//

¿Cuál es el futuro del Partido Social Cristiano?

lectura de 4 minutos

El Partido Social Cristiano, uno de los partidos más antiguos del Ecuador, que aún mantiene representación parlamentaria y algunos cargos seccionales, es un mar de contradicciones y de sinsentidos. Durante las elecciones generales del 2021, una vez que Jaime Nebot descartó buscar la presidencia, intentó llegar a acuerdos con distintos movimientos políticos e incluso coqueteó con la posibilidad de apoyar a Álvaro Noboa en la carrera electoral, para terminar aliándose con el movimiento CREO y respaldar la candidatura de Guillermo Lasso, más por descarte que por convicción.

Esa alianza entre dos líderes que habían sido grandes amigos, pero que la política había distanciado enormemente, estaba sostenida con alfileres. Era previsible que durante el gobierno de Lasso dicha alianza se rompiera más temprano que tarde, aunque era difícil prever que se rompería tan temprano como consecuencia del pacto que se pretendía consumar con el correísmo para captar las autoridades de la Asamblea Nacional y que fue abortado in extremis por el presidente Lasso. A partir de ahí la relación entre el presidente Lasso y el Partido Social Cristiano quedó rota definitivamente.

Sin embargo, el PSC no se conformó únicamente con romper con el gobierno nacional, sino que ha decidido sumar sus votos con los correístas de UNES y los radicales de Pachakutik –alineados con Leonidas Iza– para desestabilizar las autoridades de la Asamblea Nacional con la excusa de que no están cumpliendo sus funciones. No pudieron encontrar una excusa más barata porque es público y notorio que en el fondo la única razón por la que el PSC se ha unido a lo peor de la clase política nacional es debido a que Sofía Almeida perdió la mayoría y el control del Cpccs y, por ende, el PSC la posibilidad de controlar e influir en la designación de las nuevas autoridades de control del Estado, tales como Superintendentes, Contralor, Procurador, etc. El PSC mantiene la esperanza de reeditar lo sucedido en la década de los 90 cuando tenían una gran influencia en la designación de autoridades.

Aparte de la alianza contra natura que ha llevado a cabo el PSC con la única finalidad de destituir a las autoridades de la Asamblea Nacional y designar a quienes den prioridad a las necesidades y ambiciones del correísmo, el ala radical de Pachakutik y ellos mismos, los socialcristianos han renunciado a apoyar al gobierno en cuestiones en las que se supone deberían estar de acuerdo amparándose en cualquier vericueto ideológico o simplemente en burda demagogia. Muchos catalogaron como una exageración o aberración que el presidente Lasso haya denominado a Correa, Iza y Nebot como el triunvirato de la conspiración, pero el tiempo le está dando la razón.

Luis Almeida o Jorge Abedrabbo actúan como la cara visible de la alianza antinatural cuyo único fin común es acelerar la toma de control de las instituciones. Sin embargo, otros personajes del partido se encargan, asimismo, de adoptar las tesis del correísmo respecto de otros temas, tales como la situación del Banco Pacífico o del IESS como si fueran responsabilidad de Lasso. Como ejemplo, basta ver los videos de Cristina Reyes quien, con un absoluto desconocimiento de temas bancarios, se suma al manido discurso correísta de que se está deshuesando al Banco Pacífico para venderlo a precio de gallina enferma.

Cabe preguntarse, entonces, ¿cuál es el futuro del Partido Social Cristiano? ¿Está dispuesto a sacrificar cualquier ideología o proyecto de futuro a cambio de captar a corto plazo el control de las instituciones? Parece ser que, en el campo electoral, el PSC se conforma con mantener la alcaldía de Guayaquil apoyando a una alcaldesa que, si bien tiene altos índices de popularidad, pesan sobre ella indicios de corrupción que hasta el momento la Justicia mira desde lejos.

El futuro del PSC –si le queda alguno- está hipotecado por la ambición de sus líderes que no ven más allá de sus propios intereses.

Ricardo Flores es abogado. 

8 Comments

  1. La guinda del pastel: el matrimonio de la discípula aventajada del Caudillo fracasado. Ahora solo queda pendiente el sepelio y el olvido.

  2. Un triste final para un partido político que en algún momento tuvo credibilidad y seriedad ( hablo del tiempo de su fundador , Camilo Ponce ) , pues luego de ese tiempo , prácticamente todo se ha circunscrito a acciones tomadas en base a sus propios intereses y nada mas . Y ahora esta ignominiosa alianza con ROBOS , PACHAKUTIK y SC , una verdadera aberración y verguenza !!!!!!!

  3. Señor, cuando he dado mis criterios en algunos artículos con calificativos fuertes en contra de políticos corruptos, desde el punto de vista de quien los evaluó no fueron publicados.

    En este artículo, vuelvo a manifestar mis expresiones sobre este partido Social Cristiano, que por décadas han gobernado y cogobernado en forma corrupta y con sinverguenzas que hasta la fecha se mantienen, a la cabeza el Sr. Nebot, alcaldías, prefecturas, asambleístas, burócratas y empresas privadas que se han prestado para la sinverguencería de los sobornos de esta gente.

    Los demás partidos políticos, que alguien me diga cual es el rescatable de honorabilidad, respeto, ética, honestidad, solidaridad………, para mí «NINGUNO», entonces tienen que desaparecer, así de simple, para iniciar un proceso de transformación del país con personas y un equipo de gente de experiencia en los diferentes campos sociales y económicos, con principios y valores (mínimo el 80% que si los hay en el país gracias a Dios). Por lo menos algo parecido a la República de El Salvador que tanta crítica tienen de políticos internos y externos principalmente de gobernantes corruptos de Latino América.

    • «Señor, cuando he dado mis criterios en algunos artículos con calificativos fuertes en contra de políticos corruptos, desde el punto de vista de quien los evaluó no fueron publicados». ¿Cuáles?

  4. Este partido no tiene futuro, ya no existe un liderazgo, lo que existe son componendas y revanchismo, y pensar que en un momento de la historia nacional estuvieron al frente del pais gobernando con mano dura contra la delincuencia y el terrorismo, me quedan dudas si se combatió la corrupción de siempre, pero lo que no podemos dejar de lado es que se hayan unido aquellos que han saqueado al pais y que día a día siguen saliendo nuevos casos, por los que el pueblo ecuatoriano pide y suplica a la justicia se actúe con firmeza, sin claudicación para castigar aquellos que han dilapidado los fondos públicos y han perjudicado a la educación, la salud. la seguridad y que lo único que les interesa es la impunidad, revisen quienes están detrás de la minería ilegal y vamos encontrar a muchos de los que hoy se rasgan las vestiduras. Nuestro pais es rico, pero necesitamos administradores honestos, que generen trabajo, con leyes modernas y acordes a los nuevos tiempos, basta de los políticos de siempre, basta de los que ven a la política como la forma de enriquecerse, no les necesitamos, queremos gente honesta y que trabaje por todos, en democracia y con equidad

  5. El PSC junto con su cuestionable «líder» lo que quieren es, asaltar los organismos de poder y específicamente el CPCCS para nombrar a su gusto y sabor y conveniencia a las autoridades de control; y, poder tapar todas las pillerías de sus miembros malhechores de cuello blanco como los Miami Boys, los de la bolsa de valores de GYQ, y los atracos de Interagua y de los «conocidos» testaferros del ex-burgomaestre.
    Siempre se han manejado con el poder tras el poder para cubrir sus pillerías con jueces y alcahuetes que se emborrachaban en el Buijo hasta los amarres el Valco.
    ¿El futuro del PSC? Simple, con el de la aerovía.

  6. No entiendo a Nebot, líder indiscutible del partido social cristiano, llegar a aliarse con correistas y Pk (impresentable Iza).
    No puedo creer, se podría pensar de Almeida y Abedrabo, que son una vergüenza apara el PSC, pero me niego a creer de Nebot o E. Torres, que se creía que son políticos de otro nivel.
    Ojalá reaccione Nebot y entre en razón por su país.

Responder

Your email address will not be published.