Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Lasso recorta espacio a los violentos

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Los anti dicen estar movilizados contra el gobierno de Guillermo Lasso: anti colonial, anti imperialista, anti extractivista, anti patriarcal… Y dicen estar movilizados, con más razones, tras el discurso pronunciado este 11 de junio por el presidente, durante la ceremonia de cambio de mando en Parcayacu.

¿Qué dijo el Presidente? Que en octubre de 2019 el país estuvo paralizado durante 11 días. Que hubo vías bloqueadas, ataque a instalaciones petroleras, paralización de servicios, destrucción de bienes públicos como consecuencia de actos vandálicos, agresión a personas… En definitiva, lo que el país vivió en una producción nunca antes vista, en manifestaciones callejeras, de violencia irracional. Y que en su gobierno “no habrá tolerancia para grupos que actúen fuera del marco institucional y pretendan, con anarquía, desestabilizar el país”. Lo anti debieron esperar, para aplaudir el discurso, que el presidente diga, como Leonidas Iza, que para progresar se requiere quemar y destruir lo poco que tiene el país. La historia, para el dirigente indígena, está del lado de aquellos que promueven y usan la violencia.

El presidente volvió a hablar de un tema que luce difuso y reprimido, en el sentido freudiano clásico, en la conciencia nacional: octubre de 2019. Es una realidad que está en modo espera. No ha actuado la Justicia. O, si se quiere, su ritmo es de una lentitud sorprendente. La verdad sobre esos acontecimientos ha sido manipulada por el impresentable defensor del Pueblo, Freddy Carrión. No se sabe qué lecciones han sacado la Policía y las Fuerzas Armadas. En cuanto a la política, hay por ahora dos conclusiones -que por supuesto no resumen todo el espectro- que son irreconciliables. Una, de Leonidas Iza, que ve octubre de 2019 como un hito que, en lo personal, quisiera repetir. Y la que acaba de expresar el presidente Lasso: no permitirá que aquello se reitere.

Iza, que andaba embalado, ha tenido que levantar el pie del acelerador. Por lo pronto, su atención está puesta sobre su elección a la presidencia de la Conaie. Sus llamados a la movilización y al paro, que centró en Cotopaxi, aunque no excluyó que se ampliara a otras provincias, fueron revisados a la baja. Él no cuenta con las condiciones que hubo en el gobierno de Lenín Moreno: tiene por lo menos seis factores en contra:

  1. Su tesis sobre los precios de los combustibles ha dejado de ser una religión y el presidente ha dicho que no revisará el sistema de bandas.
  2. Los transportistas, que fueron en los hechos aliados suyos, están en francas y auspiciosas conversaciones, si se juzga por sus declaraciones, con el gobierno.
  3. Lasso ha puesto particular atención a las comunidades indígenas y esa actitud no va a cambiar.
  4. La presidencia de la Asamblea está ahora en manos de Guadalupe Llori y su grupo parlamentario, Pachakutik, está decidido a traducir su acción política en mejoras para sus comunidades. Esto luce efectivo; a las antípodas de la acción destructiva de octubre de 2019 que suministra material para los teóricos mariateguistas, pero no significó progreso alguno para los indígenas.
  5. El repudio que despertó en la población capitalina la asonada dirigida por él y Jaime Vargas se mantiene. Quito no quiere volver a vivir la pesadilla de octubre de 2019.
  6. Las cuentas que tiene pendientes Iza con la Justicia, le pasarán factura. Pronto o tarde, pero le llegará.

El presidente Lasso, en cambio, fijó una posición. No se sabe qué harán los militares para prevenir y contribuir a disuadir razonablemente otro ataque contra Quito y otras ciudades. El hecho cierto es que, aunque no encararon la situación y el trabajo de contención lo hizo sobre todo la Policía, los militares parecen decididos, por ahora, a no permitir que sus miembros sean de nuevo vejados, secuestrados o atacados.

No obstante, el presidente ha puesto el acento en la política; no en la fuerza. En ese sentido retomó, durante estos 20 días de gobierno, la iniciativa política: ha visitado y lanzado programas en las comunidades indígenas. Así ha recortado la hierba bajo los pies de Iza y coidearios suyos que creen, como Marx, que la violencia es la partera de la historia. Por fortuna para el país, los dirigentes de Pachakutik, especialmente en la Asamblea, acompañan, por ahora, esa vía que pone al país al abrigo de rupturas que podrían ser inconmensurables. Lasso ha ganado -y el país con él- espacio a los violentos.

Foto: Presidencia de la República.

6 Comments

  1. Que buen análisis José. Sabemos que el liderazgo no viene de los gritos ni de la violencia lo que ha hecho que Iza pierda piso. Tampoco creo que venga de Llori ya que solo se preocupa del indigenado. Por ahora este sector se encuentra huérfano de líderes y aparecerá cuando alguno de ellos acepte que el País es multi-racial

  2. El relajo de Octubre 2019 no fue asunto de «unos violentos» liderados por unos neo-comunistas. Fue algo mucho más complejo.

    Recordemos que varias universidades, especialmente la Católica y la Central, no solamente proporcionaron alojamiento, alimentación y asistencia médica a los revoltosos, sino que participaron directamente en la organización previa, y además fueron clave en la construcción de la narrativa de una «rebelión popular en contra de un gobierno antipopular».

    Recordemos que las vías fueron cerradas por volquetas pertenecientes a contratistas de los gobiernos locales, mientras que grupos de taxistas bloqueaban las ciudades desde de adentro.

    Recordemos que alcaldes y prefectos… ayudaron a la revuelta.

    Y recordemos que lo más terrorífico para la población NO fue el incendio de la Contraloría, sino LOS SAQUEOS MASIVOS en los barrios.

    Los saqueos no fueron obra de los indígenas, ni de los pseudo-intelectuales atrincherados en las universidades, ni de los volqueteros, ni de los alcaldes y prefectos. Los saqueos ocurrieron porque las MASAS URBANAS -desempleadas, empobrecidas, y con un pie o dos en la delincuencia- aprovecharon la llegada de los indígenas para desfogar su ira…
    asaltando tiendas, almacenes…. y domicilios!!!

    Eso era antes de la pandemia. Desde entonces la situación ha empeorado terriblemente. Estamos a un paso de un estallido social mucho más grave que el de Octubre.

    Lasso hace bien en reunirse con indígenas y transportistas. Pero el diagnóstico de la situación es incompleto.

  3. Total apoyo y respaldo a las acciones encaminadas por el Señor Presidente Lasso. El Ecuador en general está en otro y mejor momento y ya no permitirá de brazos cruzados las salvajadas de dos delincuentes como Iza y Vargas, la justicia debe actuar con mayor celeridad y poner a este par de patanes en el lugar que corresponde igualmente las fuerzas armadas y policiales están dispuestas a hacer respetar la paz y la dignidad del país y la suya propia con el total respaldo de un gobierno bien puesto y de un pueblo digno que ya está cansado y conoce el discurso barato y mentiroso de «pseudos dirigentes indígenas y sindicales» que jamás han hecho nada por sus representados más bien se los conoce han sido socios y corresponsables de la debacle de los últimos quince años. Los tiempos cambiaron y ahora el pueblo ya no es cojudo esta clase dirigencial apesta a mentira y robo ya no representa a nadie.

  4. Muy buen analisis, Sr. Hernandez. Solo un par de elementos adicionales:

    a) A su lista de 6 factores que juegan en contra de Iza, creo que se puede incluir: 7. Ya no esta Yunda.

    b) Si los indigenas leen bien lo que vivimos, este es un momento unico, que invita a trabajar para su beneficio (aprovechar, si se quiere, una oportunidad unica) como nunca antes. La imagen de la Presidenta de la Asamblea y del Presidente Lasso durante la toma de mando del Sr. Lasso dice muchisimo: Necesitamos apoyarnos entre todos! Por otro lado, lo que ya esta haciendo el Presidente Lasso por la comunidad indigena (que historicamente ha estada relegada en varios temas) y sector rural en general, augura resultados que desmantelan las tesis de los violentos.

    Muy bien presidente Lasso por ser claro y preciso en lo que se requiere en el pais! Es muy importante que su discurso se respalde en datos y numeros. No puede ser que algunos «politicos» y «empresarios» se hicieron millonarios aprovechandose de los subsidios a los combustibles, o que algunos salian a alta mar «a pescar», cuando lo unico que hacian era ir a vaciar sus tanques de combustible en barcos internacionales para regresar con dinero facil y rapido.

  5. Falta para decir que se ha ganado. Son gente dispuesta a jugar a jugar a la guerra el tiempo que sea necesario. Hay que ver como en Chile finalmente los comunistas se hicieron con el poder. No creo que sea algo a ser subestimado sobre todo en el futuro. Leónidas Iza solo es uno de los que tienen otros intereses con el país. Hay demasiados infiltrados en la universidades, ONGs y otras instituciones que se relacionan con los derechos humanos por lo que un mal paso puede ser usado por todos estos para atacar y derrocar al gobierno. Lasso todavía tiene que seguir jugando con maestría pues la partida solo empieza y tiene que hacerlo con valentía o se lo van a comer vivo como a los de centro democrático en Colombia.

  6. Los anti TODO , ya no tienen cabida en el momento actual que vive el país ; se respira tranquilidad y tolerancia y nadie en sus cabales desea que se repitan los tristes y lamentables episodios de Octubre del diecinueve . Nadie , excepto claro está , los sediciosos y violentos , que todavía creen en la perversa prédica , que la nueva sociedad debe construirse , sobre las cenizas de lo destruido . HAY QUE CERRARLES EL PASO !!!!!!!!!

Responder a Pelaez Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba