Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Lasso: ¿mal si dialoga, mal si no dialoga?

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Hecho inédito en estos tiempos políticos: ayer el gobierno y la Conaie hablaron el mismo lenguaje ante los medios de comunicación. Alexandra Vela, ministra de Gobierno, anunció coincidencias en tres de los seis puntos establecidos en la agenda común: créditos productivos, precios justos y educación intercultural bilingüe. Leonidas Iza anunció lo mismo e incluso dijo que hubo “mucho avance” en la conversación que duró casi seis horas. Las dos partes dijeron que se volverán a ver en dos o tres semanas y que, en ese lapso, el gobierno revisará las propuestas de precios de combustibles que están sobre la mesa. Eso significa que, aunque el presidente y su ministro de Economía se mantuvieron inflexibles en ese tema durante las conversaciones, no se descarta que pudieran considerar alguna revisión a la baja. Los temas laboral, expansión de la frontera petrolera y minera serán abordados en mesas técnicas.

Unificar los mensajes es quizá la mejor muestra de que hay otro ambiente, producto de las circunstancias. La más decisiva es la salida del presidente Lasso de la zona de destitución en la cual pretendió recluirlo el correísmo, con votos de Pachakutik. Circunstancialmente, Iza se desmarca de su aliado en Octubre-2019 y le endosa todo el costo político de la hecatombe en que termina el informe sobre los Pandora Papers. No hay cómo olvidar que la Conaie sirvió de caja de resonancia a la Comisión de Garantías Constitucionales y hasta último momento exigió al presidente ir a la Asamblea a dar explicaciones. En ese punto, Iza y sus amigos se quedaron sin piso tras la movida de tres de los cuatro asambleístas de PK que participaron en la Comisión y dejaron solo a José Fernando Cabascango, emplazado a explicar los cambios que sufrió ese informe a última hora.

Iza sintió sin duda el poco ambiente de movilización que hay en las comunidades y que fue evidente en el paro del 26 de octubre. Eso, el distanciamiento de una gran parte de Pachakutik que había decidido (bajo la conducción de Marlon Santi) sentarse a negociar con Lasso y la posibilidad de que ese bloque se parta en forma irremediable, forzó a Iza y a la cúpula de la Conaie a buscar una salida política como alternativa a la estrategia paralización/destitución del presidente.

En síntesis, Iza, consciente de que el viento cambió de dirección, efectuó una reculada táctica. Su tarea ahora es garantizar al gobierno que él no busca tumbar al presidente, mientras trata de sumar puntos que le permita reivindicar una victoria política. Por eso volvió a Carondelet sin que nada haya cambiado en los precios de los combustibles y ahora se muestra más receptivo y acepta las mesas técnicas que hace unas semanas desechó. Iza es, en este momento, por paradójico que parezca, el dirigente que más acuerdos necesita sumar.

El gobierno capitaliza su triunfo en el caso de los Pandora Papers, neutraliza coyunturalmente a Iza y compra tiempo. No obstante, la Conaie impuso su agenda, a la cual el gobierno no logró agregar ni siquiera la lucha contra la desnutrición crónica infantil; asumió a Iza como interlocutor máximo en el campo social y está a punto de otorgarle una victoria costosa en términos simbólicos. Y aún así y de haber recibido la presidencia de la Asamblea y presidencias de comisiones, el movimiento indígena no es su aliado. Ni está al abrigo de que Iza, apenas sienta que el viento cambia de nuevo de dirección, vuelva a intentar una aventura golpista con sus aliados correístas.

Esta es la mayor paradoja en la que está instalado el gobierno: no poder contar, a pesar de su apertura al diálogo, con un plan mínimo de gobernabilidad. La sociedad política no cambia y, en su visión irresponsable que oscila entre el chantaje y la amenaza, los gestos políticos de conciliación son vistos más como señales de debilidad. El gobierno no ha encontrado, en este campo, el mecanismo para evitar la experiencia de los gobiernos de siempre: ser el rehén de grupos que retacean el Estado para sí. Todo eso ni se nota. Tras grandes declaraciones ocultan “contratos colectivos” y suman exigencias de asambleístas aliados y de oposición; muchas non sanctas.

Foto: Presidencia de la República.

6 Comments

  1. No puedo creer que el 7% de la población, que son los indígenas, tengan más derecho que el resto de votantes. Creíamos que en democracia era un voto – una persona, en la práctica esto no es así. También se ha vuelto a escuchar de parte de algunos políticos indígenas que «nosotros tenemos más derecho a estas tierras», como si no hubiera un sistema de propiedad privada, como que viviéramos en el 1500 y como que no tuviéramos ancestro común. Esto hace mucho daño a nuestro país, a nuestra cultura, a nuestra democracia.

  2. Parece que el papel chamuscado y pasmado de Pandora debilitó a las fuerzas que iban en pro de «defender al país de la gran conmoción social» e hizo recular al «segundo presidente» y con la cabeza gacha asistió a la reunión con el Presidente Lasso. Pero estitos son angos, no se rinden no más, esperará a que lo llamen nuevamente los del conciliábulo.

    «Los gestos políticos de conciliación son vistos más como señales de debilidad». Así es; quienes han demostrado tener propósitos torcidos nunca acudirán a los diálogos con sanas intenciones de aportar a la buena marcha del país. Pretenderán siempre sacar su tajada. Es decir, el Presidente está gastando pólvora en gallinazo. Doña Justicia debería despertar del sueño que tiene desde Octubre Negro. ¡Y listo! El resto marchará moderadamente sin causar más daño a este vapuleado país.

  3. Señor Lasso
    Usted cada vez más parecido al político Style
    Y menos al Estadista
    Si usted se decidiera firmemente a frentear a quienes le quieren chantajear y secuestrar…
    Si su equipo económico , con firmeza actuara y no indígenas que le piden todo y no tienen idea de lo que es focalizar- para el beneficio de ellos, si, de ellos-
    Si caminamos como siempre, con Presidentes haciendo de tristes equilibristas ,
    Si como Estadista, no decide para las mayorías y no de grupos que se sirven de las marchas de iletrados
    Si no hace lo adecuado para el futuro del país, equilibrando las finanzas públicas y decidiendo por todos…
    Si usted no está para trascender…entonces no habrá valido haber dejado toda su tranquilidad económica y bienestar, pues su única justificación en la política, era trascender a la historia y enmarcar al país en un rumbo mejor y cierto!!!

  4. El Presidente está demostrando ser un demócrata, buscando la gobernabilidad de los ingobernables como es la clase política indígena (IZA). Quienes hemos trabajado con las comunidades indígenas, en calidad de técnicos/as, la primera pregunta que siempre nos hicimos es ¿Quién es el pobre en esta relación de trabajo? y siempre nos respondíamos los TECNICOS ….porque los comuneros tenían sus vacas, sus terrenos, sus bosques comunales, sus animales menores, sus manglares, sus cultivos extensivos de cacao, arroz y su actividad comercial, por lo tanto no eran los pobres que nos imaginábamos, solo que muchos gobiernos les habían enseñando a estar con la actitud de victimas, de pobrecitos conquistados por el yugo español y no se daban cuenta que eran unos subordinados a los propios dirigentes comunales de turno, quienes se aprovechaban de su trabajo. Eran los dirigentes avezados, dirigiendo a los pobres indígenas, y cuando eran reclamados por mujeres, hombres, profesores, comuneros era cuando los dirigentes actuaban con los parámetros de ética comunitaria, y buscando el bienestar de [email protected] Por eso la primera pregunta que el Presidente debe hacerles es ¿Si los que están en la mesa de diálogo representan a los verdaderos comuneros indígenas o son los que pregonan la victimización? …. Como esto es difícil de evidenciar, por el manejo de intereses, el Presidente debe dormir con el un ojo cerrado y el ojo abierto porque siempre habrá los aprovechados de la ignorancia y la pobreza, como ahora lo son: UNES, CORREISMO, ALIANZA PAIS, REVOLUCION CIUDADANA, y otras marcas más….

  5. Bueno, hay que reconocer que aún sin respaldo político del nido de ratas llamada Asamblea Nacional, Lasso ha sabido campear el temporal; su primer triunfo fue la vacunación de 9 millones de personas en sus primeros 100 días de gobierno, y que golpistas y no golpistas no lo reconocen, lo reconocen los beneficiados, el pueblo, que es lo importante (aquí la presa está fallando en poner su parte); salió a tiempo de la trampa orquestada por el prófugo de Bélgica junto con Nebot (cuando no¡¡), y prefirió otro acuerdo con Pachakutik para evitar que mameluco sea perdonado de todos sus delitos, y que aún faltan más por investigar, eso le granjeó más el odio del prófugo. Se arriesgó para que le aprueben de una su proyecto de creando oportunidades y no lo logró, pero eso no quiere decir que lo haya desechado, por eso está ahora buscando más apoyo mediante diálogos directos; sus dos últimas decisiones fueron definitivas para el avance de estos: el indulto para Antonio Vargas y el envío de todos los documentos sobre sus acciones en el exterior a su juez natural: la Contraloría, algo que «pandora» Cabezas y compañía jamás los pudieron tener, dejando con una semana de diarrea al prófugo Correa. Y lo más importante de todo (que tampoco destaca la prensa, embelesada en los pandora, a excepción de Uds): los resultados de su periplo por el exterior, algunos se verán a mediano plazo y otros después. Ahora que pulverizó a los «pandora» que quedaron ante la opinión pública como candidatos a regresar a la escuela para que aprendan a escribir, su siguiente paso será poner en el congelador al delincuente Iza, y pedir a la señora fiscal que reuna todos los delitos que cometió hace dos años y sea llamado a juicio definitivamente, aunque le arda el poncho.

  6. El Presidente debe dejar de ser rehén de estos grupos, le va a costar caro si sigue accediendo a sus peticiones con el cuento del reencuentro.
    Está bien que sea conciliador, pero no confíe en esa gente, que al rato menos pensado le dará un disparo por la espalda.
    Son gente traicionera Sr. Lasso, no crea tanto en esta gente que baila al son que le conviene; cuando les conviene estan con usted, cuando no con Correa.
    Ni siquiera se acuerdan como éste los maltrató, los humilló, los insulto; ahora son aliados, eso dice mucho de ellos, estan con Dios y con el diablo, con tal de desestabilizar el país y no dejarlo gobernar para sacarnos de la crisis en la que nos dejaron los 14 años de gobierno correista.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba