“La percepción de riesgo en Ecuador mejora”

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

La noticia sobre el triunfo de Guillermo Lasso en las elecciones presidenciales cambió la percepción que los mercados internacionales tenían sobre el Ecuador. Eso provocó una caída importante del riesgo país. ¿Qué otras señales esperan los mercados para que su percepción se vuelva sostenible? 4P. conversó con Alejandro Arreaza, economista de Barclays para la región Andina, Centroamérica y el Caribe

El triunfo de Lasso hizo descender el riesgo país en 400 puntos. ¿Qué señales crees que leyó el mercado para que haya habido esa reacción?
Aquí hay una reducción de riesgo a corto y mediano plazo que justifica la reducción del riesgo país. En el mercado había preocupación sobre la voluntad de pago de un gobierno de Arauz. No era mi visión personal pero en el mercado había esa preocupación. Con Lasso nadie duda de la voluntad de cumplir con los compromisos que tiene el país.
El segundo punto sería el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Tanto Lasso como Arauz han puesto sobre la mesa la posibilidad de renegociar algunas de las condiciones de este acuerdo. En el caso de Lasso pareciera haber un mejor entendimiento de la política económica que debería implementarse y un mejor alineamiento con el Fondo y, en ese sentido, aunque se necesitará hacer alguna revisión, debería ser un proceso más fácil.

Con la aprobación de la Ley de defensa de la dolarización hubo un descenso de 23 puntos de riesgo país. ¿Es una reacción normal o es corta y el mercado espera el anuncio del gabinete y las líneas económicas para confiar más?
Estamos en un proceso de mejora en la percepción de riesgo en el Ecuador. Lo que tenemos es una serie de hitos en ese proceso. El primero fue la elección que cambió radicalmente el panorama; el segundo es la aprobación a la ley de defensa de la dolarización que completa lo que eran las metas que estaban estipuladas en el acuerdo con el Fondo para la próxima revisión. Eso implica que el país debería recibir alrededor de 400 millones de dólares y luego vendrán otros temas, que deberán ser tratados, y allanan el camino para la continuidad del acuerdo con el Fondo. Además de mejorar riesgos de mediano y largo plazo porque si tienes un Banco Central independiente se reduce el riesgo de que se usen las reservas internacionales para financiar al gobierno y se socave la estabilidad de la dolarización a largo plazo.

¿Qué tan importante es, en ese contexto, el nombre del próximo ministro de Economía y Finanzas?
El nombre del Ministro de Finanzas va a ser muy importante porque tiene que ser una persona con experiencia y con habilidad para manejar un entorno complejo. El Ecuador requiere implementar reformas que le permitan avanzar en un proceso de consolidación fiscal para reducir su déficit y sus niveles de endeudamiento y poder entrar en una senda que sea sostenible. Eso seguramente implica retos muy grandes que hacen de la figura del ministro de Finanzas alguien con una gran responsabilidad en lo que será el desempeño del país en los próximos años.

¿Qué señales crees que está esperando el mercado específicamente del plan de gobierno que anunciará el presidente Lasso?
Hay un par de señales que son críticas para el mercado. Lo primero, un acuerdo de gobernabilidad porque dada la complejidad del panorama del gobierno, él solo no podría manejar una situación tan retadora como la que tiene. Es importante tener un consenso político mínimo que incluya a diferentes sectores de la sociedad y hablo tanto de partidos políticos como de cámaras empresariales, sindicatos y otros grupos sociales que serán importantes para dar gobernabilidad a la nueva administración.
La segunda señal, sería la intención de avanzar en el proceso de consolidación fiscal. No tiene que ser un ajuste inmediato, pudiera ser un ajuste gradual pero sí tiene que haber un compromiso muy claro de avanzar en esa dirección y de no perder tiempo. Hay claridad en el mercado que, a corto plazo, no se puede implementar este ajuste demasiado grande en medio de una pandemia que ha golpeado a todos los países pero, aún así, es importante mostrar el compromiso que una vez la pandemia haya sido puesta bajo control, el país va a avanzar en contener el daño que la pandemia haya producido en la parte económica.

El FMI ha mostrado comprensión en cuanto a los factores de gobernabilidad, realidades económicas y costos sociales de la crisis y la pandemia. ¿Crees que el mercado tiene, por las circunstancias, esa sensibilidad o solo piensa en factores financieros?
Hay mucha confusión en el sentido de que, para el mercado, fue sorpresivo el triunfo de Guillermo Lasso. No era algo esperado por la mayoría de los actores. En cuanto al entendimiento de la situación hay algo de flexibilidad en el sentido de que, en el contexto de la pandemia, se pudiera considerar adecuado hacer ajustes de forma gradual.
Existe también muchísima preocupación por lo que ha sido el pasado del Ecuador caracterizado por mucha volatilidad e incertidumbre en la parte política. Ese es sin duda, la gran preocupación que tiene el mercado.

El índice de riesgo país cerró el viernes en 760 puntos. Si los anuncios del nuevo gobierno siguen en la dirección anotada, ¿hasta cuánto consideras que podría caer?
Todavía podría haber posibilidades de que ese riesgo siga cayendo. Países que podrían ser considerados pares del Ecuador tienen rendimientos más bajos. Lo que el gobierno debe tener claro es que, a pesar de esta reducción del costo país y, por ende, en el costo de financiamiento, el nuevo gobierno debe evitar la tentación de un retorno prematuro a los mercados. Si se fuera por esa vía correría el riesgo de seguir los pasos del gobierno del presidente Macri. En el sentido que se postergue el ajuste necesario, se recurra a endeudamiento adicional que te lleva a un punto en el cual ya sea demasiado tarde para hacer las cosas cuando se vayan a hacer. Es importante que el ajuste, aunque sea gradual, se comience a hacer desde ahora y que el retorno a los mercados se haga una vez que se haya avanzado en esa agenda de reformas que está propuesta. Los costos de financiamiento son relativamente altos y si te financias a esos costos, corres el riesgo de que, a mediano o largo plazo, vuelvas a caer en la necesidad de reestructurar la deuda. Es algo que es importante evitar.

Esta entrevista se publicó ayer, 25 de abril, en el boletín dominical de 4P. Si desea recibirlo, suscríbase por favor gratuitamente aquí: GPS4P.

Foto: Barclays

3 Comments

  1. Después de que haya una tensión política de quien iba a ganar en esta segunda vuelta, el nombre de Guillermo Lasso ayudo a que el riesgo país baje significativamente ya que además ayudo la ley de la defensa de la dolarización. La disminución de este puntaje ayuda a que haya más inversión extranjera o mayor acceso al financiamiento internacional. Los elementos que se toman en cuenta son entorno macroeconómico, estabilidad política y marco jurídico.

  2. Lo que claramente señala el Econ. Arreaza es una verdad que debe ser tomada con mucha seriedad por parte de Guillermo Lasso, su Ministro de Economía y sus asesores: … el gobierno debe tener claro que a pesar de esta reducción del riesgo país y, por ende, el costo de financiamiento de préstamos, debe evitar la tentación de un retorno prematuro a los mercados para conseguir nuevos préstamos que luego se pueden volver impagables….
    Por lo tanto, una tarea inmediata, sin demora, es reducir el tamaño absurdo del estado al que nos llevó el pillo de Correa con su secuaz Moreno. Vender de inmediato todos esos activos que no sirven y que lo único que hacen es tener allí gente que no hace absolutamente nada: Tame, aviones de presidencia, muchas empresas estatales inútiles que solo generan perdidas, cambio inmediato de la cúpula administrativa de Petroecuador donde se generan la mayor cantidad de robos de dinero.
    Sería un puntazo para Lasso, como ya lo hizo al manifestar que no quiere el sueldo de presidente, si obliga a sus ministros a que utilicen sus propios vehículos y se vendan todos los que al momento mantiene el estado. Reubicación de tanto pipón, personal inútil e ineficiente que hay en todos los entes del estado sin excepción para que hagan algun trabajo productivo, reducción de sueldos, reducción de asesores pipones, etc. etc.
    Todo lo señalado es lo que el país requiere como segunda prioridad, luego de la urgente necesidad de vacunar a toda la población del Ecuador, si queremos que el país marche.

  3. Increíbles artículos. Siempre son técnicos en sus publicaciones, con fuentes.

    Quisiera que publiquen como deja lenin moreno al país, cual es la cantidad de deuda que recibe al país, y en cuanto la aumenta, y como en general queda económicamente

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*