pretenda coartar lo que la ciudadanía pide, cumpliendo los requisitos para poder transformar la constitución directamente; es decir mediante un referendo. Ahora veremos, como planteabas al principio, cómo acciona esta asamblea. Si decide respetar su obligación frente a la ciudadanía o pretende, una vez más, imponer su posición desconociendo la voluntad ciudadana de llegar a las urnas.

Foto: Asamblea Nacional.

Este entrevista se publicó ayer, 14 de marzo, en el boletín dominical de 4P. Si desea recibirlo, suscríbase por favor gratuitamente aquí: GPS4P.

3 Comments

  1. Muy de acuerdo con la mitad tendriamos demasiados. Nosotros debemos exigir que el candidato a la asamblea presente al menos titulo de 4to nivel,de un examen de conocimiento de la Constitucion presente record policial .Con todo esto presentarse como candidato a una pre-eleccion ciudadana, y luego aparecer en la papeleta para terciar como asambleista.Tenemos la obligacion de depurar esa putrefacta asamblea.

  2. Es decir, la ciudadanía puede ejercer la democracia directa como contempla la Constitución si a la poderosa Comisión de Enmiendas de la Asamblea le da la gana de que así sea. Y así ha ocurrido con otros proyectos de ley o juicios a funcionarios que se evaporan en las poderosas comisiones. Definitivamente, el país está enrevesado.

  3. Lo mas importante seria bajar el numero de diputados y asesores, pues para lo que sirven, cuestan un ojo de la cara a los ecuatorianos, la asamblea solo es una fuente de empleo para personajes de medio pelo, o acaso han visto un PHD entre sus miembros?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba