Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Lasso va por la muerte cruzada?

en Info por

Tercero de una serie de cuatro artículos sobre el escenario político. 

El debate sobre cómo desenredar el escenario político parece limitado, por ahora, al destino que tendrá la Ley Creando Oportunidades. Es un tema clave pero es un espejismo porque la actitud del CAL y el comunicado de las cuatro bancadas -UNES, PSC, PK e ID (ver las anteriores notas) cambiaron el escenario político global. En realidad, son dos misilazos disparados contra un gobierno decidido a introducir cambios, pero desguarnecido políticamente en la Asamblea. El presidente solo tiene 12 asambleístas y con aportes de independientes llega a 25 votos -a veces 26- de los 70 que necesita en la Asamblea.

Esas dos decisiones de la mayoría de la Asamblea ponen al Ejecutivo ante una realidad intrincada, de pronóstico reservado. Lasso ahora sabe que, como están las cosas, no puede esperar nada de esa Asamblea. Y también sabe que, por diferencias personales o ideológicas, por inquina o por intereses -legítimos unos, inconfesables otros-, esa mayoría opositora podría ser funcional para cualquier movida. El ex candidato Andrés Arauz ya ha propuesto públicamente destituir a Lasso por los Pandora papers, cuya investigación aún no empieza. En el mismo sentido, Luis Fernando Torres puso un tuit ayer diciendo que “para el gobierno ha comenzado la cuenta regresiva”. Eso se llama golpe de Estado parlamentario.

Jaime Nebot ya se había encargado de recordar la razón por la cual Lasso está, como está en la Asamblea: haber roto la alianza con él y con Correa. Con los dos habría tenido a su disposición cerca de 70 asambleístas, más los de CREO. El precio de esa supuesta estabilidad también es conocido: aceptar que Correa “no sería perseguido” (léase que fiscales y jueces tienen que olvidar investigaciones y juicios), sacar a Jorge Glas de la cárcel de Latacunga, dejar que María de los Ángeles Duarte salga de la residencia del embajador de Argentina hacia ese país, y crear una Comisión de la Verdad para revisar los casos en que ha sido sentenciado Correa y, se entiende, declararlo inocente.

Esa oferta, por lo que se sabe, sigue vigente. Lasso podría, entonces, considerar esa salida. Pero si no la tomó antes de posesionarse, parece improbable que hoy le dé curso. Lo dejaría sin el piso político con el que ganó la Presidencia y lo pondría en manos de los dos caudillos que hoy representan con fuerza el statu quo que él dice querer cambiar.
¿Puede pensar en dar algún contenido a la alianza con PK y la ID? Las reformas planteadas lo han enfrentado, precisamente, con visiones ideológicas vetustas que Pachakutik catalogó como líneas rojas. Ese movimiento está atravesado, además, por contradicciones que lo inmovilizan. Una, con Leonidas Iza que quiere arrastrarlo hacia sus tesis que excluyen cualquier negociación sensata con el gobierno. Dos, los problemas personales de Guadalupe Llori y Salvador Quishpe, convencidos de que sus problemas pasados con la Contraloría son inventos del gobierno para perseguirlos.

Lasso está, por ahora, ante esos dos escenarios. Y aunque la política es versátil y hay mensajeros trabajando en algunas direcciones, no se ve cómo se puede desactivar en este momento el choque de trenes. Más bien habrá motivos para alimentar esa posibilidad. Uno, inmediato, pudiera ser el envío del proyecto de Ley Creando Oportunidades al Registro Oficial. El presidente no lo afirmó en su discurso en Guayaquil, pero tampoco lo negó.

Y si bien el gobierno y algunos actores pudieran neutralizar las bombas de tiempo que están activadas -incluyendo la del golpismo- hay un interrogante de fondo que permanece: ¿El presidente podrá gobernar los 43 meses que le restan con un poder hostil que no le ayuda y sí lo amenaza?

El rompecabezas político que el país tiene surgió, en su última versión, con el Frankenstein que apareció a raíz de las elecciones legislativas y presidenciales. Lasso ganó con una débil representación parlamentaria, mientras los perdedores tienen la mayoría de la Asamblea. Y para hacer mayoría tiene que ceder ante la extorsión política y judicial del correísmo. O volver al tipo de gobierno de los noventas: retacear el Estado, repartir el poder y corromper con canonjías como ha sido la tradición para lograr una gobernabilidad mediocre y unos presidentes intrascendentes. Pero aún así la estructura de votos en la Asamblea no cambiará.
La decisión que tiene que tomar el presidente Lasso es dramática, ahora que sabe que la Asamblea es leal a sus intereses, ajena a lo que él considera urgencias para el país y muy interesada, en cambio, en su destino como Primer Mandatario.

Él tiene un último y, al parecer, único recurso: decretar la muerte cruzada, disolviendo la Asamblea Nacional y, según el motivo que invoque, con dictamen previo de la Corte Constitucional. Eso lo pone, claro, como al país, en manos del azar.

Mañana: ¿quién gana y quién pierde con la muerte cruzada?

Foto: Presidencia de la República. 

La Asamblea pactó el choque de trenes

Lasso versus la santa alianza del statu quo

16 Comments

  1. José Hernández, el país espera que el Sr. Lasso, presidente de la republica, gobierne con los instrumentos disponibles en el ejecutivo. Él conocía, desde la primera vuelta que no tendría mayoría en la Asamblea. Tiene ofertas de campaña muy importantes que debe y puede cumplir sin leyes de la asamblea: impulsar el empleo, recuperar lo robado, aplicar una nueva tasa de IR a los ricos para equilibrar el presupuesto del Estado, suprimir la Senescyt y el examen de ingreso, pagar la deuda a la seguridad social, establecer una tasa de interés del 1% a los créditos productivos del campo con plazos largos, actuar contra la inseguridad y el crimen organizado, mejorar los servicios de salud en la etapa pos pandemia, mejorar la educación pública en todos los niveles y otros. Dedique su tiempo y actividad en el ejecutivo a gobernar. Amplíe la base política de su gobierno con los Lideres regionales y provinciales. Consolide una base social de apoyo a las tesis de gobierno. Dirigir un banco, como dueño de las decisiones, es diferente a gobernar una republica con los 3 poderes principales que tienen soberanía y están amparados en la constitución. Al señor Lasso le corresponde el poder ejecutivo, siempre coordinando con los otros poderes, pero no puede poner pretextos para no hacer lo que la ley le permite. Recién tiene 5 meses en el poder, elabore un plan estratégico de gobierno que incluya los 3 elementos del cambio de paradigma: 1. Principio de organización del pensamiento, 2. De la acción y 3. De la sociedad. (Edgar Morin). Saludos

  2. Gracias a ustedes periodistas serios podemos hacernos una idea de cómo está la situación en el país tanto en lo económico como en lo político.

  3. Según se puede apreciar , el bloqueo en la Asamblea va a continuar , e incluso agravarse , porque ya se ve en el horizonte la amenaza de destitución del Presidente , por el tema Pandora Papers , obviamente en base a odio politiquero y no a investigación seria . No es la mejor opción , pero es lo que le queda al Presidente : jugarse esta última carta , la disolución de la mediocre Asamblea , y poner su destino y el del país en manos de los ciudadanos . NO HAY OTRA !!!!!!! Al menos habrá actuado con valentía y decisión .

  4. Que está esperando el Presidente Lasso , para mandar a la casa a esa Asamblea de esperpentos ? Mientras más pasa el tiempo , mayor será la incertidumbre en el país .
    Muerte cruzada ya !

  5. No puede ni debe haber muerte cruzada, el setenta por ciento de ecuatorianos sabemos y tenemos claro que es una estrategia sucia pactada entre los dos delincuentes perdedores correa y nebot. El país necesita y tomo un cambio con Lasso en la presidencia; por lo mismo esa misma mayoría apoyaremos en las decisiones y trabajando el nuevo rumbo que decidió la mayoría en las urnas. El presidente debe decidir junto al pueblo y poniendo cada cosa en su lugar.

  6. Dicen que cuando la fiera está herida es mucho más peligrosa, el nido de ratas se siente amenazado y está perdiendo la cabeza; haber, primero hay gente, entre ellos los «honorables», que piensan que el presidente es tan o más estúpido que ellos, cómo van a creer que Lasso aún tiene dinero en paraisos fiscales? y los correistas ya están haciendo maletas para viajar a Panamá, y algunos paises europeos (con nuestro dinero, claro) para investigar hasta la saciedad la ruta del dinero de los Pandora papers, sólo así se entiende que hagan un escándalo digno de mejores causas, entre allas buscar la plata de los 14 años de atraco correista.
    Nadie le toma en cuenta al bobo Arauz, así ladre un año; tampoco les cree a los trolls del prontuarido Correa, o al saco de veneno Francisco Herrera Arauz, no, esa gentuza no tiene quien les tome en cuenta de manera seria, sólo son bobalicones insignificantes. Ahora, vamos a lo que tiene que hacer Lasso; aun cuando lo más sensato sería aplicar la muerte cruzada, no lo puede hacer por el momento, debe hacerlo luego que les ponga los documentos que demuestren sus aseveraciones en la cara a toda la basura que está confabulando para tomarse el poder, hacerlo ahora sería un error, les daría tela a las ratas para que aullen por todo el país que Lasso se convirtió en dictador para detener sus investigaciones y así hacer creer al pueblo que su presidente es un corrupto. En todo caso, las decisiones que tome el presidente, estoy totalmente seguro que tendrá un apoyo total del país; adelante Guillermo, demuestre a las ratas que Ud es mucho más inteligente que ellas.

  7. La muerte cruzada es la unica salida para que Lasso pueda gobernar y no ser rehen de una asamblea a la que poco y nada le interesa el futuro del pais. Esta muy claro la asamblea no desea apoyar a Lasso, ni el bienestar de los Ecuatorianos. Lo unico que se ve es un deseo incontenible de poder a como de lugar y de negar todo aquello que el Presidente proponga. Ni siquiera tienen la capacidad para sentarse a analizar que en el fondo a quien estan perjudicando es al pueblo, a todos los desempleados que necesitan reformas para que nuestra economia se levante y puedan crearse nuevos empleos. Con una asamblea de ineptos, ignorantes, y corruptos llenos de odio y revanchismo, que puede esperar el Pais?

  8. Buenas tardes, señor Hernández. Pregunto: ¿la muerte cruzada significa volver a elegir asambleistas? ¿ Solo ellos serían reelegidos? ¿En que consiste exactamente? Agradezco desde ya sus aclaraciones

  9. El artículo del Dr. Hernández deja muy en claro la triste situación en la que queda nuestro país ante la desgraciada posición de la mayoría de los asambleístas y quienes, lo único que pretenden es cuidar su puesto y a rajatabla seguir los concejos de la Sra. Cerda de cómo se debe robar sin dejar huella alguna.
    Al final a Nebot, Iza, Llori, Quishpe, a Correa y sus borregos leales y a muchos otros izquierdistas de pacotilla les importa un pepino la gran mayoría de ciudadanos que no tienen un trabajo digno o que el país cambie de rumbo hacia un futuro de oportunidades para crecer como sociedad.
    Todos estos energúmenos solo buscan crear el caos y con eso evitar los cambios positivos que propone el Presidente Lasso y al final con su absurda posición lo que van a lograr es que el Presidente decrete la muerte cruzada y con esto la agonía actual del Ecuador se alargue más y más en detrimento de las clases sociales más necesitadas lo cual a su vez podrá conllevarnos a los mismos rumbos que actualmente siguen Venezuela, Argentina, Perú, Cuba o Bolivia donde campea la miseria y el desosiego.

  10. Nada estaba dicho con su victoria, es más, a mi la victoria de Lasso me pareció muy apresurada por el hecho de que para gobernar todavía tenía que doblarse ante los políticos que gobernaron tanto en la década perdida como con los que gobernaron y golpearon antes de Correa. Lo que haga de aquí el presidente no es más que la siguiente batalla de una serie se escaramuzas que se librarán para intentar ganar la guerra. Pero habrá que ver cómo va a mover sus fichas y qué tanto está dispuesto a perder. Espero no equivocarme en sus buenas intenciones. Por otro lado, yo le pediría a él una cosa, que no sea el encargado de hundir el pequeño camino que se ha abierto a hacer algo diferente en el país, caso contrario será una lucha titánica tratar de poner en la mesa de nuevo las ideas del sentido común, esas que transformaron a antiguas colonias de países colonialistas en países ricos y estables. Esas ideas que hicieron que Australia deje de ser una colonia penal (en varios de sus territorios) y se vuelva lo que es ahora. Hablamos de esas ideas que fundaron Estados Unidos. Que Dios le dé sabiduría y que si decide la muerte cruzada, ahí estaremos una vez más. Espero con ansias el siguiente artículo.

  11. Lasso todavía está a tiempo de hacer algo realmente novedoso, valiente, radical: formar un gobierno de unidad nacional.

    Sí, sería muy difícil, dadas las diferencias ideológicas y personales que tiene Lasso con las demás fuerzas políticas del país.

    Precisamente por eso es indispensable la unidad. John F Kennedy dijo: «Decidimos ir a la Luna, en esta década… no porque sea fácil, sino porque es difícil… Porque esta meta servirá para organizarnos, y para demostrar nuestra energía y nuestras capacidades…»

    El Ecuador necesita unidad. Estamos hartos de los políticos que se niegan a trabajar en equipo y solo buscan imponer su visión a los demás. Estamos cansados de la confrontación interminable. Alguien tiene que detener este comportamiento absurdo. Ese alguien debe ser el Presidente de la República.

    Armar un gobierno de unidad nacional requiere, en primer lugar, reconocer las diferencias, pero estar dispuestos a trabajar juntos por el bien de todos. Significa ceder, de parte y parte.

    Miremos el caso de Alemania, donde el nuevo gobierno estará conformado por los liberales, los social-demócratas y los verdes. Para lograrlo, los tres partidos tendrán que renunciar a partes importantes de su agenda. No es fácil. Pero es el único camino factible que tiene Alemania, en la situación actual.

    El Ecuador puede seguir ese ejemplo. Lasso (liberal) puede formar una coalición con la ID (social-demócratas) y Pachakutik (ambientalistas).

    Hay que sentarse a dialogar con los líderes de esos partidos. Hay que negociar una agenda legislativa común. Y, nos guste o no, hay que repartir el poder político (ministerios y otras entidades públicas) de manera equitativa y transparente.

  12. Me causa náusea, por decir lo menos, escuchar: Asamblea Nacional. Todos los días observamos- cuando menos- un escándalo de corrupción y nuestros «abnegados» representantes son tan cara dura que prefieren mirar a otro lado y solidarizarse con sus compañeros de fechoría. Sí, el poder legislativo debe y tiene que existir pero con una mejor representación: personas idóneas y preparadas pero sobre todo honestas y honradas. Quién entiende que la democracia también es balance e independencia de poderes, rendición de cuentas a la sociedad, respeto a la Constitución y alternabilidad en el poder?. Ecuador está harto de los políticos tradicionales que saquearon este país.
    «Sin trabajo duro, nada crece excepto las malas hierbas».Nuestros politicos están desconectados de la realidad del pueblo y como resultado tenemos un pais en soletas, con hambre y camino al despeñadero,
    Ningún plan de gobierno puede ser factible si no hay una institucionalidad en firme. Tenemos una asamblea desprestigiada, algunos jueces corruptos y sin dinero en la caja fiscal, entonces que podemos esperar ? Por encima de las diferencias políticas, pienso que el gobierno de Lasso tiene un plan que permite salir del inmovilismo y si hay que corregir que se corrija, pero sigamos adelante.
    Si se tiene que fiscalizar al Presidente Lasso que se fiscalice con una,cien o mil comisiones pero con objetividad y honradez profesional.

  13. Don José, hay que desconfiar del tipo de poder que podría adquirir un gobierno débil y propenso a la inacción. Con la posible disolución de la Asamblea lo que se adhiera al Gobierno como fuerzas dispersas debería ser motivo de preocupación para todos. No considero que la actual Asamblea trabaje para los intereses nacionales, pero caramba, la debilidad y falta de resolución del Gobierno una vez apropiado también del Poder Legistlativo, tampoco tranquiliza.

  14. Estimado señor Hernández, permítame explicar porque creo que la muerte cruzada, a pesar de que me gusta como opción, no es la mejor forma de resolver el problema:

    LUEGO DE 6 MESES HABRÁ OTRA ELECCIÓN CON LAS MISMAS REGLAS ELECTORALES: Si consideramos que toda la oposición busca el stato quo, que nos hace pensar que no se unirán para que sus candidatos ganen tanto a la asamblea como la presidencia? Lasso podrá realmente aumentar su base de votos de 20%, con toda la campaña sucia que le van a hacer?

    SI LASSO VUELVE A GANAR LA PRESIDENCIA, LOGRARÁ GANAR LA MAYORÍA DE 75 VOTOS QUE REQUIERE EN LA ASAMBLEA? debemos recordar, que luego de perder la elección contra Moreno, a pesar de aliarse con Nebot, Lasso replanteó su estrategia para candidatos a la asamblea: no iba a buscar caciques en las provincias, ni liderazgos de personas que habían participado con otros partidos, sino un equipo propio de líderes jóvenes relativamente conocidos. Esta estrategia le dio 12 asambleístas, en incluso en provincias como Tungurahua, donde barrió en segunda vuelta, no logró ganar un asambleísta. Si Lasso, incluso consigue líderes conocidos en provincias para aumentar sus posibilidades, logrará multiplicar por 6 su número de asambleístas actuales? De qué sirve que Lasso gane otra vez la presidencia, si no logra aumentar su número de asambleístas?

    LA MUERTE CRUZADA NO IMPIDE EL TRABAJO DEL CPCCS NI LOS JUECES CORREISTAS: El CPCCS está tomado por correistas y social cristianos. Lasso, a pesar de que puede gobernar por decreto 6 meses, no podrá evitar que jueces correistas, acepten amparos que busquen detener estos decretos.

    En definitiva, la muerte cruzada NO es la mejor opción. Al igual que muchos ecuatorianos, considero qué hay una mejor opción, que a usted no le gusta, razón por la que no ha publicado mis comentarios, en los que hablé de esta opción.

    La opción es hacer una consulta para volver a la constitución del 98 y hacer una mini asamblea para cambios puntuales. Los beneficios son:

    * Lasso no arriesga tanto ni pierde el poder.
    * Todas las instituciones creadas por la constitución de Montecristi, que son básicamente pipones, desaparecen, lo cual va acorde con su nuevo trato con el FMI, de optimizar el gasto público.
    * Lasso puede definir las características de los candidatos a la Asamblea: edad, pago de impuestos, no glosas, no juicios, informe UAFE.
    * Lasso puede hacer cambios puntuales en la constitución del 98, que tengan que ver con seguro social, seguridad, salud, educación, reglas electorales. Sobretodo, el cambio de reglas electorales, podrá limitar al correismo, social cristianismo, Pachacutik, que tanto daño están haciendo.

    En fin, hay otros beneficios de esta opción, pero sobretodo, se ve menos arriesgada que la muerte cruzada. Si Lasso realmente quiere ser el presidente que cambie este país, esta es la mejor opción.

  15. La muerte cruzada podría funcionar, si se escogen bien las fechas, se prepara una estrategia de decretos clave para el funcionamiento del País, una campaña política que impida que el próximo período caiga en manos del correísmo y el diseño de una hoja de ruta que estire los plazos constitucionales para convocar a nuevas elecciones y definir la fecha de los nuevos comicios, acompañados de una consulta sobre el fin de la vigencia de la actual Constitución, reemplazada por la del 98, cuidando que el actual período gubernamental (2021-2025) permanezca intacto. Las ventajas: Suspensión de funciones de una Asamblea inútil, el gasto que implica y la facilidad de gobernar por decreto. En todo caso, esperar por los 30 días para poner en vigencia la Ley vía decreto y consultar a la Corte Constitucional para que ratifique sus criterios anteriores, es más eficiente, aunque no resuelve los problemas de la vigencia de la actual constitución.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba