Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

¿Por qué Putin es una rata con botón nuclear?

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

La invasión rusa a Ucrania está produciendo un gran volumen de reflexión entre las mentes más lúcidas y los medios de comunicación más importantes del mundo. En esta nota, 4P. escoge cinco documentos  publicados en las últimas días sobre lo que está ocurriendo. Masha Gessen, Fiona Hill, Thomas Friedman, el The Washington Post y Victoria Smolkin reflexionan sobre lo que para muchos es ya una tercera guerra mundial.

Gessen: ¿cómo quiere Putin que los rusos miren la guerra?

Masha Gessen

Massha Gessen es una de las mayores autoridades sobre autoritarismos y sobre Vladimir Putin. Su reciente libro «El hombre sin rostro: el sorprendente ascenso de Vladimir Putin» es un éxito. Gessen escribe regularmente para el The New Yorker y es profesora del Bard College. Rusa de nacimiento y estadounidense de nacionalidad, ha viajado a Rusia para cubrir la guerra desde ese país. Su primer artículo, escrito desde ahí, se titula «¿Cómo quiere Putin que los rusos miren la guerra en Ucrania» y en él plantea la angustiosa necesidad del presidente ruso por crear una ficción en la que no existe una guerra.

Para construir esta ilusión, las autoridades rusas han prohibido palabras «guerra» o «invasión» para describir lo que llaman una «operación especial» en Ucrania. El sábado, cuenta Gessen, la autoridad de supervisión de las comunicaciones exigió que diez medios de comunicación, entre ellos TV Rain y Novaya Gazeta, que dirige el Premio Nobel de la Paz Dmitry Muratov, retiraran las informaciones que describen la guerra como tal o, de lo contrario, los proveedores bloquearán sus sitios web e impondrán multas. No solo eso: el año pasado, el ejército prohibió el uso y la posesión de teléfonos inteligentes a los soldados. Por último, una nueva ley que entró en vigor el 1 de febrero pasado legalizó el uso de fosas comunes durante las guerras y los estados de emergencia. Estas medidas pueden facilitar el ocultamiento del número real de bajas militares.

Según Gessen, los dictadores más astutos -lo que suele significar los más paranoicos- llegan a sobrestimar su alcance, su popularidad y su sabiduría. Se rodean de aduladores, excluyen al resto del mundo y, por lo general, tarde o temprano, cometen un error. A lo largo de sus veintidós años en el poder, Putin ha reducido su círculo de interlocutores. En los últimos dos años, el miedo al Covid le ha obligado a un aislamiento casi total. Gessen cita a Mikhail Fishman, que presenta un programa de análisis político en el recientemente censurado canal de televisión independiente de Rusia, TV Rain. «Está solo con su gente más leal, que básicamente vive con él: sus ayudantes, sus sirvientes en cierto modo, que hacen posible su modo de vida. . .  Ellos, por supuesto, creen que ha sido enviado por el cielo para salvar el mundo».

A Putin le gusta contar una historia de su infancia, agrega la autora de la nota, sobre una rata a la que trató de perseguir en una esquina hasta que la rata se dio vuelta y lo atacó. Nadie que la haya escuchado duda de que el Putin adulto se identifica con la rata. Es una rata con un botón nuclear y un estado policial a su disposición. Si este es el final de su reinado, los acontecimientos que pueden rodear su caída son escalofriantes de contemplar.

Fiona Hill: Putin sí usaría su armamento nuclear

Fiona Hill

El domingo pasado la revista Politico publicó una entrevista a Fiona Hill, la diplomática de EEUU que seguramente mejor conoce la realidad política y la historia de Rusia. Ella conoce, como pocas personas, a Putin. Hill cree que lo que realmente quiere el presidente ruso es volver a lo que era el imperio de su país antes de la Unión Soviética. Putin ha articulado la idea de que existe un «Russky Mir» o un «mundo ruso». El reciente ensayo que publicó sobre Ucrania y Rusia afirma que el pueblo ucraniano y el ruso son «un solo pueblo», un «yedinyi narod». Putin dice que ucranianos y rusos son una sola cosa. Esta idea de un Mundo Ruso significa volver a reunir a los rusoparlantes en diferentes lugares que pertenecieron al zarismo ruso. Algo inquietantemente parecido a lo que Hitler y los nazis pensaban con los germanoparlantes.

En sus discursos, Putin ha ido más lejos que varios antiguos líderes rusos y soviéticos. Ha criticado a Lenin y a los comunistas porque, en su opinión, quebraron el imperio ruso: perdieron tierras rusas en la revolución. Y sí, mira con algo de simpatía a Stalin porque devolvió algunas de esas posesiones a Rusia, como los Estados Bálticos y algunas de las tierras de Ucrania que habían sido divididas durante la Segunda Guerra Mundial, pero se perdieron de nuevo con la disolución de la URSS. Putin sostiene que las fronteras cambian, por lo que las fronteras del antiguo imperio ruso siguen en juego.

En medio de todo esto, Ucrania fue el país que se escapó del rebaño. Y lo que Putin dice ahora, según Hill,  es que Ucrania no pertenece a los ucranianos. Va a borrar a Ucrania del mapa, literalmente, porque no pertenece a su mapa del «mundo ruso». Básicamente nos ha dicho eso. Así que lo que Putin quiere no es necesariamente ocupar todo el país, sino realmente dividirlo.

¿Putin podría usar su armamento nuclear? Putin ha dicho de forma bastante explícita en los últimos días -responde Hill-  que si alguien interfiere en Ucrania, se encontrará con una respuesta que «nunca ha tenido en su historia». Y ha puesto a las fuerzas nucleares de Rusia en alerta máxima. Así que está dejando muy claro que lo nuclear está sobre la mesa.

«Putin trató de advertir a Trump sobre esto, pero no creo que Trump se diera cuenta de lo que estaba diciendo. En una de las últimas reuniones entre Putin y Trump cuando yo estaba allí, Putin estaba haciendo el punto de que: «Bueno, sabes, Donald, tenemos estos misiles hipersónicos». Y Trump decía: «Bueno, también los tendremos». Putin respondió: «Bueno, sí, al final los tendrán, pero nosotros los tenemos primero». Había ahí una amenaza en este intercambio. Putin nos estaba poniendo sobre aviso de que si la presión llegaba a un entorno de confrontación, la opción nuclear estaría sobre la mesa».
¿Hay gente que dice que estamos al borde de una Tercera Guerra Mundial? le preguntó la entrevistadora. Ya estamos en ella, contestó Hill. «Lo hemos estado durante algún tiempo. Seguimos pensando en la Primera Guerra Mundial y en la Segunda Guerra Mundial como si fueran grandes escenarios, pero la Segunda Guerra Mundial fue una consecuencia de la Primera Guerra Mundial. Y en cierto modo, volvimos a tenerlo después de la Guerra Fría. Muchas de las cosas de las que estamos hablando aquí tienen sus raíces en la división del Imperio Austrohúngaro y el Imperio Ruso al final de la Primera Guerra Mundial».

Un golpe de Estado podría ser la solución

Thomas Friedman

Thomas Friedman en The New York Times escribió una columna en la que sostiene que hay tres escenarios como posibles finales de esta guerra: Uno en el que Putin aterrorice a Occidente y a los países que están bajo su órbita con su poderío militar y sus armas nucleares para recuperar el territorio del imperio ruso de los zares, como lo plantea Fiona Hill. Otro, que Putin no logre someter a Ucrania y que termine desmembrando los territorios con población pro-rusa y colocando un gobierno títere en ese país.  En ese caso, los enfrentamientos van a continuar porque los ucranianos nunca lo van a aceptar. Pero Friedman plantea un tercer escenario que resulta el más insólito e interesante: que haya un golpe de Estado en Rusia. Friedman dice que esta posibilidad es la más remota pero que tendría el mejor resultado. Según su tesis, la guerra no es popular y un importante número de personas comenzarán a expresarse en las calles. Además podría haber un impuesto como consecuencia de los efectos de las sanciones económicas; lo cual sería muy impopular. Tampoco hay que descartar la indignación que tendrán todos los oligarcas que han sido cercanos a Putin porque no podrán disfrutar de sus propiedades en Inglaterra, Francia o Nueva York. Sin contar con que sus hijos tendrán que salir de las universidades en los EEUU.

No es descabellado pensar, según Friedman, que algún militar cercano a Putin se anime a decir lo que se está diciendo en círculos secretos: Putin perdió el sentido de la realidad durante el aislamiento de la pandemia y está en estado de negación por el cálculo equivocado que hizo de las capacidades militares de Ucrania y de las consecuencias en Rusia de las sanciones occidentales. En otras palabras, un golpe de Estado en Rusia podría ser la solución.

Putin: aislado, mal informado y paranóico

The Washington Post publicó un informe basado en lo que los sistemas de inteligencia de EEUU y de Europa han recogido sobre la mentalidad de Vladimir Putin. Conocer mejor cómo piensa un líder que va a la guerra es clave, dice el diario. A medida que la invasión rusa de Ucrania entra en su segunda semana, los funcionarios de inteligencia estadounidenses y europeos dicen que el presidente ruso Vladimir Putin parece aislado y dependiente de un pequeño grupo de asesores que no le han dicho la verdad sobre lo difícil y costoso que está resultando conquistar Ucrania.

Los analistas ven en Putin a un líder con los nervios de punta, alimentado por la paranoia tras subestimar la determinación unificada de Occidente y que corre el riesgo de arremeter cuando se siente acorralado. Estas preocupaciones han llevado a algunos responsables políticos a señalar repetidamente que la OTAN no intervendrá en la guerra para que no haya dudas en la mente de Putin.

La campaña militar de Putin, que ha causado la muerte de civiles, así como su orden de poner las fuerzas nucleares rusas en un nivel de alerta más alto, ha llevado a los responsables políticos de Estados Unidos en los últimos días a pedir informes a las agencias de inteligencia para saber cómo piensa Putin. Antes de la invasión, los analistas de inteligencia estadounidenses y británicos habían advertido que Putin estaba siendo mal informado por sus asesores, que le dieron una imagen demasiado optimista de lo fácil que sería la invasión. Esas preocupaciones se han acentuado ahora que el ejército ruso se prepara para lo que puede ser una larga y sangrienta batalla por la capital, Kiev.

«Sus círculos tienden a ser insulares», dijo un segundo funcionario de la administración sobre los regímenes autocráticos como el de Rusia. «Todos hemos visto las imágenes de Putin y la distancia física entre él y los que le rodean», dijo el funcionario, comentando las fotos de Putin sentado a varios metros de sus asesores en una larga mesa. «En cierto modo, eso podría ser una metáfora de lo que está ocurriendo».

«Preguntamos mucho a nuestros colegas de inteligencia estos días sobre la mentalidad de Putin». «Entendemos que ha estado aislado durante la pandemia y que está rodeado de ‘hombres que dicen sí a todo’. Todo el mundo está buscando fisuras en lo que respecta a su control del poder, pero no estamos viendo ninguna grieta significativa. Algunos funcionarios de inteligencia europeos también expresaron su preocupación de que cuanto más se presione a Putin con las sanciones, más se verá obligado a «dar ejemplo» atacando más objetivos civiles en Ucrania.

Entender a Putin es más difícil por la falta de fuentes humanas de la comunidad de inteligencia con acceso cercano al líder ruso.

La moral de los rusos está quebrada: Victoria Smolkin

Victoria Smolkin

Politico publicó Un extenso artículo escrito por Victoria Smolkin para explicar por qué las fuerzas rusas no dominaron Ucrania tan rápido como Putin esperaba. Smolkin es profesora de historia en la Universidad Wesleyana y autora de «A Sacred Space Is Never Empty: A History of Soviet Atheism». Según Smolkin la idea formulada por Putin de que los rusos iban a salvar a Ucrania de las garras de los nazis fue tan absurda que los soldados rusos jamás se la compraron.

Rusia parece haber esperado que su «operación militar especial» condujera a la rápida rendición de Ucrania, dice la autoria. Tal vez Rusia esperaba que el mundo se mantuviera al margen mientras tomaba el control del territorio ucraniano, al igual que hizo en 2014 cuando Rusia se anexionó Crimea. Tal vez incluso esperaba escenificar su propio momento icónico del «Reichstag», izando la bandera rusa sobre una Kiev derrotada, al igual que hicieron los soldados soviéticos sobre un Berlín derrotado en los últimos días de la guerra contra la Alemania nazi. Este eco visual habría confirmado, para el público ruso en casa, la explicación oficial de Rusia para la invasión: la «desnazificación» de Ucrania.

Si esto fuera cierto, el ejército ruso habría sido recibido como liberador en ciudades y pueblos ucranianos. Pero nadie está regando sus tanques con flores. Para los soldados rusos, el conflicto no parece un genocidio ni su misión una liberación.

En lugar de un momento «Reichstag», los soldados rusos están siendo partícipes de otros «momentos» que, en la era de las redes sociales, se convierten rápidamente en icónicos: El momento en que los marineros ucranianos, en respuesta a la orden de rendición de un barco ruso, respondieron: «Acorazado ruso, ¡vete a la mierda!». El momento en que una mujer ucraniana puso semillas de girasol en el bolsillo de un soldado ruso para que «al menos crezcan girasoles cuando todos ustedes mueran aquí». La gente de todo el mundo ha visto a los agricultores ucranianos robar tanques rusos abandonados con sus tractores. También han visto a una amplia franja de civiles ucranianos que -en perfecto ruso, utilizando palabras soeces- cuestionan por qué los soldados rusos están invadiendo su país y les dicen, a menudo de forma descortés, que se vayan a casa.

Lo que está quedando claro a medida que se desarrolla la guerra en Ucrania es que el terreno ideológico que Rusia ha establecido es frágil. Los soldados rusos no han sido preparados para este conflicto ni militar ni moralmente. Los vídeos de soldados rusos capturados muestran a hombres jóvenes, a menudo recién reclutados, que parecen, más que nada, confundidos. En algunos casos, dicen que sus comandantes ni siquiera les dijeron que iban a la guerra. Pensaban que los enviaban a hacer ejercicios de entrenamiento.

En resumen, cada vez hay más pruebas de que la moral rusa parece baja. Los vehículos militares encontrados por el ejército ucraniano también apuntan en la misma dirección. Esto no quiere decir que el ejército ruso no haya infligido daños devastadores en Ucrania o que no infligirá más. Pero que los soldados rusos se encuentren cada vez más cara a cara con los civiles ucranianos plantea la cuestión de hasta qué punto están dispuestos a obedecer órdenes. Así, sin justificación moral, Putin podría descubrir pronto que, a pesar de su arsenal y sus tanques, su ejército carece de la moral necesaria para ganar una guerra contra los ucranianos.

Fotos: Wiki Commons y Presidencia de Ucrania

17 Comments

  1. Todo el mundo estábamos conmocionados por la noticia de que Rusia ataca a Ucrania nadie lo vio venir, pero es así siempre se va con sigilo para poder tener un buen golpe. Sabemos que el presidentes de Rusia no tiene motivos validos para poder hacer el ataque puede que sea por motivos personales pero no es manera hay miles de familias que han muerto niños menos de 5 años hasta recién nacidos que han tenido que huir de Ucrania hasta perros, no se da cuenta de que están muriendo personas que no tienen nada que ver con sus intereses personales pero sabemos que esto económicamente le esta afectando a Rusia y su presidente lo sabe pero si es así por que no para el ataque? quizás Ucrania tiene mucha mas de lo que vemos y que no le quiere dejar el camino fácil al presidente de Rusia.

  2. En mi opinión creo que el presidente de Rusia aún no ha pensado en las consecuencias que puede causar personalmente para él como para su propio país, por que el quiere tratar de retomar a cómo dé lugar el territorio que en algún momento fue parte de la URSS pero lo está haciendo de una forma incorrecta por que a Rusia también le afecta la guerra no solo socialmente si no también económicamente y todo ese dinero que está derrochando lo podría usar para que su país siga surgiendo de una manera buena. Por lo que e leído creo que la única forma de que se pare esta guerra y que todo pueda volver a la normalidad sería con un golpe de estado.

  3. Concuerdo con el argumento de Thomas Friedman porque el presidente de Rusia no ha pensado en la consecuencia de sus actos con otros países ya que el trata de retomar territorio que en algún momento fue parte de la URSS, pero lo está haciendo de una manera excesiva usando todo el poder que está a su alcance para lograrlo. Atentar con lanzar bombas nucleares ese es el medio para lograr su objetivo con amenazas quiere recuperar el territorio. Ucrania no va a ceder su territorio y una solución viable para este conflicto sería un golpe de estado quitando a Putin del poder y así evitando derramar más sangre en este conflicto de territorios.

  4. Realmente no hay sistema de gobierno perfecto con hombres imperfectos, y peor aun si los gobernantes erigidos como lideres de sus pueblos carecen de los verdaderos pilares en los que deben construirse las naciones y sus respectivas sociedades que empiezan a formarse en la primera célula que es la familia. Olvidaron lo que es la primera fuerza creativa que es el AMOR, NO BUSCAN LA PAZ Y LA SIGUEN, LA ARMONIA QUE LOGRA LAS MEJORES MELODIAS PARA CREAR PROYECTOS DE BIENESTAR GENERAL, LA JUSTICIA, ESA QUE DESPLAZA AL MAL PARA QUE PREVALEZCA EL BIEN COMUN. PREFIEREN BUSCAR EL PODER ECONOMICO, EL PODER POLITICO, EL PODER RELIGIOSO Y EL PODER MILITAR A CUALQUIER PRECIO, Revuelvan esto y el producto es MUERTE Y DESTRUCCION

  5. Asombra: cualquier alienado puede arrasar un pueblo y el resto de naciones de espectadores. Seguramente esperan su turno. De las sanciones tomadas, más que las económicas, a los dirigentes rusos les ha dolido las tomadas por la FIFA y UEFA por las que protestan con el argumento de que violan «los principios de igualdad y respeto mutuo». ¿Qué cosas, no?
    Ojalá sobrevivamos; ya bombardearon una planta nuclear. Y los «maduros» apoyan al Putin. ¡Quéhijues!

  6. Putin puede tener el sindrome de hibris o estar totalmente loco, ese tema dejemoslo a los psiquiatras. Lo fundamental es que a los ucranianos no les ha tratado bien la Union Europea y el Occidente. Les han entregado armas que probablemente les cobraran en el futuro y han enviado «voluntarios» que bien podrian ser mercenarios y que posiblemente les cobraran. Probablemente a Ucrania le admitiran en la OTAN (eso es lo que los rusos quieren evitar) pero que le admitan en la Union Europea es mucho mas dificil, eso paso con Turquia. El Parlamento Europeo solo tomo una decision no vinculante de recomendar su admision en la Union Europea. Por otro lado si bien los refugiados ucranianos se les ha recibido en CNN dijeron que no les daran visa de trabajo en la Union Europea que es lo que los ucranianos desean. Saquen sus propias conclusiones.

  7. Lo inteligente que resultó ser el presidente ucraniano. Puso en los civiles armas para defender su patria. Donbas sin dudas ha sido un patio para entrenamiento del ejercito ucraniano, hoy saben como hacer frente a los rusos. Iluminadas voces nos hacen justificar la rusofobia. EEUU y UE están ausentes del conflicto, solo envían armas a Ucrania. Acá estamos con tribuna propia para leer a intelectuales que nos impiden las otras versiones.Alguien con dos centímetros de frente ha sido valiente y capaz de enterarnos en la situación que se desenvuelve la vida en Irak , luego de la mala dada equivocación de quienes siempre tendrán la razón ??. Allá están los locos.

  8. La unidad de la Otan(Llámese EEUU) , todos contra Rusia o mejor dicho contra Putin, ha sido un éxito. Todos han asistido a la invitación por su propia voluntad soberana para bloquearlos, con ello detener su propio bloqueo si usan su independencia y objetividad. Por mi parte he dejado de consumir todos los productos rusos, sobre todo las bebidas,de paso mejora mi higado. Es posible que los que somos parte de 4P. repitamos lo que escuchamos en los medios de comunicación y nuestra visión sea unidireccional, en fin no es grave. Aquí de lo que se trata es reducir las justificaciones para una acción de práctica común que incomode a nuestros intereses. Expandir los territorios de la Otan es muy legítimo y más seguro para el mundo,Rusia no tiene que impedirlo.

  9. Lo inteligente que resultó ser el presidente ucraniano. Puso en los civiles armas para defender su patria. Donbas sin dudas ha sido un patio para entrenamiento del ejercito ucraniano, hoy saben como hacer frente a los rusos. Iluminadas voces nos hacen justificar la rusofobia. EEUU y UE están ausentes del conflicto, solo envían armas a Ucrania. Acá estamos con tribuna propia para leer a intelectuales que nos impiden las otras versiones.Alguien con dos centímetros de frente ha sido valiente y capaz de enterarnos en la situación que se desenvuelve la vida en Irak, luego de la mala dada equivocacion de quienes siempre tendran la razón ??. Allá están los locos.

  10. Este artículo repite la narrativa del Establishment americano, sin ningún esfuerzo de análisis profundo, mucho menos de una crítica objetiva.

    La semana pasada, el mismo Tom Friedman escribió en el New York Times una columna titulada «This Is Putin’s War. But America and NATO Aren’t Innocent Bystanders» en la cual acusa a los sucesivos gobiernos de EEUU por haber presionado para expandir la OTAN hacia el Este, sin hacer caso a las advertencias de varios analistas (incluido Friedman, Kissinger) de que eso era un gravísimo error. Y sin tomar en cuenta la opinión del actor principal: Rusia.

    La persona que predijo la situación actual es el profesor de relaciones internacionales John Maersheimmer. El mayor problema es que OCCIDENTE NO ENTIENDE QUE OTRAS PARTES DEL MUNDO NO SON DEMOCRACIAS LIBERALES.

    Luego del final de la Guerra Fría, EEUU quedó como la única superpotencia, y el Establishment americano creyó que podía imponer la democracia y el liberalismo occidental en todo el mundo. Pero no se dieron cuenta de que muchos paises nunca han tenido esa tradición democrática, y se resisten. Por lo tanto se producen tensiones que acaban explotando violentamente.

    • Esta columna no repite la narrativa del establecimiento de EE.UU.: es clarito y se dice desde el inicio: está dando a conocer lo que esas cuatro firmas escriben. No analiza: solo resume. Esa era la intención. Y ese es el resultado.

    • La presentación de Martín Pallares, nos ofrece la opinión de analistas expertos en los temas rusos y ukaranianos. De esas opiniones se puede colegir la complejidad de los problemas de Ukrania como país soberano; que el mismo deviene de hechos históricos anteriores, que haber conseguido salir de la órbita soviética ha sido una gesta heroica; que existen suficientes motivos para que ese país deteste la posibilidad de volver a caer en una órbita nefasta y retardataria como lo es el Kremlin. Que los analistas que exponen sus criterios tienen claras razones. Para poder opinar sobre algo, es imprescindible aprender de los que saben.

  11. De las declaraciones de Putin, se deduce que en su afán por justificar las razones de su asalto armado a ciudades ukranianas y a la destrucción con artillería pesada a las instalaciones estratégicas, este personaje se ha convertido en el árbitro de la moral pública de occidente, ofreciendo una versión que nadie le pidió de las fallas del capitalismo y en especial de los gobiernos de los Estados Unidos, cuyas críticas denotan su odio acérrimo.
    Debe ser complicado tratar de justificar una invasión destructiva que no es una guerra declarada entre ejércitos, sino un medio de amedrentamiento y subyugación a un país independiente, demostrando su fuerza bruta para el caso que el concierto mundial permita que su obsesión desquiciada se cumpla. Sería llegar al paroxismo de su insensatez, escalar su guerra hasta niveles de destrucción nuclear, radiación y daño irreversible, similar a la que otros consiguieron con el virus del Covid, deteniendo el avance del mundo por dos años. Putin debería realizar un análisis sobre la nefasta influencia de las políticas rusas y soviéticas en el mundo. No fueron jamás positivas ni pro activas. fueron negativas y retardatorias y ahora, su país retrasado del progreso mundial, pretende que los demás ralenticen su desarrollo, para igualar su estatus de potencia mundial.

  12. A travez de la historia de la humanidad, ningun TIRANO es eterno, desde la antiguedad hasta nuestra era, falsos profetas, megalomanos y delincuentes encorbatados disfrazados de lideres, bajo el yugo atroz propagandistico de auto elogios llegaron a lavar el cerebro a pueblos ignorantes y sin cultura, tenemos muchos casos en Africa, Asia y en la America Hispano parlante como Maduro podrido en Venezuela, Ortega en Nicaragua y en Ecuador el narco delincuente profugo y sentenciado por la justicia, la elevada cultura historica de los ucranianos es muestra muy clara de rechazo mundial a los sueños de perros que tiene PUTIN y su banda genocida y criminal que encarna la maldad humana…….

  13. Estoy seguro que Putin logrará su objetivo de ocupar Ucrania en su totalidad; la tregua que pactaron es para que los civiles de Kiev abandonen la capital para luego arrasarla y si por alguna razón USA y la OTAN cometen el error de enviar tropas a Ucrania, le dan al demente Putin el pretexto que espera para desatar la tercera guerra mundial. Lanzara los primeros misiles nucleares a Estados Unidos y enseguida a Francia, Alemania e Inglaterra, pero lo que debe saber este enajenado es que tendrá una respuesta inmediata y que en una guerra nuclear no habrá ganadores, la pagaremos todos y aquí no habrá ningún plan Marshall que sirva.

  14. El tema de Rusia ( la madre Rusia) es uno de los mitos que cultivaron desde la época de los Zares. Es tan intenso ese sentimiento que probablemente el mayor detractor de la URSS Solzhenitzyn en su libro COMO REORGANIZAR RUSIA, Hablaba muy claramente de la opción democrática como única salida, pero, afirmaba que Ukrania, Bielorussia y otras zonas eran parte de Rusia. Ganó el.premio Nobel y fue muy reconocido por su activismo reflejando claramente las ideas del pueblo Ruso oprimido históricamente a nombre de la madre Rusia, ese mito vive hasta ahora y Putin es su paladin

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba