Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Lasso mete experiencia en su círculo rojo

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Una noche de sentimientos encontrados: el presidente Lasso ilustró así la tristeza que le causó la renuncia de César Monge y el honor -el término es suyo- de contar con Alexandra Vela en el ministerio de Gobierno.

Hay veces que la realidad es cruel. En el caso de César Monge, se volvió inmanejable para el presidente mantener a su amigo en el cargo, mientras tiene que atender su tratamiento. Es claro que esa ausencia se tradujo, para el gobierno, en un doble vacío: uno político y otro estratégico. Hay pruebas irrefutables de esto. Una, quizá la más evidente, proviene de la Asamblea Nacional que ha pasado dos meses votando, o evitando votar, resoluciones. Y asumiendo la agenda correísta o evitando hacerlo; una agenda destinada, en buena parte, a tratar de vengarse de Lenín Moreno. Como si esa fuera una urgencia nacional.

Ese vacío político también se siente en la opinión pública poco o nada solicitada alrededor de los nudos críticos que inmovilizan al país: la reactivación, el empleo, la seguridad, la reforma tributaria, el cambio del IESS… Temas que no avanzarán fluidamente en la Asamblea y que, para ser asumidos por la nación, requieren un liderazgo político indiscutible del gobierno nacional. El vacío político podía convertirse, de haberse prolongado, en vacío estratégico. Esta sensación que comenzaba a instalarse en el país al ver un gobierno incapacitado, por las razones que fueren, para generar, en los campos real y simbólico, mensajes, señales y, en definitiva, las certidumbres que se necesitan en un momento tan crítico. El presidente entendió que más allá del dolor que le causa la separación de su amigo y coideario, el Estado y el país requerían ese reemplazo.

La llegada al ministerio de Gobierno de Alexandra Vela contiene algunos mensajes. Primero, una enorme confianza del presidente, pues ella ostenta el cargo que tenía su hermano, estratega y operador de su partido. Confianza porque ella no sale de las filas de CREO y él la lleva al Ministerio que sin duda tiene que marcar -con su decisión y aval- la línea estratégica y el ritmo político del gobierno. Que sea una mujer y que esa mujer tenga 42 años en política -sea porque la ejerció; sea porque la observa y la analiza- es esencial. Lasso vota por la experiencia en un ministerio doblemente clave -política y seguridad- para su administración. Y ha decidido abrir su círculo más estrecho (poblado de antiguos colaboradores suyos; algunos sin experiencia en lo que están haciendo) a una mujer experimentada y de carácter que, como se sabe, tiene posiciones, las razona y las defiende.

Habrá que ver los miembros que suma la ministra a su equipo político y el presidente al suyo para saber si, con la llegada de Vela, se aminora el déficit político que hay en un gabinete compuesto en general por técnicos. Habrá que ver, igualmente, si este cambio lleva al presidente a definir con su ministra el contenido y alcance del “gobierno del encuentro”. En claro, si fija una agenda política, le da curso y recupera la iniciativa estratégica (que no depende de los votos) en la Asamblea Nacional. Poco logrará este gobierno si no explica a la opinión el sentido y los efectos de los cambios (político-culturales) que tiene que encarar el país. El presidente ha dado giros republicanos en algunos temas, pero los capítulos más voluminosos y trascendentes siguen en carpeta. En su empeño el presidente cuenta ahora con una ministra cuya biografía política muestra que tiene sentido estratégico, una enorme capacidad de trabajo y una constancia innegable en las acciones que emprende. Guillermo Lasso y ella comparten, por fuera de la convicción, una característica de fondo: los dos son amigos de producir resultados.

César Monge fue capital para que Guillermo Lasso llegara a Carondelet y para que el presidente lograra -escapando al acuerdo aciago con el correísmo animado por el PSC- hacer una alianza, correcta en el campo político, pero sin aliento programático. Ese vacío es el que tiene que llenar el presidente con su ministra de Gobierno: proponer una agenda, explicarla y movilizar al país a participar en su ejecución.

Foto: Presidencia de la República.  

7 Comments

  1. La política,mejor,la politiquería de los caciques, cacos e ineptos políticos ecuatorianos de todos los tiempos, tienen a esta nación sumida en la mediocridad y en el empantanamiento tanto económico como social.

    Si todos sabemos que el bodrio de Montecristi fue hecho a la medida del dictador, colérico sanguíneo de Correa, y por eso NO SE PUEDE SEGUIR CONESE ESPERPENTO, la solución, es ahora o nunca, convocar a una nueva Constituyente.
    El pueblo debe apoyar una convocatoria en ese sentido.
    Caso contrario Lasso no podrá gobernar y su Ecuador del encuentro se irá al carajo.

  2. Muy acertada decisión del Presidente , al poner al frente de un Ministerio tan complejo a Alexandra Vela , mujer con experiencia política y HONESTA ; estamos seguros cumplirá este compromiso , con responsabilidad y lealtad . Por el bien de nuestro país , que se cumplan los objetivos sociales , económicos y políticos del actual Gobierno .

  3. Un acierto del presidente Lasso al nombrar a Alexandra Vela en el ministerio de Gobierno, mujer de grandes cualidades, una mujer que ejerce la política con gran patriotismo y talento superior-Sin duda una buena elección – Cesar Monge a cumplido y le deseamos una pronta mejoría en su salud.

  4. Una cosa es con guitarra y otra con bandolín dice una frase…, una cosa es planificar una campaña, sus recorridos, los puerta a puerta, la entrega de volantes, las entrevistas y otra diametralmente diferente, lidiar y armar un esquema político que funcione. En el existen actores sociales, políticos, económicos, cada uno con su propia agenda e intereses grupales o individuales. En esa tarea, se requiere a una persona con un perfil idóneo en formación, experiencia pero sobre todo con valentía suficiente para enfrentar los retos que el país necesita, y en ese campo Vela, puede ser la vela que necesita el barco de Lasso.., desde ya pondré mi vela a mi santo para que así sea..

  5. Al sr. Cesar Monge le debe el país la recuperación del optimismo , la confianza y sobre todo la dignidad que nos trajo este gobierno. Gracias SEÑOR MONGE . Que recupere pronto su salud y pueda disfrutar de un a vida plena ,como merece vivir todo hombre de bien. En cuanto a los asambleístas que están dando prioridad en su agenda a la componenda sirvenguenceria y venganzas, dejando postergados como siempre los requerimientos ,del gobierno ,instituciones y pueblo en general, para que se haga realidad el verdadero cambio de la matriz productiva. Sr, PRESIDENTE si en cien días más los asambleístas no dan muestras reales de querer trabajar para mejorar la situación critica en que se encuentra sumido nuestro país, no le queda otra solución que la muerte cruzada ; tiene que aprovechar hoy que cuenta con el apoyo mayoritario del pueblo. Tome en cuenta que los correistas tienen como objetivo primordial el fracaso de su gobierno . Una prueba más que fehaciente fue el paro de los correistas disfrazados de arroceros.

  6. Definitivamente, el presidente Lasso, dejo la iniciativa política descolgada. La vacunación y la enfermedad de su ministro, lo tenían, un poco desubicado. Pero las cosas se resuelven actuando. La vacunación está en marcha y la ministra de salud, bien puede hacerse cargo de lo que resta del proceso. En cuanto al ex-ministro, lamentablemente, la enfermedad que padece no solo que lo limitaba, sino que además, estaba causando un vacío en el Gobierno. Que bueno que ahora el Señor Monge se dedique a tiempo completo a su recuperación, y, espero que la misma sea exitosa. Si es así, cualquier momento posterior, podrá ayudar al señor Presidente.

    En cuanto al nombramiento, hay varias cosas que analizar:

    EXPERIENCIA POLITICA: La Doctora Alexandra Vela, fue una de las primeras mujeres que actúo en la política desde la época de los 80’s. A diferencia de algunas de las mujeres activistas actuales, que exigen cuotas, ella no las necesito, y, demostró sus habilidades, al lograr ser concejal de Quito por 2 periodos, vice presidenta del Congreso, y, asambleísta de la Constitución del 98. Desde el 2000 se dedico al análisis política y a la academia. Tristemente, la forma de hacer política, desde los años 90 hasta ahora, no ha cambiado. Felizmente, la Doctora Vela, sabe de esta realidad. Al haber ayudado en la redacción de la Constitución del 98, tiene claro, todas las falencias de la Constitución del 2008. Eso definitivamente es un plus.

    NO ES PARTE DEL CIRCULO DEL PRESIDENTE: Nadie niega que el equipo que ayudo a Lasso a llegar al poder, deba acompañarlo en la administración pública. Pero eso no quiere decir que estén capacitados para ejercer los cargos, o, peor aun, liderar los cambios sociales que se requieren, para que la presidencia de Lasso, sea exitosa. Pueden ser unos buenos técnicos, pero al estar tan cerca del presidente, tal vez vean el bosque y no los árboles. Y muchas veces, ver los árboles, marca la diferencia. Además, siendo honestos, muchos de estos asesores, son demasiado aniñados, como para que entiendan ciertas realidades que no han vivido en su vida. Que la Doctora Vela, no provenga de ese círculo, demuestra que Lasso tiene claro las limitantes que tiene su equipo, lo cual es bueno.

    LA DOCTORA VELA ES MUJER: Suena ridículo que nos fijemos en este detalle, pero en estos tiempos que el activismo de derechos humanos, se ha tomado la opinión pública, y, ha convertido, con ayuda del periodismo, problemas reales en crisis terribles, que la Doctora Vela sea mujer es un plus por varios motivos: los líderes hombres, como Iza y Nebot, que creen que todo se trata de bolas, tendrán que bajar el tono; las mujeres activistas, tendrán que controlar sus impulsos; la promoción de los temas importantes, podrá tener un toque conciliador, incluso si se habla firmemente.

    Dicho esto, para bien del país, espero que la Doctora Vela, no solo demuestre sus capacidades, sino que les demuestre a todas las activistas mujeres, como se deben hacer realmente las cosas: sobre la base de hechos, y, no ideologías ni percepciones. También espero, que la Doctora Vela, incorpore en su equipo a más gente con experiencia, tanto en la política, como en seguridad, para que estos temas se manejen forma eficiente.

  7. César Monge cumplió su trabajo y se le agradece. Se le desea que le vaya bien con sus tratamientos y que pueda gozar de una buena calidad de vida en el futuro. El presidente Lasso tuvo la responsabilidad de hacer el cambio lo más antes posible para lanzar con fuerza las propuestas más importantes para los ecuatorianos. Me molesta que se haya demorado por tener a su amigo cerca suyo lo más que podía, el vacío político ya se estaba volviendo insostenible al igual que la posición de Cesar en el gobierno. Y claro, los correístas no han tardado en aprovechar la oportunidad con sus venganzas sin mayor fundamento. Si quisieran hundir realmente a Moreno tendrían que topar el tema de la corrupción del cual ellos también fueron parte. Ahora sí, esperemos que doña Vela tenga la mano pesada y comience a pegar duro que ya hace falta.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba