Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

A Yunda se le cayó la estantería por completo

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Una vez que a Jorge Yunda se le agotaron las argucias y maniobras judiciales, Santiago Guarderas asumió la Alcaldía de Quito.  Ocurrió cerca de las 21:00  luego de que la jueza Grimanesa Erazo había decidido, más o menos una hora antes, revocar las medidas cautelares que otro juez le había concedido a Yunda, destrabando así la decisión del Concejo Metropolitano que fue confirmada el 1 de julio por el Tribunal Contencioso Electoral, que es tribunal de última instancia. Así, terminó una penosa y desvergonzada  serie de intentos del ex alcalde por aferrarse al cargo que incluyó artimañas y trampas en el sistema judicial.

La decisión de la juez se produjo, además, luego de que el gobierno de Guillermo Lasso se pronunció, por primera vez, sobre el tema: la flamante ministra de Gobierno, Alexandra Vela,  dijo en la mañana que Yunda debe respetar la decisión del Concejo y del Contencioso Electoral.

A las 20:36, Yunda insistió en su empeño de quedarse en el cargo, por lo menos hasta el viernes en que la Corte Provincial de Justicia de Pichincha se pronuncie sobre otro recurso de protección. En un tuit dijo que aún falta la decisión de dicha corte que dejó sin efecto el informe de la Comisión de Mesa que sirvió como documento para que el Concejo Metropolitano lo removiera. Ese recurso, sin embargo, no afecta la decisión del Concejo Metropolitano, por lo que legalmente Guarderas puede tomar las riendas del Municipio, como en efecto lo hizo. Además, la decisión de la jueza fue adoptada luego de un proceso viciado, como lo establece un documento oficial del Consejo de la Judicatura. Yunda luego, asimismo en Twitter, le dijo a Guarderas que al posesionarse estaba cometiendo un delito. «El incumplimiento de orden legítima de autoridad competente es un delito. Existe una acción de protección que evidenció la vulneración de mis derechos, eso está aún por resolverse en la Corte Provincial de Justicia», escribió.

Luego de conocida la decisión de la jueza Erazo, los concejales que habían removido al Alcalde fueron hasta la Alcaldía para acompañar a Santiago Guarderas a asumir el cargo que le corresponde legalmente por ser el Vicealcalde. Yunda llegó a la audiencia a las 16:00 pero poco después abandonó la sesión alegando indefensión: según él, su abogado no había podido asistir porque tenía otra audiencia, razón por la cual había pedido una postergación de la audiencia, cosa que la jueza le negó.

La revocatoria a las medidas cautelares de la juez Erazo puso fin, así, a una serie de maniobras y trampas judiciales de los abogados de Yunda para direccionar sus recursos de protección a las manos de determinados jueces que, sabían, les iban a ser favorables.

En efecto, las trafasías de la defensa de Yunda quedaron plasmadas oficialmente en un informe hecho por la Comisión de Disciplina del Consejo de la Judicatura. De acuerdo a este documento, por ejemplo, el juez Carlos Enrique Soto Jiménez recibió el recurso sin sorteo previo porque se utilizó una opción de «ingreso directo», ya que se utilizó un proceso del año 2020 en contra del Ministerio de Agricultura en el que dicho juez fue titular. Es decir se hizo una monumental trampa para que el caso llegue a manos de Soto y el secretario Paúl Pérez.  «Este error de ingreso afecta sustancialmente el sorteo y vicia su legalidad ya que en lugar de ser efectuado entre aproximadamente 300 jueces competentes en todo el cantón Quito, se lo ingresa a juez particular», dice el informe.

El caso de la jueza María Belén Domínguez es igualmente chueco que el del juez Soto. El caso debía ser conocido, legalmente, por la Unidad de Delitos Flagrantes ya que la demanda se presentó fuera de horas laborables. Sorpresivamente, dice el informe, la acción presentada por los abogados de Yunda fue ingresada al Sistema Automático de Trámite Judicial, SATJE, por la funcionarias Daniela Andrade Espinosa  como un proceso de «violencia contra la mujer y la la familia», en un acción de tipo urgente y por asunto de «asistencia judicial recíproca», lo que el informe dice que que es un parámetro que no tiene lógica alguna. Entonces el caso, que tenía que haber ido a Delitos Flagrantes «muy curiosamente» fue remitido a la la Unidad de Violencia contra la Mujer y la Familia » y la jueza que avocó conocimiento fue María Belén Domínguez. No solo eso, sino que el proceso fue ingresado como «oculto» para que no sea visualizado públicamente. De esta forma, la causa que debió ser sorteada entre 400 jueces, terminó siéndolo entre apenas 4.

Pero si el proceso llegó a donde Domínguez con trampa, lo que hizo la jueza inmediatamente no es menos tramposo: hizo el cambio de materia y de procedimiento de la causa con sus propias credenciales y contraseñas, cosa que no es permitido. Es más, la Comisión de Disciplina ubicó otros casos anteriores en los que Domínguez resolvió de forma igualmente irregular.  Dominguez no parece que sea una juez muy proba, dice el informe: tiene 6 infracciones previas por actuaciones similares al del caso Yunda. El juez Soto no se queda atrás: tiene 11 expedientes disciplinarios, de los cuales 4 están aún en trámite.

El Concejo de la Judicatura también afirma que por esos dos casos, hay siete funcionarios judiciales que están siendo investigados.

Finalmente concluyó así, una historia que legal e institucionalmente debía haber concluido el 1 de julio con el pronunciamiento del Contencioso Electoral.  Ahora, el Municipio de Quito estará en otras manos por los aproximadamente 20 meses que le faltaban a la administración de Jorge Yunda. Lo primero que hizo Guarderas es anunciar que ha pedido al presidente del Banco Central del Ecuador que le entregue las claves del Municipio de Quito para poder gestionar las finanzas del organismo.

Foto: Twitter de Fermín Vaca

12 Comments

  1. Tres cosas puntuales: 1.- El nivel de jueces y su operatividad da mucho que desear por lo que es urgente un cambio total, para que el sistema judicial sea el amparo de la Constitución, la Ley, la Justicia, las libertades y la democracia, en donde los ecuatorianos tengamos confianza y no se den amparos y fallos según el pato. 2.- Se debe auditar todo lo actuado por el alcalde y su administración, para tener claro como llegamos a este punto de crisis institucional y de credibilidad, con las consecuencias para Quito y sus habitantes. 3.- El Sr. Santiago Guarderas, debe ser consecuente y hacer un plan de trabajo de lo URGENTE y que se pueda realizar en los pocos meses que va estar al frente del Municipio Metropolitano de Quito, especialmente terminar las obras ya iniciadas, el tema de salud, el tema de seguridad, el tema de la basura y el Metro, este ultimo que tiene un lucro cesante y que debe ser asumido por los responsables de su operatividad

  2. El pueblo quiteño, desde hace algunos periodos atrás se ha dejado manipular por merolicos de esquina o gente afuereña que porque juegan Voly, cantan o son chistosos han creído que en la alcaldía es fácil de robar o colocar a sus familias.
    O es que Quito se ha llenado de gente afuereña que no les importa un pepino y votan por el primer pendejo y no ven el daño que le hacen a la capital de los ecuatorianos

    • y que es quito….si no cerro de kikuyos…tienen lo que les merece..no venga con cuento de CHAGRAS… si toditoss son peores…ninguna casta mas que vivos unos mas que otrosss… o se oloivido del canguil que no conocia ni los barrios de quito…

  3. Angel Proaño: Lo sucedido nos deja una lección a APRENDER pues, el fraccionamiento del Voto deja, como es el caso de YUNDA, COMO GANADOR de una Justa Electoral que debía ser , a mi entender y de la ciudadanía Quiteña, otro resultado distinto. Yo espero que en las próximas elecciones para ALCALDE se presenten 2 a 3 personas REPRESENTATIVAS de la QUITEÑIDAD pues, se entiende que los afuereños desconocen la CULTURA , NOBLEZA y las TRADICIONES del pueblo de nuestra CAPITAL.

  4. Son este tipo de situaciones las que revelan de qué «están hechas» las personas. Es claro que Yunda es un individuo tóxico que envenena y marchita todo lo que toca. Se confirma una vez más la característica distintiva de los «líderes» tóxicos: dejar en peores condiciones lo que recibieron.

  5. Se ha mostrado en toda su magnitud como funciona la «justicia» se puede pedir «a la carta» jueces y sentencias por demás grotescas, una solución sería que los casos se juzguen por 50, 60 jueces, tres de cada provincia, y uno local, la sentencia es la mayoría. Fin amenazas, coimas etc. Un sueño para arreglar este país corrupto.

  6. El nuevo Alcalde debe girar la página 180 grados y re-establecer el orden en ese caos que se llama Municipio que estuvo secuestrado dos largos años por el mañoso ahora destituido.
    Para empezar se debe solicitar Auditorías contables por empresas de excelente reputación para la revision de las cuentas que estuvieron bajo el mando del ahora ex-alcalde.
    Ojalá que la Fiscalía también se pronuncie sobre los contratos firmados por este tipejo y sus familiares y compinches.
    Quiteños ya basta de elegir a cualquier mequetrefe populista, que lo único que hacen es «Robar bien…».

  7. Si fue desastroso para Quito la telenovela de trampas y mañoserías de Yunda aferrándose al puesto…. es mucho peor para el Ecuador entero el nivel de descomposición de la Administración de Justicia…. queda claro que el Consejo de la Judicatura le queda debiendo al país y a los ecuatorianos, un sistema de monitoreo y control previo y posterior, idóneo y sobre todo oportuno, del sistema judicial que garantice el acceso a una justicia transparente, honesta, legítima para todos los ciudadanos…

    No solamente el caso Yunda demuestra la descomposición del sistema judicial… hay muchos otros casos que actualmente son públicos por la difusión de los medios de comunicación, al menos, en los que quedan serias dudas del accionar de fiscales, jueces y quizás también del aparato administrativo del Consejo de la Judicatura.

    Los interminables procesos disciplinarios administrativos a funcionarios cuyos actos se presumen impropios, indebidos o ilegítimos, quizás ni siquiera llegan a concluirse, si se ha establecido que en el caso de los dos jueces cuestionados, existen expedientes disciplinarios, por qué siguen en el ejercicio de sus cargos?

    Urge una auto depuración del sistema de administración de la justicia, pero será posible cuando la Corte Constitucional le negó competencia al Consejo de la Judicatura para sancionar a administradores de justicia y depurar el sistema? A mi me quedan serias dudas de que aquello se logre… el Presidente de la Corte Nacional de Justicia hizo alguna declaración al respecto, sin embargo, también aclaraba que es indispensable la denuncia de los actos indebidos… quién perderá su tiempo y recursos económicos denunciando a fiscales, jueces u otros funcionarios judiciales, en procesos interminables que corren el riesgo de ser un saludo a la bandera….

  8. Ufff…! El ex alcalde cargará en su conciencia (si es que tiene) todo el costo que implicará para Quito su ineptitud para el desempeño del cargo, su actitud mañosa para aferrarse al mismo. Ahora el Dr. Guarderas no de ofrecer ni comprometerse a otra cosa que poner la casa en orden, cuidar la tienda, como dice el pueblo llano.

    Una vez que se han perdido dos periodos y medio de gestión municipal, esperemos que para el 2023 no asomen 20 descriteriados como candidatos, y que los votantes «abramos bien los ojos» para no elegir huevadas… He dicho…

    • Siempre va a ver descriteriados, lo que se necesita es una reforma a la ley electoral para que no se permita que alguien se vuelva alcalde sin necesidad de tener ni un cuarto de los votos

  9. Gracias por el seguimiento periodistico e investigativo de este bochornoso asunto. Pf considerar tambien el caso de otros burocratas que estando detenidos o en prision continuan en sus cargos, como el correista Carrion, defensor de el mismo. Atentamente.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba