Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Qué tipo de presidente será Lasso?

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

El discurso del presidente Guillermo Lasso puede ser leído en muchas direcciones y perspectivas. Una de ellas, es la forma como él se ubica en la dinámica presidencial que acaba de emprender.

  1. Presidente emocional: el presidente tiene la lágrima fácil y esa muestra de humanidad fue apreciada y destacada en redes sociales. En los hechos, su discurso fue un claro ensayo de filosofía política para el momento que vive el país. La crisis económica y el coronavirus, han disparado una pandemia emocional entre los ciudadanos de la que poco se habla. Quizá por esto, Guillermo Lasso no compuso su discurso con la tradicional letanía de promesas de campaña o las cifras pavorosas de cómo recibe el país. La forma y el contenido de su discurso dan cuenta de que el presidente es consciente del estado de ánimo de los ciudadanos. Ante la inquietud, la desesperanza y la polarización, Lasso optó por un discurso sereno, incluyente, conciliador y cautamente optimista. Un discurso más dirigido a los sentimientos de los ciudadanos que a su mente.
  2. Presidente de transición: Guillermo Lasso asumió el corte político que no hizo Lenín Moreno. Sin decirlo, personificó al político que luchó contra el correísmo y lo venció en las urnas. Eso le permitió vincular su llegada a Carondelet no con un simple cambio de gobierno, sino con el cierre de un ciclo. El quiebre lo señaló en varios pasajes de su discurso. Cuando dijo que termina la era de los caudillos, se inicia la recuperación del alma democrática del Ecuador, asume el riesgo de romper el ciclo vicioso… Ubicarse en ese punto de quiebre tiene consecuencias políticas y programáticas esenciales para un gobierno. Pero el presidente no dijo cómo incidirá esta nueva etapa democrática en su gestión.
  3. Presidente de centro: Guillermo Lasso hizo en los últimos años, en forma totalmente perceptible, un desplazamiento de la derecha hacia el centro político. Lo hizo por convicción y, en esta campaña, por necesidad electoral. Pero ahora ratifica que ese será su terreno. Su discurso debió haber alborotado a todos aquellos -correístas, economistas heterodoxos y militantes de la vieja izquierda (entre los cuales se cuenta Yaku Pérez)- que lo habían convertido en sinónimo de cruzada neoliberal. Lasso sorprendió con un discurso de corte socialdemócrata; producto irremediable de los dos ejes que anunció en su campaña: reactivación económica y justicia social.
    El centro, en su caso, no es una metáfora. Es el horizonte de sus expectativas: punto de encuentro; lugar de reconocimiento respetuoso de la diversidad y diálogo en un plano de igualdad. Lasso se da la tarea de unir a los ecuatorianos, de retarlos a convivir, a prosperar, a ser otro país. La vara la puso alta.
  4. Presidente de resultados: Lasso perfiló lo que hará su gobierno según parámetros que le son propios: un hombre de acción que mide todo en función de resultados. No será, entonces, un gobierno de cháchara. Más que sueños, y eso lo dijo taxativamente, su gobierno pondrá en práctica “acciones dirigidas por un Estado eficiente para erradicar el hambre, la enfermedad, la falta de educación, el abandono”. El mensaje es directo para los servidores públicos. Y de nuevo, en este punto Lasso cerró la boca a aquellos que pronosticaron que llegaría con un plan para privatizar la salud, la educación… Esta frase hará parte de su biografía: “Que no haya dudas: nuestra intención no es minimizar al Estado, sino maximizar su capacidad para servir a los más pobres”.
  5. Presidente con agenda: Lasso indicó un manojo de prioridades para el país y su gobierno: agua potable y alcantarillado. Vialidad, alumbrado, escuelas, hospitales. Lucha por la igualdad de género. Erradicación del hambre y, en particular, la desnutrición crónica infantil. Reactivación económica. Tratados de libre comercio. Desarrollo sostenible (Agenda 2030). Vacunación masiva. Es la agenda de las urgencias que no se podrá cumplir sin acuerdos. Para ello hizo un llamado a la unidad que, dijo, debe ser atendido cívicamente. Él tendrá que liderar esa unidad, determinar dónde y cómo se hace y con quiénes. La pelota en este punto sigue en su terreno.
    Foto: Presidencia de la República.

8 Comments

  1. Esperemos ver un liderazgo a raja tabla y honesto; es verdad que tiene muchos puntos a su favor y vale la pena recalcar cada uno de ellos solo esperemos con ansias, que en el camino no se pierda, esperemos mirar cómo se desenvuelve y al final dé su periodo ver resultados favorables para el pueblo ecuatoriano. También hay que ser conscientes de que no podemos esperemos que el gobierno nos de todo a cambio de nada. Si hace falta eliminar subsidios a los combustibles, pues tenemos que entender que el país está quebrado y muchas veces es la única solución. También hay que poner de parte y ver la cruda realidad.

  2. Desde hace 12 años sigo a mi presidente GUILLERMO LASSO, no soy amigo personal pero si tuve la oportunidad de sostener un dialogo personal, Aeropuerto en Quito, Aeropuerto en Guayaquil, Cuenca parroquia el Valle, Ciudad cuando estaba en proselitismo político y otros lugares, le he seguido y me he permitido analizarle, e investigado lo que sus retractores le han acusado (feriado bancario) y nunca encontre algo que me haga cambiar mi Forma de pesar, le respeto, quiero
    y tiene mi admiración, como hijo, esposo, Padre, abuelo y ante todo como ser humano, ahora como presidente mucho más, no por el cargo, por sus principios, ética moral, un día le dije UD SERA MI PRESIDENTE y lo consiguió por voluntad popular.
    No tiene compromiso con nada ni con nadie, solo con Dios, su pueblo, esposa, [email protected] y [email protected], eso recuerdo de nuestro dialogo, corto pero dialogo, por ello estoy seguro que en su mente y corazón no hay la menor intención de juzgar a sus antesesores, eso es deber de los otros poderes del Estado, por mencionar EL PODER LEGISLATIVO, EL JUDICIAL, etc.
    Su meta y objetivo es gobernar, dirigir, trabajar, solucionar gran parte de los problemas heredados, se y estoy seguros que lo conseguira con mi apoyo y el de un pueblo que lo eligio, adelante Sr Presidente GUILLERMO LASSO, Dios bendiga a Ud y al pueblo Ecuatoriano, viva la patria, unidos somos más

  3. Es un hecho su mensaje conciliador y de no perseguir delitos y a sus dueños. Estoy convencido de que en su frase»El pueblo ecuatoriano es el mejor pueblo al que un presidente puede aspirar». Totalmente de acuerdo , cabe decir que somos un pueblo que ha sufrido en todos los gobiernos de turno medidas económicas como: Sucretización, dolarización , remisión de deudas e intereses a grandes empresarios e industriales, quite de subsidios a los combustibles;sacrificio de sus dineros en la banca cerrada,financiamiento de latrocinios por malas inversiones de instituciones publicas;lo digo por lo sucedido con la ISSPOL,sus perdidas estan garantizadas por la constitucion,es decir, nosotros haremos su reposición. Ahora estamos a las puertas nuevas reestructuraciones económicas , creo que unidos si podemos aguantar en la misma linea,tener fé y apoyarnos es importante.La ley humanitaria nos ha dado luces para lo informal en materia laboral hacerlo formal, se viene el cambio.

  4. Cuando el Presidente Lasso recorre el país, reconoce las condiciones en las que se encuentra el pueblo ecuatoriano. Por lo tanto todo lo planeado en su discurso, tiene el ánimo de presentarnos la verdad de la situación, la misma que al ser graficada desde el diálogo con “Lorenza” se evidencia las carencias de todo y se crea la unidad entre la necesidad y la forma en que se piensa actuar para paliar tanta pobreza. Al resaltar el valor del “respeto en la diversidad”, reconoce las diferencias en creencias, pensamiento, emociones, pero todos añoramos un “bienestar que es el objetivo gold “que solo será posible si se maximiza la función del Estado, esto es muy importante entender, para que las autoridades de los gobiernos locales se aliñen a los objetivos de País, porque desde ahora la competencia que todos tienen radica en conseguir un “cambio de visión de país” para tener productividad, oportunidades para todos y progreso.

  5. «Maximizar la capacidad del estado para servir mejor» es un gran lema para buscar la transformación del sector público en lo que siempre debió ser. Espero que el nuevo gobierno defina objetivos, resultados, indicadores, metas y planes de acción para lograr tan loable fin. El servidor público debe ser una persona preparada y con tres claras competencias: orientado al servicio, transparente y comprometido con los objetivos de su institución.

  6. El Presidente solo, aunque tenga ideas brillantes y deseos de sacar adelante al Ecuador, no podrá hacerlo. Es labor de todos los ciudadanos. Dejemos ya esa mentalidad conformista y egoísta y ayudemos todos a un Ecuador mejor. No esperemos que el gobierno nos de todo a cambio de nada. Si hace falta eliminar subsidios a los combustibles, pues tenemos que entender que el país esta quebrado y muchas veces es la única solución. Basta ya de salir a destruir ciudades y quemar bienes ajenos protestando por las medidas que son necesarias tomar para que el pais entero mejore. Privatizar empresas estatales mal manejadas es la mejor manera de obtener capital y al mismo tiempo mejorar los servicios. Ninguna empresa en manos del estado funciona de manera eficiente como si lo hacen muchas empresas privadas. Es hora de cambiar todos, si queremos un futuro mejor.

  7. Magnifico Plan de gobierno del Presidente Lasso, Ecuatorianos ahora es la oportunidad de juntar los hombros y ayudar a éste líder a sacarnos de la precariedad radical en la que hemos vivido estos últimos 14 años.
    Cada ciudadano debe pensar como ayudar al bien conciudadano y no esperar las consabidas dávidas, es hora de desterrar el paternalismo y ponerse a trabajar.
    Espero que como Gobierno eficiente el Sr Lasso suspenda todos los consulados y representaciones diplomáticas a tantos países extraños que no sirven sino solo para vacaciones bien remuneradas y al terminar estas el consabido contrabando de los automóviles y menajes de casa.
    También confío que el presidente Lasso termine con la servidumbre barata de la que gozan los altos oficiales de las ramas militares, los conscriptos y soldados no pueden seguir siempre de choferes y mandaderos de esta sociedad privilegiada, su función es otra.

  8. El Presidente Lasso ha demostrado desde su inicio en funciones que es todo un caballero, un humanista, sereno y muy emocional como bien lo define el Dr. Hernández. Y uno de sus mensajes más importantes para los empleados públicos es justamente el que señala que el estado debe ser eficiente, dicho de otra manera, que los servidores públicos son justamente eso, servidores públicos y que por lo tanto deben actuar como tal, con la prestación de servicios de calidad, con honestidad, con agilidad ya que para eso les paga la ciudadanía y no a como estaban mal acostumbrados al chantaje y la coima para hacer su trabajo. El gobierno debería establecer algún tipo de control a la labor de los empleados públicos y que los ciudadanos podamos presentar las quejas correspondientes en caso de recibir una atención no adecuada. El país tiene que cambiar y con el Sr. Lasso se vislumbra esa gran oportunidad de cambio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba