Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Gracias al correísmo se supo la verdad de la Comisión

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Si no hubiera sido por el correísmo, el país jamás hubiera tenido pistas suficientes para conocer en qué consistía el punto más sensible y polémico del acuerdo legislativo abortado por Guillermo Lasso y concertado con Jaime Nebot y Rafael Correa: la tal Comisión de la Verdad.

De los tres actores involucrados en el acuerdo, el correísmo fue el único que siempre tuvo la misma versión sobre lo que pretendía con la Comisión de la Verdad. El Partido Social Cristiano nunca dio una versión u opinión sobre la susodicha comisión mientras que CREO, de lo que se sabe por la versión de Jaime Nebot, aclaró su posición sobre el tema en la reunión con Correa: Lasso dijo a Correa que esa instancia no estaba concebida para revisar fallos judiciales.

Esta falta de coherencia entre los tres actores del acuerdo frustrado resulta insólita, si se toma en cuenta que fue ese tema el que provocó un rechazo tan grande en la opinión pública que, finalmente, influyó en la decisión de Lasso de echarse para atrás.

Lo correístas siempre fueron claros sobre el tema. Días antes de la sesión de la Asamblea para elegir sus autoridades, Pierina Correa, Paola Cabezas y Fausto Jarrín habían dado detalles sobre la Comisión. Todos habían dicho que se trataba de una instancia cuyo fin era revisar los fallos que afectan a coidearios suyos y responden a una persecución política que, en su léxico, se llama «lawfare». En abril, Pierina Correa había dicho en Teleamazonas que el objetivo de la Comisión de la Verdad era revisar sentencias como las de Jorge Glas por el tema Odebrecht y las de su hermano Rafael en el caso Sobornos. «No se está pidiendo -dijo- nada fuera de foco». Paola Cabezas, que se suponía iba a ocupar la primera Vicepresidencia como parte del acuerdo, habló antes y luego del fracaso del mismo y dijo lo mismo. En una entrevista ayer martes con Verónica Larrea de Radio Sucesos, ella aseguró que la idea nacía de la propuesta de gobierno de Guillermo Lasso de traer a una comisión auspiciada por las Naciones Unidas para investigar la corrupción. Esa Comisión, sostuvo, podría revisar el caso Odebrecht y el caso Sobornos. Lo mismo dijo el lunes Rafael Correa a su coideario Jimmy Jairala. «La idea era para el lawfare, parar la persecución política y dejar actuar libremente a los jueces». Para él los fallos en su contra, o en contra de sus coidearios, se produjeron por presión del gobierno de Lenín Moreno.

En el caso de los socialcristianos y de CREO todo fue difuso. Aunque el primero en hablar de posibles amnistías y revisiones de fallos judiciales fue el asambleísta Francisco Jiménez de CREO, poco tiempo después fue desautorizado por la directiva de su partido. Luego vino el episodio de César Rohon cuando anunció su decisión de separarse del Partido Social Cristiano: mencionó la versión de Pierina Correa sobre la Comisión de la Verdad. «No es aceptable que la Asamblea cree una Comisión que revise fallos judiciales». Días más tarde, Jaime Nebot dijo que el verdadero motivo por el que salió del PSC fue porque no fue el escogido para presidir la Asamblea,

La falta de claridad sobre el tema también fue notoria en CREO.  Según dijo César Monge, principal operador político de Lasso, en una entrevista con El Universo, que se publicó el lunes, ellos solo se enteraron del tema cuando César Rohon lo mencionó al separarse del PSC. «Usted debería preguntarles eso a los socialcristianos… Ese es un tema que nosotros ni íbamos a aceptar ni se discutió». Monge sugiere que los socialcristianos ocultaron el tema y cuando éste apareció ellos decidieron que había que abandonar el acuerdo. ¿En realidad pensaban que el correísmo iba a sumarse a un acuerdo para dar la Presidencia de la Asamblea a un socialcristiano sin nada a cambio?

Es evidente que para los socialcristianos lo que realmente importaba era que uno de los suyos, Henry Kronfle, ocupe la Presidencia de la Asamblea. Si se escucha a Jaime Nebot en la entrevista con La Posta está claro que el tema de la Comisión de la Verdad y su posible facultad para revisar fallos no fue un tema que le resultara incómodo. Es más, en esa entrevista, además de evocar lo que dijo Lasso y de decir que él coincidió con la puntualización del presidente electo, no esclarece el tema de la comisión que, para el correísmo, suponía el meollo del acuerdo.

La opinión pública se movilizó por un tema que, si no hubiera sido por el correísmo, hubiera pasado prácticamente inadvertido. Nebot ha dicho que él jamás hubiera firmado algo que no hubiera discutido encima de la mesa, pero los hechos parecen indicar que a él precisamente le tenía sin cuidado ese tema en el que estuvo a punto de embarcarse Guillermo Lasso.

Foto: Asamblea Nacional.

11 Comments

  1. Felicitaciones Martin por el artículo, como debe ser claro y directo.
    Para nuestra misericordia, (en la biblia dice regalo no merecido) se dieron todos estos acontecimientos, anteriormente Correa se reúne con Nebot, decidiendo el futuro del país y que Nebot apoye directamente en la campaña a Lasso, así se gana las elecciones, Arauz es un caballero al perder y reconoce al ganador, (Nebot alardea a los cuatro vientos que gracias a él se ha dado este resultado y que hay que ser recíprocos en esta vida) Lasso se siente agradecido y de esto se vale Nebot, ( se autoinvita al programa “agarra lo que puedas” del recordado Polito y agarra Judicatura, Contraloría y quien sabe que más).
    Como si nada se tramara, Nebot propone una reunión entre los tres personajes para LA GOBERNABILIDAD DEL PAIS, sin que se sepa las relaciones anteriores entre estos dos Santos, ya en la reunión, proponen la palabra mágica COMISION DE LA VERDAD los apóstoles,(porque si no decían nada del tema que se traen entre manos, otro cuento podría haber pasado), esto hace que todos se despierten Lasso, asesores y asesores de los asesores y dicen,no,no, hasta aquí te trajo el rio, gracias a la misericordia de Dios nos salvamos.

  2. Opinamos aquí porque estamos cansados ​​de la corrupción, estamos cansados ​​de las mentiras, estamos cansados ​​de la pobreza. Ahora resulta que nuestros inefables líderes,son ángeles, no tienen ningún mal pensamientos, solo quieren «la comisión de la verdad». Será que somos tan tontos? O como diría don Ramón : » cállate estupido» yo,pueblo, soy tu jefe.

  3. La democracia estuvo a un paso de volver al correato. La trampa a Lasso es un hecho vergonzoso pero gracias al cielo no prosperó. La verdad es que quien tiene acuerdos con un criminal es un ídem.

  4. El toma y daca desde el correismo con aprobacion de leyes formuladas por el partido y aprobadas por el PSC, son la prueba mas fehaciente de la traicion mayor a la ciudadania de parte de Nebot. Razon tuvo Fidel Castro, todos tienen su precio y la etica y Patriotismo de Nebot se fueron a la mierda al igual que correa y su sequito de seguidores, ministros y mafiosos donde estan en el pozo septico de la maldad. Nunca es tarde para abrir los ojos y es duro aceptarlo pero igual Lasso esta en algun convenio sutil con UNES, no por gusto le dieron a Aleaga un nombramiento en una Comision y la Cabezas reclamando nombramientos en la Comision de Etica. ETICA, ESTOS MAL PARIDOS. Siguiendo con Lasso nombramientos y allegados del correismo como la Baki que es ya tesoro ancestral desde el periodo de Lucio, Jimenez espia del Correismo, el hermano de la Bonilla, el Ministro de Transporte, La Ministra de Educacion, el Gobernador del Guayas magistral bailarin entre otros nomas falta llamar al ex ministro del buen vivir para que abracemos arboles. Los Ecuatorianos queremos enterrar al nefasto correismo, pero no nos dejan. Decepcion ver que siguen los mismos de los mismos con los mismos y me pregunto en 17 millones de habitantes no hay mas personas HONORABLES?…

  5. El lider del partido Social Cristiano Jaime Nebot, es una persona calculadora y ha cogobernado con Correa, eso no lo olvidamos los ecuatorianos, no tiene nada de parecido al ex lider del PSC ya difunto LEÓN FEBRES CORDERO, que si tenía clara su ideología y actuaba bajo sus principios en bien de todo el país, esos tiempos ya pasaron y ahora la políticos actuan bajo intereses personales y obscuros.

  6. Cada vez me suena más forzado creer que, cuando correa le.pidio a Nebot que se haga cargo del país a raíz de los temas de octubre fue solo un pensamiento aislado. Que ahora lo secunde huele a concubinazgo politico

  7. De nuevo, una comisión de la verdad es «de la verdad» si los jueces y el jurado no son amigos ni parientes ni conocidos ni vaciles ni nada de la gente que va a ser juzgada. Es inadmisible que para impulsar una comisión de la verdad los correístas primero tengan como objetivo tener amarres tanto en la asamblea como en el gobierno, bueno… en el gobierno más bien una especie de secuestro usando el poder de la asamblea con la «gobernabilidad» como carta de cambio. Ahora que Lasso se ha quitado a la podredumbre de encima tiene el deber de hacer una «comisión de la verdad» que no es montar una carpa y hacer el show de circo con un comité anticorrupción como hizo el payasito Lenin, más bien de permitir asistencia técnica internacional en la fiscalía, pedir asistencia internacional para agilizar ciertas investigaciones, dejar que la justicia actue sin ninguna presión ni amenaza política y comenzar a investigar y a juzgar a la mafia correísta por cada denuncia que tienen. Si los correístas tienen interés de que el país les juzgue como culpables o inocentes es hora de poner a prueba su inocencia o de «fiscalizar» investigando todos sus delitos y procederes y a ver como terminan al final, no de comenzar a borrar lo poco por lo que se les ha juzgado con la patética excusa de que fueron condenados por razones «políticas». El cuento de que son impolutos es para la prensa mamerta, para los cómplices políticos y para los borregos. Yo desearía saber si un procesado en cualquier otro juicio tendría la cara de quejarse de «lawfare», pero tal vez no lo haría pues no lo juzgan por «razones políticas». Es inevitable que les salpique un poco de la política como motivación para investigarlos pues ellos gobernaron en el estado por 10 años y conforman una mafia política pero ni de cerca es la principal razón para condenarlos. Si empiezan que a un político no se le puede juzgar porque hay «razones políticas» pues que piso tendrían para investigar la corrupción y el crimen en cualquier gobierno? Los correístas por la forma en la que hablan no tienen ninguna cara para pedir que se haga justicia ni para ellos ni para nadie, facilmente habilitan al loco Abdalá a hablar igual. Tal vez incluso el loco termine beneficiado de dicha mesa.

  8. Señor Pallares, los ciudadanos normales con vergüenza en la cara, que somos la mayoría, cómo podríamos siquiera conversar con una persona que miente con «normalidad «, instituyó la mentira en su gobierno y hasta ahora sigue mintiendo que no sabía nada de lo que hacían sus ministros y funcionarios corruptos que ahora están sentenciados ?
    A quién se le ocurre olvidar el daño catastrófico al IESS, el asesinato al General Gabela y la propagación del odio a quienes no pensaban como él y que dividió al país ? Seguramente al señor Nebot no le preocupa nada de eso porque no se parece en nada a la mayoría de los ecuatorianos

    • No es correcto que el presidente electo se haya reunido con un sentenciado y prófugo de la justicia. Debe saber escoger a sus interlocutores. Me decepcionó el señor Lasso.

  9. Ahora que sabemos la verdad y el Presidente electo Lasso queda o es un mentiroso debido a su respuesta via tik tok. Cual es su anlalisis del futuro ecuatoriano con esa Asamblea desastroza? Cual es la salida para el Ecuador? Lassso no podra de esa manera gobernar… O Lassso sera la continucion de Lenin que compraba votos. Me gustaria mucho escuchar de Usted una opinion. Gracias

Responder a Wilo Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba