//

¿Lasso los mata y se mata?

lectura de 5 minutos

La muerte cruzada vuelve subrepticiamente al escenario político. En los hechos, esa figura constitucional no ha dejado de rondar durante estos nueve meses que cumple, esta semana, el presidente Lasso en Carondelet. La posibilidad de usar esa facultad presidencial para disolver la Asamblea, poner fin a su mandato y llamar a nuevas elecciones, surgió como respuesta a la debilidad política del régimen, que llegó con 12 de 137 asambleístas.

Esa situación no ha cambiado; incluso muchos albergan la sensación de que se ha agravado. Pero Guillermo Lasso no está solo en el escenario y los otros factores de poder, lejos de potenciarse, también son víctimas de la erosión institucional que provocan. De ahí que la muerte cruzada, que es un albur, sigue siendo un arma poderosa en sus manos. Por supuesto, no puede estar seguro enteramente de volver a ganar, pero -toda cuenta hecha- es el actor con más probabilidades de poderlo hacer.

El presidente lleva nueve meses sentado entre dos sillas: lograr un acuerdo de gobernabilidad con las fuerzas políticas que definen la votación en la Asamblea: correísmo, Pachakutik, Izquierda Democrática y el bloque de independientes. O recurrir al artículo 148 de la Constitución. En una serie de 4 artículos 4P analizó ese escenario en octubre pasado; sus ganadores y perdedores.

Lograr gobernabilidad está lejos de pasar, como dicen algunos analistas, por un “verdadero” o “sincero” diálogo político. El gobierno de Lasso no tardó en darse cuenta de que el sinónimo más acertado, quizá el único en el país, de “diálogo político” es “reparto de troncha”. Reparto descarnado y descarado. En ese escenario no solo hay daños éticos inmediatos sino la perspectiva de más corrupción provocada por fuerzas ajenas al gobierno, pero cuyo costo le será endosado. Y luego, una pregunta deambula desde el inicio del gobierno por las oficinas oficiales: ¿cuánto tiempo duran, en esos casos, los acuerdos? Y si vale la pena canjear gobernabilidad por actos indebidos (el correísmo espera que el gobierno meta la mano en la Justicia), retaceo del Estado e intercambio oscuro de favores.

Circunstancias más, palabras menos, en eso consiste el “diálogo político” y aquellos que creen que el problema no está en transigir con la corrupción sino en “técnicas” o “habilidades” en el manejo político, deben creer que viven en Suiza. O ignoran el “toma y daca” criollo en cual el socialcristianismo casi institucionaliza, en la cultura política, el famoso “contrato colectivo”. El gobierno no ha abierto totalmente la llave en esa dirección.

La otra vía es la muerte cruzada que, por las circunstancias, el presidente puso a circular y mantiene como una posibilidad viva. Un tema, entre otros, lo detuvo el año pasado: los Pandora Papers. Decretar la muerte cruzada hubiera podido ser interpretado -así pensó el presidente- como una coartada para evitar la investigación. Él quiso que la Asamblea investigara y concluyera.

¿Y ahora? Los factores de gobernabilidad con el legislativo le son más adversos. Las señales de desestabilización aumentan y conciernen otras funciones del Estado. La nueva mayoría que está prácticamente conformada (correísmo, PSC, una parte de PK, otra de la ID, más unos independientes…) está desatada: esos grupos son aliados incondicionales del proyecto de desestabilización correísta. Parar esa dinámica se limita, por ahora, a buscar los votos -alrededor de 46- para evitar que logren una mayoría calificada (91 votos) y tomen decisiones cruciales contra el gobierno. Pero es una situación frágil que no puede durar. Y no se ve otra alternativa de gobernabilidad: no hay masa crítica social para lograr que los actores políticos se muevan hacia posiciones razonables, por fuera de sus propias agendas.

Hasta en Carondelet hay voces que no aconsejan la muerte cruzada. Un factor disuasivo son las encuestas: Lasso ha perdido popularidad, aunque su credibilidad goza de buena salud. Sin embargo, ¿cuáles son sus contendores? Analizado cada uno de los probables, es dable concluir que el presidente tiene más puntos a su favor que aquellos que tuvo en la primera vuelta. Y que, en cualquier balance, tiene -en teoría- mucho más que mostrar que cada una de las fuerzas aliadas que tiene en su contra. Y, por último, la muerte cruzada podría ser una forma de quebrar el statu quo en el cual están instalados muchos de aquellos que, si hay elecciones, no volverían a los cargos desde los cuales hoy complotan y extorsionan.

El presidente, como están las cosas, tendrá que zanjar el dilema que lo acompaña desde antes de sentarse en el sillón presidencial.

Presidencia de la República. 

21 Comments

  1. Error estimado dr
    La Constitución vigente, es una porquería. Lo correcto es que disuelva la asamblea por manifiesta incompetencia, y llame a elecciones de asambleístas, pero poniendo condiciones minimas

  2. ¡Matar y morir!: Con pelos y señales, ante 17. 5 millones de ecuatorianos honestos la banda delincuencial correista que, con una estructura criminal del narco gobierno del prófugo, en la década 10 + 4 robada, saqueo al país, ya está identificada; sin embargo, todos los ladrones de cuello blanco: jueces, fiscales, ministros, prefectos, alcaldes, narco generales (policías y militares) que participaron en el atraco al Ecuador, durante 14 años, hoy, ante una podrida justicia que camina a paso de entierro y una Ministra de Gobierno que funciona a Diesel, esos, no han sido castigados ni capturados, están impunes y, con el lumpen de la política (PK, social cretinos, algunitos “independientes”, MPD + malas yerbas de la ID, ya se han juntado para en un mar de corrupción, consumar el asalto a la llamada “asamblea” y luego destituir al Sr. presidente de la República. Pero, el 21/02/2022, el Sr. Presidente, que goza de gran credibilidad, lo dijo: No permitiremos intentos desestabilizadores; por lo que, se percibe que el presidente ya perdió la paciencia y con razón, el dialogo político se agotó, porque los conspiradores, por haberse acostumbrado, desde hace décadas a extorsionar a todos los gobiernos, en defensa de todo lo que han robado, nunca les interesó dialogar. De ahí que, la muerte cruzada, sigue siendo un arma poderosa en manos del presidente Lasso; la cual, políticamente para la turba corrompida, supone “matar y morir”. Ecuatorianos, en esta encrucijada, la muerte política del Señor presidente, en defensa del país, por el honor, el respeto a la Ley, la libertad y la dignidad, estaría muy lejos de ocurrir; por el contrario, asumir esa responsabilidad, sería el máximo honor que se podría reconocer a un demócrata De tal manera que, todos los ecuatorianos dignos, debemos apoyar para que el presidente, aplique la muerte cruzada y termine de una vez por todas con esa turba de mal vivientes que pugnan por retornar al narco gobierno, para convertirnos en muertos vivientes, como en Cuba, Venezuela, Argentina, Nicaragua y demás.

  3. Existe una frase pronunciada por el mojigato moreno, esa frase conforme pasa el tiempo lejos de pasar al olvido, en nuestro sufrido Ecuador poco a poco se va convirtiendo en el «slogan» de su corruGta clase política; el ilegítimo licenciado dijo: «DONDE SE PONE EL DEDO, SALE PUS»

    Huevada de país… cada vez PEOR y PEOR y PEOR y PEOR…. !!!

  4. Presidente, los ecuatorianos sentimos cansancio y asco de esta clase política que se encuentra en la asamblea. Cada día que esperamos que el país, sea mejor, que nos vaya bien a [email protected], nos encontramos que estos asambleístas han inventado, sainetes, farsas, participado en mafias en las que se UNEN y se DES…UNEN a su conveniencia. No les interesa apoyar a fortalecer la democracia sino: el reparto, el robar bien y elegir autoridades con el pedigrí de ellos, corruptos, mafiosos, con desconocimiento total de lo que significa legislar y faltos de una visión de país.
    Ahora mismo tenemos una asamblea con los calificativos: los con poncho, los sin pocho, los golpistas, los mariateguistas, los mafiosos, los robar bien, los del tubo, los reciclados por UNES, los nebotsistas,…los Almeida, y los Ruiz. Con todos estos, vemos como el país se desgasta haciendo frente a [email protected] mamarachos ridículos. Es hora Presidente de aplicar “la muerte cruzada”, y enviarles fuera del parlamento, porque [email protected] no entendieron para que se los eligió, ni a quien representan.

  5. Muy cierto: la muerte cruzada es un albur, peligroso por donde se lo mire. Más dable sería la consulta popular donde existe libertad que la ciudadanía decida. A estas alturas, los conspiradores de la asamblea tienen las de ganar. Sostenerse a como de lugar, sin reparto de troncha, hasta las elecciones secciónales y la consulta es lo más aconsejable

  6. En el momento oportuno el Sr Presidente Lasso se acomodó a su temporal aceptación y éxito por las vacunas
    No se arriesgó a cambiar la Historia y a romper el molde de los politicos en este país, es decir, repartirse Canonjías a cambio de gobernabilidad…
    Tiempos difíciles ….ahora el Presidente está andando de puntillas y en la otra orilla están aquellos políticos que no se conformarán solo con 5 mil mensuales, que va, ellos quieren tajada y todo el jugo y la leche que ha de exprimirse al Estado….
    Difícil situación,,, Lasso debería sacudirse, intentar entrar a la Historia y más vale tarde que nunca….
    Si el país ha de salvarse solo hay una opción…bienvenida la Muerte Cruzada…Es preferible gobernar 6 meses o quizá un año como Señor a tener que ser sometido al yugo de políticos inmorales que están preparándose para ir con todos en busca de sus trofeos….impunidad, repartición y arrasamiento de todo lo que queda del Estado!!!!!

  7. Como dijo en algún momento el Señor Presidente Constitucional de la República del Ecuador, ya » que chucha»! Con la voracidad de algunos y el ansia de impunidad de otros, no queda más! Señor Presidente, juguetera! Con esa calidad de asamblea no vamos a ninguna parte. Son como perros de hortelano, ni comen, ni dejan comer. A los ecuatorianos no nos queda más que gritar: Que se vayan todos y pedir a Santa Marianita, que no se cumpla su profecía.

  8. Muy probable que se de un «carnavalazo» legislativo y una usurpación del CPCCS, sin mencionar la desesperación de «recuperar» la Fiscalía, la Contraloría, la Corte nacional y la Procuraduría. Todo para exculpar al de Bélgica, robar bien y repartirse todo el sector público. Es criminal y atroz; el presidente tiene que actuar ya.

  9. Me da miedo, pero al parecer no queda de otra, esa asamblea es una abominación, o acabamos con ellos o ellos se cargan al país entero. Me preocupa la poca memoria, indolencia y ligereza que muchas veces tenemos como ciudadanos, por eso llegan los Yunda, Pabón, Palacios, Reyna, concejales, asambleístas y demás funcionarios de la peor calaña, seres dignos de la más repugnante republiqueta cuartomundista. Hay un núcleo duro de fanáticos enfermos y sin remedio, que siempre votarán por sus nefastos líderes de pacotilla, no importa lo que hagan, para sus borregos siempre serán sus adorados amos y patrones, recuerden como una minoría (20%) que de ningún modo representa a los quiteños, nos impuso al peor alcalde que tuvimos. Habrá que hacer campañas cívicas e informativas masivas para que la gente no olvide las caras de todos estos despreciables que anteponen sus oscuros e inconfesables intereses por encima del bien de todo un país. De darse nuevas elecciones, correístas, socialcristianos, Pachakutik e ID deberán ser castigados, aplastados y reducidos a la más mínima expresión, esa será nuestra oportunidad de oro para deshacernos al fin, si es posible para siempre, de esos parásitos y sanguijuelas de la política. No podemos equivocarnos, si vamos a la muerte cruzada deberá ser la batalla decisiva, la estocada final para acabar no sólo con el trío degenerado, sino con todos estos subnormales, corruptos y atrasapueblos que han hecho de la politiquería barata y destructiva su modo de vida.

  10. Realmente es penoso que al país , una serie de politiqueros indignos , partícipes en esa perversa alianza en la Asamblea , le hayan llevado a un callejón si salida . Y para muestra un botón , la parodia de juicio político a la Super de Bancos , en el que se unieron : ROBOS , PACHAKUTIK , algunos SC y quien creyera , tontos útiles de la ID . Y van por más !!!!!!! Ante esta tragedia , que pone en riesgo nuestra frágil Democracia , por mas doloroso que sea , al Presidente Lasso , no le han dejado otra opción estos perversos , que decretar la DISOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA .

  11. Los mandamás del correismo, pachakutic, psc y la insípida izquierda democrática, no se comportan como ciudadanos.
    Es decir no aprendieron desde temprana edad a respetar las reglas de la convivencia democrática. Ellos personas sin escrúpulos y llenos de hábitos antisociales, creen tener la sartén por el mango, por su pataneria y se creen intocables.
    Con su cinismo a cuestas, nos tratan como enajenados a 17 millones de ecuatorianos.

  12. Soy favorable a que el Presidente Lasso, se decida por la Muerte Cruzada, como instrumento de gobernabilidad. Pero habrían varios supuestos que hacerse. 1. Para el Presiente, gobernar con decretos avalados o previamente acordados con la Corte Constitucional actual (ya sin Salgado Pesantes), es una manera racional de gobernar y obtener objetivos tangibles y evaluables. 2. Guillermo Lasso nunca antes estuvo interesado en una reelección presidencial. 3. Si la Muerte Cruzada obliga a finalizar el período adminsitrativo, el llamado a elecciones podría no tener suficiencia de fondos, a causa de la situación económica del país, las prioridades marcadas, que permitirían una prolongación del período, hasta el 2025. 4. El País podría aceptar la situación creada, a cambio de estabilidad, progreso y paz social. 5. El gobierno podría aprovechar su permanencia de cuatro años, trabajando por mantener la tendencia económica del sistema, evitando que vuelva el correísmo. 6. Todos los proyectos de Guillermo Laso, para inversión, incremento de plazas de trabajo, estabilidad económica, disminución de deuda, requieren de tiempos mayores al de un período presidencial. Nadie querrá invertir en Ecuador, si todo termina en cuatro años.

  13. Lasso parece un político dispuesto a mantener la silla de Carondelet, parece querer mantenerla a toda costa y pese a su debilidad. Una lástima que los incentivos para gobernar sean obtener el poder absoluto o tranzar con las otras mafias políticas. Por otro lado, se nota la actitud cínica de la población ecuatoriana ante el comportamiento político y me parece correcto, lastimosamente es para promocionar más de lo mismo. Votar por puro fanatismo y esperanza casi religiosa por el «cambio» o por los que «si van a hacerlo bien esta vez» los siguientes que gobiernen es parte de la cultura y parte del problema. Ni una nueva constitución podrá cambiarlo. Será que Lasso calienta la silla porque quiere hacer algo por el país? Aunque he de admitir que tampoco hay más además del correismo y de los que ahora son sus socios. Estamos contra la pared nosotros que estamos a merced de los políticos y su poder, de sus abusos, negociados, de su corrupción incluso internacional lo cual debería preocuparnos verdaderamente. Realmente, la muerte cruzada va a solucionar algo? Creo que ya va siendo hora de revelarnos contra esta mafia política repugnante y empobrecedora que se hereda el poder sin importar el signo como lo han demostrado los falsos indígenas, falso pueblo del PK o los falsos liberales de CREO y PSC sin ya ni nombrar a los camaleones de ID ni a la mafia correísta que se niega a morir definitivamente. Lo correcto es no apoyar más este teatro barato llamado «democracia ecuatoriana» a esos falsos representantes que hacen negocio con el código de la «democracia».

  14. A muy pocos votantes les importa la inutilidad de la Asamblea, o las trifulcas en el CPCCS. La inmensa mayoría de la gente anda preocupada de sobrevivir.

    Por lo tanto, la convocatoria a elecciones anticipadas (muerte cruzada) es simple suicidio político. El descontento nacional es muy grande, y se expresaría en las urnas en forma de voto-rechazo al gobierno.

    Para que Lasso obtenga un resultado positivo tendría que ocurrir un milagro, por ejemplo un crecimiento rapidísimo del empleo + una abrupta reducción de la delincuencia. Lo cual, obviamente no va a ocurrir.

    A Lasso le queda una opción: gobernar los próximos tres años con las leyes e instituciones vigentes.

  15. ya eshors de tomar desiciones y una por todas la muerte cruzada es la herramienta demoratica que le toc a la democracia y asi terminar con ese nido de viboras que es la asamlea

  16. Es increíble lo que sucede en mi Ecuador del alma. Los pillos nos tienen entre la espada y la pared. En verdad parece que la mayoría desestabilizadora está conformada. Ya se quitaron las máscaras. Prioridad uno: ¡proteger el botín! ¿Soportará el pueblo otro despojo? El señor Lasso debe llamar a la muerte cruzada para que se vayan a su casa muchos de esos asambleístas mediocres y apátridas. El pueblo lo va a respaldar porque precisamente le dio el voto para que sea Presidente en rechazo a los unes, que «mucho bien» le hicieron. ¡Ser o no ser!

  17. Se dice que los asambleístas son representantes y por lo tanto el reflejo del pueblo, pero que mal, tenemos verdaderos energúmenos en la asamblea que no esconden sus ambiciones sino mas bien hacen alarde de maldad, se juntan entre iguales y terminan siendo mayoría, increíble.

  18. Así es. No hay otra solución. La muerte cruzada enviará a todos esos corruptos asambleístas al lugar donde merecen estar: el olvido. LASSO no te awebes!!! El pueblo que quiere trabajar y progresar, la gente que estamos cansados de tanta corrupción te apoyamos. Fuera TODOS LOS CORRUPTOS CARAJO!!!

  19. Pienso que se debe llamar a la muerte cruzada, por mas que haya caído su popularidad, el presidente encontrará mas apoyo en el pueblo ecuatoriano que lo que jamás encontrará en esta mugrienta asamblea, con eso se desbarata los planes desestabilizadores del nebotismo, correismo, mariateguismo y quien sabes que mas lacras, evitara que esa mal llamada alianza se haga con el cpccs y pongan y repongan autoridades que vayan a dinamitar la democracia, y mandara a la casa a estos malparidos asambleístas que solo buscan el poder sobre todo lo demás, con el tiempo que le queda antes de las elecciones podrá ganarse la confianza de la gente pasando las tan necesarias reforma en ámbitos laborales, económicos y de seguridad, y si aun así la gente decide darle la espalda y elige democráticamente volver al autoritarismo y caudillismo después de todo lo que se ha destapado entonces será por que la gente no era digno a tenerlo como presidente y como he dicho antes, este país tendrá el gobierno que sus ciudadanos merecen.

  20. Vamos a la muerte cruzada Ya y que se mande a la casa a los miserables golpistas de la Asamblea, veremos en nuevas elecciones como los correistas y los Pachacutek obtienen muy pocos asambleístas, porque el pueblo les dará yuca por corruptos.

Responder

Your email address will not be published.