Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Bellido es lo peor que se temía de Castillo

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Estos no son buenos días para los peruanos que decían que Pedro Castillo era el mal menor frente a Keiko Fujimori, y que era preferible votar por él porque los vaticinios sobre un giro radical hacia el modelo bolivariano era pura paranoia de la extrema derecha y de la oligarquía limeña. La noticia de que Castillo escogió a Guido Bellido como jefe de Gabinete, parecía confirmar lo que los defensores de la opción Castillo decían, entre ellos Vargas Llosa: que Fujimori con todos sus defectos representaba la salvación del modelo económico y político. Más tarde se agravó el panorama porque Carlos Béjar, fue escogido para canciller: él es un ex guerrillero formado por el Che Guevara y admirador incondicional del régimen cubano.

Guido Bellido representa el peor de los escenarios. Pertenece al ala más radical de Perú Libre, el partido del lunático y marxista leninista Vladimir Cerrón, que sirvió de plataforma electoral para que Castillo gane la Presidencia. Su designación es un piedrazo en los dientes para aquellos que aseguraban que Castillo, una vez en el poder, iba a dar la espalda a Cerrón y se iba a entregar a los tecnócratas y caviares de Juntos por el Perú, el partido de Verónika Mendoza, una izquierdista moderada.

Apenas se supo de la noticia, las redes sociales y los medios se inundaron con referencias sobre el pasado político de Bellido. Es famoso por sus vínculos y simpatías con Sendero Luminoso y en un video reciente, que se ha viralizado, aparece negándose a criticar y tildar de terrorista al sanguinario grupo subversivo. Ahí, cada vez que la periodista le pregunta su criterio sobre los senderistas, él responde: «son peruanos» o «son un grupo de peruanos». Cuando la periodista, ya exasperada por las negativas a responder, le conmina a definir si Sendero Luminoso era terrorista o no, Bellido le responde que fue un grupo que hizo actos terroristas al igual que los hizo el Ejército peruano. En otras palabras, Sendero Luminoso y el Ejército del Perú fueron dos grupos perfectamente equiparables. El flamante jefe de Gabinete es hombre de extrema confianza de Cerrón y defiende lo que al menos la mitad de los peruanos más le temen: la convocatoria a una Constituyente que trae el fantasma del modelo político y económico que rige en Venezuela y Cuba. Bellido, además, es abierta y agresivamente homofóbico y machista; es decir todo lo contrario a lo que defienden los sectores que se dicen progresistas y que bajo esa etiqueta le declararon la guerra a Fujimori durante la campaña de la segunda vuelta electoral.

Quizá el editorial que el diario La República publicó bajo el título «No, señor Presidente» en la noche de ayer, incluso antes de que se anuncie al resto del gabinete, es quizá una de las señales que mejor representa el sentimiento de aquellos sectores de la sociedad peruana que se llenaban la boca con argumentos para apoyar a Castillo. «El anuncio de colocar al congresista Bellido en una posición de tanta importancia es sin duda la ruptura del compromiso básico de mantener al país lejos de cualquier amenaza extremista. Una persona sobre quien pesa una acusación por apología al terrorismo y que además mantiene posiciones homofóbicas, machistas y que defiende a los corruptos no puede ni debe ocupar un cargo donde se requiere diálogo y capacidad de negociación». La República se había convertido en uno de los focos de opinión que más se jugó por la opción de Castillo para evitar que Fujimori gane las elecciones, bajo el argumento de que el profesor de Cajamarca no se iba a radicalizar.

Lo de Bellido no fue lo único que sacudió al Perú: también fue lo que ocurrió durante el juramento del Gabinete. Castillo lo hizo con al menos cuatro horas de retraso y sin permitir que la prensa estuviera presente en el Teatro Nacional, lugar donde tuvo lugar la ceremonia.  Ahí hubo dos noticias que aumentaron el shock:  El anuncio de que Carlos Béjar va a ser canciller y la no designación del economista Pedro Francke, como ministro de Economía. Él fue durante las últimas semanas la carta de presentación de quienes preferían ser optimistas con Castillo.

El nuevo canciller, Béjar, tiene 85 años y se le conoce por su vinculación a la guerrilla en Cuba en 1962, donde conoció a Ernesto ‘Che’ Guevara. A su regreso al Perú, participó en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Fundó el Ejército de Liberación Nacional. Se trata de un anciano que admira, sin reparos, al régimen cubano y al venezolano. Lo de Francke también fue un mensaje potente: el tecnócrata del ala de Mónika Mendoza, que se pensaba sería el ministro de Economía, fue hasta el Teatro Nacional y al poco tiempo fue visto saliendo solo del lugar. Ese fue el puntillazo final a la ilusión que muchos tuvieron sobre un gobierno de Castillo domesticado por social demócratas y moderados.

Foto. Televisión del Perú

12 Comments

  1. El comunismo se monta en el poder en base a mentiras y la aceptación de las mismas por un populacho pobre, ignorante desesperado. En democracia el papel de los zurdos es boicotear el progreso, destruir el empleo sembrar odio y división, para cosechar incautos en tiempo de selecciones.

  2. Cómo en otras latitudes ( cualquier parecido es una coincidencia) , estos sátrapas robolucionarios capitalizaron el descontento de la sociedad peruana , ante tanta corrupción ( Fujimori , Alan García , Toledo , Humala , entre otros) y se equivocaron . Pronto se darán cuenta que el remedio era peor que la enfermedad 🦠

  3. Sin pretender ser pesimista , negros nubarrones se ciernen sobre el Perú y sus ciudadanos . Lo increíble , teniendo cerca claros ejemplos de los abismos a los que han conducido a sus pueblos esto populistas e improvisados charlatanes , uno de ellos recibe nuevamente apoyo en las urnas .

  4. La corrida masiva de dinero se está dando, la emigración masiva empezará, el desplome económico está a la vuelta de la esquina y el descontento social llegará a niveles nunca antes vistos.

  5. Yo dije, de los comunistas no se puede esperar nada más que mentiras, próximamente veremos robo y miseria. De hecho son el peor segmento de la clase política.

  6. Solo es cuestión de un par de meses para tener a peruanos desplazados disputandose los semáforos y parques con los venezolanos que se encuentran el país.

  7. Como dice el adagio los peruanos eran tan felices pero no lo sabían, ahora sabrán lo que es estar gobernado por delincuentes del siglo 21

  8. Cuento viejp. Los socialdemócratas alemanes de los 30´s pensaron que Hitler podía ser manejado fácilmente por ellos…muchos terminaron mmuertos o prisioneros en l campos de concentración…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba