//

Amnistía: que viva la ley… de la jungla

lectura de 6 minutos

Ser de izquierda; mejor, decirse de izquierda, tiene sus ventajas. Por eso la amnistía era un hecho anunciado. Lo era porque la cultura política predominante, en el caso de la protesta social, emana de la vieja izquierda. Esa tendencia es mayoritaria porque, por prurito o porque hasta Rafael Correa, Vinicio Alvarado y Alexis Mera se dijeron de izquierda, la mayoría de esta Asamblea se guarece bajo ese apelativo.

De izquierda son, entonces, el correísmo, Pachakutik, Izquierda Democrática y algunos independientes. Y decirse de izquierda incluye admitir, con contadas excepciones en ese sector, que con la protesta viene la violencia y destrucción de bienes públicos. Y que cuando esto ocurre, no hay consecuencias legales para los infractores porque decirse de izquierda incluye el síndrome del chivo expiatorio (la culpa es de otro) y poder enfundar el traje de víctima. Una víctima curiosa que puede ejercer violencia, absolverse, declararse impune y ser amnistiada.

Si esto se entiende, porque así es el credo de la izquierda jurásica, no hay cómo sorprenderse de que 268 personas hayan sido amnistiadas. Y que en ese bulto aparezcan personas acusadas por delitos terroristas de Octubre-2019, por hechos anteriores o, abiertamente, por delitos comunes.

Los asambleístas que se dicen de izquierda no se preocuparon por esa mezcla. Tampoco por las motivaciones -pueriles o cínicas- contenidas en el informe preparado por la Comisión de Garantías Constitucionales. Y peor por los mensajes dolosos que envían a los ciudadanos. Son tantos que, tomados en bloque, muestran la absoluta insensatez y la falta de apego a la institucionalidad democrática de esa sociedad política que se dice de izquierda.

No hay que ser PhD en historia, para saber que el país se caracteriza por la escuálida sujeción de los ciudadanos a la ley. Es evidente que los infractores en Octubre de 2019, que se beneficiaron de la amnistía, se inspiran en esa indigencia para plantar una coartada: ellos se limitaron a defender sus derechos vulnerados -dicen- por el gobierno de Lenín Moreno. El derecho a la resistencia y a la protesta son -y nadie lo discute- atribuciones constitucionales. Pero, claro, ningún asambleísta, de esos que se dicen con patética superioridad moral de izquierda, puede explicar dónde la Constitución los autoriza a defender sus derechos pisoteando los de sus conciudadanos.

¿Dónde se dice que es un derecho aterrorizar a la población en su camino hacia Quito y en Quito? Ocupar fincas. Derramar la leche. Obligar a trabajadores a unirse a la protesta. Acabar con parte del ornato de Quito. Arremeter con palos y piedras contra aquellos que se oponen. Secuestrar policías y periodistas. Bloquear la producción petrolera. Desconocer al presidente de turno. Violentar sexualmente a policías. Quemar la Contraloría. Ocupar dependencias públicas. Agredir a la fuerza pública. Intentar incendiar Teleamazonas. Bloquear vías y calles. Atacar ambulancias… La letanía puede ser larga porque la suma de delitos cometidos parece inagotable.

Los mensajes enviados a los ciudadanos son sencillos y demoledores: si crees que el gobierno te priva de un derecho y lo quieres hacer prevalecer, usa la violencia, arrasa pueblos y ciudades, aterroriza a tus conciudadanos. De todas maneras, tendrás políticos amigos para amnistiarte. Tu derecho depende de la fuerza; no de la razón. La ley es papel mojado y puedes prescindir de ella cuando lo desees. Además los delitos dependen de las circunstancias y de la cabeza del cliente. Si protestas y te dices de izquierda, delito es sinónimo de metáfora. Si eres policía y defiendes los derechos de la población, serás candidato a pudrirte con tus huesos en una cárcel.

La pedagogía que hicieron los 99 asambleístas que votaron por la amnistía, luciría incompleta si no se agrega la reconciliación nacional. Ese es el ardid mayor. La izquierda jurásica (que une ideológicamente el correísmo, Pachakutik y parte de la ID) es experta en hacer creer a las víctimas que pueden sacar provecho del engaño al cual son sometidas. Nadie  puede oponerse a la reconciliación nacional. Pero, claro, hablan de reconciliación sin esgrimir arrepentimiento alguno por los delitos cometidos. Ni pedir perdón a Ambato por haberla dejado sin agua y a Quito por haberla sometido al terror durante diez días. Tampoco han dicho  que lo ocurrido no se repetirá. Ni han pedido amnistiar a los policías que resultaron enjuiciados por cumplir con su deber durante las trifulcas.

¿Cuál es el mensaje entonces para las fuerzas del orden? Que la próxima vez tendrán que hacer callejón de honor para aquellos que lleguen a destruir parte de Quito y, aupados por algunos dirigentes, decididos a deponer al presidente de turno. Eso, por ejemplo.

Reconciliación nacional, dicen. ¿Cuál reconciliación? La amnistía fue un pacto de impunidad en el cual algunos vivos metieron incluso delitos comunes. En vez de reconciliación crece el resentimiento contra unos asambleístas irresponsables que licuan la baja institucionalidad y anclan un consejo para los ciudadanos: si protestan, háganlo al estilo Mad Max. Dirán que sí creen en ley. Y hay que asumir que es en la ley de la jungla.

Próxima entrega: delitos amnistiados de contrabando

Foto: Asamblea Nacional. 

34 Comments

  1. No nos asombremos que esta asamblea de ratas consiga la amnistía a los Chone killers, lagartos, etc., etc., en nombre de la seguridad ciudadana

  2. A CONFESION DE PARTE…

    Más claro no canta el gallo, C. Rohon en su renuncia, no hace sino un mea culpa atroz. En pocas palabras esta asamblea NO SIRVE PARA NADA.
    «Vámonos TODOS A LA CASA»
    Si, alcahuetes legisladores, buenos para nada, váyanse todos a sus cloacas.
    Y el otro arrepentido P. Muñoz, reconoce que las palabras de Rohon son verdades inconcusas pero, se las saca, y dice, que esa asamblea tiene CRISISI EXISTENCIAL….

    Mamarrachos inservibles, traicionan a sus mandantes, si tienen vergüenza en sus caras de tuco, renuncien.

  3. Por salvar a unos cuantos políticos corruptos se degrada la majesta de la amnistía, cuando los «honorables» debian analizar caso por caso, ceñido a la verdad de los hechos para favorecer a quienes realmente eran poseedores de ese perdón. Ahora, todos los asambleistas a sus casas sin excepción. No puede haber perdón y olvido. Con el pueblo no se juega, peor que se burlen de la forma más miserable.

  4. Todos los políticos Tienen Rabo de Paja….Correa, Nebot, Villavicencio, Lasso, no se diga todos los innombrables Asambleístas de la avergonzaste Asamblea….
    No hay duda que detrás del pacto de Nebot – Correa están actos y hechos inconfesables, como los hay el de Villavicencio y Lasso donde más les mueve la vanidad del uno a seguir siendo legislador y el otro a perder la Presidencia…
    Los políticos que tanto se rasgan las vestiduras porque dicen que con la nueva Ley tributaria se despoja al pueblo de ingentes recursos, fácil se olvidan que aquel aciago Octubre del 2019 se perdieron Infamemente 1000 millones de dólares, de la gente común que fue maniatada e imposibilitada de salir , de comprar de vender , de trabajar y que con ese incidente y después de él, quedaron imposibilitados de rehacer sus trabajos, sus negocios y vidas personales….
    Amnistiar a bárbaros que secuestraron, destruyeron, quemaron y que no les importó la vida humana es crear un Enorme y Pésimo precedente para los ciudadanos de bien y que creemos que el bien público y el bien privado no puede irrespetarse, peor destruirse pues todo aquello ha sido construido con sacrificio….
    El no juzgarlos y dizque perdonarlos aún más , excluyendo a la Fuerza Pública que trató de defender a la inmensa mayoría que era azotada por los vándalos, es ese sesgo el que crea un desagradable precedente que abona más injusticia a un caso que ni siquiera fue Secreto …Todos vimos el inmenso atropello, los secuestros en televisión y eso repetido en Todo el país
    Como Ecuatorianos, como Quiteños no debemos quedarnos con la brazos cruzados… La ley que excluye de amnistía a casos de violencia , vandalismo y secuestro hay que hacerla prevalecer para declarar lo sucedido como Nulo, como Ilegal….
    En última instancia Quiteños, con dolor, acaso es hora de medir con el
    Mismo rasero , la quema de la Contraloria , cuyo acto exsecrable ha sido con desparpajo y a medianoche personado,con lo que va haciendo falta y a lo que están llevando.. La quema del Congreso, con un montón de Parásitos adentro!!!!!

  5. La respuesta de Villavicencio es ridícula, fuimos acorralados, por quien? por sátrapas miserables correistas y compinches del BAN y ciertos izquierdozos que se venden al mejor postor. Que pena causa su respuesta puesto que borra con el codo lo que hizo con la maño . Anteriormente pensaba que hay ciertos asambleístas rescatables pero
    definitivamente por el bien del pais váñanse todos a su casa.

    • Villavicencio se defenderá solo. Aclaro, no obstante, que dijo que se sintió acorralado porque hubo un informe sobre los amnistiados con tirios y troyanos mezclados. Eso no cambia su reflexión, solo contextualiza la expresión. Gracias por comentar en 4P. Nosotros también criticamos la decisión de esos 99 asambleístas.

  6. Harta de esta gentuza perversa, podrida y despreciable!!! Las leyes están para cumplirse por TODOS sin distinción, eso es lo que distingue a una sociedad avanzada y que progresa, estos miserables nos condenan al peor tercermundismo bananero, esta es la maldita herencia del nefasto correísmo, normalizaron todo lo ruin, vil y amoral, y ahí los Pachakutik, ID, Psc y otritos haciendo de puercos alcahuetes. Horroroso mameluco, tú, tu pandilla y todos tus borregos, esbirros e idiotas útiles se merecen lo peor de lo peor. Ya verán malditos, todo el mal que han hecho se les regresará y con creces!!!

  7. Se debería publicar la lista de esos 99 enemigos de Quitó en todo lugar público para que los que si amamos a nuestra ciudad no olviden quienes dan rienda suelta para que con el pretexto de protesta social vuelvan cuando se les de la gana a destruir la carita de Dios y no es que me oponga a qué se proteste pero con altura como caracteriza a los quiteños y a todo chagra que ha llegado a amar a esta ciudad y no a un grupo de banda los criminales asustados por una chusma correista

  8. Espero que Guarderas, quien ya no tiene nada que perder, como último gesto de decencia y respeto a nuestra tan maltratada y vejada capital, declare personas no gratas a los 99 secuaces del terrorismo y la violencia, una placa de la infamia con los nombres de estos enemigos de Quito también se agradecería. Quiero ver que dicen y que posición toman los que aspiran a la alcaldía de Quito, los paniaguados y neutrales no sirven, esos no aman a la ciudad y serían un peligro, un nuevo fracaso que no nos podemos permitir. A los 99 fariseos, a la Pabón, Iza y demás gánsters y maleantes que aterrorizaron y destruyeron Quito, por ahora se burlaron de la justicia y quienes teníamos esperanza en ella, pero no hay deuda que no se pague y espero que más pronto que tarde reciban su merecido, ojalá nunca sufran en carne propia el miedo, el terror y el dolor de sentirse indefensos, ultrajados, desprotegidos y a merced de la violencia más absurda. No tuvieron compasión, ni respeto, ni justicia para las auténticas víctimas y perjudicados de Octubre 2019, no sean cínicos y caretucos, mañana no se atrevan a pedir votos ni apoyo en esta ciudad que traicionaron y ofendieron.

  9. Estimado señor Hernández: usted se está refiriendo expresamente a «la izquierda», pero omite que legisladores de otras tendencias, incluidos los del gobierno, votaron a favor de una amnistía que rechazamos la gran mayoría de ecuatorianos, por hechos que no sólo afectaron a Quito y Ambato, sino a gran parte del país. Este votación de 99 legisladores de tendencias opuestas suena a un pacto tras bastidores. Me gustaría que explicara esta parte pues es una omisión muy importante.

Responder

Your email address will not be published.