Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Raspar la olla o ir a las urnas: el dilema de Lasso

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

La estrategia de Carondelet parece estar concentrada en dos cartas que el presidente utilizará, al parecer, según las conveniencias. Una, la negociación política con bloques legislativos y asambleístas independientes. Otra, la posibilidad de decretar la muerte cruzada. Este nuevo tablero político ha movido algunas fichas que han modificado los escenarios no solo para el gobierno sino para las fuerzas políticas.

1. Raspar la olla: Guillermo Lasso optó por la línea más empática con un país que, tras la pandemia y sus enormes costos humanos, sociales y económicos, no parece deseoso de volver a la incertidumbre que genera una campaña electoral. En ese sentido, decidió poner la carga política en una Asamblea que, por la carencia de agenda y profusión de escándalos, cayó estrepitosamente en los afectos de la opinión.
Dividir el proyecto de Ley Creando Oportunidades en tres y enviarlos a la Asamblea es una apuesta para el presidente: significa tener que conformar una mayoría que, en las sumas y restas de la Asamblea, resulta para él casi imposible.
 En los hechos, y tras su negativa de conformar una comisión que revise las acusaciones contra Rafael Correa, tiene que prescindir de 47 votos de esa bancada. En su mejor escenario tiene que sumar los votos de los independientes, la Izquierda Democrática, Pachakutik y el PSC. Ya conversó con una parte de Pachakutik, organizada alrededor de Marlon Santi, con la que cuenta el gobierno que la corriente fluya. El mismo ejercicio tendrá que hacer con la Izquierda Democrática y el socialcristianismo.
Obtener los votos para forjar una mayoría, en esas condiciones, hace parte de la política ficción. El escenario más pragmático es más modesto: evitar que el proyecto de Ley sea pulverizado, vetar los cambios que considere inapropiados en la ley y restar posibilidades, a la mayoría adversa, de insistir en sus cambios por no contar con las dos terceras partes de los votos.
 El problema del gobierno es que esa táctica podría ser funcional en el caso de la ley tributaria, pero no en la laboral en la cual su aliados naturales deberían ser la Izquierda Democrática y el Partido Social Cristiano. Nada de esto es automático. En el papel, Lasso podría bloquear de esa manera, la tentación común al correísmo, al socialcristianismo y a los asambleístas que responden a Leonidas Iza, de poner fin a su gobierno, amparados en tesis peregrinas. La Comisión de Garantías Constitucionales acaba de intentar, sin éxito, dar cuerpo a una causal de destitución inexistente con los Pandora Papers.
Lasso, por lo pronto, podría contar, además de los votos de su partido y de los independientes, con los de la izquierda Democrática y una parte de los Pachakutik. Eso, sin embargo, no basta para asegurar que pasarán en la Asamblea las reformas tributarias que el gobierno necesita que estén vigentes a partir del 1 de enero.

2. La muerte cruzada: el mecanismo de mayorías móviles, en un marco estrecho y rígido de votos, no abre un camino ni seguro ni sostenible de gobernabilidad. Por eso, el gobierno parece decidido a no prescindir del recurso a la muerte cruzada. No es una salida totalmente fiable para el presidente, pero tampoco lo es para casi nadie. Salvo, quizá, el correísmo.
Guillermo Lasso tiene a su favor el capital político que es mucho mayor al que tenía cuando encaró la primera vuelta este año y que le permitiría pensar, en un escenario ideal, en ganar en la primera vuelta. Pero, claro, todo eso depende de las alianzas que pudiera hacer, de las fechas de las elecciones y de otros factores que no controla y que pueden dar al traste con las expectativas de sus seguidores: clima social, fragmentación del electorado, eventos de inseguridad… Y lista de contendores.
La muerte cruzada podría resultar una medida dramática que, por su impacto en la opinión en el momento que se toma, lejos de favorecer a algunos partidos pequeños que aúpan la fragmentación, los rebane. Muchos asambleístas deben estar pensando que si el presidente decidiera decretar esa medida posiblemente no regresarían a su cargo. Esa es una realidad en casi todos los partidos y, en muchos casos, puede incidir en la sensatez y la negociación con el gobierno.
 En todo caso, con el nuevo escenario, todos los actores políticos han comprado tiempo. Y esto a pesar de que el país real vive en la incertidumbre.

Foto: Presidencia de la República.

7 Comments

  1. Una sola reflexión , si el CORREATO es la fuerza política más interesada en la MUERTE CRUZADA , debemos deducir por los antecedentes de estos malandrines , que esto no conviene al país . Y efectivamente una medida radical como la señalada , generaría inestabilidad política , pérdidas económicas e intranquilidad generalizada ; por lo tanto no hay que darles gusto a los que pretenden pescar a rio revuelto . El Presidente Lasso deberá llenarse de paciencia y razones , y con la ley en la mano , gobernar este país .

  2. Me pregunto en primer lugar cómo es que en otros países que el combustible no está subsidiado y está indexado, con salarios mínimos más bajos que acá, una inflación galopante, no protestan ni arman bronca ?? Qué pasa von nuestros conciudadanos.
    Por otro lado, no coincido con J Hernandez, creo que el capital político del presidente está a la baja u cayendo en picada, lamentable para el país, no le conviene la muerte cruzada, lo que sí puede ser beneficioso para él y el país, convocar a una constituyente que dé al traste con la constitución vigente

  3. Como se dijo anteriormente, la congelación del precio de los combustibles no le satisfará al dueño del sector indígena y hasta de los asambleístas, a quienes ya les va aplicar la «ley indígena», por no haberle pedido permiso. Ahora el Iza pone los precios que deben regir: 2 dólares para la gasolina y 1,5 para el diésel. Y ya llevó a sus súbditos a cerrar las carreteras. Ese es su oficio. Como el de la mayoría de «líderes sociales»: crear el caos. No importa que sus acciones arrastren aun más hacia la pobreza a quienes dicen defender, pero eso poco les importa. ¿Cuánto pierde un campesino con las vías cerradas? Porque esta gente sí trabaja al contrario de sus dirigentes. Sin embargo, hay que ver el nivel de vida de estos vivos, echan pinta en sus carrazos (hasta huarmis internacionales y de vez en cuando) y la larga lista de parientes acomodados en la función pública, por lo menos. El oficio de «político defensor de pobres» es rendidor. ¿Propuestas para reemplazar las medidas que piden eliminar? Ese no es su problema, pregúntenle al shaman ; este país mágico tiene plata. ¿Cómo se podrá construir una mejor patria con ese lastre? Aguantemos no más.

  4. Entendemos que la Subida de los combustibles ha incidido en más y menos medida a la mayoría de los Ecuatorianos, pero de ahí , a explicar que el movimiento Indígena, con que estudios, con que Estadísticas y con que eruditos, si, que sean ellos los que determinen la Política de Precios y la Economía del Pais , refleja la incertidumbre y el negro Horizonte en el que se ve envuelto el futuro del País
    Medidas como la de los Combustibles subsidiados que benefician a los más pudientes y que sean defendidos iracundamente por los más perjudicados y eso más , con un estado atado, pues la fuerza Pública no actúa ante los desmanes bajo el Amparo de malos entendidos Derechos Humanos, que entiéndase son para la mayoría en desmedro de los vándalos y los Anarquistas y no al revés…
    Quien puede explicar a las Asociaciones de trabajadores y que representan a tres de cada 10 que ante su radicalismo impiden la verdadera contratación de la mano de obra que clama por empleo…
    Si el Estado, si la ley no se imponen al inmovilismo, caminaremos por la misma ruta, país paralizado, reclamando Todos los derechos y sin tener los recursos que provengan de Impuestos y de un extractivismo que respetando en lo pertinente a la naturaleza,se lo realicé por los Recursos que siempre no serán suficientes…
    Contribuyen a la Anarquía, la timorata Fiscalia que ante acciones reñidas con la Ley , en el momento oportuno, no sindicó a impresentables y delincuentes como Leonidas Iza, su inacción han dejado crecer la idea , de que la barba puede campear como un Cid , para que cada grupúsculo pretenda hacer lo que le da la gana!!!!

  5. insisto, la muerte cruzada es la ultima oportunidad para que el Presidente Lasso se convierta en un estadista, ya que podra gobernar y sobre todo HACER LOS CAMBIOS QUE EL PAIS NECESITA, EN LOS SEIS MESES QUE GOBERNARA POR DECRETO, y ademas con una politca social bien implementada y con cambios ambiciosos , eje, creditos para el agro al uno por ciento, y otras medidad agresivas y de mini campaña electoral, hasta puede ganar, que Dios le ilumine , para el bien de EL PAIS Y QUE SALGAMOS DE ESTE ESTATOS QUO.

  6. Está claro que los golpistas sueñan con mandarlo a su casa. Ud tiene que dar el jaque mate con la muerte cruzada y pasará a la historia como el presidente que por primera vez, con la ley en la mano, manda a sus casas a los «honorables» asambleístas por incompetentes. Es cierto que este proceso tiene un costo económico, pero sería peor y más caro si luego el país cae en manos de los «enloquecidos por el dinero»

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba