Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Octubre negro: ¡nunca más!

en Columnistas/Influencers4P/Info por

Las manifestaciones violentas de Octubre 2019 convocadas por los movimientos indígenas que asolaron la capital, traían una consigna claramente definida: generar un mensaje violento para desestabilizar al gobierno de turno. Medir fuerzas y caotizar la capital para generar la sensación de desestabilización, de que se caía el gobierno y dejar claro así que los gobiernos se caen si estos sectores se lo proponen.

Pero eso no sucedió. El gobierno resistió el embate y, al final, el motivo del levantamiento quedó de manifiesto: más allá del malestar social de la época, fue una maniobra política cuidadosamente financiada y ejecutada por sectores claramente identificados. En párrafo aparte se escribieron las disputas por represión o cualquier exceso de las fuerza pública que pudo haber existido.

Ningún ciudadano residente de la capital que estuvo y vivió esos días podrá olvidar el nivel de violencia  y terror que sembraron hordas dirigidas hacia conjuntos residenciales, quemas de autobuses y destrucción de bienes públicos de diversa índole en distintos lugares de la capital. Durante los días de las protestas la ciudad por las noches lucía desolada; solo se escuchaba grupos de manifestantes transitar por las calles haciendo alarde amenazante de su descontento con palos y piedras. Mientras tanto, los quiteños, escondidos con miedo en sus casas, hacían turnos para cuidar que estos grupos no se acerquen a su hogares. Recuerdos de grupos de manifestantes que, convertidos en delincuentes, entraban a fábricas, plantaciones y demás negocios a destruir propiedad privada, son imágenes de un país que hoy parece lejano pero que existió hace menos de dos años.

Estos recuerdos, que permanecen hoy en la memoria de los quiteños, son un mudo testimonio del horror que no deberá volver jamás y son la mejor garantía de la paz social que hay que defender hoy. Esa paz que nadie valora, que nadie nota, que nadie ayuda a construir, hasta que un día ya no está más.

Pero si la ciudad aprendió la lección entiende bien que la paz social se construye con procesos de largo aliento, y que todos son los responsables de que dure. El gobierno, los sectores sociales, las empresas y la ciudadanía en general. Todos tienen responsabilidad de protegerla. Mucho más ahora que luego de una pandemia y una crisis económica brutal, el país hace intentos por recuperarse. Por arrancar el motor de nuevo y salir del letargo pandémico. Para avanzar hacia la recuperación económica y social.

En este contexto resulta insultante para la dignidad de todo un pueblo y de una ciudad en particular, escuchar nuevas amenazas de un levantamiento violento. Pero estas nuevas amenazas de Leonidas Iza, presidente de la Conaie, llegan en un mal momento para él porque la ciudadanía quiere paz. Y además exigirá a la institución municipal, venida a menos por sus crisis, que impida una vejación similar a la ocurrida en Octubre 2019, y tampoco permitirá que sea cómplice solapada de estrategias de desestabilización como las que se vivieron.

Aquellos pueblos que han vivido el horror de la guerra, conocen el valor de la paz. Y si los quiteños tienen memoria, defenderán su derecho a vivir en paz y armonía como reza la Constitución. Exigirá a la fuerza pública defender ese derecho. Y pedirá a todas las fuerzas sociales que ventilen sus descontentos en una mesa de diálogo como seres civilizados. Respetando el legítimo derecho a discrepar y a obtener del gobierno la escucha y atención a sus pedidos, que no pueden ser chantajes.

Solo así, cuando prime la madurez política y se entienda que solo podemos avanzar en paz, nos convenceremos de que el camino más cercano al progreso es el diálogo. A Quito le quedó claro: otro octubre negro, ¡nunca más!

María Amparo Albán es abogada y catedrática universitaria.

3 Comments

  1. Estimada Dra. Alban, permítame agregar lo siguiente:

    LA FISCALÍA LE HA FALLADO A LA SOCIEDAD: Ha pasado 1 año y 10 meses, y, no hay ningún preso por haber dejado sin agua y sin servicio de TV a la ciudad de Ambato, por haber destruido y robado varías empresas de Cotopaxi, por haber destruido el edificio de la contralora, por haber secuestrado y manoseado a mujeres policías, etc. En fin, estos vándalos y delincuentes, se ríen en nuestra cara, e, incluso nos vuelven a amenazar. Si la fiscalía no hace nada, estos tarados trataran de hacer lo mismo otra vez.

    EL PRESIDENTE LASSO NI SU EQUIPO NO COMUNICA LO QUE SE REQUIERE PARA EVITAR OTRO OCTUBRE 2019: El presidente Lasso, felizmente no es Correa, pero eso no quiere decir que no pueda exigir a la Fiscalía más diligencia. No basta con dejar su posición sentada, se debe hacer una buena campaña comunicacional que recuerde a todo el país, quienes fueron los vándalos que causaron todos lo delitos que describí en el punto anterior, y, luego de eso, solicitar a la Fiscalía y a la función judicial que haga su trabajo. Además, debe poner a trabajar a la UAFE, para que averigüe de donde obtienen los fondos, todos los dirigentes que causaron los daños en Tungurahua, Cotopaxi, y,Pichincha. También, se debe hacer trabajo de inteligencia para cercar a todo el liderazgo de los vándalos, y, evitar que vuelvan a causar daño.

    En definitiva, si el presidente Lasso cree que la mejor carta de presentación son sus resultados, debe demostrarnos que tiene la capacidad para evitar otro Octubre 2019.

  2. No hay que olvidar que los puntales de la asonada Anarquista están vivitos y sonreídos…. Contemos: los Correistas que no están en Mexico y que conspirarán todos los días de todos los días.
    Está Yunda, una de las razones para salvarle de todas sus trafacias es que esperan que siga siendo como lo fue en octubre del 2019 , el Caballo de Troya, para scone descaro, dejar destruir Quito.
    La otra y que no cejará es la Prefecta de Pichincha con grillete.. el anhelo es tumbarse a cualquier gobernante que no comulgue con la famosa Rovolucion ciudadana.
    Y hasta ayer , y ventajosamente destituido por impresentable, Carrión el famoso Defensor del Pueblo que siempre estuvo con un ojo cerrado y declaró con alevosia todo lo que le dictaron Pachakutik y los adlateres del Prófugo…..
    Hay vándalos que vivirán en la política con el único medio que les da el cerebro y que es la violencia
    Los demócratas somos más, los que defenderemos a Quito somos más…
    Solo lo blanda y pusilánime de la fiscalía y la justicia pueden dar pábulo a que impresentables como Iza, Vargas, Virgilio Hernández y Pavón aún no estén sindicados por el borro que vivió el país en Octubre se 2021…
    Si
    Esta vez Quito no les dejará fácil el crear el caos y la barbarie!!!!!

  3. Muy bien expresado todo. A veces hay que poner atención a detalles que no parecen ser parte de lo principal, pero que sí lo son:

    1. Que no se permita el ingreso al país de tantos infiltrados, ni su presencia, con ocasión de los levantamientos. Era fácil identificarlos en los barrios de Quito durante octubre de 2019 por su fisonomía distinta y los grandes «canguros» en su cintura. Se mostraban esquivos y amenazantes al ser abordados. Hablaban con entonaciones cubanas y venezolanas y parecían aves al acecho, comunicándose continuamente por celular.

    2. Las brigadas de choque, armadas con escudos metálicos o de tabla y bazookas lanzadoras de explosivos caseros, bien entrenadas, como se pudo ver en su sincronización para avanzar, atacar y retirarse.

    3. Los francotiradores ¿de la policía o algún cuerpo de seguridad? que disparaban sus balas de goma directo a los ojos de los manifestantes y que provocaron la pérdida de un ojo en un número considerable de personas, algo execrable.

    4. Autoridades locales que dejaron hacer (y tal vez apoyaron a los violentos), como el alcaldecito, o que colaboraron con volquetas y otros bienes, como la prefectita.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba