Pues sí es diezmero, ¿y qué?

El asambleísta Eckner Recalde se cayó para arriba: a estas alturas debería estar fuera de la Asamblea, por diezmero. Pues no. Sigue en la Asamblea y ahora su sistema de protección aumentó: hace parte de la bancada correísta que impidió, con el ala radical de Pachakutik, que el pleno siguiera al Comité de Ética que recomendó su destitución.

La sesión tardó cinco horas que, se podrían resumir en la intervención de la interpelante Johanna Moreira y del mismo Recalde, a pesar de su dicción espasmódica y su lectura pedregosa. El ex asambleísta no se salvó por falta de pruebas, sino por la movida política del correísmo que lo anexó. Ese fue un negocio ganador para las partes. Recalde no es un asambleísta honesto, según sus excompañeros y el Comité de Ética, pero encontró un paraguas político. Y la bancada más numerosa contará ahora con su voto. Esta transacción política se hizo, ante el país, negando las evidencias que 77 asambleístas encontraron suficientes para pedir su destitución por considerarlo protagonista de una grave acusación: pedir dinero a sus colaboradores para mantenerlos en los cargos.

En claro, Recalde y el correísmo hicieron un acuerdo por fuera de cualquier consideración de carácter ético. Ni les interesa ni les inquieta lo que piensa la sociedad. No la oyen ni les importa el hecho que generan y los mensajes que producen. Ellos hacen política sin moral, niegan su implicación mutua y relegan la ética a una mera abstracción de carácter mental.

Se dirá que con el correísmo esto no es nuevo. Y es verdad. La diferencia es que ahora que no están en el poder mantienen prácticas que impiden que se regenere la vida pública. El correísmo y Recalde deben pensar que se justifican y legitiman prescindiendo de fundamentos morales e imperativos éticos. Y al negarlos, están consagrando, como ideal de sociedad, ese mal crónico que Emile Durkheim llamó anomia: la ausencia de límites en individuos y colectivos que no establecen diferencia alguna entre legítimo e ilegítimo, legal e ilegal, ético y antiético.

No importa lo que haya hecho el asambleísta Recalde ni lo que sustanció el Comité de Ética. Él no será sancionado porque tiene padrinos que, por interés y cálculos políticos, impiden que se le aplique la sanción que, en circunstancias similares, tuvieron Norma Vallejo o Bella Jiménez. Las dos perdieron sus curules.

El caso-Recalde muestra que los límites, las normas para actuar no dependen de la ley y la ética; dependen del nivel de protección política, cuya máxima expresión, para ellos, es el número de votos. Ese es el mensaje que se ratifica para la sociedad. No hay aquí siquiera muestras de relativismo moral sino ausencia de moral. Correa hacía un discurso vacío de sustancia para justificar el poder; sus asambleístas ni siquiera lo evocan como recurso discursivo.

El diezmero Recalde no será sancionado. Y la moraleja llega a la sociedad totalmente al revés: dice que un asambleísta, uno de aquellos ciudadanos que deben dar ejemplo, no solo puede ser considerado por los pares que lo investigaron como un ladrón: es un ladrón capaz de robar a sus propios colaboradores. A partir de ahí, puede volar la imaginación: si es capaz de aquello, ¿de qué no lo es? Ese asambleísta es indigno de la más mínima confianza.

Sus salvadores -los correístas- están alimentando los motivos que han llevado a la opinión a pedir incluso, en redes sociales y contra toda lógica democrática, que se cierre la Asamblea. De paso, también ratifican que es imposible esperar que la sociedad política regenere la vida pública. Mientras la sociedad no sancione actitudes como la que acaba de suceder en la Asamblea, será imposible hablar de democracia sustantiva. Principios y valores serán reemplazados por la capacidad mafiosa de grupos políticos que privilegiarán los resultados que obtienen de manera amoral, a cualquier norma que regule lo que es legal y ético.

Por supuesto se podría esperar que la Fiscalía y los jueces pongan coto a los excesos de poder. El correísmo y Recalde actúan como lo hacen porque gozan de total impunidad. Social y judicial.

Foto: Asamblea Nacional.  

José Hernández

Ver comentarios

  • Asamblea espuria, con gente sin escrupulos, que no entienden lo que es la política y cual es el rol de los politicos, en función del encargo de sus mandantes, a quienes con sus acciones le estan maltratando, pero esto tiene un limite y este en un momento va a llegar para que el verdadero pueblo se encargue de castigarles

  • Corruptos, ladrones, criminales. Eso es lo que son la gran mayoría de los "honorables" asambleístas, sobre todo Correístas, de Pachacútec, Social Cristianos y uno que otro de las otras bancadas, quienes con el voto estúpido de muchos ingenuos ciudadanos llegaron a ser parte de ese esperpento público que es la asamblea, y donde reciben sueldos abultados sin hacer absolutamente nada positivo, mientras que un 70% de la población vive al límite de la supervivencia. Que se puede esperar si la misma presidenta de la asamblea es un vivo ejemplo de la corrupción cuando gestiona para beneficio propio la concesión de una minera, y ahora vive con todo lujo en una de las urbanizaciones más caras de Quito, rodeada de un gran número de guardaespaldas y usando una gran cantidad de vehículos del estado para trasladarse ella y sus compinches de un lado para otro, gastando así enormes cantidades de dinero que bien podrían servir para atender otras urgente necesidades que el país requiere.
    Esta es la realidad actual del Ecuador y donde el presidente Lasso, que si bien ha cumplido con algunas de sus promesas de campaña, parece que poco a poco se va acomodando en esta corrupción generalizada y se olvida ya de que el país requiere urgentemente, por ejemplo bajar el enorme gasto público que el estado genera, vender muchos activos inútiles y que siguen causando perdidas al país, confrontar de una manera más fuerte y decidida al narcotráfico, que es una de las mayores lacras que hoy azotan al Ecuador, y así muchos otros temas que están pendientes y que no se resuelven y el tiempo corre inexorablemente.

  • La Sra. Cerda, este Recalde y otros GLOSADOS más...ya son parte de la BANCADA ROBAR BIEN, la primera enviada de vacaciones y el otro como hijo pródigo acogido por UNES, sin reparo alguno. ¿Para que sirve un código de ética en manos de una asamblea corrupta, amoral y analfabeta, cuyos miembros se empeñan en mancillarla?, para nada ... “si es capaz de aquello [este diezmero], ¿de qué no lo es? Ese asambleísta es indigno de la más mínima confianza” (4P). A ESTE NO HAY QUE CONFIARLE, NI UN SACO DE ALACRANES POQUE SEGURO SE LOS COME O VENDE AL MEJOR POSTOR. La justicia ahora tiene su turno para investigarlo por estos robos a sus colaboradores, como así lo demostraron los propios afectados con sus testimonios, y en lugar de que sea un voto más para UNES, es preferible que sea una silla vacía porque con este perfil, Recalde debería estar en la PENI...

  • No era de esperarse otra cosa. Las leyes hechas por delincuentes, que garantía tenemos los ciudadanos.

  • Siempre hubo corrupción en Ecuador, pero el correato la normalizó con sus "acuerdos entre privados" (privados de toda ética y moral), ahora es pan de cada día tanto en el sector público como privado. El que es honesto es visto como el cojudo del que hay que aprovecharse y jamás va a progresar, mientras tanto los "pilas" se dan la gran vida en el Imperio, se compran carros y departamentos de lujo y engrosan sus cuentas bancarias, sin que nadie sepa cuál es ese trabajo o actividad tan importante que merezca el dineral que se llevan.
    La gente sale a farrear, chupar, de feriado, se pelean en las calles, en las tiendas, bloquean carreteras, pero de hacer una buena y multitudinaria marcha para linchar, perdón, protestar en contra de los asambleístas corruptos y buenos para nada, ni hablar! En serio, algo hay que hacer, activar algún mecanismo de remoción como se hizo con el ex alcalducho Yunda, esa asamblea es un peligro y una vergüenza, ellos sí que están destrozando al país! El correísmo ya no es más que una manga de choros y sus lamebotas, solo provocan asco y desprecio, tampoco olvidar que fue la ID la que nos chantó a este mamarracho diezmero, y Pachakutik de alcahuetes y tontos útiles, ambos perdieron la poca credibilidad que alguna vez tuvieron.

  • verguenza de esta cloaca asamblea...sigue la corrupcion delicuencia corrupcion ....el pais en la miseria

  • O sea que de hoy en adelante, la bancada correista seguirá recogiendo la basura de la Asamblea. Si se detecta otro asambleísta corrupto, seguro que será anexado por los correistas, mejor será no enjuiciar a mas asambleístas diezmeros, para que no engrosen al correismo, porque así pueden llegar a ser mayoría.

  • El diablo los cría y ellos se juntan, cada día más se hunde en la podredumbre ese nido de ratas llamada Asamblea Nacional, con este encubrimiento los diezmeros se multiplicarán impunemente, ahora hay que ver que dice la Fiscalía, no creo que la señora fiscal alcahuetee a un corrupto e investigue todo lo referente a este mal llamado legislador e inicien el juicio respectivo, y si sus compadres corruptos no autorizan el juicio, será cuestión de esperar que se le termine la impunidad y vaya a la cárcel Son de debe estar.

Entradas recientes

¿Y ahora qué hacer ante el narcotráfico?

Inquietud, desazón, temor, histeria: la inseguridad en Guayaquil se mide ahora por el número diario de muertos. Y entre más…

enero 25, 2022 16:26

Derecho al trabajo: urge una reforma

Uno de los factores que dieron el triunfo al presidente Lasso fue, sin duda, el ofrecimiento de una reforma laboral…

enero 25, 2022 10:38

Sofía Almeida, el cerrojo que no salta

O se encuentra una fórmula para destituir a la presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS, Sofía…

enero 24, 2022 17:03

Quito: soñar no cuesta nada

Como era de esperarse, la carrera por la Alcaldía de Quito arrancó muy temprano. Ya comenzaron a circular sondeos que…

enero 21, 2022 20:30

Restricciones absurdas

Transcurridos dos años desde el inicio de la pandemia por covid19, las autoridades nacionales y locales deberían contar con la…

enero 19, 2022 12:33

Por una Corte sin adjetivos

El proceso de selección de los nuevos magistrados de la Corte Constitucional ha entrado en su fase final. La renovación…

enero 18, 2022 15:16