Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Y qué quieren los triunviros?

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Rafael Correa, Jaime Nebot, Leonidas Iza: el presidente Lasso los juntó en lo que llamó el “Triunvirato de la conspiración”. Sin ir hasta allá, sin husmear bajo los manteles, es verdad que la política gira, en buena medida, alrededor de esos tres personajes. Una colosal anomalía. Hay aquí dos líderes que están fuera del juego legítimo de la política y uno que quiere destruir el sistema. Y esos dos líderes sin futuro (el revolucionario profesional quiere dinamitar la democracia) no solo pueden conspirar contra un presidente: son la anormalidad misma de la que sufre la política en el país.

Weber decía que “quien hace política, aspira al poder”. Es claro que Correa y Nebot no aspiran al poder sino a no perderlo. Esto cambia toda la perspectiva de lo que ellos dos hacen en la política . Y mientras detentan poder o buscan no perder los espacios que controlan, atentan contra aquellos que legítimamente, incluso en sus propios partidos, “aspiran al poder” o ya lo ganaron, como el presidente Lasso. La conclusión que se impone es que Correa y Nebot coartan el ejercicio del poder y también la selección de los líderes que deben administrar el futuro, y la natural competencia entre ellos.

La democracia actual y el futuro reposa, entonces, en manos de Rafael Correa, que es un prófugo, Jaime Nebot, que es un jubilado de la política, y Leonidas Iza, que es líder del mayor intento de desestabilización institucional. No es la menor de las paradojas.

Correa y Nebot ya no tienen, según la lógica de los acontecimientos, futuro político. Correa tiene una condena ejecutoriada de ocho años de cárcel y un rosario de juicios, por diversos delitos, que lo esperan en la Fiscalía. Y juicios, incluso ajenos, provocan que aparezcan nuevas causas; no solo aquí. Por ejemplo, la extradición de Alex Saab, de Cabo Verde a Estados Unidos, abre la posibilidad de que Correa y su gobierno asomen  en la Corte de Miami donde comparece el supuesto testaferro de Nicolás Maduro.

Correa, además, no puede volver a correr por la Presidencia de la República. Dicho de otra manera, el futuro que le interesa es el suyo; no el del país. Es obvio que tras su hojarasca retórica, su única expectativa es usar, en la forma que sea, los votos que tiene en la Asamblea para tratar, torciendo el cuello a los procedimientos legales, de conformar una comisión de bolsillo capaz de revisar sus casos y declararlo inocente.

La paradoja no puede ser mayor: la viabilidad del gobierno de Lasso depende, en buena medida, de este personaje que, en este momento, está profugo, ha sido declarado por la justicia jefe de una organización criminal y está obsesionado por su futuro.

El perfil de Jaime Nebot es algo similar. El líder socialcristiano es un político irresponsable ante la opinión. ¿Irresponsable? Sí. ¿Cuál es el hilo de responsabilidad que ata a un político ante los ciudadanos? Su propio futuro. Por eso los líderes de la oposición en las democracias son, en general, aspirantes a la máxima magistratura. Sus acciones tienen fronteras; de lo que hace o debería hacer depende su ruina o su notoriedad. No es el caso de Nebot. Se declaró jubilado. Si acierta, no hay premio electoral; si se equivoca no hay sanción. Es irresponsable, como dice el diccionario en la primera acepción: “Dicho de una persona: a quien no se puede exigir responsabilidad”.

Correa y Nebot ya no están en la política para transformar las realidades políticas, como decía Weber, mediante la acción pública: están para protegerse. Para cuidar su biografía porque, en esa pasión inútil de trascendencia, creen que pueden controlarlo todo, reescribir su historia y evitar que la realidad-real de sus actos los atrape.

Que el presente político del país (del futuro ni se habla) dependa de Correa y Nebot no es un equívoco: es una aberración. Y que puedan, además, hacer equipo con Leonidas Iza, cuyo proyecto de vida es destruir la democracia a sangre y fuego, muestra que el país juega, con un aire deprimente de normalidad, a la ruleta rusa. Ninguno de esos tres señores tiene ya nada que perder.

Foto: TC Tv

12 Comments

  1. Si bien Correa es un cadáver político en las actuales circunstancias, es precisamente eso lo que lo convierte en un conspirador a tiempo completo. Sabe que para su beneficio, debe desaparecer los procesos judiciales en su contra y si para eso debe destruir el país, así lo hará. Es un ser egoísta, egocéntrico y despreciable, que no soporta el ostracismo al que está condenado.
    El Presidente Lasso debe mantener a la raya a los conspiradores.

  2. Presidente, confiamos en sus decisiones, en su inteligencia para afrontar los problemas que a diario se le presentan en el País. Conviene que la gobernanza entendida esta como la “interrelación equilibrada del ESTADO, la SOCIEDAD CIVIL y el MERCADO para lograr un desarrollo económico, social e institucional estable” (google) este apoyada por las instituciones (públicas y privadas), gremios, asociaciones, stakeholders. NO CONFÍE EN LA CLASE POLÍTICA que durante 14 años se deformaron ROBANDO, ENGAÑANDO con la publicidad a los ingenuos, un ejemplo de esto, son estos tres triunviros los cuales creen que pueden imponer sus planes del Estallido (bombazo), a los ecuatorianos, porque en su Alzheimer creen ser propietarios del poder. Pensar que estos golpistas van estar presente en los CUATRO AÑOS DE GOBIERNO, es como tener mosco en la sopa, es irritante, más, cuando el país reclama TRABAJO, INVERSIÓN, IMAGEN, CONFIABILIDAD, CREDIBILIDAD, E IMPULSO A LA ECONOMIA DIGITAL, como fuerza que estimula el cambio estructural, reduce la desigualdad y fortalece la inclusión social…

  3. Solo puedo decir sobre este artículo: APLAUSOS.APLAUSOS.APLAUSOS.APLAUSOS. Una muy buena interpretación del presente del país porque ya «del futuro ni se habla». Hace poco se hablabla del futuro para recuperarlo. Hasta en eso somos una aberración. Un pasado republicano no muy glorioso, un presente con aberraciones, y un futuro que nadie ha creado pero que hay que recuperarlo como sea. Una utopía propia de los políticos tontos. En fin, como pueblo tampoco llegamos a la media de la comprensión de las cosas.

  4. No hay temor frente a estos desprestigiados, aunque en mucho puedan tener razón. Lasso cuenta con un estratega de élite , pocas veces visto en efervescencia, su nombre Jaime Durán Barba. Maneja y conoce muy bien el arte de la guerra, el presidente de los ecuatorianos hace bien en aplicar sus recomendaciones.

    • Barbita, el evasor, ¿»estratega de élite»? Es más bien el Rasputín del Melloco. Mire lo que hizo en Argentina. Barbita es bueno para hacer ganar porque es marketero pero de estratega no tiene ni un pelo y aconseja mal, requete mal.

  5. Muy buen artículo Dr. Hernández. Este triunvirato de locos y obsesionados por el poder MUCHO TIENEN QUE GANAR Y POCO POR PERDER en lo personal. Eso es una irresponsabilidad y tan descarados son que se aprovechan de la ingenuidad e ignorancia de sus seguidores. Que lástima la inteligencia mal aprovechada solo para hacer daño

  6. En Ecuador, Correa fue sentenciado por recibir financiamiento para su campaña a cambio de contratos estatales. Él afirma que es una víctima de persecución política. Su respuesta fue usar la campaña de Arauz como boleto para recuperar su influencia. El Sr Nebot siempre soñó con llegar al poder pero el pueblo no se lo permitió por su arrogancia y autoritarismo. El Sr.Iza, que se cree la mamá de tarzán y piensa que todo el mundo le tiene miedo, cuando en realidad, debe estar guardado en la cárcel de Latacunga. Con estos personajes, imposible que mi lindo Ecuador tenga posibilidad de progresar. El gobierno de Lasso no tiene mayoría en el parlamento. El dólar le ha dado estabilidad, pero puede traer un crecimiento rápido solo si emprende reformas radicales y sensatas. Cuando fue presidente Correa desperdició una oportunidad impulsada por el petróleo para hacer las reformas necesarias. La historia sugiere que con menos dinero, los populistas se vuelven más autoritarios. En lugar de ahorrar parte de la ganancia del petróleo, Rafico acumuló deuda. Moreno no tuvo más remedio que adoptar la austeridad aunque la corrupción siguió galopante. La pandemia y la desidia, deja al gobierno de Lasso profundamente «chiro» y tendrá que recortar el gasto o aumentar los impuestos, o probablemente ambos.

  7. Concuerdo con usted en que es aberrante que el presente político del país dependa tanto de estos tres señores. Afortunadamente, con todo y grande que parece, este peso político no deja de estar carcomido por realidades que conviene recordar. Pese a su record exitoso como alcalde, Nebot no tiene aceptación en la sierra ni en el oriente, además que su fuerte y atrabiliario estilo de liderazgo ha desalentado a posibles sucesores para la conducción del PSC (Lappenti, Falquez, Luis Fernando Torres, Del Cioppo, etc.); parecería que el PSC va camino del letargo o de la extinción a mediano o a corto plazo.
    Correa, no solamente que está indeleblemente marcado por la corrupción, despilfarro y latrocinio de su administración, juzgado, condenado y prófugo de la justicia; Correa está más y más apareciendo en escándalos internacionales (detención de Hugo “Pollo” Carvajal en España ex jefe de inteligencia de Venezuela y extradición desde Cabo Verde a EEU de Alex Saab testaferro principal de Nicolás Maduro), como financiador y compinche de negocios turbios del partido Podemos de España, partido éste creación de Hugo Chávez con dinero de los venezolanos. La presencia de tantos correistas en la asamblea debería entenderse como rezago de 14 años de correísmo en el poder; entraron por inercia de ese período, pero están cada vez más señalados, sea cual sea el nombre que adopten como agrupación. Al señor Iza le “adornan” dos joyas, haber propiciado la destrucción de Quito en octubre de 2020, y la ideología de odio y violencia que propone en su libro y en cada oportunidad que se le presenta. Difícilmente puede Iza reclamar de los quiteños y clases medias apoyo o simpatía por su liderazgo.

  8. Y el espanto de esa vorágine es que todo parece girar en torno a esos nefastos personajes..
    El Prófugo escupiendo hacia el cielo y riéndose en la cara de los Migrantes que si saben lo que es ganar con el sufrimiento y el dolor un centavo…mientras el de marras vive de a Vaca y lo peor, que aún goce de seguidores, seguro que sí, los que consumieron las migajas de los políticos que en 14 años se llevaron 70 mil millones!
    Nebot, pobre hombre, pactando con el diablo, en busca de bajar a su ex amigo y creo hasta familiar… nos cree sonsos si el prófugo no quería impunidad, perdón y olvido…
    Iza, calculó como muchos del Correismo , que en Quito seguiría Yunda y que sería en este Octubre, el Caballo de Troya, para que ingresen las hordas a destruir Quito…
    Estos que deberían ser Innombrables siguen en búsqueda de Anarquía, son los que atraviesan la frontera y se comportan, pagan lo que cuestan y aquí promueven la dádiva y el regalo…
    Se saldrán con la suya,, ? esta vez dependerá de la Fuerza Pública y de los ciudadanos que aspiramos solamente a trabajar y con eso Progresar.
    Amanecerá y veremos…..

  9. Lo incomprensible (aparentemente) es que los «pobrecitos» del PSC estén formando EQUIPO con el afiebrado Iza, que quiere recuperar las tierras que le han robado hace 500 años. ¿Les habrá ofrecido no tocar sus caballos de paso, haciendas, palacios, fábricas, islas, yates, carrazos, etc.? ¿O les habrá dicho que se va a quedar no más en el páramo? ¿Que se va a conformar con cercarse en «su nacionalidad»? Pero así ya no sería un «estallido» sino un triste …ronquido.
    La hermandad del señor Nebot con el señor Correa, no llama la atención: en tiempos del señor Moreno mismo ya le ofreció la Presidencia… y le sigue ofreciendo, sino que «se hace de rogar», porque teme que le vayan a poner en el grupo de los que hacen «política de repugnancia». ¡Qué cosas que se ven!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba