Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

A Yunda se le sigue cortando la mayonesa

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

No se ve cómo la jueza María Belén Dominguez (en la foto) pueda dar la razón a Jorge Yunda. Tras casi cuatro horas de escuchar a las partes, en que se sucedieron abogados y amicus curiae, la jueza suspendió anoche la audiencia y la retomará el viernes 25 a las 4 de la tarde. Ella instruye la Acción de protección puesta por el alcalde de Quito en la que invoca la vulneración de tres derechos: seguridad jurídica, debido proceso y proporcionalidad de la sanción. Los señalados de esas supuestas violaciones son los cuatro concejales, miembros de la Comisión de Mesa (Santiago Guarderas, Mónica Sandoval, Fernando Morales y Analía Ledesma), que el 28 de mayo dieron paso al pedido de remoción del alcalde de Quito, que el Concejo Metropolitano tramitó y aprobó -por 14 de 21 votos- el 3 de junio pasado.

Yunda se ha esforzado y ha logrado convertir en ovillo judicial su lío político. Él pidió una Acción de protección con la esperanza de invalidar  el informe de la Comisión de Mesa y así dejar sin piso la remoción de la que fue objeto. Si la jueza Dominguez fallara a su favor, los concejales podrían recurrir ante la Corte Provincial de Pichincha. Si falla en contra, Yunda podría hacer lo mismo. Enseguida, el caso podría llegar a la Corte Constitucional… El ovillo se puede enredar también porque Yunda presentó ante el Tribunal Contencioso Electoral, TCE, una consulta para que revise, según prevé el Cootad, procedimientos y formalidades del proceso de fiscalización que desembocó en su remoción. El TCE tiene 10 días laborables y ese plazo está corriendo desde este lunes a las 16:00.

¿Qué pasa si los dos fallos resultaran contradictorios? Que haya dos vías procesales es, en sí, improcedente y los participantes en la audiencia lo dijeron a la jueza. Todos, salvo Joselito Curo, un supuesto líder social, que fue el único amicus curiae (amigo del tribunal), fuera del abogado, que defendió la causa de Yunda. Y eso también es una alerta para la jueza. La procuraduría General del Estado, la Procuraduría Metropolitana, Carolina Moreno y Jessica Jaramillo y otros cinco ciudadanos o representantes de colectivos coincidieron y dijeron a la jueza que es el TCE, y no ella, el organismo competente, señalado en la ley, para conocer y resolver el caso de Yunda. El único que debe administrar justicia. Que la Procuraduría General del Estado y la Procuraduría Metropolitana se manifestaran en total sintonía es una señal poderosa para la jueza.

Todos, salvo el abogado de Yunda y Curo, dijeron a la jueza, señalando artículos de la Constitución y del Cootad, que no hubo vulneración de derechos. Que aquello que hizo la Comisión de Mesa es parte de un procedimiento establecido, que fue seguido por el ente previsto y debía ser aplicado. Que aquello no fue un juicio penal ni civil ni judicial: fue un procedimiento político. Que Yunda fue notificado. Que él firmó. Que él conocía en forma previa el proceso previsto. Que gozó de conocimiento previo. Que se defendió. Que hubo, entonces, debido proceso. Que la seguridad jurídica es, precisamente, sujetarse a lo que prevé la ley y la constitución. Y que la Comisión de Mesa y el Concejo Metropolitano, entes legítimos, actuaron conforme a las normas que están vigentes. Que la remoción es el resultado de haber incurrido en dos de las causales previstas en la ley.

No hay una sanción menor o mayor. Si el alcalde incurre, como lo hizo, en alguna de las causales previstas puede ser removido. Y eso es lo que ocurrió. Que no se ha probado, entonces, vulneración alguna de derechos. Y que la Comisión de Mesa actuó legítima y legalmente. Juan Fernando Guarderas, quien actuó como amicus curiae, agregó un elemento esencial para la jueza: el uso indebido por parte del alcalde de Quito de la Acción de Protección. Le dijo que Yunda estaba manipulando ese derecho.

Joselito Curo, el único defensor del Alcalde en esta audiencia, por fuera del abogado, probó, como hiciera falta, la coartada montada por Yunda para recurrir a la Justicia: enredar el caso, dilatar los plazos, tratar de generar un caos entre la Justicia y el TCE… Aferrarse al cargo con las uñas si fuese necesario. Curo repitió un argumento deleznable de los defensores del alcalde: que no lo puede remover el Concejo Metropolitano porque al hacerlo privan a los ciudadanos que votaron de Yunda de un derecho. Dicho de otra manera, por haber sido elegido el alcalde es impune y no puede ser sometido a proceso alguno de fiscalización. Debe terminar su mandato.

Lo demás se incluye en la partitura que tocan Yunda y sus abogados: que hubo parcialidad por parte de los miembros de la Comisión de Mesa. Que Guarderas quiere adueñarse de la Alcaldía de Quito. Que quiere entrar por la ventana. Que él y los otros tres concejales que hicieron el informe que facultó la remoción del alcalde son juez y parte. Que 14 concejales -Curo dijo 10- que no tienen legitimidad quieren remover a un alcalde que el pueblo de Quito apoya…

No se ve cómo, habiendo oído lo que oyó, la jueza María Belén Dominguez pueda dar la razón a Jorge Yunda.

Foto: video audiencia.

11 Comments

  1. Todos los casos acaban en la «justicia» el «juez» que ha sido «sorteado» dice «emito el fallo en 10 días» en lugar de decir «se abre la subasta», bajo el nombre de «el debido proceso».
    Se debe crear un sistema de justicia digital, en el que participen 50 jueces, cualquier otra cosa, en lugar de este circo.

  2. Cuánto le habrá ofrecido a la cara de nerd de esa jueza impresentable? Ni que debido proceso, ni que ocho cuartos..A la calle Quito, y sacar a esa basura del cabildo!!

  3. A Yunda se lo debe sacar mediante remoción directa. !!

    El pueblo de Quito debe votar libremente en las urnas y sacar de la alcaldía a yunda….

    Como se hizo en Loja y en otras ciudades del país !!

  4. En vez de salir los quiteños a limpiar la basura enquistada en el Municipio, deben salir a solicitar al Presidente de la República que convoque una consulta popular para derogar la Constitución del 2008 que es la causante de toda la corrupción.

  5. Vuelvo y repito, Quito que no escatimó en tumbar presidentes, este corrupto e insignificante alcalde les está viendo las h..vas
    Deberán salir los quiteños a limpiar esa basura enquistada en el cabildo quiteño y de paso también barran con esos correistas

    • Definitivamente concuerdo con Herman de que ya es hora de que la ciudadanía eche a la basura a este pillo de 7 suelas. Es impresionante como con las uñas y con el apoyo de abogadillos de pacotilla, se aferra al puesto mientras la ciudad se encuentra abandonada en su totalidad, con tremendas deficiencias en los servicios que los ciudadanos esperan de parte de la alcaldía, mientras millones de dólares se pierden diariamente por la inoperancia de este desgraciado individuo, maleante contumaz como todos los correístas que dejaron al país en un total desbarajuste.

  6. El abogado vive del vivo;, el vivo, del mudo; y el mudo, de su trabajo. Dos vías procesales y si hay fallos contradictorios deberán echar una moneda al aire: cara o cruz. Y como el Karetuk tiene suerte y plata (menos decencia), coinciden. ¿Y la suerte de Quito? Qués pues, no se verá: ya está jugada.

  7. LA ÚNICA Y REAL VULNERACIÓN DE DERECHOS QUE HA EXISTIDO EN LA NEFASTA ADMINISTRACIÓN DEL ALCALDE YUNDA , ES LA FLAGRANTE VULNERACIÓN DE LA DIGNIDAD Y BUEN NOMBRE DELA CIUDAD DE QUITO Y SUS CIUDADANOS . Y ANTE TAN EXECRABLE HECHO , ESTE PATÉTICO PERSONAJE , QUE LAMENTABLEMENTE FUNGE DE ALCALDE , DEBE SER REMOVIDO DEL CARGO Y SOMETIDO A LA JUSTICIA !!!!!!!!

    • Este señor Yunda es una culebra, después de mi el diluvio. Más allá de que toda autoridad de eleccion popular está obligada a rendir cuentas de sus actos administrativos sobre la gestión de la cosa pública, está la mínima decencia y hombría de bien y aceptar los actos que se cometen en dicha gestión. La actitud de Yunda más allá de ser reprobable es la muestra palmaria de la podredumbre de la clase política. Nunca un pecado será una virtud, pero lo más importante la.mentira dicha mil veces no se vuelve verdad

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba