Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El Universo: Lasso tapa un error con otro

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

¿Una embarrada inspira otra? El presidente Lasso se ha dado modos de otorgar la razón a la fatalidad. Se pudo haber pensado que su carta al diario El Universo, con motivo de la publicación sobre los Pandora Papers, pudiera ser consecuencia de un estado de ánimo tan inesperado como amplificado. No era dable que de su despacho saliera un documento que delatara sus humores: evitarlo y no reaccionar con el hígado, es una servidumbre -una más- que impone el cargo presidencial.

Por supuesto, es lógico que el presidente esté afectado. Que reclame, incluso. Que pida rectificaciones (pedir no significa imponer como lo hizo Rafael Correa) o que desee completar su punto de vista; su defensa. Todo eso es lógico. También lo es que se muestre inconforme: al fin y al cabo, Guillermo Lasso no inaugura la relación del poder con la prensa. Una relación tormentosa que nunca podrá ser superará y que hace parte del paisaje democrático: cada cual en lo suyo. Eso es lo que nunca entendió Rafael Correa que convirtió la prensa en enemigo y creyó -como creen otros políticos que compran periodistas y hasta los vuelven funcionarios (Correa tuvo y tiene una larga lista)- que todos los periodistas tienen precio. Y que la puerta giratoria funciona: un día periodista; otro funcionario. Y así.

En la carta de Guillermo Lasso a El Universo sobran párrafos. O hay párrafos desgraciados. Del presidente Lasso se podía esperar que diga que le parecía incompleta la información. Que quería aportar con otros documentos. Incluso que está decepcionado por el tratamiento informativo: es su derecho y esa es su verdad. Que no zanja el diferendo, pues un medio respetable -y El Universo lo es- puede aportar explicaciones o nuevas publicaciones. Así es este oficio.

El presidente se extrapoló. Hizo reclamos en medio de alusiones a la condecoración que otorgó a ese diario por sus 100 años, produciendo un mal sabor de boca. Luego, en un tono que Rafael Correa podría aplaudir, dejó sobre la mesa la afirmación de que ese diario se prestó para una campaña orquestada contra él y terminó preguntándose quién frena a ese periódico. Es decir, un reclamo, un cuestionamiento a una investigación periodística fue muy mal tramitado por el Presidente. Y ese debate democrático -porque eso debe ser- fue cerrado por quien lo inició con graves señalamientos y una clara estigmatización del medio y de dos de sus periodistas.

Eso ocurrió el 11 de octubre. El 13 de octubre, en la entrevista con Carlos Vera, el presidente volvió, con más acusaciones, al diferendo con El Universo. Incluso habló de un complot internacional. Es decir, que aquello que pudo pasar inicialmente por una reacción inesperada del presidente, lejos de ser matizada y aplacada, se agravó. Y hoy, 17 de octubre, él reincide con un tuit de Francisco, el cura peronista que dirige la Iglesia Católica.

Esta es la versión «prensa corrupta» de Correa. Un tuit miserable de esos que él amaba reproducir para legitimar su guerra, esa sí enfermiza, para liquidar a la prensa. El Universo entre otros medios. Correa no iba tras toda la prensa: solo por aquella que, además de informar y comentar, también buscaba en las costuras de su gobierno atracos y atentados a las libertades. La otra, que le lamía los pies, era ensalzada y puesta como ejemplo. Que el presidente Lasso esté buscando hacer prevalecer su verdad, o legitimarla, usando a los enemigos de la prensa -y el cura peronista es uno de ellos- no hace honor a su historia personal.

Que el presidente envíe el tuit del cura peronista, que repite lo que dicen los corruptos gobernantes que tiene Argentina, constituye una alerta de la forma como él está procesando un problema personal. Lo está tramitando de la peor forma y eso también delata la falta de volumen político que hay en Carondelet. Allí el presidente está rodeado de ex empleados suyos incapaces de debatir con él y protegerlo, incitándolo a mantener las formas que necesitan los asuntos del gobierno y del Estado. Está claro que el anillo de poder más cercano al presidente no lo protege de sus humores personales.

El tuit del cura peronista que está en Roma -que el presidente envió en sus cuentas sociales- es un atentado a la libertad de expresión y un apoyo explícito a los gobiernos que, como el de Maduro, Cristina Fernández y Correa, temen el escrutinio público. Y ocultan villanías y corrupción, persiguiendo medios y periodistas.

El presidente Lasso ha dicho -porque además ya ha sido investigado sobre ese tema-, que no teme que investiguen sus cuentas. Enhorabuena. Pero para defenderse no necesita ni los argumentos ni las prácticas de aquellos que también él combatió.

Foto: Presidencia de la República.

Este análisis se publicó ayer, 17 de Octubre, en el boletín dominical de 4P. Si desea recibirlo, suscríbase por favor gratuitamente aquí: GPS4P.

19 Comments

  1. En estos tiempos, donde se van perdiendo los principios éticos y morales y, donde la injusticia y violencia van ganando terreno, no hay que perder ese hilo conductor, que nos fije como personas respetuosas y de bien. Es imposible contentar al 100 % de la población, pero por favor, humanicemos los análisis y criticas a lo que hagan o dejen de hacer, personajes como nuestro presidente Guillermo Lasso, o el Papa Francisco, sobre todo porque están tratando de hacer que nuestro pequeño espacio en la tierra, sea más digno. Ya bastante tienen que lidiar con el cúmulo de problemas heredados.

  2. Ya salen los catolicos a lloriquear. Son parte de un culto, y en este siglo ya no aplican sus locuritas de la inquisicion. No te gusta que le digan cura peronista ( lo es) entonces comenta enojate y deja de leer y a la iglesia a rezar; de ninguna forma puedes obligar alguien a respetar a una institucion social que en su historia reciente ha divulgado esfuerzos en proteger a violadorea y torturadores de niños. Los ecuatorianitos catolicos son tan frágiles, tan cultistas como los correistas que se toman la molestia de ofenderse a nombre de marito el peronista.

  3. Apreciado señor Hernández.
    Al leer su comentario y encontrarme con la frase «cura peronista» para dirigirse al Papa, me preguntaba si usted no está haciendo lo mismo que el Presidente Laso: delatando sus humores y dejando que actúe su hígado.
    Como muchos, quizá miles de sus lectores, he tenido el gusto de compartir sus posiciones políticas en sus diversos análisis. En esta ocasión también comparto la mayoría de este comentario. Pero, como muchos, quizá miles de sus lectores, soy católico, y eso quiere decir que creo en Dios y valoro la posición del Papa Francisco en su labor de guía espiritual. Este es mi derecho humano, consagrado en leyes nacionales e internacionales.
    Al leer sus trabajos periodísticos yo siempre espero que personas como usted defiendan, también, este derecho a mis creencias religiosas, de la misma manera que defiende el derecho a la vida, al trabajo, a la educación, a la libertad de expresión, etc.
    Usted sabe que calificar de «peronista» a alguna persona en Argentina, es igual que calificar de «correísta» a alguna persona en Ecuador, de «chavista» a un venezolano, de «castrista» a un cubano, o de «orteguista» a un nicaragüense.
    Lo que al Presidente Lasso le pasó al escribir la carta a El Universo «dejando salir sus humores y reaccionando con el hígado, esta vez le pasó a usted con este análisis.

    • Gracias por su comentario. Un apunte comedido: parece que también a Usted le preocupa más cómo se le dice al responsable de la Iglesia Católica que lo que él hace en favor de regímenes que violentan los derechos humanos y las libertades. Entiendo que desconoce los llamados que le han hecho desde muchos países para que cese de defender las dictaduras. Cordial saludo.

  4. Considero una carta al Universo hecha pública innecesariamente carta hasta un poco ingenua de parte del Presidente con una redacción común, no de la categoría que debería tener. Supongo que recién está aprendiendo aunque alguien diga “si no sabía porque se metió?”

  5. No entiendo por qué la gente ingenuamente espera solo cosas buenas de los medios, conformados por humanos con traumas, fobias, afinidades, rencores, como el resto de personas. Los periodistas no son ángeles pero muchos tienen un demonio adentro.

    Que su labor influye en la sociedad, no hay duda. Que su trabajo es necesario, porsupuesto.

    Que se equivocan; a diario, como todos nosotros.

    Lasso debe humanizar a los periodistas y tolerar sus errores.

  6. Por suerte podemos leer coherencias y algunos análisis que se acercan a la realidad. A pesar de otros lamentables «opinadores flacos, vagos y escasos» agradezco este análisis. A veces resulta interesante entender LA REALIDAD y los deseos de la mayoría por sobre el STATUS QUO. O sea, hay otras realidades innegables a pesar de los que pocos quieren. POCOS POCOS. Finalmente no hay caja de Pandora que soporte mentira, falacia ni corrupción … chau …

  7. Ciertamente que sorprendió a muchos las declaraciones del Presidente en contra del diario El Universo. Debe tener alguna razón, que en medio de la lluvia, hizo que se sienta indignado; pero creo que se cargó de tinta, que dio a entender como que el diario también participaba del complot. Sorprendente porque los del diario también fueron víctima de la persecución robolucionaria. Además, el equipo editorial y el Dr. Pérez Loose, jurista sapiente, han expresado su apoyo a las medidas que va tomando el Presidente y el rechazo al boicot de ciertos políticos y politiqueros contra la gobernabilidad. Una vez más, deja entrever que no cuenta con un equipo asesor eficiente (y peor todavía si mantiene gente de la RC); con un reclamo diplomático hubiese sido suficiente. Y ahora que necesita amigos.

  8. Ya ¡Basta! No debemos pagar el robo del narco gobierno de Rafa. La marca ética del Sr. presidente G. Lasso, no alcanzan para poder reconstruir el país saqueado por la turba correista durante 10+4 años de la década robada. La voracidad por el poder del correísmo, no tiene límites, lo vivimos los quiteños en octubre/2019. En los últimos días, sobre los Pandora Papers, uno de los medios de comunicación “respetable” de Guayaquil, lanza al aire una informado incompleta que, para regocijo de terroristas y demás picaros, pone en duda la honestidad del jefe de Estado, para con Golpe a la democracia, instalar nuevamente un narco gobierno; ante “tamaña información” El Jefe del Estado Ecuatoriano, como hombre de honor que es, no desea equivocarse y acertar en aquella intencionalidad de ese medio y ha optado por tener mala opinión de los demás. Ecuatorianos, no olvidemos que, en la perla del pacifico, el 47% votaron por el LELO, la alcaldesa y su vínculo sentimental con un tal y cual Vásconez de la turba delincuencial correísta, más la alianza de Nebot con el correísmo, que el presidente Lasso deshizo a última hora. Con estos acontecimientos el Ecuador está una vez más al borde del abismo, que no permite pensar que la información del Universo, ¿sin contrastar? lo escribió la Madre Teresa. En suma, la acción del Sr. presidente, hace referencia a la frase: !Piensa mal y acertaras!

  9. Haber, primero el presidente no es supeman, es un hombre de carne y hueso y hasta muy sensible en ciertos aspectos, y su reacción hacia el Universo puede ser normal en estas malditas circunstancias, pregunta: que cree Ud que hubiera hecho Correa si pasaba lo mismo con él? ( Correa ya demandó antes a el Universo).
    El Universo, antes de publicar esa desgraciada noticia, debió recurrir primero al SRI para averiguar sobre los impuestos que ha pagado Lasso en los últimos 20 años; luego debió aclarar que los sabuesos de Pandora papers, hicieron notar que Lasso TUVO, 10 cuentas off SHORE hasta antes del 2017, no que TIENE esas cuentas. Que pasó? Nada, sólo que los asambleistas de mameluco pusieron el grito en el cielo, han armado un escándalo de proporciones y hasta solicitan que Lasso acuda con su esposa e hijo (que estupidez) a declarar en el nido de ratas llamada Asamblea Nacional, sólo faltó que llamen hasta el perro; los pájaros contra las escopetas.
    Indigna que gente descalificada moral e intelectualmente traten a Lasso como si fuera un delincuente como muchos de ellos; indigna ver como gente medianamente inteligente en vez de solidarizarse con un hombre que ha dado muestras de sinceridad en estos momentos, cuestionen su reacción, eso no es personas de buena ley.

  10. Es necesario conocer los ámbitos y ser respetuosos con ellos… No el policía es chapa ni el militar es gorila… No el cura de Roma estás… Es el Papa o Santo Padre.
    Más allá de las convicciones religiossd e ideologicas se necesita respeto y profesionalismo

  11. La expresión repetida varias veces en su artículo dirigido al presidente Guillermo Lasso, sobre «el cura peronista que dirige la Iglesia Católica» es innecesariamente hiriente para cristianos y sobre todo católicos. Este cura fue elegido por los cardenales de esta misma iglesia por mayoría de votos y por algo han tenido más confianza en él que usted.

    Usted puede estar no de acuerdo con él en todo o en algo, pero la calidad humana de él es muy superior a la cual usted está manifestando.

    • Yo soy cristiano y catolico y lo de cura peronista no es ofensivo, a no ser que «peronista» de por si ya sea ofensivo (por alguna razon que no conozco). Entonces decir cura (o sacerdote) liberal o coservador tambien deberia ser ofensivo, y tampoco lo es, hasta donde conozco.

      • Por esa misma lógica se podría decir «banquero con dinero en paraísos fiscales», a no ser que lo de «paraíso» [o banquero] por sí ya sea ofensivo (por alguna razón que no conozco). Y yo soy capitalista y democrático.

  12. Parece que los papeles de pandora alteran el sistema nervioso simpático del presidente Lasso, necesita tranquilizarse y quién no debe no la teme. Para los empresarios sospechosos y los líderes políticos con muchos años en el poder, el ecosistema extraterritorial brinda impunidad, ocultamiento de capitales y protección de las riquezas. El sistema, irresponsable y a menudo no rastreable, garantiza que la prosperidad siga siendo un privilegio de muy pocos. Para poner un alto a la desigualdad y la injusticia, que expuso de forma tan cruda la pandemia, debemos enfrentar a los paraísos fiscales y a los intereses depositados en ellos que los protegen. Los Papeles de Pandora: ¿cómo esconden su dinero los poderosos del mundo? Muchos instrumentos intrincados y opacos —entre ellos fideicomisos extraterritoriales, lagunas fiscales y empresas fantasma—, además del secreto bancario y regulaciones financieras negligentes, envuelven los activos de los ricos en una neblina legal turbia. Un elemento crucial son los paraísos fiscales, como las Islas Vírgenes Británicas que pueden operar como guaridas de contrabandistas. Los ricos esconden su dinero ahí para protegerlo, pero también para escapar de las reglas, las leyes y los impuestos que no les gustan. El juego mundial del engaño que han jugado durante décadas los ricos y sus funcionarios ha erosionado el Estado de derecho y ha acabado con la confianza de la ciudadanía en el sistema. Investigar los papeles de Pandora por parte de la famosa comisión de la asamblea es una papa muy caliente en dónde, al parecer, hay un oscuro juego politico.

  13. Un buen asesor de Lasso hubiera leido la publicacion de El Universo unas tres veces y haber sugerido al Presidente que no es necesario enviar la carta que fue enviada. Metida de patas tremenda. Por eso, un buen asesor no tiene precio.

    Tal vez debio, ademas, ser mas analitico con lo que dice el cura-jefe peronista del Vaticano (pro «progresismo»), quien no es necesariamente la mejor referencia en muchos temas.

  14. Si Don José, tiene usted razón, al Señor Presidente Lasso, parece que le falta asesoramiento, especialmente en el tema comunicacional; pero, eso no quita que tanto él, como el Cura Jesuita de Roma, tienen razón, mucha prensa, la mayoría, no toda, pero si una gran mayoría, de venden al mejor postor.
    Lo digo con un ejercicio práctico, visite usted o haga revisar las páginas de transparencia de todos, todos los GADS, parroquiales, municipales y provinciales y comprobará que desde el pueblo más pequeño, hasta las metrópolis creo, en sus pagos mensuales constan como pagos por publicidad, propaganda, etc. A la mayoría o casi [email protected] [email protected] periodistas y medio de sus localidades.
    Que tienen que vivir? Cierto es! Que tienen que trabajar? Cierto es! Que no hay otras fuentes de ingreso! Cierto es! Pero de eso, a utilizar los medios, como medio de chantaje, no está bien! Hay [email protected] que si no los ‘contratan’ empiezan a ‘buscar las 5 patas al gato’, pero si reciben su mensualidad, son medios sordos, medios ciegos y medio mudos. No todos, insisto. Pero que los hay, los hay y en una gran mayoría.

  15. Estimado señor Hernandez:

    Regularmente leo a 4P y coincido con sus comentarios y análisis, especialmente los que usted escribe; ocasionalmente me permito comentar y dar a conocer mis modestos puntos de vista. Esta postura la mantendré en la medida que mis notas sean consideradas.

    Sin embargo, con referencia a esta columna, permitame discrepar con (i) el trato peyorativo que usted da al Papa, pues si bien el es Cura y en su derecho puede ser peronista (usted tendrá los elemenos de juicio para así calificarlo) él tiene un cargo, una función a nivel mundial, que guste o no se denomina Papa, así como Rafel Correa, por satrapa que es, era Presidente de la República. Usted tiene derecho a ser ateo o cualquier otra cosa: anticrelical, testigo de jehova, etc. y yo respetaré eso, defenderé su derecho, pero que en su columna muy leída y orientadora, se califique peyorativamente a un personaje, estimo que si hay una diferencia. (ii) En cuanto al derecho del Sr. Lasso de defenderse, también yo lo reconozco, lastima que sea él personalmente quien tenga que hacerlo, a falta de un verdadero vocero político; si, que a lo mejor actuo más el higado (y su amor propio) que el cerebro, lo acepto, pero no desconozco su derecho; y (iii) es malo que el «cura peronista» invoque a que no haya post verdades, difamación, calumnia a través de medios de comunicación?. Creo que no esta fuera de lo normal y logico. Soy un defensor de la libertad de expresión, pero usted, mucho más que yo, sabe que si hay «prensa amarilla», esa prensa que destila sangre en lugar de tinta, que se ensaña con el escandalo. Eso, nada más, entiendo del mensaje Papal.

    Aspiro que esta discrepancia sea (publicada, en primer lugar) tratada con el respeto con el que me dirijo, y que no corresponde a un enfrentamiento ni cuestionamiento a la libertad de expresión, sino, todo lo contrario, un ejercicio a la discrepancia que hago uso, y que de ninguna manera me privará de continuar leyendo a esta revista (4P) valuarte de la defensa de la democracia (no perfecta, que se entienda) y modestamente hacer uso de este espacio. Gracias.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba