Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Entonces sí habrá pronto consulta popular

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

La noticia pasó inadvertida. Y sin embargo fue el anuncio político más importante que hizo el presidente Lasso en la entrevista anoche en Ecuavisa, con Alfonso Espinosa de los Monteros: una consulta popular está en camino.

Se dirá que el presidente no fue tan claro y contundente como cuando dijo que no va a derogar -inamovibles, dijo- los decretos expedidos por Lenín Moreno sobre las bandas de precios de combustibles. Pero no hacía falta: basta con observar cómo el presidente subió al escenario la consulta popular tras haberla pateado hacia adelante en la entrevista con 4P el 11 de agosto pasado. Entonces, Guillermo Lasso dijo que no consideraba que podría convocarla este año porque tenía prioridades: la vacunación, la reactivación economía, el empleo, la inversión…

Bajar la Consulta popular del escenario significó privar a Alexandra Vela, ministra de Gobierno, de un mecanismo clave de negociación en la Asamblea. Tres semanas después, el presidente, sin cerrar la puerta a acuerdos con los asambleístas, repone públicamente esa posibilidad. Por supuesto comunica que su ministra ha estado charlando con todas las bancadas. Pero también coincide con ella en que, si se bloquean las propuestas “para modernizar el Ecuador, generar empleo, promover inversión, abrir la economía al mundo…” que el mandante decida.

Conclusión: el presidente comprobó que no hay ambiente en la Asamblea para hacer los cambios -necesarios a sus ojos- para modernizar el país. Por eso vuelve sobre lo dicho en la entrevista con 4P y reintegra la posibilidad que había descartado. Su anuncio habla de otro momento político. Lasso tiene ante sí un Asamblea que produce exhortos y escándalos, empantana el debate con el gobierno como lo hace Salvador Quishpe y tiene una presidenta que trae buses de fans de su provincia para que la apoyen ante las críticas. Es claro que el presidente y su ministra de gobierno debieron preguntarse si esa Asamblea asumirá, en forma responsable y expedita, las reformas de fondo que ellos diseñaron, como prioritarias, una vez concluida la primera gran etapa de la vacunación.

En su anuncio, hecho anoche, el presidente emplaza las bancadas de la Asamblea y envía tres mensajes a la nación. Uno: el presidente tiene una agenda para modernizar al país. Dos: esos cambios se harán con o sin la Asamblea. Tres: el presidente no piensa administrar el statu quo. En este último punto, Lasso respondió la pregunta que quedó en el aire en la entrevista con 4P: ¿va a asumir el statu quo o lo va a patear? Su respuesta fue contundente: “No estoy aquí para seguir haciendo más de lo mismo. Estoy aquí para producir el cambio que esperan los ciudadanos”.

El choque de trenes con esa Asamblea era inevitable. Los asambleístas parecen obsesionados con cortar la rama en la que están sentados. El presidente, en cambio, goza del favor popular. Lasso es un ejecutivo pragmático, consciente de estar ante una nación expectante e inquieta que espera que se reactive la economía y el empleo. Lasso sabe que no tiene tiempo para perder en los laberintos disparatados a los cuales la Asamblea es adicta.

Es alarmante que los asambleístas luzcan, en una buena mayoría, totalmente desconectados de las urgencias de los ciudadanos. No han entendido que, además de la crisis económica, el país está en shock por el coronavirus, la pobreza que crece, la gente con hambre, las 7 personas de cada 10 en edad de trabajar sin empleo, el nivel de corrupción, el narcotráfico que agrava la inseguridad, el inmovilismo de décadas por culpa de dogmas ideológicos… Esta asamblea no ha entendido que el país la ve con malos ojos y no aprecia el show político ni las amenazas de nuevos octubres.

El presidente ratificó anoche que busca resultados y que no será rehén del statu quo que hace que el país político viva en la queja y el diagnóstico. Esa ruptura cultural no la harán los aparatos políticos. Por eso, su anuncio de que puede ir a una consulta popular debe ser entendido como una noticia: habrá consulta popular.

A menos que las bancadas lo desmientan. Para ello tendrían que asumir los cambios y dar “el salto a la modernidad” que, en palabras de Lasso, significa decir no al inmovilismo y al statu quo. No lo harán.

Foto: Presidencia de la República.

11 Comments

  1. “No quedarse soñando en los laureles” es una señal de empresario visionario que el Presidente ostenta, frente a una asamblea cuyos integrantes en su mayoría son caducos, mediocres, y corruptos. Esperar que estos “cuestionados” cambien es imposible, porque para algunos el puesto logrado en el legislativo los hace dueños del parlamento. Hasta ahora la actuación del legislativo, se tropieza en la falta de conocimiento, en su falta de representación y lo peor por inaugurar un espíritu de cuerpo para el tape de la corrupción, por lo tanto el pedido de “robar bien” queda sin sanción, el pedido de compra de autos se califica de una denuncia de un «amargado», olvidándose que el País reclama la ética pública de todo ese parlamento. Con un grupo así, como hablar de “modernidad para el Ecuador” si no tienen herramientas para enfrentar, si solo piensan en oposición, y no se dan el tiempo para conversar, dialogar, proponer y este comportamiento no calza con las necesidades que tiene el país. Por lo tanto ir a una consulta es lo más prudente, si se quiere que el país se desbloquee.
    Por otra parte, totalmente de acuerdo que “Lasso es un ejecutivo pragmático, consciente de estar ante una nación expectante e inquieta que espera que se reactive la economía y el empleo. Lasso sabe que no tiene tiempo para perder en los laberintos disparatados a los cuales la Asamblea es adicta” 4P.por lo tanto el “modelo participativo aplicado en estos 100 días” (salud-vacunas) ha sido exitoso en donde los stakeholders han sido Academia, profesionales, empresarios, banca, pueblo, proveedores, Gobierno y otros, y este mismo “modelo participativo” el Presidente debe continuar fortaleciendo y convocando para realizar juntos (Sector público y Sector privado), programas de vivienda y obra pública, Programas de agricultura y producción, Programas de manufactura, industria petrolera, minera, y otros, en todos los programas acompañarlos de creación de fuentes de empleo especialmente mano de obra directa.

    • Ecuatorianos, en cada institucion del estado esta enquistada un modelo de corrupcion, debe realizarse verdaderos cambios,la consulta debe construirse en los siguientes puntos: 1.-Reforma Penal Derogacion tabla de drogas y regulacion e identificacion entre consumidor y micro, macro traficante de sustancia prohibida de su uso, alucinogenos edtupefacientes
      2.-Establecimiento de medidas de Desintoxicacion,rehabilitacipn e reinsercion social como politica de estado regulada e implemenrada por el ministerio de salud amparada por la Constitucion del Ecuador en su Art.364-366 de la CRE.
      3.-Reforma de la ley Organica de la funcion Judicial al Pleno del Consejo de la Judicatura al omitir fallos viciados de nulidad, quien los juzga, ya que dichos pronunciamientos son inapelables.
      4.- A los jueces de Garantias Penales que prevarican en actos flagrantes deben ser investigadas sus cuentas y que justifiquen sus ingresos 15 años atras.
      Esto debe establecerse en la nueva consulta popular.

  2. Mano firme Presidente Lasso, no se deje llevar de la irresponsabilidad de estos asambleístas pintados en la pared, ellos obedecen otras consignas retrógradas en mala hora son personajes sin perfil político ni patriotismo. En cien días podemos apreciar como a caído tan bajo esta Asamblea Nacional, hasta desafían. La Consulta debe ser clara y precisa y los votantes seamos responsables del futuro de nuestro país.

  3. Bien por el Sr. Presidente; se le nota más decidido, como debe ser. En cuanto a los señores de la Asamblea: dan grima. Muchos de ellos preocupados de sus situaciones y aspiraciones personales para mejorar su estatus, pillados en sus maniobras escabrosas, echan la culpa a otros que los quieren desprestigiar; «que los están echando lodo con ventilador, solo por unos diez», dice un «honorable». Fácil, si quieren cuidar su prestigio, sancionen rigurosamente, no con paños tibios, a esos diez. Demuestren que lo que les interesa es el país; no hagan oposición antes ni de conocer el contenido del proyecto de ley. Demuestren que tienen personalidad y honorabilidad para ser asambleístas y que el pueblo no se equivocó al elegirlos. Y no lloren cuando les advierte el Sr. Presidente con una consulta popular si no hay colaboración para mejorar la situación del país. Quien canta claro no debe.

    • Consulte presidente. No permita que una asamblea atrasa pueblos nos mantenga empantanados en el círculo vicioso de un estado ineficiente intentando dominar la pobreza mediante parches y paternalismo. Somos millones quienes estamos a favor de la modernidad del código laboral y de una ley tributaria justa. No permita que la amenaza de unos miles con salir a las calles -muchos obligados- detengan los cambios necesarios que clamamos millones.

  4. Todo tiene cambio en la vida, por lo visto, Ecuador requiere de uno y muy importante, pero ya.

    En la entrevista del presidente Lasso con Espinoza, fue muy enfático al expresar que el país no puede ser secuestrado por un grupo de mafiosos, traficantes de drogas o ladrones de cuello blanco, yo agregó, peor ignorantes comunistas.

    Muchos de esos farsantes, defensores del pueblo, no hablo de Carrión, creen que por ladrar, se asusta el gobierno.

    No pueden aceptar un cambio, se acostumbraron a vivir del cuento, pidiendo limosna unos y otros del erario nacional, pero existen culpables, bucaram , Lucio, correa, cada quien mantuvo a criminales, ladrones y traficantes y criminales.

    El cambio que pretende el presidente Lasso, es por el bien del país en general, no habla de blanco, negro, cholo, indio.

    Ecuador requiere ser un país de competencia, con el gobierno de eje, donde todo trabajo legal sea reconocido.

    Dejemos de ser vagos, vividores peor mantenidos.

    Conozco el criterio y estadística de ecuatorianos viviendo alrededor del mundo, TRABAJADORES, HONRADOS, HONORABLES, no quiero pensar que excepto quienes salieron del país y un cierto número de ciudadanos actuales en Ecuador sean considerados, mientras el resto, son una escoria.

    En buena hora que el presidente proponga una consulta para remover la basura de la asamblea, el progreso de un país no requiere obstáculos, peor de ignorantes asambleístas, causa pena escuchar como entre ladrones se defienden.

  5. Campaña de vacunación exitosa, se requiere algo similar en la lucha por erradicar la desnutrición, siguiente paso consulta popular coherente y contará con mi apoyo.

  6. Tenemos unos dirigentes políticos, sindicales e indígenas retardatarios, fanáticos y completamente desfasados con la época en que vivimos. No se enteraron que el muro cayó en el 89, que Cuba y Venezuela son estados fallidos y miserables.
    50, 60 años haciendo, lo único que sus cerebritos saben hacer, el paro, la huelga, el victimismo y siguen con lo mismo. Son una banda de lisiados ideológicos. No son capaces de generar nuevas visiones y alternativas. Son un lastre para el progreso del pais.

  7. Así de simple. Total apoyo al Sr Presidente, acto seguido hacer cumplir la ley a la sarta de parásitos patanes que dicen «representar al pueblo y a los trabajadores» vagos pillos vividores en todos los gobiernos con el mismo hipócrita discurso. Nunca en su vida han trabajado y sin embargo tienen TRACTORCITO y AVIONETAS para sus pillerias viven del sudor de sus representados y de los millones de las ONGS que los financian creyendo en su mentiroso discurso de protección «al medio ambiente y a las comunidades» sin perder tiempo fuera ratas vía consulta. Y a la cárcel si pretenden caotizar el país y a quienes si trabajamos.

  8. Guillermo: qué chucha! si joden mucho estos asambleistas les doy yuca. Dicho en otras palabras, nos vamos a la consulta popular. Algunos «honorables» andan bravitos con Villavicencio y lo quieren sacar del ruedo pero Fernando es un hueso duro de roer, no creo que sea fácil decirle : «ándate».

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba