Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Iza lo volverá a intentar esta semana

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Algunos se preguntan qué quiere ahora Leonidas Iza. Se lo preguntan al enterarse de que llamó a partir de este lunes 13 a una movilización permanente que incluye acciones múltiples: bloqueo de vías, manifestaciones, paralizaciones, plantones… habrá que ver si esto deriva en saqueos, destrucción de bienes públicos, toma de edificios públicos o pozos petroleros. Para eso sus asambleístas -y otros miembros de Pachakutik- querían prohibir en la Ley de Uso Progresivo de la Fuerza que la Policía pudiera intervenir durante las manifestaciones. Como si el derecho a protestar fuera absoluto y no se opusiera a otros derechos cuando se ejerce en forma violenta. Porque los pobres, según Iza, tienen derecho a ser violentos. Y el Estado y la sociedad en general tienen que plegar ante esa violencia que para él es sagrada. Lo dice en el libro Estallido.

Iza es un político y es un populista de esos que todavía quiere hacer la revolución por la vía de las armas. No necesita, entonces, razones para estar eternamente pensando en cómo “agudizar las contradicciones del capitalismo”, o “aprovechar las condiciones objetivas” para proponer una sublevación popular. Esa es su tarea porque él se cree un revolucionario profesional. Lo único que requiere es un pretexto. Y pretextos, en un país pobre y con problemas como Ecuador, hay por montones.

En Octubre-2019 dijo que era el precio de las gasolinas. En realidad quería tumbar a Lenín Moreno. No lo logró. Ahora dice el desabastecimiento en salud, los cupos en las universidades, el costo de vida, la inseguridad, la corrupción, las privatizaciones (que solo están en su cabeza)… No importa. Lo que sea. La lista puede ser inmensa. Lo que en realidad quiere Iza, lo que querrá siempre, es tumbar el gobierno de turno, «con una medida de hecho muy contundente». Porque él es un caudillo trasnochado que sueña con repetir Octubre-1917 cuando el zar ruso se vio obligado a abdicar y los bolcheviques, por las armas y con Lenin a la cabeza, se instalaron en el poder. Y no lo soltaron.

Iza es un hombre terriblemente sincero en el libro que escribió con otros. Pero es un político terriblemente taimado cuando habla ante las comunidades indígenas y ante los micrófonos. Ahí juega a ser un indígena progresista con lista de reivindicaciones y con señalamientos de cómo el gobierno de turno no cumple con su palabra. Su mecanismo para manipular audiencias es pasmosamente sencillo: formula reivindicaciones que, en realidad, son parte de su proyecto comunista indoamericano (en el libro lo dice), pone fechas para que se cumplan y, amparándose en el incumplimiento del gobierno de turno, decreta movilizaciones para que se cumplan. Mientras tanto, él trata de pescar a río revuelto.

No solo manipula a la sociedad haciendo propuestas que sabe, de antemano, que en un buen porcentaje no se van cumplir. Hace que esas propuestas sean formuladas mediante “mandatos” de la Conaie. Como si esa organización gozara de un derecho de tutela sobre los gobiernos elegidos democráticamente. ¿Quién le otorgó ese poder a la Conaie y, en particular, a Leonidas Iza? ¿Acaso los presidentes elegidos democráticamente deben rendirles cuentas?

El juego democrático indica que si él o su organización quieren que sus propuestas sean seguidas por el conjunto de la sociedad, deben someterlas al escrutinio público en las urnas. Ahí el país decidirá si elige a Iza como el Robin Hood ecuatoriano que pretende ser.

Iza no es un demócrata. No cree en sus instituciones ni en las elecciones. Él cree en el cambio por la fuerza, por la violencia porque es leninista de corazón: conoce esa doctrina añeja y superada por sus pares populistas en la cual se inspira para usar los mecanismos democráticos del sistema con el único objetivo de “transformar la democracia burguesa en revolución socialista”. Y eso, que es un viejo principio de Vladimir Ilich Uliánov, llamado Lenin, es lo que aplica. Por eso cuando el ministro del Interior, Patricio Carrillo, desnuda su nueva intentona diciendo que la va a disfrazar de lucha social, él trastoca lo dicho y sin la más mínima vergüenza afirma que el ministro anuncia una represión contra la población civil.

Iza ni quiere cambios en las comunidades indígenas ni quiere reformas: él quiere, según su propia confesión, la revolución violenta para imponer el comunismo indoamericano. Muchos de los líderes indígenas, históricos o recientes, lo saben. No lo dicen públicamente. Saben que con Iza sus comunidades no solo que no han avanzado en sus reivindicaciones: se han distanciado más de la sociedad ecuatoriana en general que sabe, en alto porcentaje, que no es tumbando presidentes que el país cambiará. Iza lo volverá a intentar: desde este lunes.

Foto: El Universo. 

19 Comments

  1. «Sedición: Levantamiento de un grupo de personas contra un gobierno con el fin de derrocarlo.»

    «Rebelión: Delito contra el orden público, penado por la ley ordinaria y por la militar, consistente en el levantamiento público y en cierta hostilidad contra los poderes del Estado, con el fin de derrocarlos.»

    Según el Código Orgánico Integral Penal, la sedición será sancionado con pena privativa de libertad de uno a tres años.

    En Ecuador la rebelión está tipificada en el Código Integral Penal (COIP) y se da cuando una persona se alza o realiza acciones violentas que tengan por objeto desconocer la Constitución de la República o el derrocamiento del gobierno legítimamente constituido, siendo la pena de 5 a 7 años de cárcel.

    A confesión de parte, relevo de pruebas.

    Hace falta decir algo más?

  2. El problema de nuestro golpeado país son los Políticos…..ninguno impoluto, ninguno con un liderazgo sincero en que se base en Los Altos valores de ser humano:!transparencia, verticalidad, ética y el verdadero propósito de luchar como líderes por el bienestar general.
    El
    Dominio de chanchullo y la componenda, solo eso pueden explicar que a individuos que mancillaron Quito y al país , se les amnistie como gran hecho….
    Mientras tengamos el hedor de la clase política y La Fiscalia y la Justicia por temor o fuerte presión económica no sean
    Letalmente inclaudicables, los Ecuatorianos asistiremos impávidos a la repartición entre roedores de los bienes de la Republica!!!!!

  3. Y los maestros, alzados el sueldo… apoyan a este desfachatado conspirador (aunque son solamente sus dirigentes) ¿Y éste, los apoyó cuando hacían huelga de hambre?

  4. Iza ahora unido con quien que le dijo que es mejor que se regrese al páramo, más los pandilleros de UNES y unos cuantos lacayos indígenas de la Conaie, es es un conspirador atrabiliario.
    Seguro que pondrá como escudos a los pobres niños y a sus madres la cabeza de los protestantes, para que haya víctimas y así justificar su macabro intento de joder la democracia.
    Este coprófago debe entender que mal o bien la mayoría de ciudadanos queremos trabajar, con honradez y entereza, y que repudiamos a ese vago insulso como Iza y sus hueste que desean es caotizar el país. Iza no te expongas a la reacción popular. Ya basta de ignorantes politiqueros.

  5. Este Señor que en lugar de ayudar a la gente pobre que vive de su trabajo, quiere hundirnos en el caos, no sorprenderá a nuestro Quito. Hoy conocemos a estos personajes y estamos en pie para defender nuestra ciudad.
    Izquierdoso que quiere sembrar el caos, duelase por su pueblo, solo queremos trabajar, hoy no lo apoyaremos!

  6. Las autoridades de Gobierno y los órganos de seguridad deberían ya adoptar una serie de medidas radicales que impidan que este señor Iza y otros cuantos agitadores vuelvan a repetir los actos de terrorismo que se vivieron en octubre de 2019, caso contrario el país corre el riesgo de enfrentar una guerra fratricida, donde unos, bajo el slogan de lucha social y reivindicaciones populares, pretenderán desestabilizar el Estado e imponer un sistema de gobierno anárquico y dictatorial, ajeno a nuestros principios y convicciones democráticas.

    Otros tantos, para no ver afectadas sus propiedades y medios de producción, esta vez, amparados en el derecho que les asiste a defender su patrimonio, hoy ya no se limitarán a ver con impavidez como destruyen sus instalaciones y estarán dispuestos a dar batalla.

    Y claro, en medio de esas posibles confrontaciones estarán las fuerzas del orden, que hoy amparados en una ley que acaba de aprobarse, con mayoría absoluta, podrán reprimir los excesos, utilizando para ello armas no letales y letales que su «buen juicio» así lo establezca.

    Corolario de esta terrible aventura, un país destrozado y un agudizamiento de los niveles de crisis que agobia al pueblo en general. Señor Presidente Lasso, usted tiene la palabra.

  7. Eso pasa por no actuar con mano dura cuando estuvieron a punto de destruir la capital con Vargas y otros indignes mas.
    Cuando secuestraron a mujeres policías y que fueron manoseadas por la turba que las vigilaba, cuando intentaron asesinar a un periodista lanzándole una roca en la cabeza.
    Cuando incendiaron la contraloría que guardaba documentos comprometedores a Mameluco y su combo.
    Los gobiernos y fiscalía han sido muy blandos para sancionar y encarcelar a este fantoche y sus acólitos y claro, ahora los tenemos nuevamente a punto de protagonizar otros actos vandálicos …..YA BASTA !!!!!

  8. Iza está más perdido que gaviota en el páramo, y así quiere gobernar el país. Que el dirigente indígena y sus agnados y cognados, entiendan de una vez por todas que los ecuatorianos votamos por Guillermo Lasso y su propuesta, no por la suya. El gobierno debe actuar con mano dura. Ya basta de tanto abuso e irresponsabilidad.

  9. Hasta cuándo vamos a soportar a este instigador que en vez de sumar, resta ? La clase indígena necesita : salud, alimentación infantil, educación, sacar de la pobreza a familias enteras que salen a las ciudades a pedir caridad. Iza no soluciona ni entiende los poblemas, de fondo y forma, saliendo a las calles a destruir. Esto hay que parar. Los instigadores y destructores entienden por la razón o entienden por la fuerza pública porque nosotros, el común de los mortales, también tenemos derechos y deberes.

  10. Lo de octubre del 19 fue un ataque a la ciudadanía mestiza, en el centro del país y particularmente en Ambato, un intento salvaje de aniquilarla de hambre y de sed. Ciudadanía indefensa, pues sus autoridades se escondieron o no dieron la cara. Ahora quieren repetir la infamia. Creo que debemos unir fuerzas y plantear que en un estado de derecho, todos tenemos obligaciones y derechos. Es dentro de nuestra normativa donde debemos luchar por posicionar nuestras reivindaciones y pelearlas dentro de una confrontación de ideas y principios, civilizada. Debemos unirnos para hacer escuchar nuestros derechos, especialmente cuando no tenemos autoridades que nos defiendan.

  11. Yo creo que los ecuatorianos deberiamos formar un organismo de defensa a la democracia para parar a este indigena maquiavélico y a su grupo de serviles (Conaie y sus afines) que no entienden que la mayoria queremos vivir en democracia, que los presidentes elegidos bien o mal asi no nos gusten cumplan con su período presidencial. El pueblo dice: ¡Ya basta con esta gente!

  12. Ni el sombrero disimula sus dos dedos de frente. Si quiere comunismo que vaya a Cuba unos seis meses, pero a vivir como los pobres cubanos. SI tanto le gusta, que no vuelva, porque aca ya nos tiene hartos el tal Iza.

  13. De lo que se ve en obra, la contraloría esta ya Próxima a ser habilitada, será que este «señor» de nueva cuenta ya tiene donde volver a echar piedra, puño y patada a este edificio?
    Mientras haya o se pretenda desde cualquier lado,, imponer visiones o proyectos personales a la fuerza y cualquier costo. Este país irá de tropiezo en tropiezo, sin converger en acuerdos mínimos. Ejemplo de esto son:asamblea, justicia, consejo de participación, municipio, gobierno y un etcétera.
    !Hasta cuando !

  14. Ya cansa éste instigador malévolo y sin estar en la cárcel todavía..Que espera la justicia en condenar a éste fantoche? Si la policía se hace de la vista gorda otra vez, pues seremos nosotros que nos vamos a encargar de él..Ya basta de amenazas y que ni se le ocurra destruir al centro de Quito como ya lo hizo…Hasta cuando a éste chalado..

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba