Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

La Cancillería es una sociedad aparte

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Los amigos del canciller Mauricio Montalvo están furiosos. Han escrito, han llamado, han publicado trinos en los cuales dicen su enorme malestar con este medio por haber criticado el comunicado publicado por la Cancillería sobre la situación en Cuba. Si la crítica les causó desazón, el titular les indignó. Cómo se puede preguntar si es el canciller de Lasso o del castrismo. Titular surgido de la lógica y del contenido de los argumentos esgrimidos en el artículo incriminado. Un título que para muchos fue vivido, si se les cree, como un verdadero atentado contra Montalvo convertido, por la circunstancia, “en el mejor Canciller que el país ha tenido en los últimos 30 años”. Talleyrand decía que todo lo que es exagerado es insignificante.

Lo curioso del caso no es que los amigos del Canciller y diplomáticos o ex diplomáticos estén molestos. Lo curioso es la forma cómo encaran el debate público. Primero, convirtiéndolo en un desencuentro de tipo social en el cual todo se personaliza. Ese es el mundo del manual de Carreño: los buenos modales, la etiqueta y el tacto social, el mundo aséptico del buen comportamiento y del respeto debido, en este caso, a la autoridad.
¿Acaso se habló de la persona Mauricio Montalvo? Aquí los amigos de las buenas maneras podrían hacer coro con el correísmo que terminó convirtiendo la esfera pública, donde deben primar los argumentos, en un teatro de afectos. Si se critica a alguien es porque no lo quieres. Las ideas son un simple aderezo.

No hay asomo alguno de respuesta a las tesis expuestas. Y peor: no hay respuesta a la pregunta: si el comunicado de la Cancillería; es decir de Mauricio Montalvo, estaba ajustado a lo que debía decir el gobierno, a nombre del país, ¿por qué hubo otro publicado por el presidente de la República? Que haya dejado sin piso a su Canciller, no parece mortificar en absoluto a sus defensores. Es como si no existiera.

Y esa actitud está ilustrando un problema de fondo que hay entre la Cancillería y el gobierno (cualquier gobierno). La Cancillería cree ser la guardiana de valores inmanentes e imperecederos del país. Que poco o nada tiene que ver con los gobiernos de turno y con las coyunturas políticas. En su visión, solo sus miembros, formados para la tarea, tienen derecho a la palabra. Además esgrimen un cuerpo doctrinario promocionado como el acervo histórico en el que paran sus posiciones. La Cancillería y los militares se parecen en eso: son instituciones que se piensan por fuera de la sociedad. Son sociedades aparte.

De ahí el enorme problema que hay entre los presidentes y sus cancilleres sobre la cuota política fijada por ley en 20% del total de los funcionarios de carrera. Una cuota que irrespetaron Rafael Correa y Lenín Moreno. Correa además maltrató a los diplomáticos llamándolos “momias cocteleras”. Ricardo Patiño, nombrado Canciller, demolió el servicio exterior, lo convirtió en agencia de empleo del correísmo y digno ejemplo del populismo diplomático. El presidente Lasso, según informó el Canciller, no hará uso total de su cuota. Por lo que sabe 4P pedirá nombrar a 9 embajadores, entre los cuales están Pascual del Cioppo que irá a España, Sebastián Corral a Inglaterra y Oscar Orrantia a Francia.

¿Es ese sentido de autonomía lo que propicia que los amigos del Canciller no aquilaten que él se quedó en el aire tras el comunicado del presidente? Su actitud prueba, en todo caso, que hay dos lecturas en el gobierno de lo que debía decir sobre la situación en Cuba. Una, supuestamente doctrinaria y diplomática. Y otra política. No admiten que en la diplomacia contemporánea, sus protagonistas entienden que sus países deben responder ante coyunturas específicas y contextos políticos concretos. La situación de Cuba hoy nada tiene que ver con la de hace décadas. El presidente Lasso lo entiende y está haciendo una diplomacia directa, personal y, en el caso de Cuba, que encarna el sentir del país ante el dolor del pueblo cubano oprimido por una dictadura. El Canciller quiso decir aquello tan diplomáticamente que hizo un comunicado absurdo y nimio; tanto que personas del gobierno recibieron felicitaciones por parte de Cuba y sus aliados.

Foto: Asamblea Nacional.

32 Comments

  1. Julio, creo que usted no comprendió mi comentario. Mi intención fue mostrar un poyo total al Sr. Hernández ante el mensaje xenófobo del cual fue objeto y que expresa un nacionalismo extremo. El bagaje cultural y las otras cualidades que mencioné se las atribuí precisamente al Sr. Hernández. Saludos cordiales.

  2. Alexandra, si tan furiosa se siente por un articulo del señor Hernández a quien pretende juzgar con un desatinado criterio suyo, no vuelava a leer 4 pelagatos y por favor no se exprese a nombte de los ecuatorianos.

  3. Sr. Carlos Ontaneda, defensor de oficio de un canciller que emitió un comunicado, al parecer, chuchaqui o, al menos, amanecido.

    Aquí no se trata de defender o denostar a las personas, se trata de la posición país y los intereses dentro de la Geopolítica de, al menos, Latam.

    Decir que Cuba tuvo que enfrentar problema en las calles debido al embargo, no solo va en contra de la política actual de ECU y la mayoría, sino de la más elemental lógica y conocimiento sobre democracia.

    Yo no voy a defender a Hernandez como usted no debería, si alguna cultura geopolítica tiene, defender a un canciller que no sabe «leer» la verdad sobre Cuba y la posición actual de ECU respecto de sus RRII.

    Sr. Ontaneda, si es porque es su amigo, deje esa defensa personalista para un partido de futbol o para una pelea de matrimonio a las 3 de la mañana.

    Un poco más de altura para su análisis, será muy agradecido por estos lectores, sea «menos usted y más todos».

  4. Quien está en el Servicio Público , está expuesto a la vindicta pública , así de simple ; y el Sr Canciller y sus amigos , al menos deben aceptar que el comunicado de Cancillería , difiere diametralmente de lo que el Presidente de la República señaló en el suyo , respecto a la lamentable situación que vive el Pueblo Cubano , luego de 62 años de ignominiosa DICTADURA . Y ataques de xenofobia , realmente sobran !!!!!!

  5. Que mal este señor Carlos que pregona ser educado, culto y muy inteligente utilice este medio para caer en el insulto atrevido, descalificando a un valiente y frontal perodista como José Hernández peor, aún refiriendose a su origen colombiano.
    Este medio es para debatir y exponer críticas con cultura y objetividad.
    Aclaro que yo no estoy defendiendo el artículo del señor Hernández, simplemente censuro la poca altura de sus comentarios.

  6. Ya salió otro amiguete defensor del canciller, con argumentos insulsos, por decir lo menos. El hecho de que el Sr. Hernández sea de origen Colombiano, no lo inhabilita para opinar sobre asuntos trascendentales que ocurren en nuestro país, y en nuestra región; a la dictadura hay que llamarla por su nombre y sin ambigüedades, y Cuba es una dictadura. Es inadmisible que la Cancillería emita un comunicado blandengue y deseando que todo vuelva a la normalidad en Cuba; es decir, que vuelva, la represión, el hambre y la miseria. Cómo Ecuatoriano, no me siento representado en ese comunicado; por último, concuerdo con el Sr. Hernández cuando afirma que los amiguetes del Canciller, se creen que son los únicos autorizados a opinar sobre estos asuntos, cuando no son más que una sarta de aprovechados que viven bien a costa de los recursos del estado y que no nos representan en lo absoluto.

  7. ¡Qué pena y vergüenza ajena me da con usted: Sr. Hernández! Me cuesta aceptar que en pleno siglo XXI todavía haya personas que habiendo asistido a un cento educativo, cualquiera que este fuera, emitan un discurso tan claramente xenófobo. Empero, estoy segura que muchos ecuatorianos no compartimos ese criterio, al contrario, creo que periodistas honestos, profesionales y valientes como usted nos honran al haberse nacionalizado ecuatorianos. Ya quisieran muchos tener su bagaje de conocimientos en Política, Historia, Economía y Derecho y sobre todo su compromiso con el aprendizaje permanente, pues se nota que es un ávido lector. Lamento también que ciertas personas mantengan todavía un discurso nacionalista y que no se den cuenta que los países latinoamericanos tenemos más cosas que nos unen que las que nos separan. Nuestro problemas no serían tan graves si mantuviésemos una mirada de hermandad.

  8. !Que miedo! !Que machos han sido los amigos del Sr. Canciller!. Mejor desconecté mi computadora y me fui a pasear con mis hijos. Hasta cuándo abusarán de nuestra paciencia?.

  9. En este momento hasta los viejos son hipersensibles, como si a la generación de cristal pertenecieran y salen en defensa de sus amiguetes como de obscuros intereses se tratara, pero añadiendo una saña perversa. La mentira. MAMERTO EL MISMO.

  10. «Cuando los perros ladran es por que vamos por buen camino» Los ataques xenofóbicos vienen de gente carcomida por la rutina de la vida que solo saben sumar y restar pero no saben distinguir entre el bien y el mal. La ignorancia siempre es atrevida.En un mundo globalizado ya no se aceptan los ataques xenofóbicos.

  11. Creo que el comunicado de la cancillería fue una «metedura de pata» por usar ese idioma melifluo que está pasado de moda en las relaciones internacionales. Pero nadie está al margen de cometer un error y hay que verlo de esa manera, al menos hasta que un nuevo faux pas señale que hay otros intereses políticos en la cancillería. El ministro de RREE merece el beneficio de la duda hasta que se demuestre lo contrario. El comunicado del presidente Lasso es un durísimo llamado al orden al Palacio de Najas. Hay que esperar que lo asuman. De cualquier manera hay que evitar excesos como el «mejor canciller de los últimos 30 años» o similar, que no contribuyen para nada a fijar una política internacional clara y directa contra regímenes dictatoriales que perduran en América Latina. Llamar las cosas por su nombre robustece la respetabilidad de un país. Y, por favor, nada de insultos y adjetivos descalificadores.

  12. Según los amigos del «ilustre» creen que lo único que importa es lo que ellos piensan. No pendejos a quien importa es a los diecisiete millones que pagamos para mantener a estos parásitos runas no que suquitos (la mona aunque se vista de seda) nada más sirven para sellar cuatro pasaportes y cada vago de esos aprovechar lo que mas puedan para traer lo que avancen sin pagar impuestos (vehículos, menaje) y enviar valijas al estilo patiño sin dar cuentas a nadie. Pero ya no; los tiempos están cambiando y el noventa por ciento de estos inservibles se sienten «ofendidos». Presidente Lasso ud no tiene que pedir cuota a esta sarta de sinvergüenzas sino poner todo en su lugar y optimizando los recursos de todos los ecuatorianos, dejar nada más que los necesarios nada que «diplomáticos de carrera» la carrera debe ser representar y retribuir por lo que se les paga.

  13. A las cosas se las llama por su nombre. Dictadura es dictadura. Si al canciller le tiembla la mano al escribir eso sobre el régimen cubano, entonces no me representa.

  14. Soy amigo del Canciller Montalvo, y que diga lo que diga es asunto de el, pero usted Sr. Hernández, creo que nació en Colombia, es decir un extranjero aunque se haya nacionalizado nos dice lo que los ECUATORIANOS DEBEMOS HACER, yo no lo acepto.
    Pero ese no es el problema, el PROBLEMA es quien es usted para decirle MAMERTO AL SR. CANCILLER, acaso usted no toma en cuenta la educación, no es usted educado que recurre al insulto, yo por lo menos no le acepto, y lea bien porque yo he leído mil veces el artículo de Montalvo, y hay muchas lecturas. Ojalá alguien le insulte a usted, yo no lo hago porque me educaron en mi casa, y porque usted no me importa en lo mas mínimo, es la ultima vez que leo algo de estos 4 PELAGATOS, bien puesto el mote Sr. Correa.

      • Son xenófobos en ciertos casos, no más; cuando estuvo en el mame el ex-canciller Long, por ej., todos estos calladitos, genuflexiones; a él no le restaron autoridad; y eso que usufructuaba recursos del Estado. Descuide Dr. Hernández, que muchos apreciamos su trabajo.

      • Le repito usted se metió con un señor como es el Canciller, usted se metió con el, el es mi amigo y lo defenderé como sea, pero la parte del Xenófobo, no es de ahora, es como cuando uno va de visita a una casa ajena, lo que dicen los cánones de la EDUCACION es que uno lo que vea u oiga debe quedarse callado, NO ES SU CASA, y esto lo he pensado de siempre. Usted no es Ecuatoriano de Nacimiento, por lo tanto juega de visitante, o yo puedo ir a Colombia y en Colombia decirle a sus autoridades de lo que se van a morir. A mi amigo el Canciller usted lo respeta, porque Mamerto vaya y diga en su casa a quien usted crea conveniente. Usted se metió con el Sr. Canciller.

    • Don Carlitos, que lamentable sus palabras. Dice no insultar pero claramente, no solo insulta sino intenta descalificar el comentario del Sr. Hernández por ser un hermano colombiano, no quiero imaginar que pensará de aquellos venezolanos en las calles. Que pena que gente «tan culta» como ud., tengan criterios desaliñados por decir lo menos ante el pronunciamiento de un Canciller, que a mi criterio personal, por sus declaraciones, no esta calificado para impulsar la visión de cambio que requiere el país.

  15. Concuerda totalmente con el análisis de J. Hernández y de Christopher. Los defensores del magnifico canciller que tenemos no rebaten los argumentos del artículo, demuestran solidaridad de amiwis, nada más. Insisto en un anterior comentario en otro artículo: el presidente Lasso debió YA pedirle la renuncia.

  16. Sr. Hernández, me parece que su artículo es acertado desde el título hasta el cierre. Creo firmemente que quien represente al país (en cualquier función) debe ser consecuente con la política estatal, en el caso de la diplomacia, a más de ser consecuente con la política estatal debe decir, sin calificar, la posición de la cancillería (Estado) con respecto de la situación tratada.

  17. ¿Por qué encaran la crítica como ataque personal al canciller? No se está «mancillando su nombre» ni cuestionando su valía personal. 4P criticó de manera argumentada un comunicado que realmente generaba muchas dudas. Si esta va a ser la reacción ante cualquier crítica (un grupo de amigos, «defendiendo» al amigo), ahí si tenemos una actuación que se aproxima a las prácticas de un ex-gobernante cuyo nombre prefiero no escribirlo.

  18. La Cancillería es una sociedad aparte?
    Cómo José se atreve a tocar a los miembros de la Cancillería? Ellos son «suquitos».Nosotros,el pueblo llano,tenemos que aceptar lo que digan estos intocables. Esto debe terminar Sr Presidente Lasso: ponga orden y termine con este grupo de privilegiados que poco o nada aportan al progreso del país.Muchos de ellos son cuota política que se dedican a pasear por el mundo con dinero del pueblo ecuatoriano

  19. Lo que no entiendo es por que los amigos y fans de Montalvo salen al muro de los lamentos; tampoco entiendo la «cepillada» del mejor Canciller de los últimos 30 años, a un canciller que apenas está dos meses en funciones, cuando debió el supuesto agraviado solicitar explicaciones a 4P. Respaldo totalmente ese titular del escándalo para ciertos despistados que comulgan con la tremenda falla del Canciller; unos y otros deben entender que la política exterior de un país democrático, debe llevarse con pinzas y lo más importante: sintonizar con la política de SU presidente, nada mas, no es lo mismo que un asambleísta revolucionario de caviar lance loas a una dictadura comunista, total en el nido de ratas llamada Asamblea Nacional puede pasar de todo, a propósito, parece que ahora le toca a Pachakutik.

  20. Estimados Pelagatos :
    Escribir un titular que dice … «canciller de Lasso o del castrismo» ..tambien es una exageracion, cierto? Cuantas grandes manifestaciones de descontento han han habido en Sud America en los ultimos meses? , que han originado exponer la posicion de las cancillerias? de modo que a Pelagatos tambien les aplica la cita de CM de Talleyrand. Con respeto.

  21. Si. Efectivamente Mauricio Montalvo tiene muchos amigos y no sólo dentro de la Cancillería, sino fuera de ella y alrededor del mundo. El se ha ganado esas amistades a pulso, no solo por buen ser humano sino por gran profesional. Me da mucha pena que lo califiquen de correísta (no me refiero solo a Ud sino a los comentaristas de su artículo). Si alguien sufrió con ese régimen perverso fue él. Que paradojico que ahora lo acusen de parecerse a quien lo persiguió. En fin…gente que no lo conoce que opine lo que quiera. Felizmente hay mucha gente que sí sabe quién es él y eso es lo que realmente importa.

  22. Esto ya es igual de ridículo que la tribu llamada «los panas de Jorge Yunda». La única misión que tenían era de propagar relatos ridículos escondiendo la ineptitud y corrupción del alcalde y aquí parece ser que no es diferente con los «panas de Mauricio Montalvo», al menos en la parte de ineptitud. El dichoso «mejor canciller» al parecer es incapaz de brindar una respuesta coherente y acorde no solo a la línea del gobierno, también con la línea de lo correcto. ¿Cómo es posible que se tenga tan poco tacto en brindar una respuesta adecuada a lo sucedido en Cuba? ¿Acaso tiene sentido respetar una relación con un país presidido por una dictadura sangrienta, empobrecedora y peligrosa para toda la región? Todavía me queda la duda si el señor gran canciller es un agente comunista o solo otro diplomático cobarde que se esconde detrás de las servilletas de una mesa bien servida. Posiblemente don canciller cree que Ecuador debe tener todos los canales abiertos para que en un futuro no dejen de venir los esclavos médicos que la dictadura manda a cambio de una gran parte de su sueldo. Una vergüenza.

    • Tan claro, como la pandemia, los Ministerios intocables, el de RREE y el de Defensa, paradójicamente, manipulados en el Correismo de Montalvo y Donoso, como torniquete de colectivo…
      Cuando Patiño y Cordero, designados por el Rey, como legitimos usufructuadores de los Ministerios «incólumes», las voces los criticos y los «analistas» existían en el silencio cómplice de anesala, de circunstancias vergonzosas para el país.
      Las parafernalias, las fiestas orgiásticas, al puro estilo «hackeriano», los abogados internacionales y las secretarias consulares, convertidos en atletas de la cumbia, en fiestas, no de dudosa reputación… ¡bacanales!
      Hoy regresan los honestos de la carrera diplomatica, detrás del Canciller que tuvo la valentía de ser complice de tanto acto burdo y hoy ufanado de pronto y de «súbito» en un liderazgo de guerra fría» retoma la virginal estrategia de cura en expiación y con pecados propios. Recuperar la Cancillería y erigirse en el salvador y el ungido beato de la carrera diplomatica…
      Los Helicópteros DHRUV, el magnicido de Gabela, el amparo a Julián Assange y Ola Bini, entre tantos olvidos prohibidos, nos dan la razón de que Mauricio Montalvo y «sus panas», estan en fila india, recuperando el tiempo perdido… o al menos buscando el terreno adecuado en donde aterrizar.

Responder a Julio Dobronskyn Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba