Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Encontrémonos sin más víctimas y victimarios?

en Conexiones4P/Elenfoque por

Encontrémonos: con ese lema Guillermo Lasso invitó al país a juntarse alrededor de su candidatura. Y logró ganar. Ahora el presidente, socialcristianos, Pachakutik, Izquierda democrática y también CREO han asumido, al parecer, que el electorado del correísmo y el correísmo son lo mismo. De ahí la conclusión: si hay que gobernar para todos (máxima incuestionable), hay que negociar con todos (aforismo absurdo que ha convertido el correísmo en fuerza dirimente).

No solo es un aforismo absurdo: es un álibi que, en los hechos, convierte a los asambleístas de Rafael Correa en piezas fundamentales de la gobernabilidad. Esa es la nueva ficción que se construye con aquellos que si hubieran ganado tuvieran puesto patas arriba al país, con capitales y personas huyendo. Porque su líder se encargó de amenazarlas con nombre propio. El correísmo asume el nuevo estatus gratuitamente sin que sus asambleístas tengan que repudiar en absoluto la historia que los vincula con la destrucción de la democracia, la persecución a ciudadanos y el robo desaforado del que fueron responsables sus líderes. ¿Cómo se llama esta pieza de teatro? Habrá que esperar que no se niegue -al menos eso- que hay desconexión absoluta en los términos y en las prácticas entre una sociedad política que hace sumas y restas para repartir el poder sin saber qué hacer con los principios y valores que, supuestamente, la separa de aquellos que hostigaron, robaron, persiguieron y encarcelaron.

Esa confusión ya es de todos. Pachakutik y la Izquierda Democrática, luego de hacer una alianza y haber negociado -sin éxito- la presidencia de la Asamblea con la alianza PSC-CREO, emprendió un pacto con el correísmo. Guadalupe Llori lo dijo públicamente y miembros de la ID lo admitieron a 4P en off. Pero cuando vieron que esa posibilidad no cuajaba, Guillermo Herrera, presidente de la ID, negó, en un comunicado, que aquello hubiera ocurrido.

En el PSC-CREO, bailan con el mismo disco. No se habla de hacer alianza con el bloque de Correa. Se dice que es imposible no tener en cuenta el 47% de ecuatorianos. Y se dice que ellos no votarán por el correísmo, pero que nada pueden hacer si ocurre lo contrario. En los hechos, el correísmo sirvió, de lado y lado, para sumar sin que nadie osara aceptar que esa suma acarrea costos. Pensaron que bastaba con decir que no hay contraparte judicial que favorezca a Rafael Correa. O a Jorge Glas que es, como cada cual sabe, la pesadilla de Correa. Porque si Glas hablara…

No hay costos, dicen de lado y lado. Pero claro que los hay: para empezar el acuerdo con el correísmo es equivalente a un lavado de cara. Hace un mes, parte del país sospechaba que si ganaba Andrés Arauz corría peligro la dolarización, le meterían la mano a la Justicia para limpiar el pasado judicial de sus líderes y el semidiós volvería para vengarse. ¿Acaso no lo dijo, no nombró a sus blancos con su voz atronadora? ¿Qué ha prometido Pabel Muñoz, que es el negociador oficial, a sus interlocutores? ¿Volverse tolerantes y respetuosos del sistema democrático de la noche a la mañana? ¿Archivar sus ímpetus golpistas? ¿Y lo que oyeron los interlocutores del PSC y CREO, de PK y la ID -deseosos de tener esos votos- les permite asegurar al país que negocian con demócratas y republicanos? ¿O vuelven a jugar a los ingenuos seducidos por los caballos de Troya?

“Encontrémonos” no es un lema circunstancial. Si se le entendió bien al presidente Lasso es un proyecto de país. Es un programa democrático. Es una invitación a verse, a reconocerse, a hablarse, a dialogar alrededor de urgencias y prioridades de los más pobres y de cómo sacar al país adelante. Pero verse y reconocerse entre demócratas. Y el correísmo no ha parido una autocrítica, un pedido de perdón al país. ¿Hay que graduarlos de demócratas y republicanos contra su voluntad?

¿Gobernar también para su electorado? Por supuesto. Pero asumir que su electorado y la cúpula son lo mismo, es decir al país que no hay diferencias entre víctimas y victimarios. Que, en aras de supuestos acuerdos, hay que cerrar los ojos y considerar al correísmo como una corriente política más. Como si no hubiese diferencias entre ser demócrata y ser autoritario. Y que mientras Pabel Muñoz cuadra con el socialcristianismo a qué comisiones van sus asambleístas, no hay que preguntar siquiera qué porquería monta su maquinaria de troles.

Algo definitivamente no cuadra en todo este tinglado.

Foto: FacebookGL

15 Comments

  1. Solo esperemos que se pueda trabajar en conjunto, evitando la desunión y más bien buscando el bien del Pueblo ecuatoriano.
    Hacer caso a Sr. Lasso quien invito al país a juntarse alrededor de su candidatura, siguiendo de cerca cada paso que haga, viendo que siga firme con el crecimiento del pueblo Ecuatoriano.
    Evitemos conflicto, y saquemos el País a delante.

  2. los Correistas cual Pacman irán tomando poco a poco el control en la asamblea, hasta que Correa con su latido vengador estará en el poder en el siguiente periodo con los ecuatorianos y asambleístas llorando lo que no supieren defender

  3. El escenario a la vista no hace sino dejar como única salida, una asamblea constituyente.Caso contrario Lasso no podrá gobernar. No es verdad que el 47% del país votó por el correísmo. Esa cifra corresponde a los votos válidos, entre los que se cuentan los de menores de 16 y los de los reos, ambos debieran ser inválidos; pero se dejan fuera los nulos, blancos y ausentismo, esos que no confían en el uno ni en el otro y que han llegado a ese estado de inercia porque ningún gobernante ni político ha satisfecho sus necesidades, por el contrario, las han profundizado.
    Para ese nicho que se acerca al 30%, también hay que gobernar, no se logrará captar su aprobación pactando con el enemigo, haciendo apología de la impunidad y por ende del delito y manteniéndolo en la indefensión. Hay que limpiar la casa. Cuando hay pulgas, se las fumiga para exterminarlas; no se hace un circo con ellas porque jamás dejarán de picarte y succionarte…no importa cuánto te rasques, aumentarán en número hasta que no te quede más salida que abandonar tu casa.

  4. Así es , encontrémonos sin más víctimas ni victimarios , implementando un Gobierno de Unidad Nacional , pero no llegando a acuerdos legislativos absurdos , y que serían una verdadera afrenta y traición a los ecuatorianos . Los que votamos por Lasso , pero fundamentalmente por desterrar el autoritarismo , la conculcación de derechos individuales y colectivos , la rampante corrupción y el irrespeto a la Democracia , jamás aceptaremos una alianza con los que encarnan todo lo antes señalado .

  5. Encontrémonos ? Sí,pero con gente honorable y no con pillos,asaltantes,indeseables que destruyeron el país y hoy se presentan como mansas palomas.Es inaudito pensar que quienes nos van a gobernar guiñen el ojo a los entontecidos por el dinero.Macri,en Argentina,también quería armonía y paz con los que despojaron el país y miremos ahora en qué situación
    están: extrema pobreza y una deuda imposible de pagar.

  6. Esta bien el tema de buscar incluir a todos, pero se eligió a Lasso para que ejerza el poder. Es un error pensar sumar con personas recalcitrantes, ideológicamente enajenados a un discurso que se basa en buscar vicios ajenos y no virtudes propias. Donde van a encontrar las coincidencias sobre las cuales sumar.

  7. No cuadra, ni cuadrara. Porque, los que les dieron el voto a los correistas para la asamblea, supusieron que ganarian la presidencia y hacer lo que les dé la regalada gana con el pueblo ecuatoriano.

    Pero, como no ganaron la presidencia, ahora son indispensables para poder gobernar y van a exigir cuotas de poder y amnistias. Lo que el cínico no quiere aceptar, porque se considera impoluto. El no va a arrepentirse de nada, porque en su gobierrno nadie robo, nadie mato, ni nadie metio mano en la justicia. Pero, huye como rata en las cloacas, porque según él, le juzgaron, no bajo las ciencias jurídicas, sino en base a las ciencias ancestrales.

  8. Cuando digo que la política ecuatoriana está prostituida hasta el tuétano…. no me cabe en la cabeza que tras haber sufrido toda la campaña y ayudado con nuestros votos para que un demócrata asuma la presidencia, los de siempre, los que se enloquecen por el poder, quieran echar por los suelos de un plumazo todo ese esfuerzo. Es increíble que los que se aliaron para que el correismo no se tome el país ahora imploren su ayuda para lograr la presidencia de la Asamblea Nacional, que quieren? Que Glas salga libre? Que se libre de toda culpa al mafioso Correa? Para eso, mejor hubiera sido votar por Arauz y listo, nos evitabamos tanto alboroto nauseabundo, maldita la hora que creímos que tendríamos mejores días para este pobre país lleno de políticos corruptos, las próximas elecciones, seré uno más que llame a votar nulo para todas estas «dignidades».

  9. Bien harían en recordar que los que votamos por Lasso, los que hemos repudiado las prácticas correistas no estamos de acuerdo con ningún acuerdo con ellos.

  10. En el Ecuador ha sido históricamente muy difícil llegar a consensos. Incluso la transición democrática de fines de los 70 intentó ser saboteada por algunas fuerzas políticas poderosas. Yo no entendía el «vota nulo» de esa época siendo un niño. Si Guillermo Lasso y sus aliados socialcristianos se enfrascan en no ceder absolutamente nada para llegar a un acuerdo con la ID y Pachakutik, y pactan de alguna forma con los correístas, nuestro país posiblemente volverá a un régimen autocrático. Y en el lugar de ser el «Ecuador del Encuentro», el gobierno de Lasso será sólo un paréntesis demagógico y descolorido, en el que los nostálgicos de un espejismo de prosperidad con deuda, corrupción y despilfarro, llevarán de nuevo al poder a su líder. Esperamos que esto no ocurra, por el bien de los ecuatoriano.s

  11. Creo y los socialcristianos estan jugando como hablando en terminos de poker se puede decir si tuvieran 4 ases y apenas tienen 2 o estan tratando de hacer un bluff diciendo que tienen apoyo de disidentes correistas y de Pachacutek y de la ID. De pronto todo este juego les puede resultar contraproducente y el presidente seria un correista o un independiente; corren demasiados riesgos.

  12. Encontrémonos ese fue el lema. Y nos encontramos el 53% de los ecuatorianos cansados de tanta falacia, corrupción ,autoritarismo, robo y despilfarro que se veía venir una ola de venganza, odio y represión si ganaba el candidato representante del foro de sao paulo. Gano el representante de los trabajadores, de ese pueblo que tiene fe ,esperanza, sabe y quiere tener la oportunidad de sacar adelante su familia , empresa , país. Ese pueblo que necesita salud, educación cultura para llevar una vida digna como todo ser humano. El 47% restante esta conformado por ecuatorianos desesperados caídos en miseria por los desafueros cometidos por quienes ellos creen son sus redentores. Sucumbieron ante sus ofertas en este caso $1.000 el resto son parte de la banda que saqueo el país otros con intereses extraños a nuestras necesidades .El Sr. Lasso tiene que gobernar para todos los ecuatorianos ; pero con la agenda ganadora esto es poner como prioridad la lucha tenas contra la corrupción, vacunar a la gran mayoría de la población , educación ,salud y trabajo

  13. O podríamos verlo de otra manera…

    El 7 de febrero, el pueblo ecuatoriano votó de manera abrumadora por partidos de IZQUIERDA para la nueva Asamblea legislativa. UNES obtuvo 49 escaños, Pachakutik 27, la Izquierda Democrática 18. Si estuvieran unidos, tendrían 94 votos, es decir una mayoría avasallante en una Asamblea compuesta de 137 legisladores.

    PK-ID dieron un gran paso al firmar una alianza legislativa; suman 45 votos. Pero existen grandes diferencias con UNES, específicamente con respecto a la posible anulación de los juicios a Correa y Compañía, y los recuerdos de la persecución correísta a líderes populares.

    Por lo tanto, hasta el momento la izquierda permanece dividida: por un lado los 49 legisladores de UNES; por otro lado los 45 de PK-ID.

    Esto convierte a la DERECHA en el jugador dirimente. El bloque PSC-CREO, con sus 30 legisladores, tiene el poder de decidir con quién formar mayoría: a) con el correísmo, b) con el bloque PK-ID. No hay más opciones.

    Las señales de Lasso y su entorno son muy poco alentadoras. En un gesto inexplicable, Lasso entregó el Ministerio de Educación al correísmo. Por su parte, Nebot, Jiménez, Durán Barba, Kronfle se han expresado abiertamente a favor de algún tipo de acuerdo con el correísmo, «por la paz y la gobernabilidad del país».

    Ya veremos…

  14. Algo definitivamente no cuadra en todo este tinglado. Exactamente Señor Hernández, o será que se quieren ENCONTRAR, para cosechar lo que deja SEMBRANDO, en la MESA SERVIDA?.

    Definitivamente, Cantuña les queda corto a estos politiqueros de turno.

    Mientras tanto, los ecuatorianos en medio de una pandemia que no da tregua solo podemos exhalar: Pueblo cuántos acuerdos y negocios se cometen en tu nombre.

Responder a Andrea Bellolio Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba