/

¡Y ahora la Ley para menstruantes!

lectura de 5 minutos

Johanna Moreira, asambleísta de la Izquierda Democrática por el Oro, podría entrar en el libro Guinnes de récords: acaba de presentar un proyecto de ley para garantizar “que las personas menstruantes tengan una menstruación digna”. Y que, en ese campo, el Estado subvencione todos los productos de higiene necesarios.

Johanna Moreira no está en Escocia; único país que distribuye gratuitamente esos productos: está en Ecuador. Y en Ecuador el primer automatismo de un político populista es prometer lo que se le antoje, porque el Estado está ahí para pagar. La propuesta de Johanna Moreira, quien no debe saber ni cuál es el presupuesto de su ocurrencia, solo es la última. Pero la letanía es larga.

El martes, el pleno de la Asamblea Nacional apoyó el Proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural que cuesta al país tres mil millones de dólares. El monto lo dio Mauricio Pozo cuando era Ministro de Finanzas. Esa ley fue aprobada el 9 de marzo con 126 votos en la Asamblea y su vigencia fue suspendida por la Corte Constitucional, ante una demanda, por una razón: fue votada sin fuente de financiamiento, contrariando la letra y el espíritu de la Constitución.  La Corte Constitucional debe emitir un fallo definitorio sobre el particular.

Ahora 124 asambleístas vuelven a apoyar esa Ley sin importarles su ilegalidad. Los asambleístas salientes crearon inconstitucionalmente ese egreso y los asambleístas entrantes lo ratificaron. En los dos casos, la lógica política (quedar bien con los maestros) ni siquiera les lleva a preguntarse cómo hará el Estado para cumplir con esa obligación. No lo ven como un problema suyo. Ellos hacen política con dinero público y el ministro de Finanzas verá cómo se apaña para pagar.

Los beneficiarios de tamaña irresponsabilidad hacen lo mismo: los maestros organizaron un plantón ante la Asamblea y reivindicaron como justo el hecho que los políticos (incluido Lenín Moreno que no vetó una ilegalidad) hayan decidido que, a partir de julio, su salario se incremente en un 42%. Eso en plena pandemia, con un Estado quebrado y con 5,5 millones de personas sin empleo o con un empleo inadecuado.

La disonancia es nacional y sus efectos se hacen notar estos días con especial agudeza. Perenco y el caso de El Universo -y están lejos de ser excepciones- prueban que el gobierno de Rafael Correa antepuso las vísceras en vez del sentido común para actuar en la presidencia de la República. Pretextando soberanía o dando rienda suelta a caprichos autoritarios, Correa jugó con la plata del Estado. Ahora hay que pagar indemnizaciones y por supuesto ninguna acción de repetición paliará los montos que tendrá que pagar el Estado. Pero Correa, como Johanna Moreira, como los asambleístas populistas conciben la política como un acto de prestidigitación: ellos cometen ocurrencias y un ente etéreo, el Estado, paga. El ministro de Finanzas es el encargado de hacerlo. Y si no lo hace, pues ellos le hacen juicio político. Algunos quisieran poder meterlo preso. Al fin y al cabo, hay una escuela de políticos en Ecuador que enseña a ofrecer todo gratuitamente. Así los políticos populistas ganan elecciones y mantienen contentas a sus clientelas. El truco consiste en que los electores no se pregunten quién cubrirá los costos de los antojos de políticos irresponsables. Y luego, cuando hay que pagar, se echa rodar la cantaleta según la cual la culpa es del FMI, del imperialismo, de los tratados bilaterales de inversión. O del Procurador que no sabe defender los intereses del Estado.

El correísmo no inventó esta escuela, pero la instaló sin remedio en la conciencia nacional desde Montecristi. Correa, Alberto Acosta, Fernando Cordero, sus 79 constituyentes y sus aliados llenaron de derechos la Constitución sin jamás haberse preguntado cuánto iba a costar cumplir con esas obligaciones. Se impuso así una lógica: la sociedad tiene tantos derechos como propongan los ocurridos políticos populistas. Y aquellos que, mirando los déficits dramáticos, hablan de no hacer populismo son considerados enemigos del pueblo. O agentes ortodoxos de FMI.

Ahora se propone que el Estado pague productos de higiene íntima: no se puede negar que Johanna Moreira es ocurrida. Pero ya habrá quien la supere.

Foto: Asamblea Nacional. 

40 Comments

  1. También soy mujer y se las necesidades de las mujeres, y hay leyes más importantes a proponer y ante todo a asegurar que se cumplan, como por ejemplo a que no seamos maltratadas y perseguidas en el trabajo, lo que sucede incluso a veces por parte de mujeres con poder, y lo digo por experiencia propia. Ahora yo le propongo a la Asambleísta que en solidaridad con las mujeres de escasos recursos, del jugoso sueldo que reciben sin esforzarse tanto como las mujeres que reciben un salario mínimo, donen el 50% de su sueldo y lo destinen a la compra de toallas sanitarias para que sean distribuidas a través de los centros de salud de sectores más pobres, cuando hagan eso les agradeceremos.

  2. Personas menstruantes? Que alguien presente un proyecto a favor de las personas con disfunción eréctil, anteriormente conocidos como hombres.

  3. Es una bofetada contra las mujeres decir que un acto natural, la menstruación es indigna y que con una toallita gratis se la dignifica. Los zurdos vagos y vividores recurren a la dignidad por todo, todo les ofende.

  4. Johana, y que propones para los jóvenes que tienen sueños mojados? ante la constitución todos los ciudadanos somos iguales.

  5. Felicitaciones Sr. Hernández por su artículo, mismo que demuestra conocimiento y pragmatismo y que esta por encima de nimiedades y politiquerías perniciosas propias del populismo y que me honra como ecuatoriano tener un talante como Usted que lleva en su conciencia y en los hechos la sabiduría y sensibilidad social que a muchos ecuatorianos nos falta. Ademas me sumo a lo manifestado por Wilson Soria, añadiendo en la parte final siempre … bien ubicada Vilmita … que para incrementar su popularidad impartira cursos rapidos en Tik Tok como colocarse las prendas intimas. Lo rescatable de esta inoportuna y desventurada propuesta de Moreira, seria que esta Prenda se colocada en la boca, en todos los asambleístas que en un rato de lucidez, adviertan que van hablar estupideces. Saludos

  6. Cada partido o movimiento político debería exigir que cualquier iniciativa o proyecto de ley, sea dado a conocer primero al interior de la organización, para evitar que sus miembros – arrogándose- un exceso de autonomía, rebuzne y haga quedar mal a todos; porque esta «iniciativa» si que afecta a todos, incluso a la trayectoria del partido, pobre Dr. Rodrigo Borja, se le filtró un onagro a su organización.

  7. Creo que la honorable asambleísta algún momento también llegará a pedir que se paguen por los preservativos ( condones ) , ella por lo visto, no tiene intenciones de pagar por nada, después de todo, el estado para estos estrafalarios, ha sido el mantenedor.

  8. Ahora me entero que las toallas sanitarias son un derecho humano, como habrían hecho las «menstruates» para vivir durante los miles de años antes que alguien inventara este producto moderno…

    • Ese es el doble discurso de las feministas, hablan que las mujeres han sido dominadas desde el principio de la humanidad por el patriarcado, sus costumbres y leyes, pero como les encanta recurrir al gran patriarca llamado estado para que las favorezca con nuevas leyes o decretos cuando les conviene. Cuánta doble moral !

  9. Una ley para evitar tala de árboles.
    Que los defecadores se laven el orto en vez de usar papel.
    Hágale asambleísta bananaera.

  10. La Asamblea Nacional del Ecuador definitivamente no tiene solución…… y francamente no lo entiendo….. en serio hay taradas mentales que tengan ideas como subsidiar la higiene íntima femenina….. francamente ese tipo de legisladores representan a nuestra sociedad? Acaso no hay necesidades imperiosas que resolver en el país? No habrá que priorizar lo realmente importante?

    Estas cosas suceden porque los ecuatorianos somos irresponsables al ejercer el voto, lo tomamos a la broma o peor con absoluta indiferencia…. y las consecuencias son éstas…..porque no de otra forma se comprende que esa política ocupe una curul de la ID en la Asamblea…..me parece que en tiempos pasados la ID tuvo sus momentos de gloria, pero si presentó una candidata de ese nivel aberrante y dejó además que presente un proyecto descerebrado como ese…, definitivamente la clase política debería desaparecer del país… está visto que es el peor mal que padece el Ecuador solo comparable con la pandemia. Un caso para Ripley…. un caso para demostrar el nivel de ridiculez que alcanzan los políticos para granjearse las simpatías de sus electores…. pero… será que quienes votaron por esa mujer, están felices con semejante demostración de liviandad e irresponsabilidad? porque si califican el proyecto y lo someten a votación… seguro que es aprobado, tal y como votaron ratificando el proyecto inconstitucional de reformas a la LOEI que no tiene financiamiento, y significa no solamente un gasto enorme e impagable para un Estado paupérrimo, sino que además significa la muerte del IESS con la jubilación temprana de los docentes, porque si llega a ejecutarse esa ley…. será un derecho laboral que tendrá que ser de aplicación universal para todos los trabajadores, por el contenido constitucional abundante en derechos y cero en responsabilidad para gastar lo que el país no tiene.

  11. «Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo»
    Esta frase atribuida a Einstein, me ayuda a entender a estos «brillantes asambleístas»

  12. Asambleísta lo primero qué hay que hacer es bañarse para no apestar por lo menos durante el periodo y después comprar toallas sanitarias, no son tan caras!!

  13. Que pena este tipo de asambleísta, desde ya planteo que para las próximas elecciones, el perfil de un asambleísta debe ser de profesionales de tercero y cuarto nivel, con un nivel de experiencia en lo publico o lo privado que realmente nos representen y aporten con ideas para crear un ambiente de desarrollo y crecimiento del pais, fiscalizando aquellos actos que este reñidos con la Ley y las buenas costumbres y no planteando boberias, nuestra gente no necesita subsidios y regalos, nuestra gente necesita trabajo, educación y salud y un Estado que apoye al desarrollo con políticas que beneficien a todos, con libertad y democracia y que castigue en forma ejemplar a los corruptos. Al pueblo nos hubiera gustado escuchar la urgencia de Restructurar la Seguridad Social con un a ley que haga sostenible en el tiempo una Institución tan noble, pero que ha estado siempre en manos de delincuentes, Señores de CREO, de la ID, atiendan estos requerimientos y no se esfuercen en planteamientos bobos.

    • Yo pensaría, que mas que profesionales de tercer nivel, debería pasar por una prueba psíquica, quien puede ser tan demente que en la condiciones que esta el país y con temas de mayor importancia, se les ocurra tamaña majadería.

Responder

Your email address will not be published.