Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Por qué el debate será decisivo?

en Conexiones4P/Elenfoque por

La crisis sanitaria que ha enclaustrado la sociedad y obligado a los candidatos a privilegiar el proselitismo virtual, convierte al debate en el punto culminante de la campaña presidencial. Sobre todo para ese 30%-35% de indecisos que piden ser persuadidos ya sea mediante el discurso, las promesas o la percepción que logren tener sobre la capacidad de los candidatos a responder una pregunta, particularmente acuciosa, en esta época de plagas múltiples: ¿qué hará usted por mí, por nosotros?
En este sentido, el debate no puede ser visto como un mero recitadero programático; algo en que cayeron todos los candidatos en el mal llamado primer debate. 16 candidatos y un tiempo exiguo de respuesta para cada uno, no permitieron cernir los otros elementos esenciales que el electorado espera de un futuro presidente: el talento para comunicar, la capacidad performativa, su habilidad persuasiva, el manejo emocional, la aptitud para enfrentar situaciones adversas, la disposición a lidiar civilizadamente con el adversario…
Momento tenso para los candidatos: todo pesa. Su estado de ánimo, su expresión corporal, su forma de comunicar confianza, credibilidad, serenidad, convicción, seguridad, autenticidad, responsabilidad, soltura, seducción. Pesa la expresión de su rostro, sus gestos, las imágenes que evoque. Pesa su aptitud para hablar y generar con las entonaciones, las modulaciones de la voz y el ritmo de las frases, dobles o triples significados. Todo esto retrata a cada candidato: ilustra su personalidad, su grado de convicción y confianza.
El debate permite ver, en definitiva, cómo elabora pensamiento político un actor que pide pista para cernir, procesar y decidir las políticas públicas al más alto nivel del Estado. Y cómo confecciona esa verbalización en un ambiente interactivo adverso, destinado, además, a convencer a electores que imagina, porque está en un set de televisión, no en una tarima. El debate es, en definitiva, un rito peligroso.

 El reto (imposible) de Arauz: ser él mismo

Andrés Arauz: el candidato correísta es un albur. En la primera vuelta desapareció bajo la figura de Rafael Correa; ahora quiere probar que él es él. Ese es su punto más débil. Arauz es Correa/Arauz no es Correa pone en jaque dos factores esenciales para los electores: su sinceridad y su autenticidad. Le será difícil, en todo caso, imaginar que los electores de Correa no lo vean como su emisario y los otros no lo identifiquen como su títere. ¿Quién será en este debate? Es una de las mayores incógnitas.
Arauz es una creación de Correa. De él ha copiado la suficiencia insoportable, su tono arrogante, su falsa superioridad moral. Dar lecciones a Guillermo Lasso le resultará imposible. Habrá que ver cómo maneja esa suficiencia, esa superioridad moral, ese tono de genio tan empalagoso como insoportable con que, como Correa, pretende cerrar la boca a sus contradictores. Habrá que ver hasta dónde extiende su populismo desbocado regalando plata que no hay. Y qué hará Lasso en ese caso.
Nadie puede ignorar la preparación de Arauz y su inteligencia. Pero una cosa es haber estudiado en el exterior (como cualquier privilegiado), ser un teórico o haber sido un burócrata sumiso y funcional a un proyecto autoritario y otra, muy diferente, es presumir a sus 36 años y sin nunca haber creado un empleo de experiencia suficiente para gobernar un país tan complejo como Ecuador. Habrá que ver si frente a Lasso esa disparidad se vuelve as o lápida.
Arauz tendrá que enfrentar otra dificultad en este debate: convencer a los electores de centro que en un posible gobierno suyo no habrá venganza. La paz y la unidad parecen condiciones innegociables para que el próximo gobierno saque el país adelante. Correa -su tutor y su creador- promete, por el contrario, violencia y venganza si él gana. Las contorsiones verbales de Arauz para contrarrestar ese hecho, han sido tan ficticias como nuevo perfil que le tallaron sus estrategas para la segunda vuelta. El correísmo, no obstante, se ha caracterizado por sus golpes de efecto. Habrá que ver si Arauz produce alguno y qué tan creíble resulta.

El reto de Lasso: ir hacia el centro con naturalidad

Guillermo Lasso tiene una tarea en esta segunda vuelta: sumar. Y para ello debe remar desde lejos. No solo tiene 13 puntos de diferencia con Arauz; Yaku Pérez se encargó de posicionar la idea de que hubo un fraude para favorecerlo y Xavier Hervas todavía no hace diferencias entre el correísmo autoritario (en el cual se benefició como empresario) y una sociedad abierta (Hervas necesita un curso acelerado de democracia).
Lasso tiene que sumar en casi todas las tiendas. Sobre todo en el centro donde se concentró un voto joven, ecológico, amigo de la tecnología, consciente de nuevos derechos y amante de causas. Más que un catálogo de promesas, estos electores reclaman apertura, respeto, diálogo y no discriminación. Que el gobierno y los políticos no decidan por ellos y el Estado les facilite su bien-estar. Habrá que ver cómo les habla y en qué tono lo hace.
Lasso tendrá que ratificar su disposición a incluir estos sectores de la sociedad en su visión y programa democráticos y a no mezclar sus convicciones personales con las políticas públicas. Lo acaba de hacer al firmar un documento en el cual se compromete a defender los derechos de las niñas y las mujeres. No se sabe hasta dónde esta apertura, la decisión de llamar a una consulta popular sobre la minería a cielo abierto, para proteger el agua, entre otras cosas, sumen votos a su campaña entre electores de Pérez y Hervas.
Tampoco se sabe si anunciará nuevos compromisos frente al mundo indígena. El voto nulo que preconiza la Conaie, por más ideológico que pretenda, no parece tener un potencial de crecimiento significativo. Pero Lasso necesita ganar de nuevo el voto indígena y de sectores pobres que en anteriores elecciones no le fueron esquivos.
A su haber, el líder de CREO cuenta con experiencia y un gaje de confianza que lo favorece en la comparación el candidato correísta: mientras Arauz se debe a su tutor, Lasso decide por sí y ante sí. Su talante democrático no está en entredicho y su discurso pragmático, en un período en que el país requiere un norte debería allanar el camino a su favor en este debate.
Todo depende de él: nada está dicho.

Foto: El Universo.

12 Comments

  1. El Sr. Lasso garantiza libertad, incluso para salir a protestar, algo que el amo de Arauz nos quitó. El Sr. Lasso muestra respeto hacia los otros, algo que Correa jamás lo hizo. El Sr. Lasso no ha insultado a nadie, algo en el que Correa tiene un segundo doctorado. El Sr. Lasso ha trabajado y generado riqueza, algo que ni Arauz ni Correa saben hacer. El Sr. Lasso, sin haber ido a una universidad, nos da clases de cómo generar trabajo o manejar un discurso coherente, pero Arauz y Correa, incluso con sus dotes de políglotas y doctorados (o quasi-doctorados) no tienen idea de cómo se administra una tienda de barrio. El Sr. Lasso no se contradice, Arauz ha cambiado de discurso ya varias veces. El Sr. Lasso me da confianza en que si sueldo va a seguir valiendo como vale hoy.

    Muchos jóvenes en este país no tienen idea de lo que se vivió antes del 2000. Yo sí, pues los de mi generación tuvimos que trabajar por menos de 100 dólares al mes. En esa época era un sueño pensar en un Suzuki, peor una casa. Y no es que ahora sea fácil, pero la dolarización, que Arauz amenaza con su existencia, es lo único que permite al menos planear algo nuestro futuro. Si con estos antecedentes el país aún decide dar su voto a Arauz, pues no queda más opción que abrir la mente a nuevos rumbos. Personalmente, no voy a esperar Ecuador convertido en Venezuela o Argentina.

  2. Interesante artículo, pero da la impresión de provocar lo que al sicópata y su gavilla les conviene, es decir sembrar MIEDO, incertidumbre, confusión, duda, rencor, impotencia y hasta despecho en cierta forma.

    Todo el drama tragi-político que el sufrido país atraviesa no es necesariamente por QUIÉN votar, sino que más bien se reduce a escoger entre 2 (dos) opciones:

    1. Seguir adelante con relativa libertad conscientes de que nada es perfecto, por supuesto con los desafíos propios de todas las sociedades DEMOCRÁTICAS, pero definitivamente LIBRES, en nuestro país y junto a nuestras familias.

    2. Vivir exactamente la misma mierda que los venezolanos escogieron porque creyeron en los sátrapas sociolistos que los torturan y matan de hambre desde hace 22 años y hoy día los tienen deambulando a pata por toda la región pidiendo caridad en las esquinas y lejos de sus seres queridos.

    Realmente no interesa quien hable más o menos bonito, quien sea más o menos carismático, ni siquiera cuál es más o menos viejo.

    Los ecuatorianos ya sabemos la opción que cada uno de los candidatos representa, definitivamente merecemos un país LIBRE, HONESTO y DIGNO, razones por las cuales lo más importante esta vez es VIGILAR muy de cerca al funesto CNE, exigiendo que cuenten los votos PÚBLICAMENTE para tener la seguridad que NUESTRA DECISIÓN será respetada y que el próximo presidente será L E G I T I M O!

    VIVA LA LIBERTAD y EL PROGRESO!

  3. Sin repreguntas ese debate es mas chimbo que Arauz y Yunda juntos. Arauz tiene carta abierta ,para continuar con su relato cínico a » favor del pueblo de ese pueblo por el cual esta dispuesto a sacrificarse.» De todas maneras espero de corazón estar equivocado y que Lasso tenga la lucidez, firmeza y claridad para desenmascarar a este sonso ,insensato, títere del delincuente mas contumaz que a tenido este país. El m ismo que espera con ansiedad el triunfo de su mandadero, para venir al país a saciar su sed de venganza, como ya viene anunciando.

    • Nuevamente queda al descubierto el mañoso accionar de la presidenta del CNE y sus 2 compinches, descarada actitud de querer salvarle de las repreguntas a quien aspira a la presidencia de la República, con el único argumento de ser títere del tristemente célebre huésped del ático, sabían que iba a desnudar todas sus limitaciones.
      Conociendo de su menor categoría no nos extrañe que el señor Arauz se irá por el camino de la calumnia y una sonrisa sarcástica, fiel copia de él original.

  4. No se que esperamos en mandar sacando a ésta correista lameculos del Correa, la Atamaint y a los otros billeteados consejeros del CNE? Ósea otro debate chimbo, como las pruebas PCR de Yunda? Los correistas quieren robar las elecciones a como de lugar para que vuelva la impunidad y la persecución a sus adversarios.Punto!

  5. Arauz inteligente? Puede ser inteligente alguien que acepta sin dignidad ser manipulado? Y de su preparación, los correistas son farsantes , francamente dudo de su capacidad intelectual y moral. Cero porte, cero carisma , cero propuestas, digno candidato de un populismo corrupto y corruptor. Incluso su afeminada voz impide que lo tomemos en serio como persona, sí, como un tonto útil que tiene buenas posibilidades de ganar por dos factores: fraude seguro y poca capacidad de discernimiento de la masa. De Lasso, no queda otra opción que votar por el . Cero carisma, entró al juego populista ( 1%de interés, por favor!!). Sabedor de que se avecina un fraude , que hubo fraude en la primera vuelta , no termina de convencer. Que un banquero hable de pueblo?? Ha hecho antes algo por el pueblo desde su ámbito privado? Definitivamente esta segunda vuelta es por el mal menor , Lasso . La ley de protección a la dolarización parece haber sido redactada adhoc para los banqueros. Ud cree que Lasso tiene real interés por el pueblo? Arauz representa a la delincuencia organizada, Lasso representa a la oligarquía que no tiene interés en el desarrollo de la masa . Guatepeor o Guatemala??

  6. Lamentablemente no habrá contra preguntas como para desarmar a ese farsante de Arauz. Me podrían decir quién fue el responsable de armar el debate de esa manera. Saludos y gracias.

  7. Hervas y Yaku otros politiqueros que se comportan como niños, si no les dan lo que quieren se portan como mocosos. No me equivoqué al decir que nada se debía esperar de ellos. Ahora a Lasso no lo queda de otra que llenar el vacío que dejaron los otros, siendo una persona razonable esperemos que ceda, pues no es suficiente ofrecer una democracia sin el caudillo en el centro del poder al parecer. Por otra parte me sorprende la capacidad del delincuente de Bélgica para armar campañas y vender opinión, no creo que hayan empeñado la camionetita de Glass conocido en código como VP para sostener el aún muy sólido aparato de propagada que tienen, ni creo que vivan de donaciones como dice vivir Lilian Tintori. Veamos si podemos sacar a los narco comunistas del poder.

  8. El dilema de las elecciones es simple. Unos ya consiguieron todo el dinero imaginable. De hecho, muchos de ellos al cabo de apenas 14 años de gobierno son tan o más ricos que Lasso. La plata ya no es un problema y el poder no les es imprescindible. Por eso los dos candidatos buscan dos cosas distintas. Lasso, el poder. Arauz y su pandilla, impunidad. Para no tener que gastarse la plata que han robado en lugares tan disímiles como Venezuela, África o México, y en cambio gozarla y mostrarla en Ecuador, junto a los suyos. Otra necesidad inaplazable consiste en excarcelar a los colegas que han mantenido silencio en la cárcel… para tranquilidad del resto. Si Arauz pierde, el primero que va a pegar el grito en el cielo va a ser Glas. Si en el 2007 el objetivo era la plata. En el 2021 la meta es la impunidad.

  9. ?cuando el río suena piedras trae? Que está pasando por qué no aceptan a hacer contrareguntas sugeridas por la periodista que acaba de deponer su participación , a que se tiene miedo .

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba