El PlanVacunarse fue un mal chiste

en Conexiones4P/Info por

La parálisis del IESS

Mala manera de empezar la semana: la página de PlanVacunarse seguía sin ser habilitada la mañana del 15 de marzo, a pesar de la campaña de expectativa que le dedicó el gobierno y, obviamente, de la urgencia. Crónica de una caída anunciada: las redes hicieron lo suyo expresando el malestar por la página caída y, luego, por los problemas que presentaba para el registro: habilitada la plataforma era demasiado lenta y se congelaba en la lista de espera, el registro de datos o la confirmación.
Aparte de gordo, paperas. Con bajísimos índices de aceptación y a meses de salir, la página caída era sal en la herida. Esta imagen lo muestra: compara a Máximo, un tucán que era la mascota de vacunación pública de la UNICEF en 1993, con el tiranosaurio de Google Chrome que aparece cuando no hay internet. Expectativa-realidad. Dato curioso: este dinosaurio pixelado se convirtió en el símbolo de la conexión caída y también es lo que en Estados Unidos llaman «easter egg», o huevo de pascua: es un juego que activa Google Chrome que no requiere de conexión. Así, si cae el internet, al menos se puede jugar… mientras se espera por las vacunas.

 

Los Simpsons lo vuelven a hacer

Andrés Arauz se reunió con algunas de las figuras emblemáticas del correísmo, según unas fotos filtradas. Aunque la noticia en sí no era tan novedosa o extraña (Arauz obviamente coordina con el buró del movimiento), si era destacable la cantidad de prófugos de la justicia sentados en la mesa: Fernando Alvarado, quien se sacó su grillete y dejó un mensaje de Whatsapp despidiéndose de las autoridades (y agradeciéndoles), Ricardo Patiño que se fugó a México y el mismo Rafael Correa. También estaban Gabriela Rivadeneira, René Ramirez y Pabel Muñoz; la crème de la crème del correísmo en una misma mesa.
Las redes no pudieron más. Acudieron nuevamente a los Simpsons para comparar al Gordo Tony, el mafioso estelar del programa, con Correa y sus allegados. Es un cuadro afortunado que coincide casi en el ángulo de la foto, la posición del jefe y las miradas. Los Simpsons tienen fama de haber vaticinado algunas situaciones como la pandemia del Covid y la llegada de Trump al poder en Estados Unidos. Es una leyenda urbana de coincidencias como esta, una reunión de prófugos.

Ay, por favor, César

César Montúfar volvió al ruedo después de la primera vuelta, donde no consiguió ni uno por ciento del voto nacional. En una entrevista para la Posta dijo a regañadientes que apoyaría a Guillermo Lasso para la segunda vuelta. Su comentario fue descrito por el mismo medio como «un guiño» al candidato por CREO, pero llamó la atención porque durante los últimos días de la campaña para la primera vuelta, Montúfar, desesperado, arremetió contra Lasso por una supuesta triangulación de dinero mediante una entidad financiera privada vinculada con la estafa a los fondos de ISSPOL.
Eso es lo que hace Montúfar: denunciar. Y, al parecer, hacerse el loco luego. El guiño también fue motivo de burla por su irrelevancia. A pesar de su perfil político, el candidato por Honestidad quedó en los últimos lugares con algunos de los perfiles más desconocidos como Giovanny Andrade y Guillermo Celi. Su apoyo a un candidato o el otro no cambia nada. Este meme de Politólogos enfatiza eso con una escena de la Casa de las Flores en la que Paulina de la Mora, una de las protagonistas, se burla de su pariente que le saca del grupo de Whatsapp tras una pelea. «Ay, por favor Julián, somos tres», le dice ella irritada. «Ni al caso».

 

El voto lavado de manos

El voto nulo vuelve a sonar estos días después del pronunciamiento de algunos dirigentes indígenas como Leonidas Iza y Jaime Vargas, que llamaron a votar por un “nulo ideológico”. Y es una constante entre quienes no están convencidos ni por Andrés Arauz ni por Guillermo Lasso. Por ellos dos o por el montón de binomios de la primera vuelta. Algunos políticos que no pudieron candidatizarse como Fabricio Correa incluso le hicieron campaña con el terrible juego de palabras “dales por el nulo”. Correa además ofreció sortear un Play Station 5 entre quienes rayen los murales de los candidatos que les caían mal. ¿Lo habrá ganado alguien?
El nulo es una forma de lavarse las manos, esperar o exigir una suerte de perfección y pureza de un candidato para pretender que no hay diferencias o alternativas electorales. Pero si las hay y en estas elecciones están en juego las instituciones democráticas, la libertad de expresión y la dolarización. Este meme critica ese espíritu con una plantilla que se popularizó este semana y que expresa el tipo de diálogo que empieza bien y luego decepciona. “Ajá”, dice un monito de peluche en respuesta a lo que empieza a decir el otro, hasta que su interlocutor lo arruina. “Ayno”, responde con la mala ortografía que caracteriza el lenguaje de los memes (debería ser ¡Ay, no!) . Y así, el voto nulo merece ese “ayno” doloso.

 

«A nosotros también nos matan»

El mes de las mujeres despierta todo tipo de trolls con argumentos repetitivos y predecibles en contra del feminismo. Ya sea en vivo, en Twitter o en la sección de comentarios de las noticias: hay cosas que se dicen sin sustento una y otra y otra vez. “A nosotros también nos matan”, por ejemplo, es un argumento manido para criticar la tipificación de femicidio y para desvalorar luchas como “ni una menos” o “vivas nos queremos”. Y claro el hombre suele ser víctima de asesinatos violentos con mayor frecuencia que las mujeres (76.8%), pero en manos de otros hombres. Este meme sacado de la plantilla de Eric Andre Show ilustra esa contradicción: un hombre dispara a otro hombre para probar que a los hombres también los matan. Luego mira a la cámara como pensando “touché, mujeres, touché”. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*