Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Y ahora qué hacer ante el narcotráfico?

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Inquietud, desazón, temor, histeria: la inseguridad en Guayaquil se mide ahora por el número diario de muertos. Y entre más sube, más se incrementa el estrés emocional. Y cuando ese estrés suma en la conversación pública, en redes sociales, medios de comunicación y en el discurso político; cuando esas percepciones y discursos se retroalimentan, solo puede ocurrir una cosa: que el país se instale en ritos, exorcismos y autoengaño.

El primer rito, al que más se recurre, es pedir al gobierno que termine en horas con esas olas de violencia. Y el gobierno, para aplacar la histeria (legítima por supuesto), vuelve a las prácticas de antaño. A sacar militares a las calles, llevar centenares de policías a Guayaquil y decir a la población, porque es cierto, que en la Asamblea Nacional reposan leyes que, a sus ojos, son esenciales para combatir los delitos que generan el desasosiego. No solo el gobierno vuelve a los remedios de siempre. También los políticos de la oposición en sus discursos. Jaime Nebot dice que el gobierno debe garantizar con hechos los derechos; el primero entre ellos: la vida. Otros políticos se limitan a señalar al gobierno, al presidente, a la ministra de Gobierno, a la Policía, a las FF.AA…

En realidad, tampoco ellos saben cómo parar la ola de violencia. Ni han estudiado los casos de Colombia o México. Ni se atreven a evocar ejemplos de países que han hecho frente a amenazas terroristas. Uno porque no los conocen; dos, porque esos ejemplos (o los de Colombia y México que sufren desde hace décadas ese flagelo), sólo prueban una cosa: no es con bravuconadas -al estilo PSC- ni es con máximas -de esas que corren por las redes sociales- que se encara el peligro al cual se enfrenta Ecuador.

Ningún país serio lo afronta sin una política de Estado. Política que necesita una doctrina, un marco legal, una logística, un pacto político, un grupo especializado de fuerzas del orden y, por supuesto, un presupuesto acorde a las necesidades de acción por parte del Estado. Ecuador está desguarnecido y con un serio atraso. Y esto es responsabilidad, en grado sumo, del correísmo que, lejos de poner al país en esa vía -cuando las alertas de implantación del narcotráfico y las bandas internacionales se encendieron- acabó con los servicios de inteligencia, cerró la Base Manta y cerró los ojos ante la proliferación de pistas en Manabí.

El gobierno de Lasso tiene hoy que administrar atrasos, carencia de esa política de Estado, falta de servicios de inteligencia, escasez económica y, naturalmente, falta de experticia. El presidente Lasso ha morigerado su discurso en este tema, al parecer ha entendido su magnitud, ha pedido apoyo a Estados Unidos, Colombia, Reino Unido e Israel, ha urgido a la Asamblea a votar cuatro leyes pendientes en el capítulo de seguridad y hoy firmó el Proyecto de Ley de Seguridad Integral y Fortalecimiento de la Fuerza Pública… Eso no resuelve todo el problema, pero es parte de la solución. Sin embargo, hay un vacío inmenso en la respuesta presidencial ante la amenaza del narcotráfico: no ha convidado a los líderes políticos a Carondelet para, con su aval, trazar y anunciar las grandes líneas de una política de Estado.

Es urgente que la sociedad política entienda que las presiones y las proclamas que buscan aplausos en la galería o en las redes, exacerban los ánimos y son contraproducentes. Este es un tema de seguridad nacional que debe ser visto como responsabilidad y patrimonio de todas las tiendas políticas. Quizá el correísmo no la haga suyo, pero sin esa política compartida el país solo está destinado a multiplicar retrasos, seguir contando muertos y continuar autoengañándose.

Una política de Estado contribuiría, igualmente, al trabajo de los medios y al discurso de las redes tan impregnados de emociones y faltos de realidad y ponderación. Hay reporteros que cada día ponen a militares, policías y al gobierno contra el muro: tratan al narcotráfico y su estela de violencia como un suceso más de crónica roja. Todo eso entretiene la vana ilusión de enfrentarlo sacando más militares o más policías a las calles. Y como eso no sucede, nutren la desesperanza y la pérdida de confianza en las instituciones democráticas. Todo eso conduce, como avalancha de nieve, al mito de que solo un dictador podrá poner orden en el país.

Inquietud, desazón, temor, histeria: esas actitudes son lícitas entre los ciudadanos. Pero la inseguridad que las produce no se cura con populismo judicial, alharacas, proclamas o ironía. El país político y aquel preocupado por las políticas públicas parecen llamados a un ejercicio diferente: instalarse en la razón, aprender en forma urgente de los países que tienen experiencia en estos flagelos, unirse alrededor de una política y una estrategia y poner en la congeladora el caudal de emociones.

Foto: El Universo.

25 Comments

  1. Mientras no haya un primer mandatario y un equipo de trabajo con los pantalones suficientes para combatirlo nada cambiará, podemos notar a otros paises equis que lo están logrando a base de trabajar duro y con inteligencia, no es combatir fuego con fuego, el resultado seria aún mas fuego, apaguen el fuego de manera eficiente y estrategica.

  2. Es muy preocupante la situación del inseguridad en el país pero es más preocupante la falta de seriedad a este asunto siendo uno de los paises transitorios de narcotráfico , sin embargo es necesario que se empiece un control iniciando por las personas que entran a la Fuerza armadas o policía nacional los cuales son responsables de la seguridad del país y son las primeras personas en caer en sobornos, sabemos que el narcotráfico es un problema de años pero debería existir una mayor gestión en procesos de seguridad mucho más en las fronteras del país y hacerle frente a estas mafias no dejarse intimidar , si hablamos de hoy en día el Ecuador ha sido muy abatido por la delincuencia y se a vuelto un país muy inseguro hablando especialmente de la provincia de Guayaquil pero es porque no existe un seguimiento han dado abandono a esta provincia y no se evidencia la gestión , y quizás muchos de estos políticos hasta tengan tratos directos con el narcotráfico que ya se ha evidencio estos tratos en otros paises como México.

  3. El presidente junto a todo su equipo de trabajo debe buscar una solución rápida para poder parar el narcotráfico, sicariatos que se viven casi todos los días en el país para esto debería crear nuevas leyes para parar de una vez por todo con estos problemas y dejar que los militares y policías retiren todo tipo de sustancias y que no se esconda información sobre ellos.

  4. El gobierno de Lasso debe crear nuevas leyes, planificar políticas publicas de forma inmediata, tenemos claro que lo que esta pasando con el sicariato, las drogas y la inseguridad es por el mandato del anterior gobierno ya que es obvio que era narco gobierno.
    Los policías y militares deben incautarles todo lo que encuentren, pero es muy difícil ya que la ley también es muy corrupta.

  5. Esto se puede pedir si todo el sistema no es castigado, el juez, el fiscal, la policía, la ley proporcional, los derechos civiles sin la protección mínima, y el gobierno ha estado acceso con criminales en lugar de reducir. Creo que todo el sistema judicial no se corrompe, desafortunadamente, creo que hay jueces, fiscales y policías del narcotráfico y nadie lo habla, porque, por supuesto, no lo harán en público. ¿Un juez tiene un juez con un prisionero por un tráfico si la familia de mañana o su familia serán amenazados por Sicariato Tal vez la decepción, el presidente LASO (decepcionado por no completar la promesa de su campaña de «no impuestos»), no el miedo, porque al reducir la impotencia a su oficina bancaria, su oficina bancaria, su familia, CEO de su CEO puede ser la presa del vendedor. ¿Pensamos en eso? Estoy seguro de que la capacidad de defender debe ser otorgada, creo que la policía debe ser extremadamente difícil con el enlace final de la cadena de tráfico, micro comercio, remitente, si la cadena se corta ahí, los comerciantes tendrán que encontrar otro lugar al tráfico, pero nadie está dispuesto a ser introducido por «derechos humanos» de criminales

  6. La mejor solución para controlar el descontrolado desenfreno criminal al que está siendo sometido nuestro sufrido país, que además tampoco lastimaría la sensibilidad de varias personas que se horrorizan al escuchar a alguien sugerir que se permita portar armas LEGALMENTE y para que también el gobierno ya no gaste dinero infamemente comprando armas de dotación que únicamente sirven para mandar a cárcel al infeliz policía que ose utilizarla para defendernos y a la vez salvar su propia vida… la mejor solución decía, sería que se promueva agresivamente la compra de FLORES y CHOCOLATES.

    Cómo es que nadie había pensado en que fácilmente se puede calmar y convencer a criminales, asesinos, sicarios, terroristas, narcotraficantes y sicópatas en general, nada mas regalándoles un hermoso ramo de flores y una caja de chocolates pacari??

    Leyendo lo que su redacción escribe ante meras sugerencias de legalizar el porte de armas, tengo seguridad de que no publicarán este comentario.

    De todas maneras invito de la manera mas respetuosa a toda la redacción de 4Pelagatos a que mediten y analicen sin apasionamientos ni prejuicios, siempre recordando la situación real y macabra que nuestro país atraviesa en estos tiempos, sobre cuáles podrían ser los posibles beneficios de esa legalización, muy posible que los delincuentes por lo menos se detengan a pensar dos veces antes de cometer sus crímenes, sabiendo que tal vez su víctima TAMBIÉN tiene una pistola.

    Para finalizar también les invito a reflexionar en solitario sin comentar con nadie, que su colega Efraín Ruales (QEPD) si es que legalmente hubiese tenido una arma para DEFENDERSE al ser perseguido y atacado por sus asesinos, tal vez hoy día todavía estaría entre nosotros!…?…

    Gracias.

  7. El cascabel al gato!!!

    Las políticas públicas, esa es la palabra magica, con ese adjetivo, calificamos cualquier cosa que nos complasca leer… pero sobre seguridad ciudadana, hay un montón de expertos, que a la hora de la verdad nunca vieron ni un asalto.
    Cambiar la ley es la única vía, el endurecimiento de las penas y poner en vereda a los fallos judiciales mañosos y corruptos es la solución, la delincuencia cuando se ve que tiene luz verde, mata señores, pues a combatirlos en su cancha, hay que facilitar a los servidores públicos su trabajo, tienen que tener garantías para poder usar sus armas en dotación y permitir que ff.aa entren a los pabellones y desarme a los delincuentes en la penitenciaría así sentirán lo que sentimos los ciudadanos cuando vamos a salir todos los días a realizar nuestra diaria labor…. MIEDO!!!!
    Son ellos o nosotros señores…
    MIEDO!!! Sentirlo es duro, superarlo conlleva sacrificio y desicion.
    El gobierno debe permitir que se autorice al pueblo armarse… con controles adecuados si se puede.

    Alfredo Gonzalo pin Guerrero

  8. Muchas gracias Dr. José Hernández, por ser la voz de los que no tenemos voz. El 11 de abril/2021, Lasso derrotó al lelo, candidato de la izquierda robolucionaria, apoyado por el prófugo, con lo cual, el correísmo quedo herido de muerte y como muchos otros reptiles- conservan sus reflejos hasta después de su muerte-la mayor parte de ese cuerpo, el 47% eta en Guayaquil y es de donde nace el triunvirato de la conspiración, cuya guarida ya se instaló en la llamada “asamblea” incluyendo: vínculos “sentimentales” y contractuales de la alcaldesa del manso Guayas, con un tal y cual Vásconez de la turba delincuencial correísta; la masacre entre bandas de narcos en la penitenciaria de Guayaquil; el auge del sicariato; el robo a troche y moche, también en otras ciudades del país, etc., etc. Todo aquello, son coletazos y muy peligrosos de ese reptil herido de muerte. Esta barbarie, cuenta con muchísimo dinero mal habido y se la debió armar en 10 + 4 años de la década robada. Ecuatorianos, ya todos sabemos que, en el Ecuador, en ese periodo opero una estructura delincuencial y criminal, muy bien organizada en todas las instituciones del Estado + prefecturas y alcaldías. Además, y para colmo, el 50%, autoridades, de las llamadas fuerzas del orden, Militares y Policías que estuvieron al mando, fueron cooptadas hasta alcanzar el grado de “narcogenerales” De ahí, siendo un tantito austeros, estos comunistoides, mal vivientes, en la década robada se llevaron del Ecuador, más de SETENTA MIL MILLONES de dólares. Por eso, por el cochino dinero, es que la justicia esta podrida y muchos medios de comunicación, con frecuencias mal habidas, también. Hoy el Señor presidente de la Republica ha firmado el Proyecto de Ley de Seguridad Integral y Fortalecimiento de la Fuerza Pública, para enviarlo a la llamada “asamblea”, pero, si la cloaca lo despacha afirmativamente, eso no resuelve todo el problema. Se hace indispensable, limpiar de correísmo a todas las instituciones del Estado, ahí está el pus, están en proceso de putrefacción y al mal hay que sacarlo de raíz, caso contario, el Ecuador, continuara al borde del precipicio

  9. Acertado análisis y por supuesto en toda la estrategia de salida de «la crisis» hay que incluir un cambio de cultura o de conciencia principalmente en la costa en donde desde siempre se protege al pillo al vago al batracio por que según su visión de los hechos y mas con el ejemplo de los últimos catorce años el delincuente el ladrón no es tal sino más bien es el ejemplo a seguir por que son «sabidos» y quien no es como ellos se convierte en tapado en hipócrita pues «cada ladrón juzga por su condición» y los hechos actuales son un cúmulo de toda esta «cultura formación eh idiosincrasia del costeño ecuatoriano» lamentablemente. No confundir pobreza con pereza para lo cual el «socialismo del siglo veintiuno» es experto en justificar y financiar pues es su cantera electoral.

  10. «Todo eso conduce, como avalancha de nieve, al mito de que solo un dictador podrá poner orden en el país». Esto es lo que quieren los correistas, que el país se desangre, y las mafias hagan su Agosto. Esto con un solo objetivo, tener un chivo expiatorio para las próximas elecciones presidenciales.
    Es decir la vida humana sin valor intrínsico, lo único que persiguen es el poder, para arrasar con la democracia.
    Estos apátridas solo buscan el efectivo, el resto ó lo poco que queda, para los ilusos que creen en la democracia.

  11. Rafael Correa dejó sentadas las bases para que nuestro país sea el principal motor del tránsito de la droga desde Colombia hacia los puertos del Guayas y Esmeraldas, porque la guerra urbana de las pandillas del narcotráfico son en su mayoría por el control de los puertos de embarque y allí hay una falla horrorosa de las aduanas; lo que Ud manifiesta tiene mucha lógica para enfrentar con algo de éxito al narcotráfico, sólo que hay un pequeño detalle: la clase de políticos que tenemos para nuestra desgracia, y la muestra más palmaria de ello es la Asamblea Nacional, supuestamente el primer poder del Estado. Duele decirlo una vez más, pero los asambleistas que nos tocó en suerte están allí por diferentes motivos: diezmos, chantaje y eliminar glosas de la Contraloría, pero para ser honestos, si hay unos pocos honorables que realmente merecen ese título: honorables. Con ese panorama, mucha gente piensa que la solución sería una dictadura (la desesperación es mala consejera) para que resuelva ese problemon, pero si no hay consensos políticos que dejen de lado sus personales y mezquinos intereses, ningún presidente o dictador tendrá éxito para erradicar esta plaga.

  12. Que se puede pedir si hay todo un sistema de impunidad, jueces, fiscales, policias, leyes prodelincuenciales, ciudadania sin la mas minima posibilidad de proteccion, y el Gobierno transando con criminales en lugar de reducirlos a la impotencia.
    Yo creo que no todo el sistema judicial es corrupto, lamentablemente creo que hay jueces, fiscales y policias que son extorcionados por el narcotráfico y nadie habla de ello, porque claro, no lo van a admitir en publico. Que garantia tiene un juez de meter preso a un traficante si mañana su familia o el mismo será amedrentada por el sicariato?
    Acaso el decepcionante señor Presidente Lasso (lo de decepcionante es por no cumplir su promesa de campaña de “no mas impuestos”) no teme porque al reducir a la impotencia a los capos, sus oficinas bancarias, familias, ejecutivos pueden ser presa del sicariato? Hemos pensado en eso?
    Creo firmemente que hay que dar a la poblacion la capacidad de autodefensa, creo que la policia debe ser extremandamente dura con el ultimo eslabón en la cadena del trafico, el microtraficante, sicario o embarcador portuario, si se cortan la cadena alli, el traficante tendrá que buscar otro lugar para traficar, pero parece que nadie está dispuesto a ser tajante por los “derechos humanos” de los criminales

  13. Con frecuencia se escucha que encontraron droga en contenedores listos para la exportacion, pero no hay NI UN DETENIDO. Es facil rastrear el origen del contenedor. Me atreveria a pensar que algunos «exportadores» son complices por accion u omision de la aparicion de droga en los contenedores. Ese es un punto que se debe atacar.

    Mientras haya mercado consumidor (principalmente Estados Unidos y Europa), la droga seguira paseandose por nuestros paises. Lastima que Mr. Biden ni siquiera respondio (en su momento) a las llamadas de nuestro presidente (arrogancia de Biden tal vez?). El apoyo al combate a las drogas, al menos por ese lado, no va a venir como deberia.

    A la policia hay que capacitar mas. A la asamblea hay que exigir el debate y aprobacion de leyes. A los PSCs con su dinosaurio Nebot hay que decirle que se deje de tanto bla bla. Que se aparten de los correistas (causantes del fortalecimiento del narcotrafico en el pais) y hagan sus tareas en la asamblea porque son complices de lo que esta pasando.

  14. Hay que tirar a la basura, salvo excepcion a fiscales, jueces y leyes correistas, al pulpo hay que quitarle la cabeza para que deje de funcionar, hay que limpiar castas de uniformados corruptos ligados a los carteless de las drogas, a politicos sin escrupulos como el correismo que abrio las puertas a este flagelo de la humanidad como es el narco trafico, meter a la carcel a los narcos delincuentes encorbatados, aplicar leyes duras como las de Canada, Filipinas, Singapur, China, etc., asi podemos rescatar a nuestra patria convertida en narco estado…

  15. Tal vez no sea tan complicado. Lo que sucede es que el país, tan debilitado económicamente, carece de suficientes recursos para sustentar planes que se mantengan en vigencia por un tiempo prudencial, hasta que las amenazas que crea el narco-tráfico menguen. Yo iniciaría por conocer, que hacen los gobiernos de Perú y Colombia en el combate en contra de la producción de cocaína, (principal producto del tráfico). Solicitaría formalmente a Colombia, un combate (que parece haber sido abandonado) a la siembra de coca en Nariño y Sucumbíos. Incrementaría un control masivo de las fronteras norte, sur y en el pacífico Norte y sus costas. Efectuaría un control permanente de los puertos del Guayas y responsabilizaría a los exportadores que permitan la contaminación de sus contenedores de exportación en que se detecte droga. Un plan que disuada a los carteles a traficar por territorio ecuatoriano. Co-participación económica de los países a los que es enviada la droga. Cada hallazgo, una compensación económica. El costo del combate a este flagelo, no puede seguir pagando Ecuador, cuando el beneficio es paraa los paises receptores de esa droga.

  16. El mensaje que han dado los Jueces en lo relacionado al policía Olmedo es lapidario para la mayoría de ciudadanos que día a día viven una odisea escondiéndose y ojalá librándose del delincuente, del asaltante y del malhechor
    El Policía Olmedo, intervino como Fuerza Publica ante el cometimiento de un asalto a un tercero….
    Con que cara, con que ganas, desde la Sentencia dictada al Policía de tres años de prisión , con que esperanzas si se llama al 911 , el ciudadano puede esperar que la Fuerza Pública, la Policía y los Militares le favorezcan…Simplemente no llegarán,,, y tienen razón… si arremeten en los conflictos contra los delincuentes, y luego los Policías cual ciudadanos comunes son y serán juzgados con todo el rigor de la Ley.
    Si los ciudadanos no respetamos a la Fuerza Pública… si no le damos Todo el respaldo
    Si no entendemos que Los Derechos Humanos están para la mayoría de Ciudadanos y no para los Delincuentes
    Si no lo entendemos… el ciudadano común está y estará Indefenso!!!!!!

  17. «Que el gobierno debe garantizar la vida de cada ciudadano». Híjole. Ni poniendo un poli junto a cada habitante porque, así como están las cosas, hasta que nuestro poli le lea al malhechor los postulados de la CIDH, el pillo que anda con armas «más mejores» y es más veloz en el saque del arma que ya la tiene sacada, le madruga. La Ley debe respaldar al policía y así, el delincuente, al oír la voz policial de ¡alto!, sabrá que le están hablando en serio. Solo basta ver en las peli cómo ocurre en los USA. Y los operadores de la justicia deben actuar con rigurosidad en defensa de los derechos humanos de la ciudadanía. Sería reconfortante observar a todos los líderes políticos, entre ellos a los del PSC, deslindándose de malas compañías, dialogar en búsqueda de soluciones a este terrible problema donde la vida ya no vale nada. (Que no escondan la «fórmula» para cuando ellos lleguen al sillón. ¿Y si no llegan?).

  18. Es necesario dejar de dar tanto poder a las fuerzas armadas y a la policía nacional donde se ha evidenciado que hay mucha corrupción. Y que los policías de patrulla no sirve su trabajo ni les interesa cumplirlo.
    Otro aspecto es el político, al cual tampoco le interesa que esto cambie, ya que también son parte de todo esto, y les da muy buenas ganancias.
    El cambio fundamental es darnos cuenta que como ciudadanos cada uno somos responsables de la sociedad que tenemos. Los datos de violencia familiar son evidentes de mucho sufrimiento, abandono, asesinato, etc. De aquí surgen personas resignadas, resentidas, con aprendizaje de que ser corrupto da réditos y siguen en ese curso de conducta.
    Hay que trabajar en las familias pero no como lo hace ahora el Miess, de una manera superficial o solo para llenar datos estadísticas. Tiene que involucrarse la sociedad privada y pública. Verdaderamente cambiar el sistema educativo donde se genera también creencias de competir, de ser mejor que otro ser humano, eso no ha dado resultado hasta ahora, ha generado desunión, individualidad, un quemeimportismo.
    Si se trabaja en las familias posiblemente los niños y jóvenes serán más conscientes, evitarán el consumo de alcohol y las drogas fuertes.
    Solo es un paso, talvez pequeño y que no va a dar frutos enseguida, pero si no se trabaja en ello los caminos se volverán cada vez más difíciles.

    • En el concepto más básico de estado se dice que tiene el monopolio de la fuerza. Pues debe hacer uso de ella el enemigo esta adentro y se llama narcotráfico. Debe seguir dándoles en donde les duele en el bolsillo con las incautaciones que en algo condiciona su desarrollo como empresa delictiva. Lamentablemente como decía García Moreno: lo que corrompe el oro lo arregle el plomo. A eso nos ha orillado la delincuencia a bajar a su nivel. Con la legalidad no se gana nada, son seres humanos y tienen derechos que los pierden al ir en contra de las leyes del Estado ecuatoriano. Elllos escogen si camino al delinquir, el estado debe elegir igual si camino y combatirlos en uso proporcionada de la fuerza y de violencia.

  19. Hay que lamentar mucho la caída de gente inocente en esta ola de violencia, lo que no se lamentará es la muerte de delincuentes, ellos se lo buscaron.

  20. Si, el gobierno del Presidente Lasso, debe poner en marcha todo una Planificación: Políticas Públicas, Leyes, y utilizar una inteligencia de estado, en forma inmediata.
    Todos sabemos que lo que pasa es un sumatoria de malas decisiones tomadas al parecer de forma intencionales por parte del gobierno corrupto de Correa. Pues en ese gobierno, aparentemente, no había tanto sicariato, etc. Claro, porsupuesto, pues era narcogobierno. Los diablillos no van hacer la guerra al diablo.

  21. La guerra contra las drogas ha causado más crímenes de los que ha logrado evitar ( Mexico, Colombia). Las políticas, especialmente las represivas, no han controlado, menos erradicado el narcotráfico. Este problema es complejo para dejarlo en manos de uniformados; la solución entonces es socioeconómica. Se trata de un conflicto ,el más largo del presente siglo, y mientras no cambiemos de estrategia, seguiremos luchando inútilmente. El tráfico y consumo sigue ascendiendo y contaminando no sólo a policías, jueces, jóvenes y políticos sino tambien a las esferas del poder. El narcotráfico no sólo amenaza a Ecuador, sino a todos los países que sufren pobreza. En el nuestro, se ha infiltrado en las esferas policiales y quien sabe en los militares. Lo que no se quiere entender es que, por su naturaleza delictiva y por el poder del dinero, el narcotráfico siempre está mejor preparado y dispuesto a librar cualquier batalla y ganarla.

    • De hecho, esa es la única solución. La guerra contra las drogas siempre fue un caso perdido.

      Hay que legalizar todas esas substancias YA !!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba