Los odiadores mordieron ayer el polvo

en Info por

Ayer no fue un buen día para las redes de Andrés Arauz. Una avalancha de relatos, imágenes, noticias desempolvadas con el hashtag #CuandoElOdioEstabadeModa les debió haber quitado el sueño. Si su estrategia después de la primera vuelta era quitarse a Correa de encima y mostrar a Arauz como un ecologista y feminista amigable (hasta cambiaron el logo), #CuandoElOdioEstabadeModa se encargó de restregarles los abusos de Correa. Su campaña no pudo voltear la tendencia, a pesar de que lo intentaron; la frase citaba a Arauz, quien en Twitter había dicho que “el odio ya no estaba de moda” y, como él, reconocía tácitamente que el odio sí fue una política de Estado. “Ya no”, es decir, “antes sí”. Sus trolls, medios y seguidores tuvieron que encajar los golpes. 

El hashtag surgió pocos días después de que Correa volvía a publicar unos trinos con los que pedía a sus seguidores que nunca olviden a quienes hicieron público su apoyo por la Consulta Popular de 2018, incluyendo a la ajedrecista Carla Heredia, al escritor Rafael Lugo y a las activistas por los derechos lgtbqi Silvia Buendía y Pamela Troya. “Aquí están muchos de los cómplices de Moreno. Son todos los que están, pero no están todos los que son. ¡Prohibido olvidar!”, escribió.

Las publicaciones más recientes de Correa fueron menos explícitas que las de 2017, pero igual de amenazantes. “Sin odio pero con memoria” también parece una admisión tácita de las verdaderas razones para publicar esos rostros. El hashtag #CuandoElOdioEstabadeModa se aferró de ese rencor para revivir sus años en el poder con lo anecdótico, lo doloroso y lo crudo: la tuitera Diana Amores, por ejemplo, escribió: El odio no era «moda». Era POLÍTICA DE ESTADO. Se decretaba. Se promovía. Se ejecutaba. Se aplaudía.” Una cuenta que suele ser de finísimo humor —Dr. Pantox— pausó los chistes para compartir un compendio de Plan V de muchos de los sobrevivientes de las violaciones a los derechos humanos de Correa. El artista Fabian Patiño recordó que #CuandoElOdioEstabaDeModa fue secuestrado por el presidente. Escribió: “En 2014 le hice pulgar abajo a la caravana presidencial en la 6 de diciembre. Dos agentes me subieron a un patrullero. Me requisaron, hicieron fotos de mis documentos y me fueron a dejar por el Itchimbía. Eso es secuestro, si no he entendido mal.” Y así, como vómito, salían las apaleadas del gobierno contra indígenas que se opusieron a su extractivismo o la reelección indefinida, los 10 de Luluncoto, el asesinato del General Gabela. 

La frase es lo que en movilización no-violenta se llama “acción dilema”: un acto colectivo que pone “en jaque” político al adversario, quien pierde si hace algo al respecto, pierde si no. Esto era evidente en la respuesta de las redes correístas —los guerreros digitales— que intentaron adoptar el hashtag para enfatizar los supuestos logros del caudillo a la vez aceptando que “el odio estaba de moda”. No podían sacudirse de esa aseveración, por lo que con frecuencia tenían que admitir por omisión que para ellos el odio era algo admisible a cambio de carreteras o de alguna supuesta mejora en la economía. Juan Pablo Jaramillo, por ejemplo, publicó una entrevista de Diego Oquendo a Guillermo Lasso: #CuandoElOdioEstabaDeModa se dijo esto (menos mal y #ElOdioYaPasoDeModa porque lo importante es que la economía se recupere.” Admitía así que en su visión el odio era justificable antes. Jacobo García, también paralizado, escribió: «Las emociones negativas cansan y desmovilizan. Pero ciertos influencers y ejércitos digitales parece que volvieron a ello. De nuevo, esto vuelve a ser el estercolero de siempre. No hay lugar para hablar de empatía ni reconciliación.» García, frustrado, parecía olvidar que las redes han sido una plataforma de movilización efectiva de los últimos años para, precisamente, denunciar abusos y acompañar movimientos más amplios. Desde BlackLivesMatter (que empezó como hashtag) en contra de la violencia policial en Estados Unidos, hasta #Metoo (otro hashtag), en contra de la violencia de género, este tipo de convocatoria en el mundo no desmoviliza. Al contrario, bien hechas, pueden alertar y despabilar la memoria. 

Irónicamente, la bola de nieve la empezó el mismo Correa, quien debía mantenerse calladito por el bien de su propia campaña. No pudo hacerlo. Su impaciencia solo abrió una caja de Pandora con los recuerdos más nefastos de su administración. El odio le gana y no importa cuánto intente esconderlo. Eso entendió Facebook cuando le bajaron el post en 2017 por violar sus términos y condiciones; cuando el odio estaba de moda. Y ahora eso entienden miles también.

Foto: Diario El Universo.

8 Comments

  1. PROHIBIDO OLVIDAR, al odiador que tuvo en el limbo al Ecuador entero, es más, ya dijo que «lo de Bolivia era cuestión de tiempo», y lo mismo va a pasar en nuestro País, si es que ellos regresan, él va a ser el principal asesor de Arauz, habrá persecución a todos los honestos, igual y peor que en la década robada, todos ellos quedarán libres, y todo quedará en la impunidad.

  2. Es lamentable que este tipo Correa pretenda hablar de odio cuando ese sentimiento se incrementó gracias a él, es un ser que solo vino para hacer daño, y sus seguidores se matan con el ya gastado, » pero tenemos carreteras» cuando la obligación de quién gobierna es hacer obras, no es favor ni es una concesión que nos hizo, ojalá la gente se de cuenta de lo dañino que estos revolucionarios le han hecho a Latinoamérica y los podamos eliminar definitivamente.
    Prohibido olvidar que quienes pusieron al inepto de Moreno fueron los mismo que ahora quieren poner a Arauz.

  3. Para el mashi ODIAR es respirar.
    Si no respira MUERE.
    Como aunque viejo y calvo aun vive.
    Seguirá odiando hasta cuando EL DIABLO LO RECOJA.

  4. Es lamentable que tengamos que seguir hablando de Correa y no del proximo Presidente Guillermo Lasso pero no se puede permitirles tanto engaño y mentira a un ODIADOR CONTUMAS como lo fue, lo es y lo sera Rafael Correa y sus adlateres y titeres, esta en su esencia y su mensajes de perseguir a medio mundo hasta una deportista de nivel mundial como Carla Heredia y a toda la prensa «corructa» por publicar sus fechorias, en caso de volver que ojala y Dios no lo permita por el bien de nuestro amado pais nos obligan a hacerlo. No mas correismo !!!
    #VotaBien

  5. Que podemos decir de un odiador profesional, que en las sabatinas se mofaba de opositores, de indígenas, de mujeres, del pueblo, con chistes que eran aplaudidos por sus comensales y beneficiarios y como burdo emperador romano bajaba el pulgar a quienes cansados de su demagogia y en base a la Constitución y las leyes le reclamaban, esta señal y otros códigos eran utilizados por las instituciones autónomas, pero administradas por sus acólitos y secuaces para imponer sanciones y más actos con la finalidad de infundir temor. por esto y por otras acciones fuera de la ley, NUNCA MÁS este tipo de gobiernos que han estado en el poder por catorce años, un ejemplo es como se unieron en la asamble para negar el proyecto de reforma constitucional y que era respaldado por el pueblo con más de 300.000 firmas, pero que ha esta gente no le interesa, ya que va en contra de sus intereses, si Votan por Arauz, lo que están es haciéndole el juego a Correa y aquellos que reunen con el en México para recibir instrucciones.

  6. Bueno que podemos decir después de tanta barbarie, tanto abuso de poder, tanta corrupción, tanta DROGA, tantos muertos, tanto ODIO entre Ecuatorianos, todo generado por un frustrado por ser hijo de MULA traficante y ex presidiario de los EE UU. Un hombre que creyó que llegando al poder iba a quedarse por toda la vida como Castro o Chávez y el País termino odiandolo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*