Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Un debate de verdad

en Columnistas/Influencers4P por

Se acerca un momento crucial para la definición del voto de los ecuatorianos. El próximo domingo, el Ecuador entero presenciará en vivo y en directo las propuestas de los candidatos finalistas para las elecciones de abril del 2021.

Es allí donde se medirán cara a cara dos propuestas diametralmente distintas; dos visiones y planes de trabajo que pueden determinar el fortalecimiento de la democracia o el regreso al autoritarismo para el futuro del país. Por eso, es fundamental que su organización sea impecable y garantice a todos un manejo óptimo del tiempo para los debatientes, claridad en los temas de exposición y una confrontación de ideas necesaria pero con altura. Solo así, los ciudadanos podrán tomar una decisión fundamentada, una vez que los candidatos sean medidos en su real capacidad de defender sus postulados.

Va a ser clave, entonces, que el evento del domingo se desarrolle en un ambiente de reglas claras, donde prime por sobre todo el respeto a la ley y la normativa establecida para estos eventos. En esa línea, de ninguna manera se debería permitir, por ejemplo, que durante el debate presidencial, se transmita publicidad de los candidatos y tampoco publicidad oficial del Gobierno.

Recordemos que la metodología utilizada para el debate de la primera vuelta, si bien se entendió que tenía que ser inflexible por el número extenso de candidatos, el tiempo asignado a cada uno de ellos fue bastante corto. En esta ocasión, no tendría ningún sentido repetir esa modalidad en el debate final, porque es necesario que los candidatos tengan la oportunidad de debatir de verdad, y para eso, dotarles de más tiempo se vuelve imperioso y así garantizar a la ciudadanía conocer con mayor profundidad las propuestas de  los candidatos.

La comisión de debates ya difundió los temas que serán  planteados por la comisión y, una vez revisados, se puede ver que cada uno de ellos abarca temas conexos al mismo tiempo. Por ejemplo: el tema número dos hace referencia a salud, vacunación, seguridad social y nutrición infantil –a pesar de que debió más bien ser desnutrición infantil, ya que ése es el gran problema que hay que atacar-. Es evidente que cuando el candidato se refiera a este ítem, por la complejidad de topar todos los temas, no podría hacerlo en un minuto como sucedió en el debate anterior: urge una revisión en ese tema. Además, lo óptimo habría sido, que cada uno de los participantes, debute con un resumen del enfoque que tendría su gobierno en términos generales.

En todo caso, el domingo sabremos cuán efectivo resultó en la práctica incluir varios temas en el mismo hilo, que si bien se relacionan entre sí, cada uno pudiera ameritar por su importancia una sola pregunta. Ojalá, en el esfuerzo de ser tratados todos no terminen refiriéndose a ellos en forma muy general.

A estas alturas y ya con las reglas decididas, insistimos en que se garantice a los candidatos suficiente tiempo para el desarrollo de sus propuestas y las réplicas respectivas, el beneficio de asignarles más tiempo se vería reflejado en una mejor información para el ciudadano. Que la infraestructura que se va a montar justifique el desarrollo de un evento como el que todos esperamos.

Respecto de la moderación escogida se puede decir que ha sido una acertada decisión. Sin embargo, es fundamental que se le permita interactuar con los candidatos con total libertad, de modo que le pueda sacar el mayor provecho a la calidad de profesional designada: instrucciones muy rígidas a la moderadora pudiera llevar a que se vuelva en un evento soso e intrascendente.

La moneda está en el aire. Por lo tanto, el éxito del debate va a depender de su organización pero, sobre todo, de la claridad con que los candidatos expliquen sus propuestas y lleguen a la ciudadanía. Estamos a la expectativa de su desenvolvimiento en esa arena, porque esperamos un debate de verdad.

Ruth Hidalgo es directora de Participación Ciudadana y decana de la Escuela de Ciencias Internacionales de la UDLA. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba