Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Ordóñez se escapó del manicomio

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Diego Ordóñez, asambleísta por Pichincha, dejó su cargo. Y al hacerlo evocó algunas de las razones presentes en las críticas que recibe a diario la Asamblea Nacional: total desvinculación con el país, sus necesidades y urgencias. Una agenda que no ha respondido al reto de crear condiciones para la inversión y el empleo. Planteamientos demogógicos, discursos populistas y una retahíla de ofertas ilusorias. Debates irracionales que desconocen los hechos y se hacen alrededor de consignas y dogmas en vez de búsqueda de soluciones. Un enfrentamiento insensato que, lejos de llegar a acuerdos, provoca mayor inestabilidad y es aprovechado para atentar contra la institucionalidad del país.

Es obvio que Ordóñez, asambleísta de CREO, se haya sentido incómodo allí. Lo expresó a lo largo de estos ocho meses y medio en los cuales fue, sin duda, el asambleísta que más intervino en el debate parlamentario. Nathalia Viteri en la sesión 738, levantó contra él un “yo acuso” en el cual se quejó, entre otras cosas, de que Ordóñez “siempre manda a que los demás lean, estudien o aprendan”. Para ella aquello era una prueba de arrogancia. Ese es su nivel: ella necesita aduladores, no contradictores. Ordóñez, en cambio, no cesó de decir su desesperanza ante el nivel deprimente de una buena mayoría de asambleístas y su incapacidad para debatir: no escuchan, llevan todo escrito y ahora incluso hay mayorías que oyen tubo y ven burdeles. Eso solo prueba que el complejo de mártir es muy contagioso.

Que Ordóñez se vaya del recinto parlamentario puede ser visto, en el desbarajuste que lo caracteriza, como un epifenómeno. No obsta: es una señal más de la inoperancia y de la intrascendencia que ha logrado esa función del Estado que, en algunos sondeos, bordea el 20% de popularidad. Su situación es lo más parecido a una pendiente descendiente y no hay debate o movida política en su seno que no contribuya a su descrédito.

Diego Ordóñez salvó del desastre que describió a la presidenta de la Asamblea. Un gesto que debe ser visto como una inversión política para su futuro, que evocó sin precisar. Pero Guadalupe Llori es responsable, sin duda, de la falta de norte que caracteriza al poder legislativo. Ella no tiene la visión, la voluntad y el calado político necesarios para procurar que la Asamblea sintonice con el país. En ocho meses y bajo su presidencia, esa asamblea ha votado siete leyes; ninguna sobre los temas urgentes de la nación y ninguna susceptible de revertir, en el imaginario ciudadano, el balance negativo que cada día se hace más pesado. Es inaudito que, salvo el oficialismo, no exista bloque alguno en la Asamblea que reivindique para sí la labor de la Comisión de Fiscalización que preside Fernando Villavicencio. Dicho de otra manera, esa comisión es popular, a pesar de la mayoría de los asambleístas. Y de su presidenta.

Hay algo más inaudito: todos los grupos parlamentarios se compraron la desquiciada estrategia del correísmo. ¿Qué buscan Correa y sus áulicos? El caos. La anomia. La ratificación de que si un país es posible, solo puede ser el suyo. En esa visión nihilista (nada, salvo lo nuestro) está trepado Leonidas Iza que quiere purificar el país con fuego y balas, si fuera necesario. ¿Pero qué hacen en esa dinámica enloquecida el socialcristianismo, la Izquierda Democrática y otros partidos y movimientos que se dicen demócratas y defienden el modelo liberal?

No han tratado ninguna reforma enviada por el Ejecutivo. El CAL archivó la Ley de Oportunidades. Y las comisiones legislativas no dan paso a la reformas a la Ley de Comunicación y a la Ley de Educación Superior. La Reforma Tributaria pasó por el ministerio de la ley y algunos, no menos insensatos, quieren tumbarla en la Corte Constitucional. La Asamblea no tiene prisa alguna por tratar la Ley de Seguridad Integral, a pesar de que hay un clamor nacional contra la inseguridad y la violencia. Tampoco hay ambiente favorable, a pesar de que hay seis millones de personas sin trabajo formal, para la Reforma Laboral… Igual destino seguramente reservará la Asamblea a la Reforma a la Ley de Inversiones, que enviará el presidente al retorno de su viaje a China…

Así la sociedad política -casi toda- construye con pasión el caos y el sinsentido que solo favorecen al correísmo autoritario y a los golpistas que siguen a Leonidas Iza. Ordóñez se cansó, al parecer, de ese juego macabro que, según los sondeos, una buena mayoría de ciudadanos repudia. Pero repudia sin saber todavía qué hacer con esa sociedad política obsesivamente desquiciada.

Foto: Asamblea Nacional. 

28 Comments

  1. El Sr Diego Ordoñez sabía perfectamente en lo que lamentablemente , se ha convertido la Asamblea Nacional ; por lo tanto , a través de una labor seria , responsable y honesta , podía marcar la diferencia . No ha querido hacerlo y tomó la salida fácil : RENUNCIAR . Me parece falta de seriedad y de entereza su actuación .

    • Comparto su comentario. Me parece una actitud inmadura, irresponsable, y sobre todo una traición a quienes apoyamos al Presidente Lasso con sus cuadros en la Asamblea, a quienes dimos nuestro voto. Como usted indica, el señor Ordoñez podría haber marcado una diferencia, como lo hace el asambleísta Fernando Villavicencio, quien a pesar de tener además a buena parte de esa horrorosa Asamblea en su contra, sin embargo, no corre.

  2. Yo considero que por su talento y ética profesional Diego Ordóñez se merece algo mejor que ser parte del montón de mediocres de una Asamblea inútil, desgastada y desprestigiada. Qué importante sería que muchos sigan su ejemplo y se vayan a sus casas desde luego a no hacer nada por que son incapaces a todas luces.

  3. Francisco
    Es una pena que Diego Ordóñez abandone la asamblea, uno de los pocos asambleístas, con capacidad intelectual en una institución llena de mediocres, lastimosamente nos deja sin voz a los que creímos en el.

  4. Estimado Señor Hernández, considerando que nada es gratis en la vida, permítame agregar lo siguiente:

    TENEMOS NUEVO MINISTRO DE GOBIERNO? No dudo de las capacidades de la Doctora Alexandra Vela, pero, dadas las circunstancias, en estos momentos no solo se necesitan habilidades de negociación y consenso, sino una muestra de liderazgo fuerte visible. Ordóñez es el indicado? Parecería que si.

    TENEMOS UN SÚPER ASESOR Y OPERADOR POLÍTICO EN LA SOMBRA? Políticamente hablando, lo malo de ser ministro de gobierno, es ser ministro de gobierno. Con la asamblea de porquería que tenemos, lo tendrían llamándole a declarar a cada rato, y, buscando un error para destituirlo. Como súper asesor, político en la sombra, no solo es más productivo, sino que se le pueden delegar tareas que requieren la integración de varios ministerios, y/o, entes autónomos como la Fiscalía, la UAFE, etc. Ordóñez , podrían encargarse de aquellas cosas importantes y necesarias, que el presidente Lasso NO delega.

    ORDÓÑEZ VA A SER EL RESPONSABLE DE LLEVAR A CABO LA NUEVA CONSULTA, QUE INEVITABLEMENTE INCLUYE UNA CONSTITUYENTE QUE NOS VUELVA A LA DEL 98 CON MODIFICACIONES? Ordóñez como secretario de la constituyente del 98, tiene claro lo bueno y lo malo de esa constitución; como abogado sabe lo malo de la constitución de Montecristi; como asambleísta y parte del equipo de CREO, sabe los proyectos de ley que el presidente Lasso necesita, y, la asamblea actual nunca va a tratar. También sabe que el artículo 444 de la constitución actual, no solo permite convocar una constituyente, sino definir las reglas de los posibles candidatos, lo cual permitiría escoger lo “mejor de lo mejor” de cada provincia.

    De cualquier manera, Señor Hernández, con la precaria situación que usted describe de la Asamblea, tanto la consulta como la constituyente se han vuelto indispensables. Ordóñez, estaba desperdiciado en la Asamblea. Ser el nuevo alfil de Lasso, es más útil.

  5. Lamentable y una gran pérdida para el foro politico natural que es la asamblea. SIn embargo, el Dr. Ordoñez (que ojalá vuelva a ser pelagato) sí sabía a lo que se metía al postularse con mucha seguridad de ganar. Si antes yo contaba con los dedos de la mano a los asambleistas ue merecen tal designación, ahora sobran los dedos. Ojalá su ejemplo no sigan otros y la tal asamblea quede en manos de la crema y nata de …los ineptos…

  6. Estemos de acuerdo o no con su decisión, lo que sí es un hecho es que la asamblea es un organismo profundamente disfuncional. Bueno sería decir que “no sirve para nada”, pero su “efectividad” está en el campo de la destrucción. Es una entidad que lejos de atender las necesidades de la gente se ha dedicado a empeorar y a arruinar todo lo que toca. Es momento de cuestionar seriamente la existencia de esta institución, dada su evidente incapacidad de hacer algo bien.

  7. Está muy bien que Diego se salga de ese antro de ignorantes, mediocres e ineficientes que son la mayoría de los asambleístas, a esos es imposible reeducar, guiar o convencer, espero que por su capacidad, algún día esté en un más alto puesto, por lo pronto ojalá regrese a los 4 Pelagatos con sus sabios artículos.

  8. El Sr. Ordonez sabia bien que la Asamblea es un nido de ratas y serpientes, comenzando por los correistas, pasando por los IDs y PKs, y llegando a los PSCs. Aun asi, se postulo para que le dieran el voto. Su renuncia es una irresponsabilidad (o cobardia), por decir poco. Muy facil decir «me voy», de manera hasta egoista, cuando hay muchos que confiabamos en el porque era de los 2 o 3 que aun sacaba la cara para dar algo de decencia a la asamblea. La unica explicacion que podria caber es que no quiere estar cuando venga una consulta popular para acabar con la basura llamada asamblea (tal vez el sabe lo que nosotros no sabemos).

  9. En ese recinto de burros y burras claramente no tienen cabida personas inteligentes, capaces, honorables, disciplinadas, honestas y comprometidas; cuando alguien da muestras de poseer alguna de esas cualidades más rápido que ayer le hacen carga-montón para anularlo completamente utilizando todo tipo de artimañas insultantes que sencillamente indignan por decir lo menos, a cualquier persona decente.

    En un escenario así, es literalmente imposible contribuir con nada positivo porque precisamente eso es lo que los borregos cuidan celosamente que no suceda.

    De toda esa manada todavía resiste UNO de ellos, que dicho sea de paso los tiene bien agarrados del cogote, no porque sea maldito, sino porque gracias a su sacrificado y arriesgado trabajo poco a poco va desenterrando porquería y media de cada uno de los redentores.

    Nuestro país urgentemente necesita mano muy dura, muy firme, con probado patriotismo para cuidar de los intereses más valiosos de sus habitantes; desde hace varios años, hemos sido testigos de lo que han hecho, lo que están haciendo y lo que harán todos los encantadores de serpientes que nos han convencido con su habilidosa labia, pero la cruda realidad es que cada jumento solamente empeora la realidad del sufrido Ecuador (incluyendo al ultimito, que ya veremos como continúa entregándonos a los chinos corruGtos).

    Tenemos que ir pensando desde YA, que tenemos que hacer, con quienes podemos contar y darnos cuenta de que si no despertamos del letargo pendejo de la indiferencia y comodidad de nuestro metro cuadrado, de pronto despertaremos con la bota en nuestro cogote, condenados a la soberana voluntad de un prófugo sicópata que no para de vomitar mierda para causar más caos y confusión hasta las próximas elecciones.

    CUIDADO MAÑANA CUIDADO!!!

  10. Sentimientos encontrados en la decisión del Sr.Ordoñez, puesto que, fue elegido por muchas personas pensantes como él y querían que los represente en ese mierdero de asamblea. Se cansó de estar rodeado de mucho tarado iletrado y nadar contra la corriente, defendiendo leyes por el bien común. Personalmente creo que no debió irse pero la estupidez es contagiosa y Diego se puso a buen recaudo.

  11. El señor Diego Ordoñez, toma la decisión de alejarse de la función legislativa, porque corre el riesgo de perder su talante político y democrático, en ese espacio en decadencia, con ello cuida que su entorno se contamine, con el 20% de aceptación , que ostenta el legislativo. Es preferible dejarlos que sigan sintonizando con el tubo, con la ignorancia, con el desconocimiento de legislación. La decisión esta bien tomada porque permanecer en la guarida, solo afecta su energía, su sabiduría, y buscar “pares” para mantener un “debate interesante y con valores” en esta asamblea… es como buscar un “aguja en un pajar”. Éxitos señor Ordoñez, en la misión que se proponga.

  12. Realmente es una pena y molesta que a estas alturas el ex asambleísta se haya dado cuenta de la clase de poder legislativo que tenemos en Ecuador, sabía a lo que se metía., es una burla, desde mi punto de vista, bote por el(si con b de botar a la basura el voto) ya que suponía que aportaría un poco de materia gris, de racionalidad. Que indignación siento carajo

    • Las comparaciones son odiosas e imprudentes, pero voy a hacerlas para explicar en algo el hastío de Ordóñez: la señora presidenta de la Asamblea Nacional se gastó $ 850.000 en dos días en un hotel de lujo en la Amazonía, ha! Y con masajes incluidos; aprobó un presupuesto de $ 100.000 para alimentos de los parlamentarios en ocasiones especiales; solicitó la compra de 6 autos de alta gama para la Asamblea; los parlamentarios, a mas de un buen sueldo, tienen asesores, secretarias, mensajeros, gastos de telefonia celular, gastos de vivienda para parlamentarios de otras provincias y otras cosillas de menor cuantía, resultados de su gestión congresil en 6 meses? Menos del 10% de lo aceptable.
      En Suecia los diputados tienen un sueldo de 4.800 en dólares, luego de la retención del impuesto a la renta; no tienen asesores, pagan hasta el café que se sirven, el Estado les provee de una cartilla anual para transporte público, cuando deben acudir a una sesión fuera de la sede parlamentaria, les reconocen 110 coronas suecas al día, unos 12 dólares, el Parlamento, sólo posee 3 volvos para el presidente y los tres vicepresidentes, y los gastos son minuciosamente registrados y escrupulosamente manejados.

  13. Ordóñez es consecuente con su conciencia, es decir lavarse las manos despues de ocupar la letrina. Pero el conocia de antemano, con que tipo de «colegas» se toparia en la asamblea, donde es imposible tratar de dialogar entre pares. La asamblea es la materia fecal de lo que somos como sociedad.

  14. Que tarde se dan cuenta que con ese congreso de mediocres,una buena parte delincuentes del cartel correa,otros ignorantes y todos populistas no llegaban a ninguna parte ,lamentablemente el presidente Lasso no tuvo los arrestos para haber ido a la muerte cruzada, ahora ya es tarde, queda hipotecado a esa chusma sin Dios ni ley..Pobre país.

  15. Excelente análisis. Muy acertada la decisión de Diego Ordóñez. No se puede seguir empujando hacia el honor a un grupo que solo busca lo contrario. Vergüenza es lo que sentimos escuchar lecturas inoficiosas en lugar de un debate oral. Ni siquiera párrafos cortos lo pueden decir sin mirar al papel. Correcto que el ahora ex-asambleista haya exigido un mínimo de preparación y eso no es arrogancia. Jamás se preocuparon de exigir requisitos suficientes como un título de abogado al menos, para acceder a una curul. Y ese grupo sigue cayendo y cayendo y lo peor, va arrastrando al país.

  16. De acuerdo con este comentario, es muy fácil desertar e ir a otro puesto de gobierno, yo voté por este señor para asambleísta y no para otra función. Pobre mi Ecuador. «La lucha se hace luchando»

  17. Un extenso artículo defendiendo lo indefendible, argumentando sin argumentos, eso sí con palabras bonitas, con léxico rebuscado, que bien que maneja el idioma, sólo que, cuando no hay argumentos válidos, muy poco ofrece, carece de valor. El caballero que renuncia, No lo hace porque va sus quehaceres particulares; se olvida que fue electo por el pueblo, y por lo tanto, se debe a ese grupo de electores, no importa la cantidad; siempre hizo gala de lo culto e ilustrado que dice ser, entonces creo yo que era importante que se quede para educar a los demás; la Asamblea siempre ha sido cuestionada, casi siempre ha tenido esa paupérrima calificación, cuando se postuló sabía de aquello, en fin la patria, el país siempre es relegado a segundo plano, prevalecen los intereses personales…

  18. ¡Mal, muy mal hecho! La guerra se gana en el campo de batalla. Uno menos dirán los (y las) del tubo, felices. Y ahora que se aprestan a derogar la ley de reformas económicas que entró en vigencia por su propia inacción. Y con la ayuda del revoltoso Iza y del Ashku (¿?, bueno, Pérez), en las calles, porque «la ley es un atentado al ahorro», dicen, (solo quieren mamar del Estado), el relajo está asegurado. Cada vez estamos peor: hasta la Naturaleza parece que se confabuló; pobre país.

  19. Diego tuvo siempre la valentía y frontalidad de desnudar y, sobre todo, de alertar que la más importante función del Estado cumple un papel denigrante y peligroso para la estabilidad democrática. Ciertamente los culpables somos los electores que prefieren ser representados por ignorantes, mediocres y cómplices del correato y su latrocinio, incluyendo alli a socialcristianos y socialdemócratas que, sin rubor, poco hacen para apoyar procesos de fiscalización.

  20. Que lastima por el país, se va uno de los 8 asambleístas con cerebro y preparación, ya quedan solo 7 para batirse contra una recua de mulas.

  21. Diego Ordóñez dió muestra de mucha sensibilidad y honorabilidad al renunciar a su curul. Puede ser motivo para reformar y reducir el número de asambleista. Ecuador debe aprender a vivir con el coronavirus pero NO con un cuerpo colegiado, como la asamblea, que busca acuerdos oscuros entre politicos que es sinónimo de corrupción.

  22. Un brillante articulo Jose. Que pena que el bajo nivel intelectual de la gran mayoria de asambleistas no les permita entender todo lo que usted manifiesta y hacer algo para trabajar por el beneficio del pais. Ademas de su falta de preparacion, son arrogantes, egoistas y corruptos. Que mas se puede esperar de ese nido de ratas? Pues nada. Cualquier persona sensata haria exactamente lo mismo que Diego Ordonez. Para que perder el tiempo tratando de cambiar a una manada de imbeciles?

  23. Hace muy bien Diego Ordoñez en alejarse de ese organismo inoperante e impopular.
    La ignorancia y la estupidez son mas contagiosas que el OMICRON, y no hay vacuna.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba