Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El montaje para nombrar Contralor a dedo está listo

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Un operativo para nombrar a un nuevo Contralor, con exactamente la misma receta con el que el correato colocó en ese cargo a Carlos Pólit en 2017, está en marcha. Por lo pronto, el principal ingrediente está ya cocinado: un reglamento que abre las posibilidades para direccionar el concurso, hecho entre gallos y medianoche por una mayoría socialcristiana, correísta y del MPD en el interior del Consejo de Participación y Control Social, Cpccs

El reglamento es una historia de maniobras y ocultamiento liderada por la presidenta del organismo Sofía Almeida Fuentes (PSC) y los consejeros Juan Javier Dávalos (UNES), David Rosero (MPD) e Ibeth Estupiñán (PSC). Todo arrancó el 2 de julio del 2021 cuando el Cpccs aprobó una resolución para socializar un borrador de reglamento, que había sido aprobado por los siete consejeros, para la elección del nuevo Contralor. En la resolución de ese día se estableció que, a partir de ocho días, se debían recibir aportes y sugerencias de la sociedad civil para incorporar al proyecto. Una Comisión Técnica del organismo tenía que, en el plazo de 48 horas, incorporar las observaciones y preparar un proyecto final de reglamento para presentar al pleno del organismo. Según el Cpccs se entregaron 14 observaciones de ciudadanos y organizaciones sociales.

Luego vino un proceso de falsa participación social y de adulteración del proyecto inicial que fue auspiciada por la mayoría correísta, socialcristiana y del MPD. El 14 de julio los cuatro consejeros de la mayoría (foto) aprobaron una nueva resolución mediante la cual se reestructuró la Comisión Técnica encargada de procesar los aportes de la supuesta «socialización» del borrador y se retiró de la misma a Francisco Toral, quien era uno de los delegados de la minoría.  Además, el Cpccs otorgaba a esa nueva Comisión Técnica tres horas para que se incorporen las observaciones y se remita el proyecto para el conocimiento y aprobación del pleno. Así fue como, en un tiempo inverosímil, se incorporaron sin explicación ni motivación, las supuestas sugerencias ciudadanas al borrador definitivo. Todo fue en realidad un montaje. Únicamente los  envíos de 3 personas fueron tomadas en cuenta; de las cuales dos proponían un cambio clave para poder direccionar posteriormente el concurso: eliminar la prueba práctica del concurso. Sin ninguna explicación ni motivación, esa sugerencia fue introducida en el borrador y se eliminó la prueba práctica con lo que el reglamento quedó prácticamente idéntico al que permitió al correísmo en 2017 poner a Carlos Pólit en el cargo.

Esas dos propuestas que, supuestamente eran de dos personas distintas, llegaron con una carta de presentación idéntica, incluso con los mismos puntos y comas. La otra sugerencia aceptada, asimismo sin explicación ni motivación alguna, establecía la prohibición para que participen personas que hayan trabajado en las FFAA y la Comisión de Tránsito del Guayas. De los otros once aportes, que según el Cpccs se recibieron, ninguno fue tomado en cuenta por la Comisión del Cpccs. Es lo que en la minoría le llaman el «by pass» hecho a los otros aportes, muchos de los cuales venían de universidades y colectivos que habían trabajado seriamente en el tema. La consejera Rivadeneira sostiene que hubo más propuestas que fueron incluso ignoradas del listado, ya que al menos dos colectivos le llamaron a preguntar sobre qué había pasado con sus envíos.

Finalmente el 18 de julio la mayoría aprobó un reglamento que no tiene prueba práctica para la selección del nuevo Contralor; es decir uno prácticamente idéntico al que se usó para el nombramiento de Carlos Pólit. La aprobación se hizo sin un solo debate siquiera, sin cumplir el procedimiento parlamentario mínimo. La mayoría simplemente dispuso la votación: de nada sirvieron las protestas de los consejeros de minoría.

Reglamento para nombrar Contralor

¿Por qué eliminar la prueba práctica abre las puertas para direccionar el concurso? Según los consejeros de minoría Hernán Ulloa, María Fernanda Rivadeneira y Francisco Bravo, la prueba práctica es la única herramienta que permite constatar en vivo y en directo los conocimientos y dominio del postulante sobre el tema materia de las preguntas. En una prueba práctica, no solo el jurado puede hacer preguntas improvisadas y sobre las que ningún postulante pudo haber tenido información filtrada, sino que se la hace públicamente y con transmisión en vivo y en directo para evitar arreglos y componendas.

El operativo para el amañamiento del reglamento para el nombramiento de Contralor no viene aislado. El antecedente fue el nombramiento hecho por los mismos consejeros del acuerdo PSC-UNES-MPD del nuevo Defensor del Pueblo, César Córdova Valverde. Resulta que Córdova no solo que no fue sometido a un cuestionario por los miembros del Cpccs y que no tenía los títulos que lo habilitan como experto en derechos humanos, sino que había sido secretario del Cpccs hasta pocos días luego de que el ex Defensor del Pueblo, Freddy Carrión, había sido detenido por un escándalo en el que se lo acusó de agresión sexual. Córdova, como secretario del Cpccs, fue parte clave de la puesta en marcha del operativo para acomodar el reglamento de marras y fue, según la consejera María Fernanda Rivadeneira, quien ha ocultado la información de todo el proceso. Rivadeneira, ante la negativa de la Presidenta del Cpccs de entregar los documentos, llegó a presentar una acción de acceso a la información la que fue admitida por una jueza y luego, inmediatamente, apelada por el Cpccs.

Los operativos para el nombramiento del Defensor de Pueblo como para la redacción y aprobación de un reglamento amañado para nombrar a un Contralor a dedo, son parte de un plan que tiene la mayoría para continuar imponiendo sus intereses en los nombramientos que el Cpccs tiene que realizar en instituciones del Estado, sostienen Rivadeneira y Ulloa.  Uno de esos, según los consejereos Bravos, Ulloa y Rivadeneira, es el nombramiento, en noviembre, de dos vocales del Consejo Nacional Electoral, CNE, organismo que será clave si es que el Gobierno presenta un proyecto de consulta popular.

El correísmo y el socialcristianismo, montados en un acuerdo en el interior del Cpccs han logrado ejercer un  poder sobre el Estado que seguramente pretendían tener en el frustrado acuerdo parlamentario que estuvo listo antes del inicio del gobierno de Guillermo Lasso. El colapso de ese acuerdo, se sabe, empujó a que en el Cpccs se cocinara el acuerdo de la actual mayoría.

Foto: Sonorama

11 Comments

  1. Estimado señor Pallares, por este motivo y otros, la mejor pregunta, para una posible consulta por parte del gobierno del presidente Lasso, es la del Dr. Roberto López, abogado constitucionalista de Guayaquil, a saber: “Debe entrar en inmediata vigencia la constitución de 1998 con las posteriores reformas enviadas por el Ejecutivo a la Asamblea Constituyente que se convocará para tal efecto?”

    Esta pregunta mata varios pájaros de un tiro: el presidente puede definir las características de los candidatos a la asamblea (edad, experiencia, informe UAFE, pago de impuestos, etc.); no habría crisis política ni institucional, por que entraría en vigencia automáticamente la constitución del 98; de un solo plumazo desaparecería el CPCCS, la defensora del pueblo, él contencioso electoral, etc.; volveríamos a ser un estado de Derecho, no de derechos; no habría plurinacionalidad, que es el concepto que ha permitido muchos de los abusos del liderazgo indígena, etc.

    En definitiva, esta pregunta, tiene varios plus, y permita que el presidente pueda tener cierto nivel de control en los cambios que requieren para el bien del país.

    Es importante considerar, que el cambio de constituciones en nuestro país, ha servido históricamente, para cambiar los modelos de los caciques que tuvieron el poder por un periodo de tiempo, ya que muchos de estos documentos reflejaban la visión de esos caciques. La constitución de Montecristi es el enfermo plan de gobierno de Rafael Correa. Si consideramos que una constitución está por encima de leyes y reglamentos, muchos de los cambios que se requieren hacer en este país, no se podrán hacer fácilmente, si la constitución de Correa sigue vigente.

    Tengo la impresión que al señor Hernández, no le agrada el planteamiento del Dr. López, tal vez por qué no anda en la onda de la defensa de supuestos derechos, promovida por activistas y aceptada por buena parte de la prensa, pero sería interesante que se entreviste en este medio al Dr. López, sobre su planteamiento. Creo que muchos ecuatorianos, coincidimos en que es la mejor pregunta posible

  2. En algun momento se elevaron airadas voces en contra de este antro de incompetentes, Se pidieron firmas de respaldo para eliminarlo, sin embargo hasta el momento no ha pasado nada, se evaporó la euforia y este implante de la maldición correista sigue exhibiendo su mediocridad dolosa.
    Ustedes señores Pelagatos deberían recordarle al señor Lasso que la Consulta Popular es una necesidad, urgente, impostergable e INMEDIATA y la eliminación de de esa cloaca debe constar como prioritaria en dicha Consulta.

  3. Increíble !!!!!!!! Y la ciudadanía mudo testigo de tanta bajeza e ignominia . Deberemos estar atentos , ciudadanos y periodistas honestos , para que si esta mayoría del inútil CPCCS , pretende imponernos otro Pólit o Celi , salgamos con decisión y firmeza a defender los intereses del país y terminar con estas perversas pretensiones .

  4. El asqueroso correato sigue vivito y coleando, campante e impune. Y ahora con el auspicio y decidido apoyo del socialcristianismo de Jaime Nebot y compañía.

    Seguramente la autoría intelectual y el direccionamiento de este delincuencial proceso se originan en Bélgica.

    Es urgente devolver al CPCCS, junto con todos sus consejeros, a la fétida cloaca de donde escaparon.

  5. El Ecuador es inviable, los sinverguensas no dan tregua.
    La solución la tenemos los ciudadanos, solo falta que Lasso se ponga los pantalones y se deje de pasos de tortuga.

  6. Está claro entonces, que el objetivo de socialcristianos, correístas y con el apoyo (agradecido debe de ser) del emepedista, es el CNE. Y esto explica la reaparición de don Nebot, con su furibundo discurso en contra del Presidente Lasso, para hacer acto de presencia ante las masas «desesperanzadas» con su lucha «contra el capitalismo» sin importar que se contradiga cuando dijo que se retiraba de la política porque «su repugnancia era cada día mayor respecto a la forma que se hace política» y que quería atender a su familia que la había descuidado casi toda su vida dedicada «al modelo exitoso». Lo dicho: ¿quién es de izquierda y quién de derecha? No importa: «la patria ya es de todos y todas». (Todo es cuestión de amarre para ser felices).

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba