Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

PK e ID, todavía hay tiempo

en Conexiones4P/Elenfoque por

La crítica al presidente Guillermo Lasso y al PSC por pensar en armar una mayoría con el correísmo es justificada, abundante, democrática y oportuna. Y también dramática. Ojalá contribuya a rectificaciones.

Pero la responsabilidad de Pachakutik y la Izquierda Democrática es absolutamente agobiante. Su inmadurez política es inexplicable. Viéndolos actuar cualquiera diría que creen que hacer política es redactar programas y sentarse a esperar que los destinatarios plieguen a la voluntad expresada. Fue lo que hicieron en este evento. Apenas enterados del triunfo de Lasso, Pachakutik y la Izquierda democrática se juntaron, redactaron un acuerdo y lo publicaron. Se anotaron un golpe mediático y político. Pero el contenido de ese acuerdo dio a pensar que había sido escrito para espantar al gobierno: en vez de un acuerdo legislativo, reiteraron, como es habitual, puntos programáticos maximalistas. Tanto que, precisamente, fueron llamados líneas rojas.

¿Ese acuerdo fue redactado pensando en lograr una alianza política con el partido de gobierno? No. Líderes de la Izquierda Democrática reconocen en off que muchos de esos puntos fueron incluidos para dar gusto a Pachakutik; sin lo cual ese texto no hubiera sido publicado.

Pachakutik no solo se creyó que allí estaba la base del acuerdo político para llevar a la presidencia de la Asamblea a uno de los suyos. Con tono prepotente, dijeron que ellos y la ID representaban al pueblo y que, por ello, el presidente estaba obligado a hacer lo que allí se indicaba. Por ejemplo: no vender el Banco del Pacífico, no hacer ningún acuerdo comercial… No entrar a la Alianza del Pacífico. Eso, expresado políticamente, así se dijo, se llama “mandar obedeciendo”.

En la Izquierda Democrática, nadie respondía por ese documento. Incluso hubo voces que se extrañaron de aquel acuerdo. Y de la decisión de proponer a un miembro de Pachakutik para la Presidencia de la Asamblea. En el fondo, la ID es un partido fragmentado, sin mando orgánico, con un candidato presidencial que tuvo casi 16% de votos, pero que no asume el liderazgo en el partido y que, al parecer, no tiene claro cuál es su papel en la realidad política del país. Xavier Hervas es un político que no inspira confianza en el medio político porque nadie sabe cuál es su peso en la ID y qué esperar exactamente de él.

Ese es el panorama de esa alianza liderada particularmente por Pachakutik y que ha pasado semanas reiterando su programa y sus expectativas. Como si la política fuera el arte de anunciar condiciones y no consensuarlas. Por eso, Pachakutik y la ID fueron, en realidad, las primeras formaciones políticas a legitimar, ante la opinión, la posibilidad de hacer una alianza con el correísmo. Hubo conversaciones de las cuales solo se supo cuando Guadalupe Llori, en radio Sonorama, reconoció que esa alianza estaba a punto de cuajar. Dijo más: que el correísmo había vetado su nombre y el de Salvador Quishpe. Luego, el propio Quishpe reveló que, entre los pedidos del correísmo, aparecían beneficios judiciales para Jorge Glas. El líder indígena no dijo esto apenas ocurrió: lo dijo cuando tuvo conciencia de que esa alianza no iba a prosperar. Días después. Nunca, según la reportería de 4P., Izquierda Democrática puso algún reparo a esa alianza que luego salieron a cuestionar… Cuando supieron que CREO y el PSC lo iban a hacer .

En otras palabras, tampoco a PK y a la ID mortificó aliarse con aquellos que, en el caso de Quishpe y Llori, los persiguieron y encarcelaron. Tampoco expresaron públicamente su deseo de firmar un acuerdo legislativo mínimo con el gobierno. Acuerdo que sirva a sus poblaciones más pobres y que dé paso a medidas para lograr obtener esos fondos. Dicho de otra manera, no hacen política y, política responsable. Yaku Pérez ha sido, en este capítulo, particularmente inmaduro al poner en la misma balanza a Guillermo Lasso y al correísmo. Como si Lasso lo hubiera perseguido, como lo hizo Correa. Y cuando lo hizo, el entonces líder de CREO lo defendió. A él y a Manuela, su compañera sentimental.

Es claro que la democracia del país requiere el concurso de Pachakutik y la Izquierda Democrática. Pero no para mirar los toros desde la barrera. Esas dos fuerzas políticas pueden contribuir, en forma decidida, a que la Asamblea Nacional se parezca, en su composición y en su programa legislativo, al país que quedó tras el 11 de abril. Un país democrático, preocupado por la reactivación y por los pobres, ético y en franca lucha contra la corrupción. Hay todavía tiempo de que los demócratas bloqueen cualquier acuerdo por la impunidad.

Foto: facebookPk

10 Comments

  1. Que pena de nuestros políticos solo buscan el acomodo personal, no maduran, no piensan en el desarrollo del país. Esta Asamblea igual decepciona.

  2. Así es , lo que deben hacer Pachakutik y la ID , es ser razonables y llegar a acuerdos posibles en beneficio del país , no de una visión miope y hasta sectaria ; y fundamentalmente , llegar a acuerdos con los partidos que respetan la institucionalidad y no con aquel que sueña con llevarnos a las cavernas del totalitarismo .

  3. Asambleístas S U C I O S. No cambian ni cambiaran nunca la forma de hacer política, ahí están los mismos de siempre poniendo «condiciones» al próximo gobierno, parece que vivieran en otro planeta. Que pena por mi Ecuador del alma. Hasta cuando….?

  4. Efectivamente consensuar no significa imponer a los demás, sino comprometerse a una agenda de común acuerdo donde las partes ceden para converger a caminos viables y satisfactorios para los implicados. Esperemos que la ID y PK rectifiquen y se comprometan con CREO.
    Porque sería un error para futuras elecciones si CREO y PSC pactan con el correismo. Supongamos que el gobierno bajo está ultima alianza logra levantar la economía, tiene alguna razón CREO para evitar que el correismo se adjudique cualquier logro positivo durante su gobierno? No. Y ese es el gran riesgo darle la palestra a UNES es engrandecer a Correa, del punto más bajo donde actualmente se encuentra, y así revivirlo para las próximas elecciones.

  5. En este punto hasta siento vergüenza de haber pensado en votar por Yaku, que sujeto más mezquino, resentido e irresponsable. Hervas, ni fu ni fa, es el típico paniaguado, sin carácter ni opinión propia, a ambos parece que no les importa el país. Para Pachakutik y la ID parece que cualquiera que no sea izquierdoso, no merece respeto ni un lugar en el mundo! Esa izquierda dinosaúrica, con olor a naftalina, atrapada en los 70’s, adoradora del Ché, de Cuba, de cánticos y trovadores anticuados, odiadora de Estados Unidos y el capital, que exigen el poder para el pueblo, pero que casi nunca se los ve respaldando las libertades civiles (despenalización del aborto) y las luchas de las minorías (LGBTI por ejemplo). Esta izquierda ecuatoriana, salvo honrosas y contadas excepciones, es un chiste, una farsa, un fraude! Primero que se sacudan ellos de su ignorancia, prejuicios y falsedades, que actualicen sus ideas, valores y principios antes de pretender decirle a todo un país que rumbo tomar.

  6. Creo que primero hay que dejar de referirnos a la ID y Pachakutik como izquierda peor progresistas, no son más que una pseudo-izquierda que se valen de una etiqueta muy manoseada y mal usada. Para mí, no son más que una plasta atrasa pueblos, sin visión de futuro, sin planes ni proyectos serios y realistas, quedados en el pasado, pacatos, folclóricos, desconectados del mundo, irresponsables. No se hacen cargo de nada, no se mojan el poncho, se creen «puros, castos y vírgenes», presumidos, inmaduros y prepotentes, se creen dueños de la razón y la verdad. Están muy, pero muy lejos de una auténtica izquierda, contemporánea, moderna, propositiva y constructiva. Hervas no es más que un aparecido, no se ve en su trayectoria y hoja de vida nada que lo ubique como un líder progre, no se ve en su discurso y sus actitudes a alguien que pueda guíar con valentía, claridad y sensatez. Sí, todavía hay tiempo, pero francamente pedirle responsabilidad, sensatez y generosidad a un político ecuatoriano es lo mismo que pedirle peras al olmo.

  7. Excelente artículo! Que se puede esperar de V.Andrade, que era obvio que iba a «unirse» con los sinvergüenzas del correismo( ella nunca se refirió por el carnet de discapacitado del marido).Ella es una politiquera que busca protagonismo y peso en la ID nunca ha tenido…Lo de Yaku era de esperarse puesto que tarado es, con memoria de elefante. Éste es el panorama de la política nacional.

  8. Lasso una simple marioneta del PSC.

    Pacto incestuoso e inmoral.
    Nuevamente la gran mayoría de los ecuatorianos ENGAÑADOS ´por politiqueros corruptos.

  9. Quizá la posición y pronunciamiento de PK e ID, fueron las causales para que el nauseabundo pacto PSC-UNES-CREO se diera, empero, aun así, éste repugnante entente, jamás será AVALADO por quienes creemos que la pandilla de maleantes que dejó a un país en la peor crisis moral causada por la corrupción, para que cogobierne.

    Aquí no se trata de simplemente conseguir que un socialcristiano presida la asamblea, el asunto va más allá, a vista de todos, se trata de que la impunidad, ahora con un nuevo gobierno, siga institucionalizada, como en efecto lo ha sido, por más de 14 años.

    La inmadurez política de PK y la falta de un norte político en favor de los más caros intereses del pueblo por parte de la ID, no pueden ser excusas válidas para que este abominable pacto PSC-UNES se haya dado.

    Señores: aquí hay algo más oscuro e innombrable en este macabro pacto, que la mayoría de nosotros desconoce, y que pretende justificarse con la palabra gobernabilidad. Un gobierno honesto, transparente y que hace todo por el bienestar del pueblo, se la gana solo, sin acudir a abyectos pactos.

    Tal parece, que solo hay un asambleísta socialcristiano, que no está de acuerdo con prostituir a su partido.

    Ciertamente, que la política en este país, es un enorme albañal.

  10. Es el destino de la política. Coincida o no con la opinión del señor Hernández , hay que mirar la realidad. Es lo que hay, no lo que yo deseo.

Responder a David Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba