Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Monge traza la cancha política del gobierno

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

César Monge fue designado ministro de Gobierno por el presidente Guillermo Lasso. 4P le propuso una entrevista sobre la gobernabilidad. Tras un viaje, a la carrera a Guayaquil, para regresar en horas a Quito, el ministro encontró unos minutos para echar a rodar los primeros bocetos de la forma cómo el gobierno está pensando asentar la gobernabilidad. Aquí está su visión, que habrá que profundizar pues se trata del problema político más importante para el gobierno que hoy se instala.  

¿Cuál será el mecanismo de gobernabilidad que aplicará el gobierno, porque lo que se ve, en este momento, es que está sujeto a las cifras de la Asamblea que son impredecibles? ¿O piensas que sí hay una mayoría que puede ser estable?
Déjame darte un criterio que no todo el mundo comparte, porque depende de cómo se interpretan los escenarios. Creo que hay una diferencia importante entre procesos electorales en la Asamblea -elegir las autoridades, elegir el CAL, elegir las comisiones- y un proceso para analizar un determinado proyecto de ley. En un proceso electoral interno se vuelve un tema muchas veces más personal. Espero, en el tratamiento de leyes que no contempla temas personales o aspiraciones legítimas, a que se abra un espacio para una mayor capacidad de diálogo.

¿Pero cuáles son los escenarios en los que el gobierno está pensando para la gobernabilidad? Uno es la Asamblea. ¿Cuáles otros crees que darán sostenibilidad a la gestión del gobierno?
Creo sin duda que el tema de la Asamblea es muy importante. Por la experiencia que he tenido estos días, le he tomado un aprecio particular. Pudimos articular, de 12 asambleístas que éramos, un grupo de 25 bastante heterogéneo. No voy a estar desconectado de ellos para poder ayudar en lo que pueda y seguiré teniendo reuniones con nuestra bancada.

Pero en la Asamblea, CREO no se sostiene alrededor de un plan legislativo.
Será necesario un proceso permanente de mucho diálogo, de trabajo, de escuchar más allá del bloque. Y sí, coincido contigo en el sentido de que esto va a tener su complejidad. En eso estoy claro.
Respondiendo a tu anterior pregunta, creo que hay otras instancias de gobernabilidad que van a ser importantes para Guillermo. Su relación con las organizaciones sociales es tremendamente importante. Vamos a tener que generar un proceso de diálogo permanente. No perder la cercanía, para empezar con esos más de 200 organizaciones sociales que nos ayudaron en campaña. Quizá no fueron tan visibles, pero en territorio estaban trabajando duramente y todo el tiempo. Las organizaciones sociales serán un frente importante para el gobierno. Creo que la relación con los municipios va a ser importante. Este año hay cinco procesos electorales que no dejan de ser importantes: para elegir Presidente de los alcaldes de la Amazonia, Presidente de las prefecturas de la Amazonía, Presidente de la Asociación de Municipalidades del Ecuador,  Presidente de las Prefecturas del Ecuador y Presidente de la Juntas Parroquiales del Ecuador. Son instancias de diálogo tremendamente importantes. Eso no significa que necesariamente tengamos que tener presidentes en todas esas instancias. No. Pueden ser de otras vertientes, pero con quienes podamos tener un diálogo constructivo. Esas instancias terminan siendo espacios de gobernabilidad también muy importantes.

¿La opinión pública la van a tener en cuenta? No es orgánica, pero fue decisiva en el triunfo de Guillermo Lasso.
¿Te refieres a la opinión pública ciudadana? Generalmente, lo que vimos en la campaña es mucho voluntariado; ciudadanos que no tienen una afiliación determinada. Es importante escucharlos para no perder el cable a tierra. También hay una estructura de la propia organización que hace escuchar su voz y que dice lo que cree. No es una voz sumisa. Son personas que tienen su personalidad y te hacen saber lo que creen. No hay que perder aquello porque el primer perjudicado, cuando uno pierde ese cable a tierra, es el propio proyecto político. Y ahí te dicen cosas que no quisieras escuchar. Y tienes que tener la tolerancia para escucharlas, procesarlas y no creer que es algo personal.

El candidato Lasso dijo que pediría, eventualmente, a la ONU que apoye un acuerdo nacional alrededor de una agenda de prioridades. ¿Lo van a hacer o lo han descartado?
Hasta donde he podido conversar con Guillermo, en la mitad de esta vorágine, de esta transición, esa sigue siendo su idea. Tuvimos una reunión previa a la elección en segunda vuelta; una reunión muy larga con una delegación nutrida de las Naciones Unidas, expertos en diferentes áreas y ahí se abrió una oportunidad muy interesante de colaborar con los ministros. Espero que eso se mantenga.

La pregunta iba por otro lado: ¿va el presidente va a liderar un acuerdo para enfocar la sociedad alrededor de las urgencias y pactar las respuestas?
Los ejercicios que se plantearon con las Naciones Unidas no excluían a la sociedad civil. En su metodología está planteando de la manera que tú lo estás mencionado.

La pregunta se puede formular de otra forma: ¿al margen de la agenda legislativa, consideras que pudiera haber una agenda de acuerdos con la sociedad que luego, eventualmente, recoja la Asamblea?
Eso sería, en mi opinión, ideal. Va a requerir más esfuerzo porque estás abriendo el panorama, pero al final del día esos ejercicios validan el proceso que se genere para llegar a un acuerdo como el que mencionas. Eso fortalecería la gobernabilidad. Ese camino sería tremendamente interesante y espero que lo podamos aterrizar.

¿Cómo está el equipo político de gobierno? Hay la impresión de que estás solo en un momento que será muy político porque no hay mayoría y porque tampoco hay acuerdos para empujar la agenda contra las crisis y por la reactivación económica.
Déjame primero decirte que cuando uno acierta o se equivoca, hay tendencia, desde la comunicación o desde el análisis, a enfocar el éxito o la derrota, en una sola persona. Eso es normal. Pero, por ejemplo, este proceso que acabamos de vivir -con los acuerdos que parecían poco probables- fue un trabajo en equipo. Quizá los otros miembros no tienen la misma exposición…

¿Quiénes te van a rodear en el ministerio?
Sería imposible que yo abarque lo que hemos conversado en esta entrevisto solo. Necesito gente de mucho talento, gente que tiene más experiencia que yo en el campo legislativo, por ejemplo. Hay gente que me va a acompañar que tiene mucha más experiencia en materia del manejo con los GADs…

¿Quiénes?
Déjame darte un ejemplo: Homero Castanier es una persona que ha estado más años que yo en la Asamblea, fue jefe de bloque…

¿Él va de Vice-ministro?
Correcto. Él va a tener que ayudarme en la Asamblea. Él va a liderar un equipo también ahí. Lo mismo sucede en otras áreas.

¿En seguridad, habrá otro vice-ministro?
Sí, hay una persona que tiene una gran experiencia y que Guillermo conoce por supuesto. Es Joel Loaiza. Él ha estado involucrado, entre otras cosas, en el tema antinarcóticos y en ese campo tiene una enorme experiencia.
Y luego aspiro a consolidar un equipo territorial muy fuerte. Porque me parece que la tarea del Ministerio de Gobierno, además de tener un centro de operaciones y una oficina de coordinación, debe ser un ministerio muy territorial. Hay que estar afuera, en muchos diálogos, visitar las provincias, estar cerca a la gente. Esa ha sido mi visión siempre en política. Estar cerca de la Asamblea, es importante. Pero estar cerca de la política que no sucede en la Asamblea, me parece igualmente importante. Y ahí, en estos diez años (el ministro habla del tiempo que tiene CREO, su partido) hemos contado con gente que quizá no es muy conocida, pero tiene 10 años de trajín, como lo he tenido yo, y aspiro a que esté también en este proceso.

Foto: Facebook CésarMonge

3 Comments

  1. El ministro Monge tiene uno de los síntomas mas curiosos del virus en pandemia pero que es
    vital para todo gobierno ejecutivo: TOTAL FALTA DE OLFATO…

  2. Armar una agenda de acuerdos con la sociedad, será necesaria especialmente para priorizar los recursos económicos- financieros que por ahora son escasos en el país. Pero más importante es armar la agenda de evaluación de esos acuerdos en la que tenga presencia la sociedad civil con toda su representación. Este proceso evaluación ex-ante, ex post, medir impactos, permite saber que se está haciendo bien, que acciones no calzan con las metas propuestas y ajustarlas, redefinirlas, replantearlas y corresponde armar con presencia y apoyo de líderes, lideresas sociales, autoridades, financistas, inversores, academia, tecnólogos, otros, así todo se puede enderezar a tiempo, antes de que surjan acciones de resistencia … que producen costos políticos, sociales a más de los económicos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba