Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Caso Saab: quitamos las cobijas a quienes duermen juntos

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

El resultado de la investigación que hizo la Comisión de Fiscalización de la Asamblea sobre las actividades de Álex Saab en el Ecuador molesta mucho a, por lo menos, dos actores: el correísmo y la asambleísta Soledad Diab. Los primeros quieren que no se vuelva a investigar la empresa Foglocons y la socialcristiana no está de acuerdo con que se vincule al Banco Amazonas y a sus accionistas. 4P. conversó sobre el tema con Fernando Villavicencio, presidente de la comisión. 

La investigación sobre el caso de Álex Saab y el sistema de compensación del sucre, que se ha hecho en la Comisión de Fiscalización que tú presides, ha provocado una crisis en ese organismo. ¿Qué está pasando?
Yo esperaba que una investigación postergada durante 12 años y que ha permanecido en la impunidad, iba a producir una reacción así. Es como haber quitado las cobijas a quienes están durmiendo juntos, escondidos tras las máscaras de la política. Es un golpe a los intereses políticos que están detrás del sistema sucre y de las exportaciones ficticias hechas a Venezuela. Pero lo importante no es quiénes apoyan o no esta investigación: es tener la investigación. Tenemos un expediente muy documentado, hemos tenido información como nunca antes de las instituciones públicas del país, incluso de algunas privadas, que permiten al país, más allá de los asambleístas, saber qué ocurrió con este sistema de compensación sucre, con las exportaciones ficticias a Venezuela y con la operación de una empresa en particular, Foglocons, vinculada a Álex Saab, que está siendo procesado por haber conspirado para lavar dinero y activos en la Florida.

Hay dos sectores que están tratando de torpedear la investigación: el correísmo y la asambleísta socialcristiana Soledad Diab. ¿Qué parte del informe les incomoda?
Yo pensaba que los correístas tenían suficientes razones para oponerse a una investigación que señala a sus principales líderes, entre ellos Rafael Correa, Andrés Arauz, Diego Borja y Pedro Páez. Lo que me sorprende es la reacción de la legisladora Soledad Diab. Y me sorprende porque hace unos días visitamos con ella a la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori -junto a la asambleísta Ana Belén Cordero-, para comentarle que estábamos próximos a aprobar este informe y que el objetivo era llevar, como parte de un sistema de cooperación, un documento institucional del parlamento ecuatoriano a instancias internacionales y nacionales. Entre ellas, al Departamento de Estado de los EEUU, la Justicia de ese país, la Justicia de Colombia y la panameña. Recibimos el apoyo de Llori e incluso nos ofreció la posibilidad de que algunos legisladores viajen para entregar el informe en esos países. Pero, sorpresivamente, empezamos a recibir cuestionamientos de la legisladora Diab, lo cual fue extraño porque entendemos que ella conocía el tipo de información que estábamos procesando.

¿Qué crees que le inquieta?
Ahora tengo claro cuáles son los aspectos del informe que le preocupan a Diab, porque hemos recibido en la Comisión un documento firmado por ella. Los cuestionamientos que ella hace se refieren al Banco Amazonas; es decir a las operaciones de exportación de ese banco que significan 252 millones de dólares que se movieron en cuentas de empresas que trabajaron con el sistema Sucre y principalmente con la empresa Foglocons. Son 56 millones de dólares de esa empresa que fueron incautados por el Banco Central del Ecuador. Tras una orden judicial del 2016 de la jueza Jaramillo, se ordenó la devolución de estos recursos; parte de los cuales fueron a empresas offshore en paraísos fiscales. 30 millones fueron dirigidos a tres empresas offshore vinculadas a Miguel Ángel Loor, presidente de la Liga Pro de fútbol. Seis millones fueron destinados a la cuenta personal del señor Loor en Biscayne Capital en la Florida y también hay un pago por honorarios al abogado Jorge Zavala Egas de 3,8 millones. Toda esta información está documentada.
También cuestiona la legisladora Diab haber incluido a dos empresas de María Fernanda Parra Gil, la hermana del señor Simón Parra Gil (principal accionista del Banco Amazonas) que participaron en exportaciones ficticias a Venezuela. Estas empresas fueron observadas por irregularidades en un informe del Servicio Nacional de Aduanas, SENAE. Ninguno de nosotros ha puesto esa información de forma arbitraria; es información oficial que hemos recibido de las autoridades.

¿Estás afirmando que la asambleísta Diab está protegiendo los intereses de esas empresas y personas que están mencionadas en el informe?
Sin duda porque no hay otra razón.

¿Cómo se puede resumir el papel del Banco Amazonas en esta trama?
El Banco Amazonas, como otros bancos, fueron utilizados para lavar recursos provenientes de estas operaciones ilegales, en unos casos ficticios y en otros sobrevalorados. Solo dos de esos bancos han sido sancionados: el Banco Territorial y la Cooperativa Coopera. Sin embargo, según los informes de la Superintendencia de Bancos, aproximadamente doce bancos trabajaron con el mecanismo sucre, aunque no todos cometieron actos ilegales. El Banco del Austro, por ejemplo, notificó operaciones irregulares de Foglocons e inmediatamente congeló esos fondos. El tema es que, en el caso del Banco Amazonas, hay operaciones por 252 millones de dólares y en ese banco estaban 47 de los 56 millones de dólares que fueron incautados por una orden judicial y luego liberados. Nosotros no llegamos a ninguna acusación en contra de nadie; sugerimos a las autoridades de control que hagan algo con la información que hemos presentado.

¿Cuáles son los temas que mayor responsabilidad puede traer a los que montaron en el Ecuador el sistema sucre?
Lo primero es que el sistema de compensación sucre fue parte de una estrategia deliberada y concebida en los gobiernos de Hugo Chávez y Rafael Correa para combatir lo que ellos llamaban la dictadura del dólar. El sistema del sucre, junto al Banco del Sur, estaban concebidos para salir de la dolarización. Segundo: como ya estaban manejando el dólar, todo el sistema estaba diseñado para usar esa moneda y lavar capitales. Por eso no hay ninguna operación, por ejemplo, entre Bolivia y Nicaragua utilizando el sucre. Es más, hay más de 1 300 millones en exportaciones de Ecuador a Bolivia pero se compensan mediante el sistema Aladi. Luego de haber estudiado todo hemos llegado a una conclusión: el sistema sucre fue armado para garantizar exportaciones de Ecuador a Venezuela. De productos que Ecuador ni siquiera produce. ¿Por qué no hubo exportaciones desde Colombia? Esto es bastante sorprendente porque se firma un convenio bilateral entre los gobiernos de Juan Manuel Santos y Hugo Chávez el año 2011 y quien firma por Colombia es Álex Saab, en nombre de Foglocons. Es decir, ¿cómo es que una empresa colombiana se constituyó cuatro días antes de la firma del convenio y no realizó ninguna exportación desde Colombia? Porque Colombia no es parte del sistema del sucre. Por eso, poco después constituyen un capítulo de Foglocons en Ecuador con Álvaro Pulido, que en realidad se llama Germán Rubio Salas, un narcotraficante sentenciado. Es decir la constitución de esta compañía colombiana tenía un solo objetivo: permitir que estos dos personajes colombianos, Álex Saab y Álvaro Pulido puedan participar legalmente, entre comillas, en el sistema sucre, pero no desde Colombia sino desde Ecuador.

¿Que es lo más grave del informe?
El peculado que hemos descubierto porque Ecuador tenía que adelantar el dinero para las empresas venezolanas y no se sabe si ese dinero lo devolvió Venezuela. Estos bolívares permanecían en manos del Banco Central de Venezuela hasta luego de seis meses y el Banco Central del Ecuador adelantaba los dólares de las reservas internacionales a la cuenta que estas empresas tenían en el Banco Territorial o Amazonas. Es decir, el Estado ecuatoriano financiaba con dólares las operaciones venezolanas para que seis meses después le devuelva el Estado venezolano. Tan cierto es esto que el ex gerente del BCE del correísmo, Mateo Villalba, varias veces tuvo que ir a Venezuela para pedir que devuelvan el dinero para las operaciones con el sistema sucre. Estamos advirtiendo que 2 977 millones de dólares que es el monto total que se manejó fueron adelantados por el Estado ecuatoriano para garantizar el trabajo de 380 empresas venezolanas.

¿Existe la posibilidad de que haya un cambio en la correlación de fuerzas y te saquen de la presidencia de la Comisión?
Sí se puede decir eso. Me ha sorprendido mucho la posición del colega Marco Troya y de Soledad Diab. Ahora ¿qué puede pasar el lunes?
Estoy convocando a una reunión en la cual vamos a introducir las recomendaciones que hemos recibido en la Comisión, pero no podemos sacar del informe a empresas como las del gobernador de la provincia de Manabí, aunque esté vinculado al gobierno de Lasso. No podemos sacar partes del informe porque una de las asambleístas tiene relaciones o simpatías con tal o cual empresa mencionada.

Si el boicot del correísmo y de Diab impide que el informe sea aprobado, ¿le quita valor al tema frente a la justicia de EEUU?
No, para nada. Lo que puede pasar, si no tenemos los cinco votos, es que quedarán en evidencia quiénes defienden un sistema que permitió uno de los mecanismos más grandes de lavado en América Latina y quiénes están protegiendo a Álex Saab. Y si no hay informe de mayoría, presentaré uno a mi nombre personal y lo enviaré a los organismos de control, al presidente Lasso, al Departamento de Estado de EEUU, a la Justicia de Colombia y Panamá. Si no quieren apoyar este informe, pues igual irá a las instancias penales.

¿Crees que el informe será de interés de la Fiscalía de la Florida donde se va a enjuiciar a Saab?
Sin duda porque está claro que se utilizó la moneda de EEUU para lavar dinero en el Ecuador. Una parte importante del dinero sucio que llegó a EEUU, salió de la empresa Foglocons de Álex Saab en Ecuador. Otro de los aspectos importantes es que al menos 70 mil dólares de Foglocons fueron destinados a la campaña presidencial de Rafael Correa y Jorge Glas.

Esta entrevista se publicó ayer, 12 de diciembre, en el boletín dominical de 4P. Si desea recibirlo, suscríbase por favor gratuitamente aquí: GPS4P.

Foto: 4P

5 Comments

  1. Increíble toda la podredumbre en la época de la ROBOLUCIÓN ; y a la Asambleísta Diab habrá que decirle que fue electa , no para defender intereses particulares , sino para defender los intereses del país y sus ciudadanos . Ojalá Fiscalía actúe , y lo propio suceda con los Organismos de países amigos que recibirán este importante informe , para que finalmente se conozca este otro monumental fraude de los ROBO .

  2. Si hay una persona en la Asamblea Nacional que merece todo el respaldo y apoyo a su gestion y a su seguridad personal por parte del pueblo del Ecuador, es el Sr. Fernando Villavicencio quien, con extremada valentía y sin temor alguno, está destapando la olla de grillos de toda esta trama de corrupción, delincuencia organizada y crímenes que se han cometido durante el gobierno del prófugo Rafael Correa y el inútil Moreno.
    Da asco conocer como funcionarios públicos, empleados de entidades como el Banco Central, y que se supone resguardan los dineros que le pertenecen al pueblo, se hayan prestado para permitir el robo descarado de miles de millones de dólares a los ciudadanos de Ecuador y sobre todo de Venezuela, país donde la gente se muere de hambre, no tienen medicinas, no disponen de servicios básicos y tienen que salir a mendigar en los países vecinos.
    Indigna saber que empresas privadas se encuentran de igual manera envueltas por ese halo de generalizada corrupción que azota a nuestro país. Señor Lasso, el gobernador de Manabí debería ser puesto de patitas en la calle y no estar ocupando ese alto cargo que requiere de una persona con honestidad intachable para dirigir los destinos de esa bella provincia.

  3. ECUADOR ES O SE ACERCA A SER SODOMA Y GOMORRA.
    Una tradición afirma que los pecados de Sodoma estaban relacionados con el robo y el apego excesivo a la propiedad y las riquezas; y que son interpretados como señales de falta de compasión. Algunos textos rabínicos acusan a los sodomitas de ser blasfemos y sanguinarios. La democracia es “un sistema en el que, si los mandatarios pierden las elecciones, dejan el poder”. En cambio, los autócratas hacen todo lo contrario; manipulan las elecciones para que no haya dudas sobre los resultados y, si su poder está amenazado, parecen dispuestos a cambiar los procedimientos. Al final, los revolucionarios del siglo XXI nos quieren hacer creer que son de «manos limpias y corazones ardientes». Perdón : son unos hijos de ……………

  4. La podredumbre es TOTAL. Si Villavicencio es removido de la comisión de fiscalización, este país no tiene remedio. Estamos a punto de caer en un abismo que nos llevará a convertirnos en la próxima Venezuela. Sálvese quien pueda!!!

Responder a BERNARDO BAQUERIZO Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba