Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Escándalo-Glas: ¿Por qué se estrelló el gobierno?

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

¿Cómo se entiende la actitud asumida por el gobierno durante y después de la liberación de Jorge Glas por parte de un juez de Manglaralto? Si se revisan redes sociales y opinión publicada, la respuesta es clara: una aplastante mayoría cree que hubo acuerdo con el correísmo. El gobierno mantiene que esa percepción es contraria a la verdad. Pero ha hecho méritos para anclarla.

1. El correísmo metió un gol olímpico al gobierno. Le madrugó, a pesar de que sabía que Glas, sus abogados y esa organización seguiría pidiendo unificación de penas, prelibertad, habeas corpus… Lo que fuera para sacar de la cárcel a Glas, convertido en ícono y trofeo político. Lo intentó algunas veces hasta lograrlo.

2. El Gobierno nada hizo para evitar que se materialice en este caso el guion bien rodado en el país: el uso de la Justicia. Hay uso y abuso de garantías constitucionales y medidas cautelares y el propio Fausto Murillo, presidente del Consejo de la Judicatura, es beneficiario directo de ese sistema. Él e Iván Saquicela, presidente de la Corte Nacional, han anunciado que, con la Corte Constitucional, pondrán coto a tanto desafuero. Son promesas sin hechos, y el gobierno lo sabe.

3. El gobierno mostró que no estaba preparado -a pesar de estar ante una liberación anunciada- para librar este tipo de batallas. Improvisó la respuesta. El correísmo, como dice la gente, lo cogió en curva.

4. Lejos de reaccionar políticamente, el presidente y su equipo se refugiaron en una retórica legalista (respeto a la división de poderes) que los llevó a encerrarse en su propia trampa. Cuando el presidente habla de respetar el poder judicial, hace pensar en dinámicas usuales en cortes, por ejemplo, de Estados Unidos. Aquí la realidad es penosamente chata: el gobierno no supo qué hacer (jurídica y políticamente) ante la decisión de un juez venal de una parroquia. Tenía que cuestionar alto y fuerte las irregularidades evidentes que rodean su decisión. No lo hizo. Ni en el proceso de toma de decisión ni después.

5. La salida jurídica lo dejó sin iniciativa política. El gobierno entró en una fase absolutamente reactiva. El presidente y sus funcionarios se dedicaron a justificarse ante la opinión pública y en la Asamblea. El correísmo, en vez de tener que dar explicaciones, pasó a dar lecciones.

6. El gobierno, al privilegiar el proceso judicial, otorgó una ventaja inconmensurable al correísmo: entró en el terreno de los derechos de un reo (que nadie puede desconocer) en vez de sus delitos (que el correísmo niega) y del mito mentiroso que políticamente quiere representar. En ese mano a mano jurídico, desapareció la memoria, el autoritarismo, los atentados de una década, los casos de corrupción… Sólo quedó una víctima, el héroe Glas que el correísmo cínico quiso crear. El gobierno perdió con creces esa batalla. Y por eso se desconectó de los demócratas que no tragan ruedas de molino.

7. El gobierno, evidentemente golpeado, se puso en manos de la Corte Provincial de Santa Elena. Otro error que muestra su falta de estrategia política. Por tres razones, entre otras: quedó fuera de base ante la opinión pública que, perpleja ante su inacción, privilegió la hipótesis de que hay un arreglo con el correísmo. Dos: puso su destino político en manos de un tercero que, por razones obvias, no controla. Tres: mientras más tiempo pierda (porque este caso puede seguir escalando), más aumenta su desgaste en los sondeos.

8. Poner todos los huevos en la misma canasta es un pésimo negocio. No se entiende por qué el gobierno, cuyas explicaciones no han convencido, rehúsa acompañar el guion jurídico (que puede administrar el SNAI), con una estrategia política. No mide que, lejos de ser una salvación, la Justicia, que el correísmo ha manipulado la mayor parte del tiempo, ya le causó una derrota y podría propiciarle otra. La opinión podría entender que un gobierno pierda batallas ante la Justicia (más aún si de por medio hay jueces de bolsillo); lo que no admite es que no defienda con agallas sus causas y no cumpla con sus obligaciones.

9. El Gobierno está ante un hecho: Glas está libre. Y está ante una derrota política que no se ve cómo piensa remontar. Además, el gobierno tiene ante sí un escollo difícilmente confesable: está ante una organización, experta en prácticas delincuenciales, seguramente decidida a que Glas no vuelva a la cárcel. Tiene dinero y estómago suficiente para tratar de evitarlo.
¿Está preparado el gobierno para ese segundo round?



Foto: Presidencia de la República. 

19 Comments

  1. Señor Hernández, mi comentario como otros en contra de sinverguenzas como el actual Presidente Sr. Lasso y otros políticos de la misma línea, me figuro que han sido interpretados como groseros, razón por lo que no han sido publicados.

    De todas formas, como un ciudadano común y corriente, aprovechando lo positivo de su espacio periodístico para que se expresen los ciudadanos, cuando sea del caso voy a seguir participando en los mismos términos contra los diferentes sinverguenzas de décadas pasadas, presentes y a futuro si Dios me permite vivir, ASÍ SÓLO LOS LEA USTED.

  2. Que pena siento al haber apostado contra todos por el Señor Lasso, no tiene la mínima idea de como gobernar un país si además sigue confiando en los corruptos correistas enquistados en los ministerios haciéndole la casita.
    Lo mejor que puede hacerle al país es renunciar porque ni la muerte cruzada le quitara la traición con el pacto correista.

  3. En que anda el presidente Lasso? Ya perdimos la pista de hacia donde mismo va. Tanto que me he matado defendiendo su gobierno y a su persona cuando toca discutir con los correistas! Anda medio perdido el presidente porque, por ejemplo, no tenemos ni idea de que anda haciendo por Argentina, un pais que peor no puede estar, con un presidente inepto y «socio» de los correistas. Es parte del pacto con el correismo? Sr. Lasso, casi se la esta yendo el pais de las manos. Tanta esperanza que teniamos en usted se esta haciendo agua.

  4. El gobierno sin mayoría en la asamblea, con alguien debe pactar obligatoriamente y para cada ley.
    Debe pactar con delincuentes, para cada decisión importante que deba tomar y que la Asamblea deba conocer, aprobar o negar.
    Pactar con delincuentes, se hace imprescindible.
    Ya nos olvidamos de las amnistías a algunos delincuentes en manada? Ahora le tocó a otro Vidrio!, mañana le tocará a otro, se llame como se llame, haya robado o lo que sea, quedará libre, con amnistía, habeas corpus o lo que sea, lo peor? Esos delincuentes volverán a ser: padres y padrinos en esta pobre patria.
    Es el costo de administrar un País sin mayoría es pactar con delincuentes.
    Y nada difícil es que si ya todos los delincuentes quedan libres o amnistiados, algún rato les tocará pactar con el diablo y hasta santificarlo. Amén.

  5. Es lamentable, porque el momento político y el deterioro de la aceptación que sufre el presidente y su gobierno, dejan sin opciones al 50% de los ciudadanos que rechaza cualquier triunfo del correismo por pirrico que fuera, cuando el anhelo, que cada vez se ve más lejano, era lograr una recuperación lenta pero consistente del desastre. El pais necesita de un proyecto de largo plazo pars recomponer su macro economía, pagar su deuda, redimensionar el Estado, recuperar el desfalco, incrementar la inversión y el empleo y exterminar al correismo, con aplicación de la justicia. Al parecer, todo está perdido y lo más grave, en poder politico del repugnante correismo!

  6. Asumiendo que la Corte de Santa Elena decide que Glas debe volver a la cárcel: ¿en qué quedarían todas las afirmaciones que se han hecho acerca del pacto con el correísmo?

  7. Parece que el Sr Lasso sufrió una mutación de Lasso paso a ser Nudo.
    Enredo complejo en el que vivimos! que lástima que gracias a las negociaciones con los correistas el Sr Lasso se esta convirtiendo en otro títere manipulado por Correa.
    Empezando con el visto bueno de la libertad sin condiciones a Vidrio, será que aprovechando el viaje a la Argentina aprovechó para negociar la salida a ese país de la huésped de la Embajada en el Ecuador?
    Igual que lo que ya vimos a Moreno: puro tongo! mientras tanto siguen preparando la mesa para el prófugo de Belga.

  8. Si algo he aprendido en política es que muchas cosas no son por accidente. Podríamos todavía apelar a la ineptitud del gobierno más que a su malicia pero sigue siendo algo que queda flotando. Ya van varias veces que el gobierno termina beneficiando a la bancada de la delincuencia. Qué espera ganar con otro fracaso? A este ritmo lo mejor será que Lasso salga lo antes posible del gobierno. Hasta el corrupto y chorro Moreno tuvo más éxito en hacer que la delincuencia pague que el supuesto demócrata Lasso.

  9. Lamentablemente quedó demostrado en forma inobjetable que el presidente Lasso es un gran gestor de temas de logística, de movilización de recursos, pero, lamentablemente como operador de poder político del ejecutivo hablando en términos bancarios que son los que el entiende a perfección no tiene patrimonio técnico. Esta desencajado y no tiene de donde. Así de simple.

  10. El Sr presidente de la República del Ecuador, no se estrelló, se eliminó politicamente. Y ahora: a llorar su triste final. RIP. Ojalá yo esté equivocado.

  11. El meollo del asunto es si hay o no hay pacto Lasso-Correa.

    Veamos las opciones…

    1. SÍ HAY PACTO

    Evidencias:
    – La abstención de UNES que permitió que entre en vigencia la ley tributaria.
    – La renuncia de la ministra Vela.
    – El inmediato nombramiento del correista Jiménez como ministro de la política.
    – El comportamiento vergonzoso de TODOS los representantes del gobierno ante el juez.
    – La actuación vergonzosa del SNAI de dejar a salir a un preso con una boleta ilegal.

    2. NO HAY PACTO
    Evidencias? Mmmm… ufffff…. bbbrrr….

    La conclusión es clarísima: SÍ HAY PACTO. Lo que no se sabe todavía es el alcance total de ese pacto.

  12. Lo que hizo con manos de cirujano y que ha sido reconocido a nivel internacional con las vacunas, acaba de lanzar a la cloaca con este acuerdo vergonzoso, a todas luces evidente; la esperanza de los ecuatorianos de deshacerse de esta banda de delincuentes toma igual destino, para decepción de todos los que votamos para salir del horror que nos tocó vivir en los diez años de saqueo. A estas alturas me da igual quien gobierne, si a fin de cuentas a todos podemos ponerles en la misma canasta. Que asco y repugnancia me produce la política, que en nuestro caso no hace sino confirmar la razón por la que somos miembros honorables del tercer mundo, en dónde se fríe el hielo y se cocina el aire.

  13. Con el ministro de Ruptura de los 25, ex-aliado (y presuntamente todavía aliado) del correísmo, la suerte está echada, Glas seguirá libre y casi todos percibiremos que hay un pacto Correa-Lasso. Lo peor, Lasso que no ha solucionado el problema de los hospitales del estado ineficientes y sin medicinas y la inseguridad en las calles y el desempleo seguirá bajando en su aceptación y abonando el camino del regreso del correato.
    Siento ser pesimista.

  14. No, no está preparado y cualquier acción que realice ya es tardía y el desgaste, acompañado de lo peor que puede experimentar un gobierno que es el descrédito, dejará en duda su accionar durante el largo tiempo que aparentemente falta para terminar su periodo.
    Pero también hay que mencionar el desgaste del correísmo-morenismo (que intentan diferenciarse) y bien sabido es que el aparataje propagandístico, con adaptaciones para el tercer mundo del creado por Goebbels, está a toda máquina para mantener la mentira del #falsoheroe se volverá verdad mientras lo repitan mil veces.
    A esta altura de la farra del correato-morenato en la que se incluyó a un nuevo invitado, no le conviene a Lasso la muerte cruzada y mucho menos a la marioneta que designe el correato. Lo que se viene es un tedioso y largo proceso de tira y afloja con supuestas peleas entre los que pactaron bajo la mesa, mientras el país se cae a pedazos y se baña en sangre inocente y otra no tan inocente también.
    ¡viva la pagtria!

  15. La salida que le queda al señor presidente del Ecuador es invitar a la selección nacional de fútbol a un almuerzo para felicitarles por su hazaña. Esta sería una manera de subir en los sondeos de opinión.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba