//

¿No vuelve Lasso si hay muerte cruzada?

lectura de 8 minutos

Compleja, arriesgada, incierta y dramática: la muerte cruzada es una salida extrema. Antes, por supuesto, está el diálogo y el acuerdo; la cohabitación y el cogobierno. Pero esos dispositivos de la razón son ajenos a la sociedad política del país. Aquí el diálogo no es de tesis y programas. El presidente Lasso acaba de ratificarlo en un video, en una orden al SRI para que dilucide la situación fiscal de Xavier Hervas y en un pedido a Fiscalía para que investigue a cinco asambleístas de Pachakutik.
 En ese contexto, la muerte cruzada es lo que le queda; a menos que él vuelva, directa o indirectamente, a la alianza que delineó justo antes de posesionarse con el correísmo y el nebotismo. En esos dos escenarios, hay consecuencias ineludibles para el país y para el presidente.

Primer escenario.

1. ¿La muerte cruzada es una panacea? No, por supuesto. Si hay muerte cruzada es porque las otras alternativas fracasan o implican consecuencias peores para el país y para el presidente. La muerte cruzada pondría, al país y a Lasso, durante unos meses, en modo suspenso. Por supuesto habría efectos inmediatos políticos y económicos. Pero su magnitud no es totalmente predecible. Dependería, en alto grado, de lo que haga el presidente en el lapso que iría desde la firma del decreto hasta el resultado de la nueva elección. El anuncio de muerte cruzada, las medidas que tomaría el presidente en decretos de urgencia económica (con dictamen de la Corte Constitucional) y la pedagogía que haría en campaña, serían decisivos y modificarían, sin duda, la fotografía de la realidad política actual. Por eso, los escenarios catastróficos hechos a partir de lo existente, son ilusorios. La muerte cruzada no es una panacea; pero está lejos de ser un cataclismo para el país o la partida de defunción política del presidente.

2. ¿La muerte cruzada no cambia nada?: esa presunción se basa en la sociología electoral del país. Sus expertos dicen que la Asamblea podría volver quizá no con los mismos nombres, pero con la misma fragmentación, la misma irracionalidad política y la misma posibilidad de extorsión frente al Ejecutivo. Y que, además, no hay seguridad alguna de que Lasso pueda volver a la Presidencia. Eso genera dos retos: uno, acompañar la muerte cruzada con cambios en el diseño político que cree, hacia adelante, una dinámica diferente entre los protagonistas políticos. Y, dos, generar conciencia en actores de la sociedad que saben, ahora más que nunca, que no pueden dejar la iniciativa de modernización de la sociedad únicamente en manos de los políticos. Sin esa participación, nunca habrá cambios en el país.

3. ¿La muerte cruzada no es una oportunidad?: mucho depende de lo que haga el presidente. Y de la forma como use la herramienta que le otorga la Constitución. La muerte cruzada, en un bloqueo como el actual, podría ser utilizada como un electrochoque que, por el dramatismo político y teatral que acarrea, obligue al país -por lo menos a sus élites y a la clase media- a aterrizar en la realidad; a acompasar deseos y realidades. ¿Es utópico? Si lo fuera, está plasmado en el artículo 148 de la Constitución que presupone que, convocados los ciudadanos a las urnas, la nueva elección supera el impasse que provocó la muerte cruzada.

4. ¿La muerte cruzada es inestabilidad?: curiosamente desestabilizadores consumados como Luis Fernando Torres (que anunció cuenta regresiva para Lasso) ahora piden no decretarla, a nombre de la estabilidad. Su propuesta incluye un canje: Lasso compra tiempo a cambio de contribuir a operar la agenda del correísmo y el nebotismo. Cambia de interlocutores pero se mantiene el círculo perverso en que está instalado el país. Se mantiene el video en el cual Lasso muestra la imposibilidad de avanzar mediante diálogos francos y acuerdos decentes. La estabilidad ofrecida tiene otros sinónimos: ser rehén de Correa y de Nebot, es uno. Y el PSC es experto en venderse como salvador de gobiernos y, luego, abandonarlos y, en casos, perseguirlos. Jamil Mahuad, Alberto Dahik y Gustavo Noboa son buenos ejemplos.

5. ¿Con muerte cruzada Lasso no sería reelegido?: vuelve el estribillo de la primera vuelta. Entonces se dijo que solo Yaku Pérez podría vencer a Andrés Arauz. Y muchos, en cuentas de wasaps, comenzaron a tratar a Pérez casi como el nuevo presidente. Ahora ese estribillo vuelve bajo otros términos: si Lasso se presenta a las elecciones, pierde. ¿Pruebas? Cifras de sondeos cuya credibilidad es tan nula como la de Perfiles de Opinión. Además, convierten esas fotografías trucadas en verdades absolutas. En este tema nadie sabe qué hacer con un hecho incontestable: Lasso ganó a Arauz y lo hizo desafiando todos los pronósticos.

6. ¿Si hay muerte cruzada, otro llega a Carondelet?: la imagen de Lasso, tras haber gozado de picos altos de popularidad, se ha erosionado. Eso es incontestable. Imposible no hacerlo en crisis sanitaria, económica, fiscal, social y política; factores a los cuales hay que sumar errores políticos y deficiencia en la comunicación presidencial. ¿Pero Lasso es el único actor en esa circunstancia? ¿Han ganado puntos aquellos contendores que ocuparon los peldaños estelares en la anterior elección; Andrés Arauz, Yaku Pérez, Xavier Hervas? ¿Ha salido Jaime Nebot de su ostracismo? Pregunta de fondo: ¿Lasso está mejor o está peor que en la primera vuelta en febrero de 2021? ¿Quién puede declarar, a priori y desde ahora, que le ganará? ¿Y en qué hechos se basa?

7. ¿La muerte cruzada no da rédito político?: ¿Cerrar esa Asamblea impopular y desacreditada, centro político en este momento de la corrupción, es lo mismo que seguir gobernando con ella? ¿Y prescindir de esa Asamblea, como lo ha hecho, garantiza al presidente poder gobernar sin sufrir arremetida alguna de ese poder que él ha contribuido a exponer a la vindicta pública? Lasso quemó las naves con la Asamblea. No es un hecho coyuntural. La Asamblea concentra hoy, en el imaginario social, el hartazgo que el país tiene con los políticos (la generalización es indebida, pero las excepciones son pocas), con la corrupción, con el mal-vivir. Esta no es una coyuntura más: es un momento político que reclama una salida política excepcional. Una catarsis social. Y el único que la puede operar es el presidente. Cerrar esta Asamblea no soluciona todos los problemas, pero mantenerla como está es inviable y sólo agravará la situación. Con un perjuicio adicional: el video del presidente, que es un “no-va-más”, convertiría cualquier acuerdo en materia de enorme sospecha. Y esta vez la factura también la compartiría el presidente.
Por supuesto que nada está dicho ni jugado. Pero no hay alternativa sensata para salir del actual embrollo ni argumento definitivo que permita concluir que, si hay muerte cruzada, Lasso está condenado a no volver a Carondelet.

Foto: Presidencia de la República.

Segundo escenario (hoy en 4P): si el presidente se alía con Correa-Nebot, se suicida de un golpe, ontológica y políticamente.

11 Comments

  1. Mi punto de vista la mejor opción para todo el país es la muerte cruzada, ya que en la asamblea existe una disconformidad con todos los proyectos planteados por el actual presidente esto debido a que en la asamblea existe mayoritariamente una oposición la cual niega todos los proyectos y mandatos que el presiente queurs imponer de esta menera debe convocar nuevamente a elecciones electorales anticipadas, en las cuales tendremos que elegir nuevamente a un presidente y los asambleístas. Luego que esta medida sea aceptada todos los asambleístas y el presidente podrán ser electos nuevamente si el pueblo así lo cree conveniente.

  2. La muerte cruzada puede que el país vaya de mal a peor, ya que ahora todos están a favor de que Lasso haga la muerte cruzando debido a que los anteriores candidatos puedan ganar, si se toma esta elección la Asamblea se disolvería y el CNE tendrá que convocar a novedosas elecciones para que, tanto mandatario como asambleistas permitan que vuelvan a ser elegidos de forma exitosa. el país no solamente buscar una manera de llevarse el dinero del país.

  3. Si bien la muerte cruzada no es la mejor opcion, se la contempla porque a diferencia a las demás, las posibilidades de fracasar son inciertas o por lo menos son mínimas, ya que todos sus participantes no se excentan de purgacion y todo se basa en sus gestiones una vez se da como inicio la muerte cruzada, quiza lo veo como una advertencia de su permanencia del legislativo y ejecutivo y asi se los condicionen a realizar sus respectivas gestiones de manera racional.
    En fin, no creo que la solucion a este problema sea la muerte cruzada, no obstante, es la unica que los llegaria condicionar y hacerlos poner a prueba su competitividad.

  4. La mejor opción para todo el Ecuador sería la muerte cruzada, para que se llame a elecciones anticipadas rápidamente.
    Lo cierto esque nosotros, el pueblo ecuatoriano deberiamos ser conscientes de que personas ponemos a cargo de nuestro país para luego no sufrir las consecuencias pese a la corrupción que exista.
    Deberíamos poner al mando a alguien digno y decente que le importe el país no solamente buscar una manera de llevarse el dinero del país.

  5. Sabiendo todo el proceso electoral que se vivió en Ecuador en las elecciones presidenciales, sabemos que los candidatos a lo que son ahora y lo que han dado de que hablar, se puede estimar un bajo rango de credulidad de ellos, dado caso si se da la “muerte cruzada” puede que el país vaya e mal a peor, ya que ahora todos están acosta de que Lasso haga la muerte cruzando y los anteriores candidatos puedan ganar pero bien es cierto que el único que pueda ser competencia de Lasso , es >> Yaku Pérez>>, pero Lasso ganó a el segundo candidato más popular pero dado caso quien sea el presidente y se elimina la asamblea nacional, si no hay una regulación, igualdad o más bien, una corrupción, el país con o sin asamblea saliera adelante. Solo depende de los propios ciudadanos de votar a las personas correctas y las personas que van hacer elegidas; ser unas personas de una buena cultura y ética.

  6. Desde mi punto de vista y respetando todas y cada una de las opiniones, me tomo el
    atrevimiento de decir que la mejor opción que podrían tomar es la «Muerte cruzada»
    Si se toma esta elección la Asamblea se disolvería y el CNE tendrá que convocar a
    novedosas elecciones velozmente para que, tanto mandatario como asambleistas,
    vuelvan a ser elegidos de forma exitosa. Desde luego que, todos esos que abandonen el
    poder van a poder lanzarse nuevamente como candidatos para ser reelegidos en las
    próximas elecciones.
    Debemos ser conscientes que el mandato de Lasso no ha sido el más correcto y por ende
    en las nuevas elecciones el podría no volver a ser electo, Ecuador merece un presidente
    que si le importe el pueblo y no simplemente llenarse los bolsillos con dinero.

  7. La mejor alternativa, seria convocar a una consulta popular, ue el pueblo decida el cierre definitivo de esa cloaca de corrupcion, que se reforme la constitucion y se elimine entidades corruptas e inservibles como el mal llamado Consejo de participacion ciudadana, la CTE., etc.

    • Entonces @josernandez1 la muer
      muerte cruzada parecería ser la única solución?
      Porque @lassoguillermo no está convencido?

  8. Tengo entendido que nuestro presidente es una persona muy culta, seguramente se identifica con un par de famosos, porque conforme pasa su mandato el símil es cada vez mayor.

    Por ejemplo, con Albert Einstein, cuando escribió para Heinrich Zangger en Diciembre (1919)
    «CON LA FAMA ME VUELVO CADA VEZ MÁS ESTÚPIDO, LO CUAL POR SUPUESTO ES UN FENÓMENO MUY COMÚN»

    También con la escritora: Rita Mae Brown (1983)
    «LA DEFINICIÓN DE LOCURA ES HACER LA MISMA COSA UNA Y OTRA VEZ, ESPERANDO A QUE SUCEDA ALGO DIFERENTE»

    Llegó el momento que el señor Lasso puede pasar a la historia como uno de los presidentes más importantes que el Ecuador haya tenido, el país entero nos encontramos aguantando la respiración.

    «La imaginación es más importante que el conocimiento, porque el conocimiento es limitado; mientras que la imaginación abarca el mundo entero estimulando el progreso, dando nacimiento a la evolución»
    Albert Einstein.

    LA DECISIÓN ESTÁ AL ALCANCE DE SU PLUMA PRESIDENTE.

  9. Muerte cruzada y llamada inmediata a referendum para consultar a la ciudadanía si aprueba una nueva constituyente. No solamente la Asamblea actual y su conformación son fuente de inestabilidad, la constitución correista esta en la base de la calamidad institucional que tenemos actualmente. Cualquier cambio de real fondo y alcance estratégico para el futuro del pais pasa por librar al país de esa cosnstitución.

  10. La decisión de disolver la asamblea , porque lamentablemente se ha sido convertida en un antro de bajas pasiones , insensatez y corrupción , daría a Lasso un gran rédito e impulso político . Que tendría sus efectos colaterales , quien lo puede negar , pero ni el Presidente , ni el país , podrán soportar 38 meses más de bloqueo a toda posibilidad de desarrollo social y económico , porque ahí estarán estos inútiles y sediciosos asambleístas , para evitarlo .

Responder

Your email address will not be published.