La Comisión que dará una hoja de ruta a Quito

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

El pasado 15 de diciembre se presentó en sociedad la Comisión de la Ciudad. ¿Qué busca para Quito este colectivo? ¿Cómo lo harán? ¿Qué relación tendrá con las autoridades? 4P habló con su presidente, Carlos Loaiza, que también es presidente de la Cámara de Comercio de Quito.

En las cámaras y en en Quito ha habido algunas comisiones de la ciudad. ¿Qué diferencia la que tú presides?
Es verdad que todas las cámaras tenían y tienen comisión de la ciudad. Pero ninguna se ha salido del ámbito netamente gremial. Esta tiene esa característica de aglutinar a todos. Por ejemplo, todas las universidades. Tener la Central, la Politécnica, la UDLA, La Andina… Yo hice la tarea de reunirme con todas las universidades. LA otra característica es la coyuntura de la ciudad: es urgente que Quito retome el liderazgo sobre todo de cara a la elección de un nuevo alcalde. Tener una hoja de ruta para hacer cualquier diálogo y la idea es que la Comisión invite a los potenciales candidatos de Quito para que conozcan los planes que se van a entregar. Es decir, esta Comisión es más inclusiva y tiene un propósito claro: entregar el 24 de mayo a Quito, la agenda de la ciudad.

Directorio de la Comisión de la Ciudad/ Foto CCQ

Pero, ¿qué es esta comisión, no en función de su agenda sino de su identidad? ¿Cómo la definirías?
Es un colectivo ciudadano que responde a la necesidad urgente de que Quito tenga una agenda. Y esto porque desde la Alcaldía no se ha logrado construir una agenda para el mediano y el largo plazo que involucre a todos los actores. Esta comisión busca generar aquello para devolver a Quito su brillo como ciudad y capital de todos los ecuatorianos.

Entre los objetivos pautados hay temas generales, pero también propósitos concretos. ¿Cómo van a manejar la relación de esa agenda con la sociedad política que es la que tiene que operar?
Hay dos fechas icónicas. Primero el bicentenario. El 24 de mayo y, luego, en unos 13 años Quito cumplirá 500 años de fundación. Esas fechas son claves para impulsar grandes proyectos. Tuvimos, en ese contexto, una reunión con Roberto Salas que es el secretario técnico de alianzas público-privadas para definir esos proyectos icónicos. Estamos identificando dos: uno, obvio, es el metro de Quito. Y el otro tiene que ver con la recolección de residuos, que es un tema crítico. Estamos buscando proyectos como esos para juntar todas las voluntades: gobierno nacional, gobierno local, universidades, colegios profesionales… para buscar soluciones.
Como sabes, hemos estructurado mesas de trabajo que van a ser muy inclusivas porque allí podremos tener trabajo en el territorio. La idea es hacia abril tener ya consolidados los documentos, socializarlos con universidades y dirigentes barriales. Habrá interacción con dirigentes políticos porque la idea es que esto sea un contrapeso social a cualquier propuesta de quien quiera ser alcalde de Quito. Inclusive poder enriquecer sus planes de gobierno.

Pero antes de que se reúnan esas cinco mesas, ya hay objetivos trazados. ¿Cómo fueron fijados? Ejemplo: ustedes dicen que la burocracia en Quito debería bajar de 22000 personas a unas 15000.
Hay varios frentes. Todos los alcaldes de Quito han tenido un plan; el único que no tuvo fue Yunda. Recopilamos esos planes para identificar las propuestas de corto plazo y de mediano plazo. Una de corto plazo, por ejemplo, la reactivación económica, cómo superar el problema del desempleo. Nos inquieta que las industrias nuevas no se están estableciendo en Quito; lo están haciendo en Guayaquil porque tienen más incentivos. Esas son realidades que estamos mirando con los gremios. Lo del Municipio es simplemente devolver a Quito, el Municipio que se merece.

¿Pero cómo llegaron a que Quito debe tener solo 15 000 burócratas, 7000 menos de los que tiene?
Ese es un estudio que tenemos. Incluso hay otro que dice que Quito puede operar con 9000 personas. Pero la intención es generar esas mesas para tener esos análisis sobre la base de información que tienen, por ejemplo, algunas universidades. La intención con ellas es que nos permitan acelerar esos análisis. Hay líneas generales que tienen que irse puliendo y definiendo con mayor detalle.

Tú has insistido en que hay que pensar la ciudad con propuestas e ideas concretas. Pero hay otra parte en la que ustedes piensan operar y tú diste el ejemplo de los residuos. ¿La Comisión estará a caballo entre esas dos vertientes?
Van a ser las dos porque necesitamos algo icónico. Recuerda que esto es de largo plazo y la idea es que esta comisión perdure en el tiempo. Que sea la sociedad civil de Quito la que analice, de manera permanente, cuáles son los grandes problemas de la ciudad. Si definiéramos que del 20 al 30 Quito va a ser una ciudad de turismo, ese es un objetivo de largo plazo. Entretanto, tenemos que trabajar en el metro o en la recolección de basura que son temas urgentes. Allí vamos a trabajar con multilaterales. Hablamos con Naciones Unidas que está abierta a colaborar con la agenda de Quito…

¿Entonces, piensan operar?
No.

La idea es forjar planes e incluso ver su financiamiento para entregarlos al alcalde…
Sin duda. Queremos ver si podemos desarrollar proyectos con el gobierno, con el municipio e incluso con alguna embajada o algún empresario. Facilitarles esos análisis y esos proyectos.

En esta idea de lo que debería ser Quito, ¿qué referentes tienen?
Estamos tomando como referencia Medellín, Curitiba y Bogotá para mirar lo más cercano. ¿Por qué Bogotá? Porque esa ciudad ha definido que quiere ser el centro de inversión del área andina. Ahí tenemos al principal competidor. También estamos mirando Guayaquil porque hoy no compiten países, compiten ciudades. Y si no logramos volver competitiva a Quito difícilmente va a llegar inversión extranjera; peor inversión local.

¿La Comisión también se propone trabajar en la formación de cuadros y posibles futuros servidores públicos?
No solo de futuros servidores públicos: te diría de futuros líderes de la ciudad porque Quito no tiene líderes. Quito perdió el liderazgo que se genera desde la academia. Lo que ustedes como periodistas nos han dicho: la academia tiene que generar ideas que tienen que ser compartidas, mediante los medios de comunicación, con la comunidad. Pero las universidades tienen que ayudarnos a generar esas ideas de cómo cambiar a Quito. Y el sector empresarial también tiene que involucrarse para ayudar a definir propuestas y lineamientos que permitan desarrollar la ciudad. La Comisión tiene también el tema de la formación de líderes, de participación ciudadana y de desarrollo de proyectos.

Foto: Cámara de Comercio de Quito.
Esta entrevista se publicó ayer, 19 de diciembre, en el boletín dominical de 4P. Si desea recibirlo, suscríbase por favor gratuitamente aquí: GPS4P.

5 Comments

  1. Interesante propuesta me parece , además de ser un ejercicio pleno de democracia participativa ( siempre y cuando, claro, las autoridades municipales acojan los planteamientos de la comisión y haya la real voluntad y posibilidad de concretarlos ) , pero es que hay que intentar , después de tanta decepción y desobligo ciudadano – y me refiero no solo a la ciudad de Quito – alguna solución realmente original para la compleja problemática de las ciudades , porque después de todo , por qué esperar que un señor ( o señora ) al que llamamos alcalde ( o alcaldesa ) decida buenamente resolver los problemas de la ciudad cuando a bien tenga y con la prioridad que establezca si los ciudadanos tenemos pleno conocimiento de ellos más aún si hemos constatado hasta el cansancio que en la mayoría de los casos no lo hacen y nadie sabe realmente en qué emplearon los recursos del presupuesto anual del cual disponen de manera discrecional ( cuestión que debería cambiar ya , me parece ) .Es de esperar que estas comisiones – que se supone están motivadas por un genuino afán de servicio y patriotismo – se repliquen en otras ciudades y que sus resoluciones , con el tiempo , tengan carácter vinculante , porqué no .Sería buena noticia si una comisión similar se creara para , ay , la Prefectura de Pichincha .

  2. muy buena iniciativa ciudadana, lo único que me gustaría su legalidad democrática, quien los nomino y a quien representan, explicado esto, repito buena iniciativa para comenzar, hay que involucrar a todos los estamentos de quito

  3. Lo fundamental es ELIMINAR de raíz todo lo que significa CORRUgCIÓN de la gestión municipal, solamente eso.

    El municipio tiene que ser administrado por PERSONAS HONORABLES, HONESTAS, DISCIPLINADAS, PATRIOTAS, COMPROMETIDAS, HONESTAS, HUMILDES, PREPARADAS y HONESTAS a prueba de fuego, solo es cuestión de ponerse la mano en el pecho y aceptar que la gran mayoría tiene algo de corrupto en su vida, sin embargo, existe una minoría muy valiosa que sí poseen todas esas cualidades.

    Si estas personas se animan a contribuir con su gran capacidad para organizar la gran desorganización reinante en el municipio capitalino, su gestión podría conseguir que la ciudad se convierta en un ejemplo a seguir no únicamente en el Ecuador sino también a nivel mundial y que sus habitantes por fin gocen de un nivel de vida decente y con calidad … por qué no??

    Lo IMPERATIVO es reunir gente H O N E S T A que pueda eliminar de raíz la maldita CORRUgCIÓN que hoy día reina en todas partes, si eso se consigue lo demás se irá componiendo paulatinamente.

    BASTA DE ACEPTAR QUE LA CORRUgCIÓN SEA NORMAL EN ESTE PAÍS!!!

  4. Hay que aplaudir esta iniciativa que surge como una necesidad luego del descalabro de la administración Yunda. Es más, debería ser una Comisión que se instituya en forma permanente, porque las urbes cambian, evolucionan, se transforman. Esto es tratar de tener a Quito en la cabeza y en el corazón. Pero y quien tiene al país en la cabeza. Los partidos políticos deberían tener cuadros de pensamiento de los problemas vitales de la nación y sus soluciones. Llegado el momento, Presidentes y demás autoridades que hablan y hablan en las campañas electorales, lo hacen desde el cacareo de la enumeración y ofrecen soluciones y compromisos que luego no pueden cumplir. La demagogia nos persigue y nos hunde en la incomprensión. Ver o leer lo que se dice en las redes sociales y los «análisis» de los Youtubers que a claras se ve que sirven a determinados intereses y personajes, crean confusión y un ambiente tóxico en el entendimiento de los problemas sociales. En fin, ni tiempo hay para abordar la necesidad de cambiar el Código de la Democracia y de madurar el ejercicio de la política.

  5. Excelente los objetivos, la finalidad. Pensando mal (que es muy necesario) ojala esta comision no se convierta en trampolín político o en «fabrica» de candidatos… Ojalá.

Responder a Moncard Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*